¿Bin Laden lanzado al mar?

Uno. Leo una noticia de alcance, a cinco columnas. Marcaré en negrita lo que más me sorprende. Más adelante la comentaré:

Estados Unidos mata a Osama Bin Laden

“Fuerzas especiales de Estados Unidos han matado al líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, ha anunciado en torno a las once y media de la noche (cinco y media de la mañana en España) el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Los agentes abatieron a disparos al líder de Al Qaeda en la localidad de Abottabad -a 80 kilómetros de Islamabad y en el norte de Pakistán- en una operación en la que no hubo bajas civiles ni estadounidenses.

El presidente ha asegurado que EE UU tiene el cuerpo del terrorista, un asunto de vital importancia para evitar el escepticismo que la noticia por sí sola podría causar en los circuitos islamistas radicales. Con todo, fuentes oficiales han añadido que el cuerpo ha sido lanzado al mar, según informa The New York Times. Oficiales de EE UU han declarado posteriormente que un hijo adulto de Bin Laden y otros dos hombres podrían haber muerto en el ataque. Pese a todo, la cantidad de fallecidos en el asalto es incierta. Fuentes del Gobierno de Pakistán han narrado al servicio de BBC en el país que cinco guardias de Bin Laden cayeron también y cuatro más han sido detenidos… (Leer más aquí)

Dos. Acabo de regresar del cementerio de Père Lachaise en una visita que ya tenía prevista. Es la segunda vez que voy a este camposanto parisino. Qué decadencia y qué sentimiento.

Impresiona ir a ver enterramientos justamente la mañana en que me entero de que el cadáver de Bin Laden ha sido arrojado al mar. Resulta raro, la verdad. O algo más que raro. ¿Puede interpretarse como una profanación? Pero, claro, si hubiera cuerpo, entonces podría haber devoción y martirologio. ¿Qué pasara?

Si fuéramos amantes de los números redondos podríamos decir que la proyección internacional de Bin Laden empezó hace diez años, cuando el 11-S. En realidad comenzó a finales de los ochenta. Si contamos desde 2001, entonces la noticia que entonces conmocionó parece cerrarse ahora. Hubo un planteamiento, hubo un nudo y hubo finalmente un desenlace. ¿Seguro?

Tres. “EE UU anuncia que ‘sepultó’ el cuerpo de Bin Laden en el mar”. Llevo el día entero dándole vueltas a lo que no tiene mucha explicación. Conforme leo sobre el asunto más extraño me parece. Es cómico o trágico, no sé. Las inverosimilitudes no las toleramos en la ficción. ¿Y en la vida?

4 comments

Add Yours
  1. Eli

    Muy buenos días. En el mismo diario aparece una crónica de Enric González muy relacionada con los relatos, el storytelling y la conciencia colectiva, que recomiendo por entretenida y acertada. Con el día del libro (y del relato) todavía fresco, nos despertamos con el epílogo de una novela de política-ficción algo turbia.

    Un saludo grande.

  2. Ines Climent

    Desde luego esta notícia es sorprendente. Una estudiante yemení en el telediario ha sugerido que estaba preparado. EEUU ha esperado el momento propicio en medio de las revoluciones del Magreb, que se interpretan como el fracaso del fundamentalismo islàmico. Matar a Bin Laden es como hundir o vencer símbolicamente al terrorismo islámico, ya veremos hasta qué punto es cierto. Ya han salido analistas afirmando que es un líder pero quedan otros muchos seguidores.

    Por otra parte, entrar en un cememterio te puede transmitir sensaciones paradójicas. Cuando Rus empezó a cargarse el de Xàtiva tuve la sensación de que no podía salvar no sé si decir nada o a nadie. A nadie no sería lo apropiado porque estan todos muertos. Nada refireiéndome a las lápidas o tal vez a la memoria de los que allí descansan, podría ser más apropiado. Me dio una pena enorme no poder hacer nada, me sentí impotente, en todos los sentidos.

  3. aleskander62

    Se trata de una red, de diferentes gamas dentro de un sentir y muy difícil de atajar, incluso es complicado diferenciar la parte que es cultura, religión, de la que acaba por ser pensamiento radical e incluso violento.
    Es un entramado abstracto para el mundo occidental.
    He leído 1984 de Orwell y en parte parece la realidad que estamos viviendo, unas libertades cada vez más limitadas. El Gran Hermano, El “Party”, los “proles”, que ni sienten ni padecen. Y Winston y Julia intentando hacerse un hueco.

  4. jserna

    Aleskander62, permítame decirle que es peligroso mezclar la ficción y la vida: hacer analogías inmediatas. Fíjese que se lo digo yo, que me entusiasma la creación literaria, pero… en contexto. Las novelas alegóricas también tienen un contexto: como ‘1984’, que es una transfiguración de 1948.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s