El alma al suelo. Lecciones de moral plebeya

En el Diccionario de la Real Academia de La Lengua se define jet set de un modo parco. Se dice que tal expresión sirve para designar a una “clase social internacional, rica y ostentosa”.

Repito: uno pertenece a la jet set si es miembro de una clase rica, internacional y ostentosa. Lo que se infiere es que para ser parte de la jet set debes aparecer en los medios internacionales.

Debes estar en el candelero… sin caerte. Debes mostrarte, pues, con aplomo y dominio. Debes presentarte como un rentista. ¿Para qué? Pues precisamente para justificar la ostentación de tus gustos y tus lujos.

Recuerdo a un miembro de la jet set que fue portada de la prensa, que ocupó las cubiertas de los periódicos. Se le encausó y eso lo llevó a las primeras planas.

Ocurrió en febrero de 2016.

Imaginen a un señor de aspecto aplomado con fusta y sombrero Panamá tirando de las riendas de sus caballerías. Por lo que parece, las bestias son purasangres.

El caballero pertenece al ramo de la odontología. Más concretamente, es protésico dental y se llama Ernesto Colman.

Sonríe el jinete como sonríen las gentes de la jet set, los beneficiados por la fortuna. Disfruta de sus lujos y sus posesiones.

Al verlo en la primera plana de varios periódicos, uno diría que si no es dentista, al menos es un rentista de vida regalada.

En fin, uno supondría que ése es su único esfuerzo cotidiano: tirar de las riendas de unas refinadas bestias y no de los molares de sus pacientes, que para eso ya están los dentistas.

Diversos diarios españoles llevaron dicha imagen a sus respectivas ediciones impresas el 7 de febrero de 2016.

Con ello pude ver y conocer al máximo responsable de la firma Vitaldent. Sin duda, el protésico no vestía bata blanca ni lucía unos lentes de aumento.

Iba de paisano. O, mejor, aparecía como miembro de la jet.

Se le acusaba de acumular ingentes cantidades en dinero negro que justamente por serlo no habrían tributado a Hacienda. Él solo y en compañía de otros. Se le acusaba también de blanqueo.

Acusarte de blanqueo en este ramo tiene su guasa, ahora que el blanqueamiento de los dientes es la intervención de moda entre los parroquianos de postín.

Sí, ya sé que no hablamos del mismo blanqueamiento, pero —qué quieren— me pueden los chistes fáciles.

En su momento, las primeras planas de varios periódicos sacaron la noticia, ya digo, y en esas portadas no veíamos a alguien con bata blanca. Veíamos a un jinete, a un triunfador.

Al mostrar a Ernesto Colman como tal, los periodistas y sus jefes venían a decirnos implícitamente que fue el lujo lo que mató a la estrella de la prótesis.

Punto y aparte.

No hace mucho me preguntaba qué había sido de Ernesto Colman. Pues bien, una noticia recientísima de la agencia Efe me lo ha aclarado.

Por lo que parece, el juez Manuel García Castellón archivó en octubre de 2021 la causa de Vitaldent que había comenzado años atrás.

Precisamente por esa denuncia, Colman pasó quince meses en prisión preventiva.

Pues bien, según informa Efe, la Audiencia Nacional ha admitido el recurso de apelación de la acusación particular contra el archivo de la causa de Vitaldent. Así puede abrirse juicio oral.

¿Contra quien? Contra el “empresario uruguayo Ernesto Colman y medio centenar de personas”, precisa la Agencia Efe.

Si ahora pasamos a la prosa de la Audiencia, el asunto provoca vértigo.

La reapertura tiene que ver con la “supuesta perpetración de hechos, posiblemente constitutivos de los tipos penales de pertenencia a organización criminal, defraudación tributaria, estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales».

He leído los términos de la acusación varias veces y, sin tener yo nada ver, miren… pues me siento hasta culpable. Dicen de mí algo así, esa supuesta perpetración de hechos, y me quedo lívido, blanco, sin color.

¿Cómo se puede vivir así?, me preguntaba al leer la acusación.

Respuesta: imagino que para que no se te caiga el alma al suelo o para no caerte tú mismo del caballo hay que ser miembro de la jet.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s