Home

Héroes alfabéticos

29 octubre 2008

1. Ya están aquí.

Pues sí. Pues ya están aquí, encima de la mesa. Mi libro titulado Héroes alfabéticos ya está encima de la mesa. Que yo sepa aún no está distribuido. Supongo que estará en las librerías a principios de noviembre. De momento lo anuncian ya en la página de novedades PUV, según me informa Francisco Fuster. En el momento de escribir estas líneas no sobrepasa la decena el número de personas que tienen este libro.  

¿El subtítulo? Por qué hay que leer novelas. Ese subtítulo no figura en la cubierta, sino en la portada del volumen. Allí, al frente, destaca, por encima de todo, esa caricatura de Boris Karloff que ustedes ven: un retrato del monstruo de Frankenstein realizado por Monigote.

Cada capítulo está encabezado por una viñeta dibujada por él, un motivo escueto que mejora sustancialmente el resultado del volumen, su presentación. En la contracubierta, un breve texto anuncia los contenidos. Dice así:

 Los personajes literarios nos ayudan a pensar en los otros. Son nuestros héroes alfabéticos: por delegación nos muestran qué deseamos o qué tememos. Con ellos vivimos e incluso hablamos: forman una populosa demografía de tipos admirables o ruines con los que tratamos.   Este libro empieza con los Adúlteros de novela y acaba con los Vampiros de cuento: de Bovary a Drácula. Los capítulos son ensayos ordenados alfabéticamente: una crónica personal, la del historiador que lee ciertas novelas como documentos culturales. Sin duda se trata de un elenco subjetivo, aunque no arbitrario: además de los Vampiros y los Adúlteros, también pasan por aquí los Espías, los Licántropos, los Monstruos, entre otros. Viven en algunas de las novelas que más nos han conmocionado, aquellas que expresan un contexto al tiempo que lo rebasan. Ese hecho los convierte en materia de historia cultural, pero también en objeto de disfrute. 

2. Un ejemplo tratado en Héroes alfabéticos: los Marcianos.

En estos días finales de octubre de 2008 celebramos el septuagésimo aniversario de la emisión radiofónica de Orson Welles titulada La invasión desde Marte (1938), inspirada en la novela La guerra de los mundos (1898), de H. G. Wells. El dibujo de Monigote que reproducimos en el libro es minimalista y en sus trazos el autor prescinde básicamente de las descripciones literarias de 1898 y 1938. Por eso recrea dicha figura a partir del imaginario de posguerra, el del extraterrestre de Roswell (Nuevo México) en 1947. ¿Qué digo de los marcianos en el capítulo que les dedico en Héroes alfabéticos? Tendrán que esperar… Veamos, de todos modos, cómo se describía al marciano en las obras precedentes. 

El narrador de La guerra de los mundos (1898) retrataba así a los marcianos:

Los que no hayan visto un marciano vivo, se imaginarán difícilmente el horror extraño de su aspecto, la singular boca en forma de V con el labio superior puntiagudo, la ausencia de barba por debajo del labio inferior, que es una especie de rincón, el temblor incesante de esta boca, el furioso, el gorgóneo grupo de los tentáculos, la tumultuosa respiración de los pulmones en atmósfera distinta a la habitual, la pesadez y el esfuerzo notorios de los movimientos, debidos a la mayor gravitación de la tierra y, sobre todo, la extraordinaria intensidad de los ojos inmensos.

Por su parte, el locutor de La invasión desde Marte (1938) los describía así:

¡Dios mío, algo acaba de salir reptando de la sombra! ¡Es como una serpiente gris! Ahora aparece otra, y otra. Parecen tentáculos. Ahora puedo ver el cuerpo de la cosa. Es grande como un oso y brilla como el cuero mojado. Pero esa cara… es… Es indescriptible. Tengo que hacer un esfuerzo para seguir mirándola. Sus ojos son negros y brillantes como los de una serpiente, la boca tiene forma de “V”, y de esa abertura sin labios que parece estremecerse y palpitar, brota un líquido semejante a la saliva. El monstruo, o lo que sea, se mueve con dificultad. Es como si cargase con un gran peso… pero tal vez se deba a la gravedad, o algo parecido. La cosa se yergue.

3. Presentación de Héroes alfabéticos. La presentación del libro en sociedad  tendrá lugar en la Casa del Llibre, de Valencia, el día 26 de noviembre. Es decir, prácticamente dentro de un mes. Ya les confirmaré fecha y hora, y ya les anunciaré quién nos acompañará esa tarde. De momento quedan todos ustedes invitados. Al finalizar el acto, la Casa del Llibre acostumbra a obsequiar a los presentes con una copa de cava… o dos. Más no se puede.

Confirmado: miércoles 26 de noviembre, a las 19:30 horas en la Casa del Llibre, de Valencia.

4. El autor. Pues sí, aquí me tienen. Nuevamente, Monigote me saca un retrato. No salgo muy favorecido, la verdad. Se me ve añoso y algo cansado, con sombras y arrugas, con pliegues sobrantes, fláccidos, y  con unos ojos penetrantes aunque ya extinguidos. Menos mal que me mejoran los anteojos que luzco: me dan un porte elegante que, de natural, no tengo. La instantánea se tomó hace meses, después de horas de lectura y escritura, justo cuando acababa el capítulo dedicado a los monstruos. El retratista me decía que me iba pareciendo a mi objeto, que me iba reflejando. Me pareció una exageración, por supuesto. Sin duda la suya era una percepción errónea: fruto de las envidias creadoras. Yo, aquí, sólo veo a un tipo de mirada fija y algo demente que parece estar mordisqueándose las uñas, en espera de la aprobación que no llega.

——————

A. Blogosfera:

-Pasajes. Revista de pensamiento contemporáneo, núm. 27 (otoño de 2008) en Grafosfera

-El arte de manejar las impresiones (4 de junio de 2008). “…Las imágenes más frecuentes que hemos contemplado en la campaña de Barack Obama nos presentan a un candidato en ciernes: recién rasurado, recién planchado, siempre impoluto, con aspecto descansado y animoso, con un toque kennedyano. De hecho, el sastre y los asesores que lo visten han acentuado ese aspecto. Parece salido de una película de los años sesenta. Los ternos son de buen paño, por supuesto oscuros, perfectamente cortados y abotonados, con excelente caída para un cuerpo delgado, alto, incluso filiforme. Piénsenlo bien: con una mano en el bolsillo del pantalón,  no habrá varón más elegante que aquel que sepa moverse vistiendo una americana con el talle exacto, sin estrechuras, al modo en que lo hacía Cary Grant en las películas de Alfred Hitchcock”. Leer más, leer otra vez.

—————————–

 B. Hemeroteca:

Última Hora: -”Napoleón ha muerto“, El País, 30 de octubre de 2008, artículo de Justo Serna en El País.

-Expertos internacionales debaten en Gandía los hechos de 1808, El País, 30 de octubre de 2008.

About these ads

38 Responses to “Héroes alfabéticos”

  1. Ana Serrano Says:

    ¡¡¡Enhorabuena!!! Pavlova se une pero, a estas horas, ya ve tantas letras en el teclado (todas dobles) que le es imposible escribir, pero está brindando a dos mános a su salud y por el éxito del libro; asegura que irá a la presentación y que llevará su propia botella de champagne (es rusa y no toma cava) porque ella con dos copas… Además es que las rompe, tirándolas por detrás de su cabeza, y no es plan. Haré lo posible por atarla en casa el día 26 de noviembre.

    Un abrazo, Justo, para usted y para Monigote y cia.

  2. Pavlova Says:

    Se habrá creído esta estúpida que me puede censurar. ¡¡¡MIL FELICIDADES!!! hip.

  3. Miguel Veyrat Says:

    Hip, hip, Hurrah!!!!

    Sin embargo, no deja de conmoverme la rapidez con que pasamos de muerte a vida y viceversa. Los últimos comentarios y citas de Epicuro y Spinoza me han impresionado, pero sobre todo el comentario de Arnau, médico y caballero de la vida en lucha continua en lid perdida de antemano… Honor los hijos de Hipócrates, Galeno y Paracelso.

  4. jserna Says:

    Pasamos de la muerte a la vida, en efecto, Miguel. Fíjese que la imagen que está en la cubierta de mi libro (¡parezco Umbral!) es el monstruo de Frankenstein, un tipo hecho de restos muertos, de trozos de cadaveres, ya sabe. La mirada penetrante y apagada es a la vez muy semejante a la que se me ha quedado tras la instantánea que me ha hecho Monigote y que reproduzco en el apartado “4. El autor” de este post. Nos vamos asemejando a lo que escribimos, como nos vamos pareciendo a la figura que sostenemos en público, a esa máscara que nos protege. Yo siempre he dicho que de tener la posibilidad de reencarme, prefiriría hacerlo en el cuerpo de Cary Grant (incluidos sus ternos). Veo que no me parezco a él. No tengo su porte distiguido. Cómo voy a tenerlo si mi señor hijo insiste en que soy un calco del monstruo de Frankenstein.

  5. Marisa Bou Says:

    ¡Le veo tan feliz por haber parido de nuevo, que me muero de envidia!

    Es usted un verdadero monstruo. Un monstruo de la productividad. Un monstruo del tesón y la constancia. Un monstruo de…

    ¿Pero qué hago yo llamándole Monstruo? ¿Habráse visto? ¡Hay que ver lo que son los celos… :-)

    A esto lo llamo yo empezar el día con alegría. Sin embargo, nuestra querida Pavlova lo va a empezar con una resaca del copón.¡Ups!

  6. jserna Says:

    Gracias a Ana Serrano, Pavlova y Marisa Bou. ¡Hips!

    Pero no me feliciten. Lean, lean las descripciones de los marcianos –que arriba reproduzco– cuando estamos a punto de celebrar el septuagésimo aniversario de La invasión desde Marte.

  7. Miguel Veyrat Says:

    Sí, Justo, pero no me cojas el complejo de Dorian Gray, no eres ni tan malo ni tan viejo.

    Os dejo la historia, haciendo un poco de flash-back en los post, de quien yo creí un marciano hasta que he leído su descripción de la “Crata Revolución” que nos aguarda; por Tutatis, que dicen Alejandro y Astérix: ¡Un Ybarra, nada menos que un Ybarra apostando por Obama! ¿¿¿Aún queda una esperanza en la burguesía española???:

    http://www.elconfidencial.com

  8. Isabel Zarzuela Says:

    ¡Felicidades Justo!¡Felicidades Monigote!

    Soy de las pocas privilegiadas que ya tienen a mano el libro, pero no me han dejado siquiera ojearlo, pues otros se me adelantaron en su lectura… poniéndome, además, los dientes largos con comentarios excelentes y alguna carcajada que otra…
    Ay! tendré que esperar.

  9. Angel Duarte Says:

    Muchas felicidades. Me será imposible asistir a la presentación, como me lo está siendo intervenir en las discusiones. He depositado todas mis esperanzas de una vida normalizada en el próximo mes de febrero.
    Para el camino me queda la lectura de los archivos y enviaros, de vez en cuando, un saludo entusiasta.

  10. jserna Says:

    No se preocupe, sr. Duarte. La presentación, ya digo, será dentro de un mes y quienes puedan asistir serán obsequiados con cava y con los parlamentos breves de los comparecientes. Habrá debate.

  11. Pavlova Says:

    No, querida Marisa, nada de resaca. Aún en la cama se da usted un chupito de vodka (o algo similar) y mano de santo. Je, je, a hacer barra para mantener el glúteo prieto.

    Volviendo a lo de siempre, no haga usted caso de su hijo, Justo, que seguro que está queriendo “matar al padre” :-)

  12. Juan Planas Says:

    Mi más sincera enhorabuena, Justo:-)

  13. jserna Says:

    Gracias, Juan. Muchas gracias. Tendrá noticias…

  14. Ana Peris Says:

    Enhorabuena, Justo.
    Cuando estaba preparando el trabajo para “Hª y Cultura Contemporánea” mi compañera Carmen me paso el capítulo “Adúlteros” de tu nuevo libro, que le habías hecho llegar para su trabajo sobre ‘Madame Bovary’.
    Lo leí y me pareció delicioso, sobre todo la reflexión anterior que haces antes de empezar a hablar sobre ‘Eyes Wide Shut’, cuando dices “Mirar con lubricidad a la esposa o al esposo…. Me encantó.
    Espero poder leer pronto tu libro y poder asistir a la presentación.
    Un saludo,

  15. Paco Fuster Says:

    Me sumo a la felicitación generalizada a los autores -Justo y Victor- del texto y las ilustraciones.

    Hace poco leí el prólogo de un libro de la autora argentina Beatriz Sarlo. Me gustó mucho una cosa que decía en la primera página. Decía que la escritura de todo libro es un ejercicio de envidia; que todo libro nace como reacción o necesidad del autor tras la lectura de un libro que le ha impresionado positivamente, provocando su deseo de emular al otro autor, al que le ha inspirado envidia con su escritura.
    Me gustó mucho como lo dice esta autora y estoy de acuerdo con ella.

    No sé si será el caso de “Héroes alfabéticos”. A mi cuando me explicó Justo la idea del libro, me vino -y me sigue viniendo- a la mente, la imagen de los bestiarios medievales o incluso de los bestiarios escritos por célebres escritores latinoamericanos, como ese “Manual de zoología fantástica” borgiano. Si veo una cierta relación.

    Aprovecho también este comentario para dar nuevamente las gracias (por la modesta parte que me toca) a nuestro amigo Antonio Castillo -responsable del blog “Grafosfera”, por colgar la notícia de la aparición del último número de la revista “Pasajes”.

  16. Kant Says:

    Bravo, don Justo, y permítame que apostille, ¡ya era hora!… ¿Sería mucho exigirle que nos dijera para cuando el trabajo sobre el sr. Gramsci que hizo al alimón con don Anaclet Pons y que seguimos esperando ansiosamente?

    Me veo en la obligación de volver a felicitar efusivamente a don Monigote. Y me refiero a la imagen que sale en el capítulo 4 de su “post”. Nunca más oportuno el momento de captarlo: cuando escribía sobre monstruos; y nada más acertado: es una perfecta mixtura entre el monstruo de Frankenstein y el intelectual preocupado, entre el personaje literario y la persona real.

    Mientras esperamos la lectura de la obra, quisiera sumarme a las apreciaciones de los srs. Veyrat y Serna sobre la sucesión, aparentemente chocante, de temas de vida y muerte cuando, a la postre, no son sino la misma cosa en distinto momento. De hecho, me quedé muy meditabundo con lo que, precisamente, señala don Miguel de la última intervención de don Arnau Gómez en el anterior “post”. Así, que si no les importa y sin necesidad de volver a aquel, precisamente por estar en este, les trasladaré – especialmente a ud, don Arnau – mi propia visión de ese tema.

    Dice don Arnau: “Pero mi pelea contra la Muerte (así con mayúsculas) es diaria, horaria…Y sé que siempre perderé esa lucha. Siempre. ¿Hay algo más frustrante que saber que tienes la lucha perdida de antemano?”.

    Si parto de considerar la vida y la muerte inextricablemente vinculadas, retroalimentarias, incluso, más, una sola cosa creo que no me puedo plantear la muerte (o la Muerte, así con mayúsculas) como un descerebrado “marine” de los EE.UU. de A. va a la guerra; ni siquiera aunque fuera el caballero Antonius Blovk recién llegado de las cruzadas. Ud. don Arnau no pierde ninguna lucha, ayuda a las personas.

    Diaria, horariamente, ud se esfuerza por dar felicidad (o Felicidad, así, con mayúsculas) a quien sufre. Puede sentirse impotente a la hora de no poder dar más de la que da, lógicamente, es una insatisfacción que humanamente le honra pero, racionalmente, si ud poseyera el poder de negar a la existencia su cese y transformación (detener a la Muerte, vaya, derrotarla) ¿se atrevería entonces a decidir a quien se la negaba y a quién se la aplicaba? o ¿acaso permitiría que nadie muriese?… ¿imagina el despropósito para la vida, la inviabilidad para el mundo? Sería absurdo que ud “ganara” a la Muerte. La Madre Naturaleza es sabia. Por eso creo la Muerte y a humanos que se esfuerzan porque otros humanos no padezcan cuando el Dolor les acomete, como ud. Y eso, caballero, no puedo catalogarlo como frustrante, al revés, es una suerte para la humanidad.


  17. ¡Muchas felicidades! Intuyo que ese alfabeto será un escelente punto de encuentro con nuestros héroes favoritos y también una oportunidad de mirarlos de otra manera, a través de otros ojos. Quién sabe si aún los admiraremos más… Un abrazo.

  18. jserna Says:

    Gracias por las felicitaciones. Pero no sigan que me resulta embarazoso.

    Si me permiten quisiera sumarme enteramente al elogio de Arnau Gómez que hace Kant. Lo suscribo, ya digo, de principio a fin. El Sr. Gómez lucha bravamente contra la enfermedad y la muerte, poniendo en ello toda su inteligencia, toda su experiencia y todo su saber técnico.

  19. Alejandro Lillo Says:

    Completamente de acuerdo con el comentario de Justo y, por tanto, con el del señor Kant. Cuando uno da todo lo que tiene no se le puede pedir más. Bastante hace usted ya, don Arnau, bastante ha hecho.

  20. Paco Says:

    felicidades serna? ya veremos!!!! no pienso gastarme un duro en tu libro

  21. Arnau Gómez Says:

    Quiero primero felicitar a D. Justo. Es usted inmortal.Ha sido padre, ha escrito varios libros y aunque nunca lo ha dicho, ha plantado un árbol,por lo menos.Ha hecho todo lo que se pide para alcanzar la inmortalidad, esa inmortalidad que la Humanidad desea y que no puede alcanzar por los atinados motivos que expone D. Kant y que ha servido para que estafadores,disfrazados de falsos profetas, hayan vendido a los humanos diversas formas de conseguirla, cuando lo único que pretendían era conseguir tenerlos subyugados.
    Segundo.Muchas gracias por las palabras elogiosas que me han dedicado.No es falsa modestia, que es la mayor inmodestia como todas las cosas falsas, si digo que no las merezco.Solo puedo decirles que lo que haya hecho, ha sido porque me parecía que decía hacerlo y además me gustaba intentarlo.
    Tercero.La Vida no está en las manos de nadie. La Muerte estála alcance de cualquiera.Algún día podemos entablar un debate sobre la eutanasia,que parte desde el principio de otra falsedad. No hay una buena muerte.

  22. jserna Says:

    Por Dios, Arnau, se lo pido: no me diga eso de inmortal. ¡Parezco un personaje!

  23. Arnau Gómez Says:

    La inmortalidad la consigue el ser humano con sus obras (las buenas o las malas)

  24. jserna Says:

    Últimas noticias:
    Napoleón ha muerto“, El País, 30 de octubre de 2008, artículo de Justo Serna en El País.

    Véase sección Hemeroteca del post.

  25. Isabel Zarzuela Says:

    Buen concepto y buena definición la del “aguirrismo histórico”, Don Justo.
    Qué manera de manipular, qué perversión…

  26. Miguel Veyrat Says:

    Algunos medios llaman ya a Aguirre, “La goebelesa”. De Joseph Goebbels, por si alguien o lo entiende, que curiosamente ayer celebraba su 101 cumpleaños, y el de sus once principios básicos, entre los que están, por citar algún ejemplo:

    - El Principio de simplificación y del enemigo único:
    Adoptar una única idea, un único símbolo. Individualizar al adversario en un único enemigo.

    - El Principio de la transposición:
    Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

    - El Principio de la vulgarización:
    Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

    - El Principio de orquestación:
    La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

    - Y, sobre todo, el Principio de la silenciación:
    Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

    Sí, en efecto, el “aguirrismo-goebelismo” es histórico. Pero tiene sus precedentes, por ejemplo en el fundador de su partido Manuel Fraga, cuya jefatura nacional de FET silencia su biografía “autorizada”.

  27. Fran Says:

    No me gustan las novelas o sea que no creo que lea Los héroes alafabéticos. Otra vez serà.

    Me interesado lo que escribe sobre el “Aguirrismo”. Pero aqui exgeran. Decir en este “blog” que existe el aguirrismo-goebelismo es una barbaridad. Lo diga quien lo diga.

  28. Alejandro Lillo Says:

    Camps (Presidente de la Comunidad Valenciana) viene lanzando, desde hace unos meses, una campaña reclamando el gobierno más dinero para la Comunitat, pues considera que la inmigración y el incremento de la población han aumentado los gastos autonómicos. Apliquemos los principios básicos de los que habla don Miguel a este caso concreto:
    – El Principio de simplificación y del enemigo único: Camps viene repitiendo que lo que desea es que Alarte, como máximo representante del PSPV-PSOE, deje de ser socialista y defienda, por una vez los intereses de la Comunidad y, por tanto, de todos los valencianos. Con esta afirmación Camps se convierte en el único ser capacitado para decidir cuáles son los intereses de los valencianos y todo el que difiera de sus opiniones está actuando contra la ciudadanía.
    – El Principio de la transposición (Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan): Camps, un momento en el que el tema de la educación (en especial la Educación para la Ciudadanía) está adquiriendo tintes muy problemáticos, por no hablar de la sanidad y la escasez de dinero que tiene la Generalitat, lanza esta ofensiva contra el gobierno central para achacar todos los problemas que tiene la Comunitat a la insolidaridad de Zapatero. La realidad es que el Gobierno ya ha transferido, por ejemplo, todo el dinero que le correspondía por la Ley de Dependencia (que el PP valenciano manipula y dedica a otros quehaceres) y por la Ley de Violencia de Género, dinero que está en las arcas de la Generalitat y que hasta ahora y que yo sepa, no ha sido trasferido a los pueblos que lo necesitan.

    - El Principio de la vulgarización: Si observan la campaña mediática del señor Camps verán que en la calle se han colocado numerosas vallas publicitarias con un lema parecido a lo que sigue (cito de memoria): “Uno de cada cinco valencianos no cuenta para Zapatero. Uno de ellos podrías ser tú”. ¿Se puede concebir mensaje más simple? Pero si analizan la valla seguro que encontrarán más sorpresas. En la publicidad, con fondo blanco, aparecen cuatro personajes al fondo y un quinto, traído al primer plano, aparece tachado con una cruz (roja, por supuesto). Todos están muy serios, como enfadados. Las cuatro personas del fondo son (creo recordar): una niña de unos 8 ó 9 años, un anciano y un hombre y una mujer como de mediana edad. El quinto en discordia, el que aparece en primer plano, es un chico joven, activo, guapo, a la moda, y muy muy serio. Ese chico representa el potencial votante del PSOE. Está claro que los publicistas y propagandistas del PP valenciano no tienen un pelo de tontos. ¿Pero saben lo mejor? Que en la Comunidad Valenciana no hay inmigrantes, que todos los personajes o estereotipos que aparecen en la publicidad son “valencianos”, “españoles”, nada de sudamericanos, ni negros, ni europeos venidos del este. Recuerden el lema: “Uno de cada cinco valencianos no cuenta para Zapatero. Uno de ellos podrías ser tú”. La cosa está bastante clara, ¿no?

    - El Principio de orquestación: esta ofensiva se repite por doquier, no tienen más que seguir las noticias valencianas bien por la prensa, bien por la radio, bien por la televisión: que si Camps se reúne con Aguirre (¡qué coincidencia!) para hablar de la financiación, etc… Yo creo que llevan por lo menos un mes (si no más) repitiendo lo mismo a todas horas, en todos los sitios y aprovechando todos los actos: Zapatero no da dinero a la Comunitat Valenciana porque no quiere a la Comunitat ni a los valencianos, y el PSPV-PSOE va tras su estela, por lo que tampoco quieren a los valencianos y bla,bla,bla.

    - Y, sobre todo, el Principio de la silenciación: Es evidente, los que vivimos en valencia ya conocemos cómo funciona esto. Sólo pondré un ejemplo, que me alargo demasiado: en las últimas elecciones María Teresa Fernández de la Vega era la nº 1 de la Comunitat Valenciana. Bien, pues no logró, pese a todo su empeño, ser entrevistada por Canal 9. Ella creía que lo de Telemadrid era muy fuerte, pero se quedó alucinada con la actitud y la manipulación de la televisión autonómica valenciana. Las malas noticias simplemente no existen en la Comunidad Valenciana. Nuestros políticos del PP buscan el interés de “todos los valencianos”, defendiendo los intereses de “todos los valencianos” y beneficiando a “todos los valencianos”. El resto es gentuza que no es valenciana ni es nada y que son los generadores de todos los problemas: son incompetentes, partidistas y egoístas.

    Visto lo visto no me diga, amigo Fran, que el aguirrismo-goebelismo es una barbaridad. Acepto que no le guste el nombre, que le parezca demasiado radical, de acuerdo. Pero lo cierto es que esa manipulación existe. ¡Salut!

  29. Marisa Bou Says:

    ¡Querido Alejandro! En absoluto me parece larga tu intervención. Por el contrario, me parece un ejercicio de síntesis acertadísimo.

    1.- Demuestras a la perfección la teoría de los principios básicos expuesta por Veyrat (¡muy bien, don Miguel).

    2.- Haces una correctísima interpretación de la desafortunada campaña publicitaria del PP (que los dioses nos protejan).

    3.- Das respuesta contundente al regüeldo fachendoso del incalificable Fran (¿Paco?).

    ¡Salut, company!

  30. Miranda Says:

    Espero comprar ese libro pronto.
    Impactante el dibujo, da un poco de miedi.

    Geniales las intervenciones mencionadas.
    Da gusto leerles.

    Beso.

    M.

  31. Miguel Veyrat Says:

    Besos, Mirandica, he de pasarme por tu zulo.

  32. Kant Says:

    Me exime ud, don Alejandro, de hacer lo que pensaba. Afortunadamente se me ha adelantado porque lo ha hecho mejor que yo lo hubiera podido hacer. Consecuentemente, coincido en ello con ud y, claro, con don Miguel.

    Sépase, por mi parte, que esta cuestión que apunta el sr. Veyrat lejos de ser un anacronismo infecundo o una exageración infundada es una propuesta acertada y contrastable. He recomendado reiteradamente la lectura del “Diario” del sr. Goebles porque es un autor fecundo y tremendamente inteligente. Ese tipo de argumentación y planteamiento que nos sintetiza don Miguel las hace don Paul Joseph, bastantes años antes de que se inventara el “marketing” político y, sin embargo, poco ha tenido que añadir esta disciplina a lo que las reflexiones y la práctica del intelectual nazi (y no, no es un oxímoron) ponene en negro sobre blanco.

    Como infundado me parece, antes bien, que doña Esperanza Aguirre tuviese capacidad para leer y entender al alemán. Eso sí. Es mujer obediente y de luces limitadas. “Alguien” le ha dado el papel y le ha dicho qué decir. Y ella dice y hace. Habría que buscar a ese “alguien” en los círculos aznarianos de Valladolid. “Alguien” que leyese al autor de marras, lo reinterpretase a la luz de la actualidad y consiguiera crear con ellas ideas sencillas para las mentes sencillas que, un día, desembarcaron en el Partido Popular dispuestos a refundarlo y lo lograron a despecho de don Manuel Fraga, su promotor.

    Ya he señalado en más de una ocasión el substrato extremista de FAES y su torpe presunción de aparecer como “liberal”, justo la etiqueta democrática con la que se empeña en vestirse la sra. Aguirre. Y es que, cuando ellos/ella hablan/a de “liberalismo” lo entienden como el FPO – el Partido Liberal de Austria, según el sesgo que le dio en su momento el neonazi Jörg Haider (q.d.e.p.) – no el del sr. Blanco-White (por poner un ejemplo de liberal español). Si los periodistas rascasen por ahí, algo obtendrían, seguro.

  33. Arnau Gómez Says:

    Agradezco mucho que D. Miguel y a D. Alejandro nos hayan dejado las ideas tan claras. Ya D. Kant,que ha puesto la guinda,señalando con el dedo al “think tank” de los “líderes” del P.P.En otros post se hablaba de la expresión fotográfica,¿Han visto el parecido de cierto personaje,aunque ahora se haya cortado el bigote, al tiempo que se dejaba crecer la melena, con otro personaje,nefasto para la historia de la Humanidad por sus barbaridades?.Contaba ese tipo con un conjunto de ideólogos que consiguieron alienar al pueblo alemán,hasta el punto que fueron ciegos,sordos e incapaces de juzgar a los dirigentes que masacraron muchos compatriotas, a muchos seres indefensos, solo por el mero hecho de que eran indefensos.¿Se imaginan que hubiera pasado si ganan la guerra?.
    Y hecha esta pregunta afirmo que es que es mucho más fácil acabar con las malas hierbas en cuanto nacen o, mejor,eliminando sus semillas, antes de que invadan los campos sembrados de buena cosecha que cuando ya están crecidas.
    Por eso no se pueden hacer concesiones como las que hizo Chamberlain.Aunque Churchill no es mi ídolo polítco,creo que acertó cuando no se quiso arrodillar ante los nazis.

  34. Alejandro Lillo Says:

    Sí, don Miguel, ¡por Tutatis! ¡Espero que el cielo no caiga sobre nuestras cabezas! Utilizo la expresión de Asterix, porque a veces este blog parece una pequeña aldea… rodeada de romanos por todas partes. Por eso me alegra – muchas gracias Marisa – que les haya gustado mi aplicación práctica de lo dicho por Miguel.
    Sin embargo, yo quería compartir con ustedes otra cosa. Si me lo permiten…

    Mientras escribo estas líneas estoy en mi casa, a resguardo del frío y el viento que azota a estas horas Valencia. En una pequeña habitación, calentita y acogedora, tecleo muy despacio las palabras que ustedes leen y de quienes tan próximo me siento. A mis espaldas, una estantería que ocupa todo lo largo de la pared me reconforta. No es tan impresionante como la del señor Kant, pero no desmerece, y me siento muy orgulloso de ella. La pequeña lámpara de la salita crea sombras difusas en la habitación y el silencio es total. Frente a mí destaca, por encima de la pantalla del ordenador, una preciosa panorámica del foro romano, motivo constante de inspiración y deleite. A su izquierda una impresora que no funciona me recuerda cada día lo mal que me llevo con la tecnología y, a la derecha, apoyado de lado en el suelo, un póster de “El beso”, de Robert Doisneau, aguarda paciente a que mi pareja a yo le encontremos ubicación. Por cierto, ella es una persona maravillosa a la que quiero con locura (¿cuánto se puede amar a una persona?)

    ¿Por qué les cuento esto, se preguntarán? Pues porque este escrito les llegará en breve vía Internet. Sí, amigos míos, ya he instalado en casa el dichoso aparatito. Agárrense los machos que allá voy. Estoy contento y quería compartir mi alegría con ustedes. Ahora ya conocen algo más del lugar desde donde les escribiré la mayoría de las veces, ahora conocen una pizca más de mí.

    Saludos a todos y muy buenas noches.

  35. jserna Says:

    Bienvenido, Alejandro. Un abrazo, J.

  36. Miguel Veyrat Says:

    Maravillosa fotografía, creamos que “robada” al tiempo en su paso, como afirmaba su autor y las envidiosas rapaces le disputaron. Por Tutatis, ha hecho usted lo que esperaba, aplicarlo a ese retorno a la barbario a que asistimos en nuestro triste país. Uso mucho, y no porque me crea un maestro o chamán cosechador de muérdago, sino a menudo el bardo de la aldea que no quiere que le manden callar a golpes de fémur de jabalí y por eso emplea discretamente la mayéutica proponiendo un tema sin desarrollar para ver luego el milagro de la discusión desarrollarse, los trazos de la canción. Y a veces, sí, me atrevo a entonar una que otra con el agrado de escuchar sus complacencias.
    Nos acordaremos de su claroscuro y su biblioteca al leerle, y también de su corazón palpitando al escribir, mucho y muy denso y claro a un tiempo. Inasequible al rebuzno paquítico.

  37. Kant Says:

    Genial, don Alejandro, por su acceso a la tecnomodernidad y por ser amado (que amar es muy fácil).

    Es curioso como se hilan los temas… La última intervención de don Arnau sembrando la inquietud con ¿y si “ellos” hubieran ganado la guerra? se me vincula con los relatos de historia-ficción en la que plantean sociedades en las que “ellos” sí ganaron la guerra. Lo más preocupante de esas propuestas es que, salvo obras muy torpes, en general presentan una sociedad europea o incluso mundial, “años después”, no muy diferente a la actual. Lo más significativo de la diferencia entre nuestro ahora y ese ahora literario es que éste aparece desprovisto, o con una feroz represión, de/hacia “razas inferiores” y/o de librepensadores. Vaya, “mutans, mutandis” un mundo sin emigrantes (lo extraño de fuera) y sin izquierdas (lo extraño de dentro).

    No veo, pues, muy desencaminado el prodigio de la reencarnación castellana del autriaco. Obsérvenlos tal como sugiere el sr. Gómez: la misma estatura entre ambos; el semblante tan evocador uno del otro, su mismo amor-odio por el bigote (digno de psicoanalista); las formas de los dos pretendidamente marciales, aunque no pasen de lo torpe; su vocecilla impostada para aparentar una dureza que, a todas luces, su cuerpo fibroso pero pequeño no da; su mismo coeficiente intelectual; su discurso común a favor de la “modernidad”, la “tecnología”, el “nuevo orden”… según su pintoresco entender, claro; su inteligencia torva; su egolatría… y la misma visión del Paraíso: ese mundo literario sin “extraños”.

    Y, a la postre, los héroes alfabéticos, resulta que son, todos ellos “extraños”, gentes de “fuera”, de “lejos”, de pensamientos alternativos, diferentes, provocadores… justo lo más aborrecido por el orden estático de los fascismos – como aquel germánico de los 30 – y por la derecha… mmm… “extremadamente” conservadora.


  38. [...] pero era también un juicio habitual en el escritor. Quizá, por eso, el capítulo que le dedico en Héroes alfabéticos es el menos complaciente… No [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.006 seguidores

%d personas les gusta esto: