Browse by:

E. M. Cioran. Cómo administrárnoslo

Hace casi veinte años escribí para Ojos de Papel (10 de febrero de 2001), la revista dirigida por Rogelio López Blanco, una larga reseña sobre la edición española de los Cahiers, 1957-1972, de E. M. Cioran. La titulé Recuerda que eres mortal. A este autor, yo lo había descubierto gracias a Fernando Savater. Así lo…

Auschwitz. Otra vez, siempre

Hoy lunes, 27 de enero, se cumplen setenta y cinco años de la liberación del campo de Auschwitz. Creo que hay mucho que decir, mucho que repetir. Yo sólo apuntaré algo que ya he dicho y a lo que siempre vuelvo. Entre los libros más estremecedores que recuerdo haber leído está, sin duda, Auschwitz. Los…

Berlín y nosotros… Que lo quisimos tanto

¿Y por qué debería interesarnos una historia ambientada en el Berlín de los años treinta? ¿Por qué deberíamos leer una novela o, si lo prefieren, un volumen de cuentos protagonizados por almas, por seres marginales y entrañables de la Alemania de Weimar? De entrada, las historias que Christopher Isherwood nos presenta en Adiós a Berlín…

Nazismo. ¿El mañana me pertenece?

¿Cuántas veces habremos visto esa escena, procedente del film Cabaret (1972), de Bob Fosse? El remoto origen literario es Adiós a Berlín (1939), de Christopher Isherwood. ¿Cuántas veces? Quizá cientos o miles. O más. En ella podemos apreciar la quintaesencia del totalitarismo y del sentimiento oceánico, esa masa a la que es posible enardecer y…

Magnates y mangantes. Las élites y la corrupción según Paul Preston

Días atrás acabé la lectura de Un pueblo traicionado (2019), un extensísimo volumen de Paul Preston que la editorial presenta como síntesis del último siglo y pico de historia contemporánea española. El pasado dura mucho tiempo, es largo, y seguro que más de setecientas páginas no son suficientes para contenerlo todo. Pero el editor y…

20-N. Franco de cuerpo presente

Cuando se acercan estas fechas casi resulta inevitable. Y reiterativo. Es como una condena que cumplo con fatal puntualidad. Dedico unos minutos o unas horas de mi tiempo al General Franco, al Caudillo de mi infancia y adolescencia. No sé si se acuerdan. Para los más jóvenes: me refiero a aquel abuelo mandamás y feroz,…

“El suicidio no merece la pena”

Me repito. No tengo palabras, otras palabras…: parece obvio qué es el fanatismo, qué averías de la identidad lo provocan. Es un estado henchido y es un estado de carencia, de exaltación y de laceración. Al fanático le dan vida la unanimidad, el colectivismo, la forzada coherencia de las cosas, las percepciones únicas. Tolera mal…