Adiós a Franco

franciscofranco1.jpg 29, 30 de septiembre y 1 de octubre de 2006 

Meses atrás leí una separata que amablemente me había mandado desde París Jordi Canal, un artículo suyo en donde repasa con lucidez y erudición la larga serie de exilios en los que se han visto envueltos numerosos españoles de distintas generaciones. Escribí una nota, luego perdida en el ciberespacio. La recupero ahora y la retoco y amplío como cierre de esta revisión sucinta que hemos hecho del franquismo.   

Jordi Canal repasa los exilios: no sólo los de quienes tuvieron que abandonar el país en 1939, sino también los destierros religiosos a que se vieron obligados judíos, moriscos, tantos y tantos súbditos de la Corona que fueron juzgados como antiespañoles, ajenos a la condición católica, expresión de la españolidad. El título del ensayo es revelador: “Historias de destierros: algunas reflexiones sobre exilios y guerras civiles en España”. Los plurales que Jordi Canal introduce no son una mera cuestión de estilo: son un modo de mostrar dolores innumerables, desgarros personales que de siglos a esta parte se han sucedido.

De todos los exilios, la emigración liberal de los exaltados del Ochocientos fue la primera que mandó al extranjero a numerosos creadores, escritores, libreros, revolucionarios que creyeron posible edificar un Estado moderno, un Estado constitucional. Pero el exilio de 1939, como nos recuerda Jordi Canal, fue una derrota cultural sin paliativos, con una oleada ingente de intelectuales que debieron abandonar sus cátedras, sus bufetes, sus columnas periodísticas. Algunos de estos emigrados reflexionaron precisamente sobre esa circunstancia y otros indagaron en la historia de los numerosos destierros españoles. Leyendo las páginas de Jordi Canal, que condensan los dolores de varias generaciones, no puede uno sino apiadarse ante la violencia que a tantos se les infligió: tantos exiliados que sólo habían cometido el crimen del librepensamiento, que únicamente se habían atrevido a pensar de otro modo, con imaginación y con audacia. ¿Qué habría sido de ellos si Franco no hubiese ganado el conflicto? ¿O qué habría pasado si el General hubiera sido apeado tras la Guerra Mundial?  

A esta forma de preguntar, que es un modo de conjeturar, la llamamos ‘historia virtual’. Un par de libros recientes, que debemos a Niall Ferguson (Historia virtual, Taurus) y a Nigel Townson (Historia virtual de España, Taurus) han difundido entre nosotros ese experimento cognoscitivo. Desde antiguo, los historiadores se empeñaron en reconstruir lo realmente acontecido. La frase, como se sabe, corresponde a Leopold von Ranke y nuestro distinguido antecesor la pronunció en un contexto intelectual bien preciso: aquel en el que un historiador se distanciaba de la especulación hegeliana, de las inmoderadas generalizaciones filosóficas. Permítanme que me aleje ahora de la literalidad de lo dicho por Ranke y que aproveche el tiempo transcurrido para defender otra cosa bien distinta. Lo sucedido es una parte de la historia; la otra parte es lo posible, lo que pudo suceder. Toda la historia que investigamos y que finalmente trasladamos a un texto es historia posible en el sentido narrativo. Por ser siempre una selección hecha sobre vestigios insuficientes, la historia sólo puede ser uno de los relatos eventuales, es decir, no hay un modo único ni definitivo de contar una historia. Habrá, pues, tantas posibilidades como narradores actualicen en un relato lo que sólo era potencial, lo que esperaba ser puesto al día, a partir de estas y no otras palabras, a partir de estos y no otros hechos.  

Pero hay otro modo de hacer historia posible, hay otra forma de abordar lo potencial: conjeturando itinerarios o cursos de acción que no se han dado pero que pudieron haberse dado, con consecuencias distintas en el caso de que las cosas hubieran ido de otro modo. Esta certeza se va abriendo camino a partir de la historia virtual. Las hipótesis ‘contrafactuales’ no son un inútil entretenimiento, puesto que pueden ser un modo de averiguar jerarquías intencionales, causales, la relevancia de los hechos y las consecuencias que de ellos se derivan. Cuando hablo de conjeturas históricas, de historia posible, me refiero a la tarea común, universal e irrefrenable, de imaginar escenarios hipotéticos. Precisamente, una de las formas más sutiles de la inteligencia se manifiesta de ese modo: evaluando itinerarios potenciales a partir de la memoria, a partir de las experiencias que atesoramos. Los jugadores de ajedrez operan justamente así: anticipando situaciones y desenlaces a partir de esquemas previos.  

Sus más célebres adversarios –por ejemplo, el célebre y entrañable ordenador Deep blue, capaz de considerar miles de millones de posiciones antes de tomar una decisión— hacen algo similar: eligen a partir de un cálculo objetivo, dado que el escenario del combate tiene unas condiciones constantes. Sin embargo, en la vida real, esos temibles oponentes tendrían insuperables dificultades y, al menos de momento, mostrarían una grave carencia: la de tener que obrar con información insuficiente y la de ser incapaces de aventurarse con audacia y clarividencia. En efecto, aún les falta imaginación y sobre todo imaginación narrativa, capacidad para contarse y contarnos una buena historia. Entre otras cosas, contar una historia es, pues, eso: poner en relación las experiencias que nos constituyen y extraer de ellas una enseñanza eventual y falible para el futuro que nos aguarda.  

Pues bien, ¿por qué reservar al porvenir esta técnica anticipadora? ¿Por qué no podemos aplicarla sobre el pasado? ¿No son el novelista o el historiador gentes que profetizan lo que ya ha ocurrido? El pasado no esta clausurado, en primer lugar, por el conflicto social e interpretativo que aún provoca y provocará, por esas narraciones en competencia que nos enfrentan a historiadores que pertenecemos a una misma cohorte de edad o a aquellos otros con los que no compartimos generación, ideología, sentimientos e inclinaciones. Pero, en segundo término, el tiempo pretérito no está cerrado individual y colectivamente porque hay una forma especial de ensayo que es el de sopesar lo que hemos ganado y lo que hemos perdido con la historia efectiva, constatable, real, que nos ha sucedido.

Precisamente, uno de los modos de evaluar esos itinerarios es enjuiciar lo razonable de nuestros actos, las consecuencias que se han derivado de lo que hicimos, de lo que no hicimos y de lo que pudimos hacer. La historia virtual plantea hipótesis contrafactuales explícitas y a partir de ellas recrea el escenario posible de esas acciones no dadas en la vida real. Como aprendimos de Max Weber, los hechos son infinitos, inagotables, consienten conexiones distintas y su relevancia o jerarquía son variables. Es decir, se trata de inventar, pero de ‘inventar’ en su sentido inmediatamente etimológico: ‘invenire’ significa ‘encontrar’. Se trata, en efecto, de encontrar hechos a partir de lo que uno mismo lleva dentro, a partir de las resonancias que esos hechos nos provocan; de aventurar relaciones inauditas o insospechadas de hechos jamás avecindados para buscar nuevos significados, para descubrir significados allí donde parecía no haberlos. A esta técnica analítica dedicó páginas memorables un gran liberal: Raymond Aron.  

Seguro que los exiliados que tuvieron que marcharse, forzados a irse a otras geografías menos inhóspitas, soñaron con otros destinos menos crueles. Seguro que los desterrados que se vieron expulsados o que escaparon a tiempo para no ser víctimas de la sevicia franquista alimentaron conjeturas retrospectivas. Como, por ejemplo, Max Aub. Nada repara el mal consumado, ni nada compensa el daño infligido, pero el recuerdo que ahora les dedico, casi treinta y un años después de la muerte de Franco, quiere ser un homenaje pequeño a quienes tuvieron que morir en México o en Francia, por ejemplo. Habrá lectores que interpreten estas palabras mías como si de un tributo ‘guerracivilista’ se tratara, como si fuera el pago republicano e izquierdista que la generación de hoy hace a unos antepasados belicosos. Hay muy buena literatura sobre la venganza imaginaria. Estoy pensando, por ejemplo, en Manuel Talens. En Venganzas (Tusquets), un espléndido libro de relatos, Talens reunía un conjunto de cuentos, generalmente narrados en primera persona y enmarcados en una época crucial de la historia reciente, la que va de la República al final del franquismo. La clave de todas esas peripecias y personajes era la dignidad, la cualidad humana de aquellos que no renuncian a su condición y que se rehacen. Las ‘venganzas’ del título lo son, sí, pero desde esa dignidad. En alguno de esos relatos, el desquite se consuma desde la justicia poética: como es la muerte de Franco por asfixia excrementicia. 

Pero yo no quería preguntarme sobre venganzas conjeturales y retrospectivas, sino sobre historia virtual, sobre lo que España podría haber sido si el General no hubiera permanecido durante cuarenta años, si la Guerra Fría no hubiera congelado al Régimen dándole una solidez mineral. Pero ya acabo: hay que decirle adiós a Franco, decirle adiós leyendo sobre él y sobre su Régimen. Esto que hemos hecho aquí durante esta semana no ha sido un ejercicio de nostalgia de los derrotados ni tampoco una sesión de espiritismo: ha sido una aproximación crítica, reflexiva, a la actualidad del fenómeno histórico. No hemos hablado de Franco como podríamos haber hablado de Viriato. Lo hemos exhumado para comprender qué grandes cuestiones son las que aún nos preocupan, como historiadores y como ciudadanos. 

 franciscofranco2.jpg

————–

Muy generosamente, Julia Puig me manda el enlace a esta pieza documental de Carlos Esplá escrita en su exilio mexicano. Forma parte del Archivo Carlos Esplá y se encuentra en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Aquel que fuera secretario y amigo de Azaña trata con humor la propia figura de Franco, con ironía y con sarcasmo. Lo voy a leer.

56 comments

Add Yours
  1. Inquisitor

    La historia virtual es la antesala de la falsificación de la historia real. Si se mezclan la historia real y la historia “What if……” el resultado sería una novela. Yo prohibiría el término NOVELA HISTÓRICA.
    …..
    Franco fue un ESPECULADOR HISTÓRICO. Ni más ni menos.

  2. Javier ( el más antiguo)

    Claro que si, todas las sentencias de muerte que firmó, mientras tomaba café, son mera especulación.

  3. Miguel Veyrat

    Hacer futuribles hoy en día no conduce a nada, mientras queden abiertas heridas como la recuperación de los tristes cadáveres que yacen aún enterrados sin identificar en arroyos, tapias y choperas de los pueblos de España. Tampoco mientras un sector muy importante de la opinión pública y la política española, que participa democráticamente en las elecciones generales, municipales y autonómicas con diversas siglas, siga reconociéndose en las doctrinas que dieron lugar al golpe de Estado y la guerra civil posterior. ¿Qué hubiera sucedido de no mediar Franco y sus cómplices en la Historia de España? Me resulta indiferente, porque “ahí está” un resultado que nos sume a todos en la vergüenza.

  4. Inquisitor

    El PP no tiene nada que con LAS DOCTRINAS QUE DIERON LUGAR AL GOLPE DE ESTADO Y LA GUERRA CIVIL POSTERIOR. Eso es un cuento que se ha inventado la izquierda para criminalizar al PP e intentar traspasarle la responsibilidad histórica de la guerra civil. A lo

  5. Inquisitor

    A lo que se opone el PP es a la intrumentalización mediática de la denominada Memoria histórica. El objetivo de la recuperación de la memoria histórica emprendida por ZP se resume en una sóla frase “LOS MATARON LOS DEL PP”.

  6. Javier ( el más antiguo)

    Segun convenga:
    O “los mataron los del PP”, o bien “los mataron los del PSOE”
    Igualicos que su abuelico: “Especuladores”, ni mas ni menos.

  7. Ana Serrano

    Tengo un amigo austriaco, cuyos padres fueron nazis, que lleva tiempo en España filmando la apertura de fosas comunes. Me parece que no viene mal aquí su testimonio. Afirma que en su país, hace mucho que se resolvió aquella vergüenza, que todos consideran así. Se asombra de cómo continúa aquí la herida abierta y el dolor. Él lo atribuye, mira tú, al PP. Si es que deberían cerrarle la frontera a estos entrometidos de fuera.

    Copio aquí la portada del vídeo que grabó:

    Günter Schwaiger sobre los desaparecidos del franquismo.

    El golpe de Estado fascista liderado por el general Francisco Franco en 1936 contra el gobierno de la República Española encontró una inesperada resistencia popular, que desembocó en una larga y cruenta guerra civil. La campaña militar golpista se complementó con la organización de un programa de exterminio de cualquier posible opositor, en la que colaboraron fuerzas de seguridad del Estado, en especial la Guardia Civil, el partido fascista Falange, y civiles que apoyaban el golpe.

    En 2006 se cumple el 70 aniversario de este suceso, pero a pesar del tiempo transcurrido la sociedad española aún se enfrenta a numerosos fantasmas del pasado. Ningún gobierno español ha reconocido la existencia de estas ejecuciones extrajudiciales, y pese a las evidencias de que hay de cientos de fosas comunes a lo largo de todo el país, sigue sin haber un censo oficial de desaparecidos.

    Para Fosa Común, Günter Schwaiger proyecta Santa Cruz, por ejemplo… El documental nos muestra el trabajo de un equipo de arqueólogos, que lentamente van sacando los huesos a la luz. Los familiares de los desaparecidos observan el trabajo, preparados para transportar los restos al cementerio de la localidad. Pese a que en España es necesaria la presencia y autorización de un juez para exhumar o trasladar restos humanos, en ningún momento hay presencia de funcionarios judiciales ni policiales. Entrevistas con vecinos del pueblo, tanto parientes de los desaparecidos como personalidades públicas, la alcaldesa y el sacerdote
    católico, o viandantes, nos proporcionan una imagen nítida de la tensión que sigue provocando este tema, aún después de 70 años.

    El documental, realizado por los austriacos Günter Schwaiger y Hermann Peseckas, recoge, a través de una mirada sobre el microcosmos de un pueblo de Castilla, uno de los temas de más actualidad en España: la recuperación de la memoria histórica a través de las exhumaciones de fosas comunes de víctimas de la represión franquista durante la guerra civil.

    Subvencionado por el departamento KULTUR del estado federal de Salzburgo, el trabajo se inicia en el otoño del 2003 y se termina en la primavera del 2005.

    Después de su estreno oficial en el festival de más prestigio en Austria, DIAGONALE 05, se presentó en España con la presencia de Rosa Regas, Emilio Silva, Javier Corcuera, Juan Diego, Paco Etxeberría e.o. en la Filmoteca Española el 5 de marzo del 2005.

    Premio Fondo de Cultura y Arte Ciudad de Salzburgo

    Sinopsis:

    Este documental ofrece una mirada “desde fuera” de dos austriacos que se adentran con la lupa, en la microhistoria de un pequeño pueblo de la provincia de Burgos, donde en 1936 fueron asesinados brutalmente 9 vecinos por partidarios del bando nacional. Aun hoy quedan las huellas del miedo que durante décadas atemorizó a la población. Por esto, para muchos sigue siendo el silencio la mejor forma de protegerse de la crudeza de la verdad.

  8. Cafeína

    Después del desfile de espectros de toda esta semana… Brrrr… ¡Qué miedo! Lo único que nos faltaba es un inquisidor.

  9. Ana Serrano

    Estas son las palabras que dijo Rosa Regás en la presentación del documental, más sobrecogedor por lo tremendamente frio y testimonial que es. Ni un solo comentario ni opinión de Günter, que entrevista a los familiares de los asesinados, de espaldas a la cámara y sin aparecer nunca ante ella. Yo haría obligatoria la vista de este documental en todas las escuelas y a todos los que opinan como nuestros fantasmas. No creo que el bochorno les dejara decir nada, al menos durante algunos instantes.

    Memoria histórica

    Por ROSA REGÁS

    Transcurridos casi setenta años desde el golpe de Estado del general Franco, que nos abocó a una guerra civil, a la pérdida de libertades civiles y democráticas y a una inacabable posguerra, la memoria histórica se abre camino entre la versión oficial de tanto desafuero, y vamos conociendo poco a poco las consecuencias y los tormentos que sufrieron quienes eran fieles al Gobierno legal de la República.

    Nunca logramos aprender en la escuela qué ocurrió en aquellos espantosos años, entre otras cosas porque ningún curso lograba pasar de la Revolución Francesa. Y de haber permanecido entre nosotros la versión que la voluntad de los vencedores nos había impuesto, habríamos creído de buena fe que la guerra la provocó la República, asimismo responsable de unos desmanes que, de hecho, los causaron quienes atentaron contra el orden legalmente establecido.

    No sé si hoy en la escuela se llega a la proclamación de la República y a la Guerra Civil. Pero en paralelo con el conocimiento docente surgen en nuestro país investigadores que van ahondando en los crímenes que se mantuvieron lustros en secreto. Historiadores, jóvenes y viejos, y reporteros testimoniales recogen datos ocultos y las últimas palabras de los testigos que poco a poco van desapareciendo.

    He visto un documental, ‘Santa Cruz… por ejemplo’, de Günter Schwaiger y Hermann Peseckas, sobre los brutales asesinatos de nueve lugareños ocurridos en 1936 en Santa Cruz de la Salceda, cuyos cadáveres fueron exhumados y enterrados dignamente en 2003 y 2004. Pasan por la pantalla testigos y familiares, voluntarios de la exhumación y habitantes del pueblo que nos transmiten el dolor y miedo que causó la matanza entre la población y la tremenda represión que la siguió. Aún hoy, según vemos, persiste el miedo y, en algunos habitantes del pueblo, la voluntad de no querer saber, a pesar de que nadie pide venganza ni siquiera justicia, sino sólo memoria para los suyos y para la historia.

    No todos los conocimientos que nos llegan de estos años son tan científicos y reales como el del documental. Hay otras formas, como la ficción, cuyo conocimiento no es científico sino poético, pero tan real y válido como el primero.

    Así es la espléndida novela de J.A. Garriga Vela ‘Los que no están’, que nos sumerge en un mundo de compartimentos estancos, de ciudades encerradas en sí mismas, que albergan el dolor, la vergüenza, el ansia de venganza, y el horror de la memoria que vence a los asesinos y a sus víctimas. Extraordinaria novela.

  10. Russafa

    Podría ser. Noto una cierta tendencia entre mucho personal a sentirse ofendido, agredido, y más idos e idos. Al final no es otra cosa que darle la vuelta a la tortilla.
    Yo tengo a mis muertos esparcidos. En el caso de que no supiera dónde están, me gustaría saberlo. Me sorprende que en este sacrosanto país, donde la muerte tiene tanta relevancia, donde ha tenido novios a pecho descubierto (con cabra incluida) donde celebramos muertes y pasiones a ritmo de marchas, se tenga tan poco respeto hacia aquellos que anhelan saber dónde están los huesos de sus antecesores más directos. También se merecen unas flores, incluso sabiendo que de una fosa común no vas a rescatar todos los cachitos o, que los que rescates quizás no sean los tuyos.
    Como en el Yak.

  11. dios

    Una persona entra en este blog para dar una opinion distinta,y asi crear un autentico debate.Y que hacen ustedes? Intentar ridiculizarlo e insultarlo.Bueno,supongo que en realidad ustedes no quieren debatir,solo quieren escuchar lo buenos y justos que son ustedes mismos. Porque nadie ha contestado a lo que ha dicho inquisitor,muy educadamente por cierto.Nadie. Pero bueno si estan esperando una palmadita en la espalda,no se preocupen, en un segundito Serna o Veyrat le daran su galletita.Good doggy ,good doggy.Pateticos.Ustedes son pateticos.Y ahora venga,todos a coro,FASCISTA!!!!FASCISTA!!!! Si no esta de acuerdo con nosotros es un FASCISTA!!!!!
    No me sorprende nada que apenas 5 personas frecuenten esta bitacora. Ahora se pueden contestarme si quieren ,de todas formas no estare ,no pienso volver a entrar en el blog de este farsante que tiene de profesor de historia lo que Franco tenia de democrata.
    Para terminar queria darle las gracias a Justo Serna por el link que puso el otro dia a su debate con Pio Moa.
    Vaya repaso que le dieron profesor,vaya repaso!!!!!!

  12. dios

    Se ha habilitado la moderación de comentarios. El autor del blog debe aprobar todos los comentarios.
    Que propo le queda esto justo debajo de la foto de Franco.
    Tal para cual ,oiga!

  13. Russafa

    Querido Dios. Por si le apetece observar por la mirilla.

    La moderación de comentarios es automático. Viene todo en el mismo paquete, es decir, que el señor Serna sólo aprueba aquellos comentarios fuera de tono, por discrepancia, si no por atentado contra los buenos modales.

    No tengo nada en contra de las opiniones contrarias, pero me gustaría que fueran serias y con fundamento. No basta con decir que el PP no tiene la culpa. Nadie se las está echando, querido dios, no confunda todo un partido con personas. Y mi comentario sobre los fantasmas venía a cuento por mi humilde opinión, que usted sabrá perdonar siendo dios, de que esas determinadas personas se sienten perseguidas, cuando no es así.
    Nadie persigue a nadie.
    Y sus opiniones o las de Inquisitor ¿son ustedes familiares? siempre son bienvenidas, al menos por mi parte. Dele recuerdos a Pio Moa.

    Esta noche le rezaré querido dios.

  14. Cafeína

    ¿Qé tipo de paranoia debe tener un tipo que se pone a dios por “nick”?
    A mí, al menos, me pusieron Cafeína en casa por coña marinera porque soy hipotensa…

  15. Cafeína

    Sí, parece que se quería suicidar (como partícipe en el blog, claro). No nos quiere nada, nada, este dios.

  16. Ana Serrano

    Pero, reconece, Cafeíana ¿Cómo nos va a querer? Es que, además de todo lo demás, tendría que ser tonto.

  17. jserna

    Resulta difícil rebatir a Inquisitor por lo expeditivo de su tono (además, con ese nombre). La historia virtual le parece una solemne memez.Y, sin embargo, no es así por mucho que dios –que es omnisciente y todo lo ve– piense lo contrario. Lo conjetural forma parte de la exploración humana y nos hace ver qué es lo importante y qué lo secundario. Resulta sorprendente la escasa capacidad inquisitorial para imaginar escenarios alternativos. Tal vez, uno de los males de nuestro tiempo sea eso preciamente: la menguada habilidad para representarse en situaciones no vividas pero posibles. Eso es una pérdida de imaginación. Max Aub supo ver lo que no había sucedido pero podía haber ocurrido. En cambio, quien aquí firma como dios carece de toda imaginación. Fíjense que su correo electrónico es: “sernaesuntontodelapolla@mail.com”

    Por los clavos de Cristo.

  18. Ana Serrano

    Y aún se queja de la falta de educación de aquí.

    Señor Serna: Es usted un santo. Me asombra su paciencia.

  19. Cafeína

    Estoy segura de que no es usted un tonto de la polla. Imaginar escenarios alternativos de vida es exactamente lo contrario de vivirla de modo literal, plano, simple, predeterminado, isócrono, invariable, que es exactamente como les gusta que sea la vida a los fascistas.

  20. Juan Moreno "ex Grazzia Deledda, Charnego...impertinente etc.

    He estado por el Sur desde principios de mes y no he podido leer la totalidad de los archivos escritos. Sí he leído los últimos dedicados al franquismo.
    Lo que nos ocurre a los españoles con el pasado cercano es que aún no se ha efectuado una ruptura ideológica con él.
    Seguimos con el heredero real de los triunfadores de aquella ignominia de régimen, que tubo secuestrada las libertades políticas durante toda su vigencia.
    Es sistema político actual es heredero de los vencedores, y de los vencidos sin dignidad.

  21. Inquisitor

    Sigo pensando que simular que hubiera pasado en este país si la Republica española hubiese ganado la guerra civil es ciencia ficción y no creo que la ficción sea muy compatible con la historia…. No es que no tenga capacidad para imaginar escenarios alternativos o realizar cambios, Justo, es que no le veo ninguna utilidad al asunto. Cada día soy más ateo y sólo creo lo que veo….Me ha salido un rima estupenda.

  22. jserna

    Oiga, Inquisitor, ¿puede leer a los grandes historiadores y sociólogos que hacen de la conjetura un instrumento cognoscitivo? No me estoy refiriendo a nigromantes. Me refiero a Max Weber y Raymond Aron.¿Puede, de verdad, ir más allá del puro sentido común? El ateísmo está bien, siempre que la increencia no sea insolvencia. Punto.

  23. Inquisitor

    Max Weber, Raymond Aron…..Por favor, Justo, sea piadoso conmigo y no haga pública mi insolvencia intelectual. Me va a obligar a pasar el día consultando la Wikipendia…Ni siquiera pongo como escusa que soy de ciencias.

    No obstante propongo una cuantas conjeturas para escribir unos cuantos libros para para competir con Cesar Vidal:

    Conjetura A: La República gana la guerra civil.
    Conjetura B: Inglaterra y USA apoyan a Franco para evitar que España caiga bajo la influencia de los nazis o de los soviéticos y gana la guerra.
    Conjetura C: Franco muere en un accidente de aviación y lo sustituye Mola.
    Conjetura D: José Antonio se escapa de la cárcel y elimina a Franco.
    Conjetura F: La Republica gana la guerra civil y se establece la RSSE (República socialista soviética española). Los nacionalistas se refugian en Canarias y mantienen las colonias con el apoyo de Francia e Inglaterra.

    Podrían ser amenos, entretenidos y muy buenos. Pero su VALOR HISTÓRICO sería NULO. La conjetura está bien para los de ciencias, los historiadores no tienen que realizar conjeturas y si ante la falta de datos las hacen, deben dejar claro que el resultado de su investigación se basa en conjeturas para que el lector saque sus propias consecuencias.

  24. Fernández del Río

    Yo no me avergüenzo del franquismo.
    La historia virtual -lo mismo que la recuperación de la memoria histórica- puede servir para ponerse en la realidad, para aceptarla y asumirla.
    Por que qué hubiera pasado si…
    Mi abuelo, a quien admiraré siempre, era militar y comunista, tuvo que exiliarse, pasó por otra guerra, por la resistencia francesa, por los campos de concentración, por el intento de retorno armado del Valle de Arán, por la pena de muerte y por 20 años de cárcel de los 30 por los que se le conmutó la pena. ¿Se imaginan lo que son veinte años en la cárcel?
    Cuando salió acostumbramos a hablar. Yo estaba alumbrado por los ideales anarquistas, por la fe en lo innecesario del poder. Él mantenía la necesidad de dotarse de un Estado para conducir (obligatoriamente) a las personas a la bondad y excelencia humanas en que ambas ideologías creían.
    Mi abuelo y sus correligionarios hubieran, de haber podido, asaltado el poder y desde él haber comenzado una depuración y una ideologización forzada de toda la sociedad, lo mismo que hicieron estos otros -no creo que haga falta recordar lo que supuso el régimen soviético.

    Entre medias de fascistas y comunistas, pagaron el pato todos aquellos liberales, librepensadores, gente buena y con valores, entre los que sin duda se contaba el no hacer daño a la gente.

    ¿Por qué me iba a avergonzar del franquismo? Mi abuelo fue, para mí, un héroe. No quiso volver al partido cuando, legalizado el PCE, Carrillo le mandó llamar, pero siempre siguió siendo comunista, en las guerras mató a muchas personas, convencido también de la verdad de sus ideales.

    Hoy debemos mirar de frente lo que pasó, con los dos ojos, con la diestra y la siniestra que dice la Biblia, y aceptar que eran otros seres, con otras ideas, pretensiones y fortalezas. Mirarlo para sentirnos diferentes.
    Esconder o disimular las fosas comunes de los asesinados supone creerse seguidor de aquellas maneras, de aquellos seres.
    Pero no perdonar, no aceptar que aquellos actuaron desde el convencimiento de que hacían lo mejor, también supone no querer desidentificarse de ellos.

    Y que conste que para nada defiendo una supuesta necesidad de nuestra guerra civil. Solo digo que eran otras gentes, con otros medios y otros absurdos y que PSOE y PP harían bien en reconocerlo.

  25. Cafeína

    ¿Recordamos, por ejemplo, también lo que hacían los curas en aquellos tiempos? Estos son siempre iguales, no son “otras gentes con otros medios y otros absurdos”, señor Fernández del Río, no piensan más que en perpetuarse en su adorada eternidad. Escuche: El miércoles 30 de setiembre de 1936 la Iglesia Católica de España declaró que la guerra civil que había estallado meses antes en ese país era una “cruzada contra los hijos de Caín”, legitimando así el alzamiento golpista encabezado por el Franco el 18 de julio de ese año para poner fin a la Segunda República. Al día siguiente de aquel pronunciamiento, del que se han cumplido 70 años, Franco se proclamó jefe de Estado y fijó su gobierno en Burgos. El mutuo respaldo que se brindaron la Iglesia y el franquismo se denominó nacionalcatolicismo, y estuvo en sintonía con las otras dictaduras que lo apoyaron, el fascismo italiano y el nacionalsocialismo alemán. Desde un primer momento, la Iglesia española apoyó en forma casi unánime al bando nacionalista en la Guerra Civil Española (1936-1939), hasta el punto de otorgarle la categoría de Cruzada. Por eso no extrañó que, el 30 de setiembre del 36, el entonces obispo de Salamanca, Enrique Pla y Deniel, imbuído de caridad cristiana, legitimara a los golpistas con su pastoral titulada “Las dos ciudades” en la que instó a todo cristiano bien nacido a sumarse a la “cruzada contra los hijos de Caín”. Como pago, la Iglesia Católica recibió desde el comienzo del régimen franquista importantes prerrogativas, y la dictadura triunfante estuvo unida a la hegemonía religiosa e incluso cultural de la cúpula eclesiástica. Dicho esto, estoy muy segura de que su abuelo no era ni se sentía un “hijo de Caín”. No pensemos más en lo que hubieran hecho los del bando republicano si “hubiesen ganado la guerra”. Sabemos muy bien lo que pasó. Y lo que pasó, entre otras cosas es lo que documentos, como al que le acabo de remitir nos cuentan. Yo sí que me averguezo del franquismo. Y he sentido en muchas ocasiones auténtica verguenza de ser española.

  26. Ana Serrano

    Suscribo, punto por punto, lo que acaba de decir nuestra Cafeína que, cuando se pone seria, demuestra bien quién es y todo lo que sabe.

    Un abrazo cariñoso, Cafe, amiga.

  27. Frank

    dios said,

    Septiembre 29, 2006 at 15:45

    Una persona entra en este blog para dar una opinion distinta,y asi crear un autentico debate.Y que hacen ustedes? Intentar ridiculizarlo e insultarlo.Bueno,supongo que en realidad ustedes no quieren debatir,solo quieren escuchar lo buenos y justos que son ustedes mismos.
    “””””””””””””””””””””””””””””””
    Sus palabras resumen con agudeza la atmósfera cerril que se respira en este blog. Si usted disiente del tono dominante, por regla general monocorde, de inmediato cuatro meapilas teriversarán sus palabras para reafirmar la argumentación hegemónica.

    Puestos a hacer historia hipotética, ¿qué sería de España y de los españoles si nuestros genes fueran más propicios a mantener debates sosegados, respetuosos, civilizados y ponderados? Bonito tema sería este para desarrollar con imaginación y capacidad narrativa.

  28. Fernández del Río

    Cafeina y Ana Serrano: También han habido curas “comunistas”. No lo eran como mi abuelo, pero se les llamaba así en las postrimerías del franquismo por su compromiso social.
    Precisamente mi argumentación convocaba a no comportarse igual que aquellos otros (en general todos los dispuestos a acabar con el “enemigo”). Que los hay. Y a asumir que esos protagonistas de tal barbaríe criminal (la guerra y la represión) actuaron equivocados, pero convencidos.
    Me niego a retrotraer al presente aquella rivalidad. Y no me da ninguna verguenza ser español, al contrario, de todas formas, serlo es un mero accidente geográfico, no tengo más responsabilidad que cargar. ¿Ustedes sí? a ver si es que en el fondo se sienten patriotas.

  29. Ana Serrano

    No, si le hemos entendido, al menos yo creo haberlo entendido, Señor Fernández del Río, y en muchas de sus afirmaciones estoy de acuerdo. Alabo su moderación y su prudencia, que respeto y leo con el mismo cariño que usted a nosotras (ahora nos llamarán pelotas, ya verá).

    Sólo una cosa: De acuerdo en que hay curas comprometidos y que, de verdad, tratan de hacer una labor social y buena, pero me reconocerá que es tan extraordinario como que una mujer maltrate y pegue a su marido. Haber habrá, pero no es la norma.

  30. Fernández del Río

    Estoy plenamente de acuerdo con usted, Ana. Como alguien decía no hace mucho: no sé porque se toman tanto trabajo por organizarnos la vida terenal si, total, van a tener toda la vida eterna para vivir como quieran. Saludos.

  31. Nicolas Quiroga

    Estimado Justo: te hago llegar esta notica por aquí porque no hallé el email de contacto. Borra luego el comentario. Un abrazo
    Nicolás

    Octubre de 2006

    Con el propósito de conocer y promocionar a los blogs realizados por historiadores e historiadoras, Digital History Hacks y Tapera se han propuesto en primer lugar comenzar el relevamiento de los mismos. Le enviamos aquí una pequeña encuesta para que de ese modo podamos conocer sus actividades. Los resultados serán publicados en nuestros blogs, y estarán a su entera disposición. Más adelante promoveremos algunas actividades en conjunto.
    Le pedimos entonces que responda las preguntas más abajo incluidas; y, si así lo desea, promocione la encuesta en su blog (pueden enviarse las respuestas a tapera@tapera.info):
    Muchas gracias y felicitaciones por el emprendimiento.

    William Turkel – Digital History Hacks – Digital History Hacks
    Nicolás Quiroga – Tapera – http://tapera.info

    Nombre del Blog:
    URL:
    Autores:
    Día del primer post (d/m/año):

    Preguntas:
    1. Mencione entre 1 y 5 blogs sobre historia que consulte habitualmente.
    2. Qué factores privilegia para la elección? Por ejemplos: Información, origen o tipo de institución (comercial, ONG, agencia estatal), diseño, perfil de los autores, rankings, etc.
    3. Qué factores caracterizan a su propio blog? Cuáles son los más importantes?
    4. Han variado sus expectativas con respecto al blog, desde su creación a esta parte?

  32. Ana Serrano

    Me parece que Cafeína ha debido salir. Estará en el cine o habrá ido a bailar, vaya usted a saber. Me permito traducir yo:

    Maneat, literalmente quiere decir permanezca y conserve, pero se traduce:

    La paz de Señor sea siempre con vosotros. Y así sea para siempre.

  33. Ana Serrano

    Señor Fernández de Río, lo de “y con tu espíritu” es lo que contestan en misa ¿no? Es que nunca he ido y de los funerales y actos esporádicos a los que no tengo más remedio que ir, no me acurdo bien. Yo es que estudié Latín con mi padre, que lo consideraba esencial y luego, mi profesor de musicología era fraile y todos mis compañeros, curas y monjas (ve, esos eran todos estupendos, o igual me lo parecían a mí porque los quería) y contaba chistes ¡en latín! Todos se partían de risa. Yo, la verdad, a tanto no llegaba y me quedaba desconectada.

    Feliz domingo a todos.

  34. Arnau Gómez

    Anoche, hablaba,en una velada interminable con un amigo francés.Antes de seguir,les digo que este francés es gaullista.Me decía que si a Franco no le hubieran ayudado los nazis alemanes y los fascistas italianos,hubiese perdido la paz.pero que si León Blum, un socialista francés,hubiese ayudado a la República con menos reticencias,Franco hubiese perdido la guerra.Y añadí, si Churchill no hubiese valorado como más peligrosa la República democrática española y un futuro satélite,nada demostrable, de la URSS,que el régimen fascista de Franco, también hubiese cambiado la Historia.A la República española,democrática sin ninguna duda, solo la ayudaron los miembros de las Brigadas Internacionales, más voluntariosos que disciplinados.
    No hubo ninguna justificación para el golpe de estado militar que llevó a Franco a un poder de 40 años,salvo una estrategia mundial que llevó a la masacre de la II guerra Mundial.¿Que hubiera hecho Bush con Franco?.Lo digo.LO MISMO.

  35. Miguel Veyrat

    Creo que está usted en lo cierto, Arnau. La historia no la determinan unos hombres concretos sino determinados movimientos ideológicos a los que representan esos hombres. En aquella época, la burguesía europea estaba aterrorizada por el nuevo régimen soviético. Los americanos también. Eso salvó a Franco, porque incluso el socialista Leon Blum y su gobierno de Frente Popular se negaron, en efecto, a facilitar el auxilio a nuestra República, mientras —ellos no lo previeron— crecía en “su” Francia el espíritu de Vichy que abriría más tarde las puertas a los nazis. A la República, qué razón tiene usted, sólo la ayudaron hombres libres que individualmente pusieron su propia vida a disposición de la democracia, componiendo Brigadas Internacionales. Sí, España fue la primera batalla de la II Guerra Mundial. Y de nada sirve preguntarse qué hubiese pasado “si”… sino para que al juntar lo que Justo serna llama conjeturas, unas con otras, podamos ver más claro lo que en realidad pasó; y sobre todo, “por qué”.

  36. Arnau Gómez

    Gracias Sr. Veyrat.La Historia posible no es más que eso.Una posibilidad que no se dió y que nunca se dará.Los hechos históricos solo los podemos valorar por lo que conocemos y por su documentación.Lo que que no está escrito, no existe,aunque la historia oral, empieza a ser muy importante.Mi maestro,el prof. López Piñero, así lo piensa.
    Lo importante es conocer la historia para que no se repita (ya sé que es un tópico).Por eso es muy importante,en estos tiempos, conocer la historia del franquismo y de sus antecedentes, para evitar que se reproduzcan, en este momento, aquellos hechos históricos,que como hemos visto en este blog,tan sangrientos y luctuosos han sido para este pueblo español, que sigue buscando algo que les una y quieren evitar lo mucho que les divide.

  37. Miguel Veyrat

    Eso que puede que busque el pueblo español, como dice usted, creo que lo ha podido encontrar ya: Está en Europa. Esa es la “Unión” que nos puede salvar del crudo y cruel provincianismo nacionalista ,y darnos el hondo vuelo del águila y no el de la terrestre, cobarde, levítica y conservadora gallina.

  38. Arnau Gómez

    La U.E. es la apuesta de los que creemos en el futuro.Lo que ocurre es que muchos ciudadadan@s,dentro de la U.E. no se lo creen demasiado y muchos políticos tampoco.Porque hacer una Constitución europea como las que nos hicieron tragar,ya les vale……..

  39. Miguel Veyrat

    Eso tiene arreglo. La Constitución europea se renegociará. Europa será un estado multinacional con el tiempo, de economía liberal de mercado, es cierto, lo que no nos gustará a millones de ciudadanos, pero será la salvaguarda contra aventuras golpistas como las que usted temía en su primer escrito. A eso me refería, principalmente.

  40. Arnau Gómez

    Permita usted,sr. Veyrat que no me fie de los británicos que ya nos dejaron colgados en la guerra incivil.En cuanto a franceses y germanos,que se vuelvan a poner de acuerdo ,aunque con Sarkozzy de presidente francés la cosa puede ser difícil. Según mi amigo francés,aunque ya he dicho que es gaullista, puede ganar y perder Ségolène.Una perogrullada,obviamente.

  41. Miguel Veyrat

    Apuesto decididamente por la victoria de Segolène Royal. No sólo es sangre nueva y discurso nuevo para el gastado PS, sino que la presidencia de Chirac, que será procesado por corrupción en cuanto abandone la presidencia, ha desgastado mucho más a su partido. En Francia hay sed de cambio. Además esta vez Le Pen quitará demasiados votos a la derecha, desiquilibrando todo el juego. Apusto por una victoria socialista en la primera vuelta. Ojalá.

  42. juan carlos molina

    hola tiodo dme parese esats deien dporlod de me perese una pere te interesante para el desarrolo de de la vida del estudieante et ehyereiugjrt lppriiehhyerr kiideuuytrtno los del desalloreo de la vuiodenynfntrgb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s