Clifford Geertz, in memoriam

geertz1.gif  A Clifford Geertz le debo muchas cosas, muchas cosas aprendidas. Mirar el mundo, no darlo por supuesto, sentirlo extraño:  y, a la vez, mirarlo con intención de iluminar ese fragmento, ese trozo de realidad siempre parcial, una respuesta local en el que se distinguen inquietudes o preguntas universales. Su célebre estudio sobre la Pelea de Gallos en Bali (la teatralización del espacio, la dramatización de los comportamientos, la ritualización de las  relaciones…). Esa enseñanza –que hoy nos parece obvia— es una lección que Geertz difundió a principios de los años setenta. La antropología se benefició de sus  hallazgos, que eran sobre todo modos de examinar lo aparentemente obvio o lo aparentemente raro. Las cosas no son tan extrañas ni son tan evidentes. El mundo es un espacio denso que puede ser descrito, lleno de convenciones, de claves, que los individuos deben aprender a descifrar para poder intervenir. Este énfasis en el significado fue un legado que Geertz aprendió de Max Weber. Y de ambos llegó a mí, el penúltimo epígono. Nunca podré  agradecer suficientemente esas enseñanzas, modos de averiguar cuáles son los valores con que se rigen nuestros antepasados o cuál es la axiología con que nos conducimos hoy, aquí o en Bali. Es probable que a muchos les resulte desconocido, pero Clifford Geertz es, probablemente, uno de los etnólogos de los que más podemos  aprender, además de abastecernos con su guasa e ironía. ¿Por qué no buscan sus libros? Me lo agradecerán. Que se haya muerto no significa que no estén vivas sus enseñanzas. No me resigno, no. Tenía la edad de mi padre. La misma.

————– 

Ensayo de JS sobre Clifford Geertz

Artículo de JS en Levante-EMV (Posdata) sobre la muerte de Clifford Geertz
 

———————-
Otras referencias a la obra y a la muerte de Clifford Geertz:

Tapera 

ComuniSfera

Jornalismo e Comunicaçao

Jeff Weintraub

Princeton University 

——————

Con esta entrada de hoy  iniciamos una nueva etapa en la bitácora. Habrá días con comentarios  extensos, como esos largos artículos a los que les tengo habituados, y habrá días de observaciones breves y frecuentes, varias –incluso– en una misma jornada, según lo requiera la actualidad y las sugerencias de lo que pasa… Iremos acostumbrándonos.

0 comentarios

  1. Gracias por darme a conocer a este etnólogo. Ya tengo lectura para días buscando referencias y escritos por la RED.

  2. Don Justo dixit: habrá días de observaciones breves y frecuentes, varias –incluso– en una misma jornada, según lo requiera la actualidad y o las sugerencias de lo que pasa.
    22.11.06 (como cierto ruido de sables de cuyo conocimiento he sabido por Miguel Veyrat).
    Por favor una observación antes de que deje de ser actualidad.
    Un saludo.

  3. Javier ( el más antiguo), me parece muy sensata la propuesta, pero yo creo que debería ser Miguel Veyrat, que es el que nos ha transmitido esa noticia de resonancias oprobiosas quien debería dar aquí la información y, después, anotamos, comentamos, conjeturamos.

  4. Ay Serna: la actualidad es la necrológica de Geerz? Si murió el 31 de octubre! Y eso que dice Javier sobre ruido de sables según Veyrat: no contesta Veyrat? \

  5. He estado leyendo a este antropológo por recomendación de J. Serna y la verdad es que es sugerente y divertido. De todo lo mejor son sus ensayos cortos.

  6. Estoy totalmente de acuerdo con Justo Serna en su merecido reconocimiento a la figura de Geertz…ha sido y será un totem en lo que se refiere a los estudios antropológicos, como podría serlo E.P.Thompson en Historia o Webber en Sociología…pero, tal vez, no estaría de más criticar constructivamente algunas de sus posiciones( las de Geertz) para así revitalizar su obra y al mismo tiempo aproximarnos cautelosamente a la misma. Leo en \

  7. Bueno, si Geertz plantea que cada perspectiva es una interpretación más de un aspecto delimitado de la realidad, ¿con esto no se caeria en el relativismo? Es decir, si cada antropolólogo tiene una interpretación (tu tienes tu interpretación, él la suya, y yo la mía) y cada una de ellas es considerada como válida por ser una interpretación más entre muchas, ¿no se caería en un nehilismo? ¿Cuáles son las herramientas metodologicas que nos proporciona Geertz para calificar a una propuesta como más coherente y válida que otra? Debe tener una ya que de lo contrario no se podría armar algún conocimiento, lo único que se armaría sería un caos.. pues ¿quién tendría la verdad?. Bueno, no soy positivista, ni pretendo serlo, pero ¿cómo construir ciencia basandonos en el relativismo de Geertz? Bueno, si esto último es posible según las premisas del autor…

  8. Geertz no era relativista. Era un buscador de la verdad que sabía que los criterios de búsqueda son inciertos. Era un defensor del «liberalismo social democrático» que se reconocía en Isaiah Berlin y en Michael Walzer (y no en Friedrich von Hayek y Robert Nozick, representantes del liberalismo ‘libertario’). Era partidario de declararse neutral en asuntos de creencias personales; era partidario del individualismo, entendido como contrario al aplastamiento holista. Ponía el énfasis en las libertades, en los procedimientos, en la universalidad de los derechos humanos y en «la distribución equitativa de las posibilidades de vida», según leemos en su último libro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s