Propaganda e Historia

rojos.jpg 

1. Propaganda

¿Nos convencen los mensajes políticos que nos envían y que son objeto de disputa? ¿Oponemos resistencia? Necesitamos la propaganda, pero a la vez desconfíamos de ella. Sabemos que es un instrumento para persuadirnos más allá del juicio crítico. Ahora bien, nuestra pereza (humana, demasiado humana) nos hace necesitarla. Desde el punto de vista histórico hay tres maneras de enfocar el problema de la propaganda, que es algo bien distinto de la deliberación, de la reflexión, del diálogo crítico. La propaganda no es la publicidad, pero se le parece extraordinariamente. Es un mensaje político que se basa en supuestos comunes: en la receta, en la simplificación conceptual, en el esquematismo de las soluciones, en la identificación del enemigo.

¿Cómo nos llega la propaganda? El siglo XX es pródigo en su desarrollo. En principio se pensó que la información nos podía llegar como si de una bala mágica se tratara: si así ocurre, lo que se nos dice nos convence, nos persuade… incluso aunque sea mentira. En un segundo momento se pensó que ese poder de convicción no era tan evidente: incluso la propaganda política más sibilina o artera o mendaz no siempre ha logrado sus objetivos. Eso significa que la gente no se halla inerme ante los mensajes que le transmiten: puede oponer resistencia gracias a sus opiniones, a su mundo, a su entorno, a sus concepciones, a sus redes y a sus vínculos emocionales, pues aquello que nos desmiente o que no se amolda a lo que previamente pensamos… tendemos a rechazarlo.  Nuestro yo y su formación, su ideología y su cultura, son filtros y los mensajes no nos los pueden inocular con aguja hipodérmica. Sus efectos posibles, por tanto, se relativizan o incluso se pierden. En un tercer momento se admitió, sin embargo, que no estamos tan protegidos como quisiéramos pensar: la propaganda política es un instrumento  eficacísimo para imponer temas, problemas, cuestiones como objeto de debate: para centrar las preocupaciones ciudadanas en asuntos que no son centrales. La propaganda es un creador de agenda, de temarios para la preocupación y la discusión, y en este sentido es un instrumento que sirve frecuentemente para manipular. La manipulación se da cuando temas periféricos, intempestivos, forzados… nos los convierten en centrales o determinantes.

————–

2. La historia intempestiva  (23 de enero de 2008)

¿Quieren un ejemplo reciente de esta manipulación? ¿Un ejemplo histórico? Son numerosos los que podrían aportarse y, sin duda, su simple mención desbordaría los límites del blog. Por su simpleza (aunque seguramente también por su inanidad), me gustaría traer aquí la propuesta de uno de los candidatos valencianos, espoleado por el ejemplo de Madrid, el de esa animosa y nacionalista Fundación Dos de Mayo que preside Fernando García de Cortázar. Dice el cabeza de lista del PP valenciano, Esteban González Pons, que el próximo 23 de mayo conmemoraremos el Dia del Palleter:  el día en que festejaremos ” el ‘heroísmo’ del pueblo valenciano”, ese que estalló “el 23 de mayo de 1808 contra las tropas de Napoleón, como se hace con el 2 de mayo de aquel año en Madrid”. Con esta iniciativa, leo en El País, “el candidato del PP quiere así recuperar la figura de Vicent Doménech, de Paiporta, conocido como El Palleter (que trabaja o vende objetos de paja), personaje popular y destacado de la Guerra de la Independencia al que se atribuye ser el primero en alzar su grito contra las tropas francesas: ‘Un pobre palleter li declara guerra a Napoleó. ¡Vixca Fernando sèptim y muiguen els traïdors!’…”, dice el periodista que resume la iniciativa de González Pons. “El Gobierno socialista ha organizado, para conmemorar los 200 años de la Guerra de la Independencia, libros, conferencias y revistas que hablan del 2 de Mayo”, admite González Pons, “pero ninguno se acuerda en la capital de que el 23 de mayo de 1808 en Valencia hubo un palleter que alzó su voz contra los franceses y a favor de la patria y de Valencia”, señaló.

La historia como propaganda; la historia como inanidad; la historia como racionalidad retrospectiva. Decía antes que la manipulación se da cuando temas periféricos, intempestivos, forzados… nos los convierten en centrales o determinantes. Ahí tenemos un ejemplo. Otra cosa diferente es si esa evocación forzada de 1808 servirá para entretener a alguien.

——————-

3. Dos de mayo y Veintitrés de mayo de 1808…  ¿0 de 2008?

Historia y ficción

El Dos de Mayo, según Arturo Pérez-Reverte (El País, 24 de enero de 2008)

-Reseña de Justo Serna de Un día de cólera (Ojos de Papel, enero de 2008)

El Veintitrés de Mayo, según Jesús Civera (Levante-Emv, 24 de enero de 2008)

———–

4. Hemeroteca JS sobre la Historia y sus usos públicos

La historia conmemorativa

La historia recreativa

¿Contra la historia?

¿Memoria de España?

41 comments

Add Yours
  1. Redifusión

    Por su interés y relación con el tema que finalmente se trata en este post (continuación del anterior), los primeros comentarios son una reproducción del anterior:

    J. Moreno said,

    Enero 21, 2008 at 22:46 · Editar

    Todos estos comentarios sobre si Gallardón está humillado, dolido ó lo que sea me la trae al pairo.
    Que le dé pronto cobijo su suegro..aquel Utrera Molina de brillantes servicios en la gran noche franquista.
    Con los problemas que tiene el “presente” en España y nosotros divagando como espectadores de Telecinco.
    Perdonad pero no tengo otra cosa que decir.

  2. Redifusión

    Miguel Veyrat said,

    Enero 22, 2008 at 6:27 · Editar

    Todos esos comentarios, señor Moreno, son usados por los medios afines al Partido Socialista — a mi juicio—, como telón de humo para disimular el tsunami económico que acecha como un nuevo 11-M las próximas elecciones. Al votante democrático no le queda otro remedio que aferrarse al voto útil, como ha hecho Sabina, santo no de mi devoción por cierto, con enorme cabreo justificado por parte de Llamazares. Gallardón es un personaje de derechas, muy, muy derechas, de la que antiguamente llamamos “derecha civilizada”. El último episodio vivido en su partido revela que el PP se ha colocado en el ala más extrema del espectro: Ellos sabrán.

  3. Redifusión

    Kant said,

    Enero 22, 2008 at 12:41 · Editar

    No, no, doña Alicia, no minusvaloro a la ciudadana Aguirre, al revés. Me explico mejor: la maldad de la que nos habla Quincey es una maldad inteligente, la monjil es estúpida. Pero que sea estúpida no la priva de su capacidad de hacer daño. Contrariamente, el daño que es capaz de hacer un estúpido es mucho mayor que el del inteligente porque éste es prudente y comedido hasta en su despliegue más obsceno; en cambio, el imbécil actúa de forma desproporcionada, compulsiva, visceral, ciega y siempre absurda y alicorta, lo propio de una inteligencia fracasada, si me permite parafrasear a don José Antonio Marina. Estamos, pues, ante un claro caso de inteligencia fracasada que se refleja en un rostro caricaturesco de mala estúpida.

    ¡Claro que le permito la apostilla, sr. Gómez!… ja, ja, ja… Sí, aunque, ahora en serio, precisamente en ese posicionamiento tan descentrado de quién a tanta gala tuvo decir, insistir y persistir, durante años y años, en su “viaje hacia el centro”, es lo preocupante. No sólo porque “ellos” se escoran hacia su lugar natural – ya veremos si el pueblo español lo refrenda con votos – sino porque, en su deriva, están siendo acompañados por el PSOE, otros de los que cacarean su centrismo. Les propongo tres elementos que así lo delatan y que he citado en anteriores “post” de forma independiente: (1) en política internacional, la actitud ante el conflicto saharaui; (2) en política interna, la actitud frente a la Ley de Aborto; y (3) en política de partido, el cambio del sr. Marín por el sr. Bono. ¿A ver si es que el centro es la derecha, la derecha es el integrismo y la izquierda el liberalismo?

    Bueno, sr. Moreno, precisamente como espectadores de Tele 5… El tema de Gallardón no es una cuestión personal de ese señor, es la constatación de la crisis del PP. Cuando una organización entra en crisis, una de las estrategias para superarla – me apresuro a decirle que es una estrategia errónea – es volver a las “esencias” fundacionales de la misma, es potenciar su integrismo, su afirmación en si desprendiéndose de los matices que podían nimbar su perfil original. Lo ha visto en la Iglesia católica, lo ve hoy día en el PCE y, ahora, se destapa en el PP. Antes se podía saber y callar, o intuir, o deducir, con el sr. Gallardón (como pasó a nivel catalán cuando fulminaron al sr. Piqué) se hizo público y notorio. Evidentemente que no viene de ahora – el cese del sr. ministro Pimentel gobernando el ciudadano Aznar fue la primera señal – pero sólo ahora la gente de a pie puede ver lo que probablemente ud. ya sabía desde hace años, que el PP es el partido de la reacción española. Ese es el interés.

    En consecuencia, sr. Veyrat, discrepo de ud. en atribuir a esto la condición de cortina de humo. No lo es. Es la constatación del viraje conservador en el que se adentra España con sus tres partidos de ámbito estatal más notables o bien en franca descomposición (IU) o bien renunciando a los valores del liberalismo (PP) y del socialismo (PSOE). Me temo que ambos paquetes de valores ya sólo los va a encontrar en los partidos de dicho tamiz ubicados en la periferia del territorio estatal… mal que pese…

  4. Redifusión

    J. Moreno said,

    Enero 22, 2008 at 13:17 · Editar

    Sr. Veyrat entre en el diario del MCRC y verá el escrito sobre el futuro voto útil de Albiac al PP.

    En el blog de Trevijano esta mañana ha habido contestación del Albiac y nueva diatriba de Trevijano.
    http://antoniogarciatrevijano.com/

  5. Redifusión

    Pastora Imperio said,

    Enero 22, 2008 at 14:15 · Editar

    Como tantas veces me suele suceder, sintonizo con la opinión del Sr. Veyrat. A mi parecer, Gallardón, por obra y gracia de una maniobra sin duda precipitada – Fraga lo delataba así en ABC-, ha sido elevado por buena parte de la opinión pública a un escalafón distinto y superior al que le pertenece y, por una carambola no calculada, distante y mejor valorado de aquel en que quedaron los mismos que le “proyectaron” . Y lo que puede hacerle daño al PP en el corto maratón que queda para marzo no es sólo eso, sino, sobre todo, creo, la fractura de la imagen de bloque compacto que todos los partidos pretenden irradiar al electorado, sabedores de que éste suele castigar las grietas en los partidos. Y esto el PP lo va a pagar, pero, como viene a decir D. Miguel, que lo hubiesen pensado antes.
    Por cierto, señor Veyrat, he retomado mi disfraz de Pastora Imperio – que los Carnavales están ya encima- gracias a su cálida acogida, y luciendo mi habitual indumentaria, una de mis majestuosas batas de cola, que háganme el favor de no confundírmela con el andaluz traje de faralaes, vaya.
    Saludos,
    Pastora

  6. Miguel Veyrat

    No me ha leído del todo bien, amigo Kant. Las dos cosas son posibles. ¡Por el dios de las moscas! ¿Pretende usted que yo me creo lo del “viaje al centro”? Creo que Fraga se dio cuenta hace años de que “el centro vendía bien”, y no tenía más que observar a Suárez y cómo él no se comía una rosca. Todo es parodia, pamema, pero también es cierto que las lágrimas de cocodrilo de Gallardón sirven de distracción al respetable, lo que no empece que el pánico que ha provocado el descalabro bursátil en Europa, y sobre todo en España, haya sido autoinducido por los mensajes catastrofistas de la nueva extrema derecha (que no es tan nueva, pero por diferenciarla de la de pistola en el sobaco). Si yo fuera el director de un diario de izquierdas, forzaría la mano con Gallardón: Divide al PP al tiempo que lo desacredita por llorón. Un Político ha de permanecer “impasible al desaliento” por decirlo con a frase de un político también “desacreditado”… El propio Fraga permaneció en esa postura de mirar al horizonte cuando la represión vitoriana del 76 que costó varios trabajadores muertos. Y mírenlo ahora… ¿¿¿¿¿predicando moderación????? ¿¿¿¿¿Quién, él??????

  7. Miguel Veyrat

    Cuando envié mi mensaje anterior no había aparecido “en pantalla” el mensaje de doña Pastora. Me alegra compartir sus opiniones. Noooooo, no se puede confundir el traje de faralaes con la fastuosa bata de cola. Yo, que me estoy haciendo andaluz por infiltración afectiva, poco a poco, ya voy sabiendo diferencias esas cosas esenciales. Veo que sigue usted con su habitual desparpajo, facundia y simpatía en su nueva identidad. ¡A disfrazarse, que ya vienen Carnavales y habrá que enterrar la sardina y ponerse a disfrutar de la Carne, así, con mayúsculas! Para edificación de peninentes.

  8. Kant

    No se lo niego, sr. Veyrat. En efecto, la noticia del sr. Gallardón puede tener esa doble lectura – cortina de humo para enmascarar la crisis de la bolsa e indicativo de la crisis interna del PP con la imposición de los más integristas – pero, advierta, que el “crack” bursátil tuvo lugar con posterioridad a la cuchillada trapera del PP y ésta llegó sin avisar. Es más, su impacto ha sido tan brutal que ha barrido de las primeras el “caso Gallardón”, así que triste distracción ha tenido el soberano por lo efímera que ha sido la pantomima: no sirvió ni para una semana.

    Y, descuide, porque el desastre de los mercados tampoco dará para mucho más. El lunes por la mañana el globo se hundía, por la tarde se acordaron que las bolsas de los EEUU habían feriado el día y no trabajaban así que salvo la prensa vociferante, en los mercados se hizo un tenso silencio. Hoy martes, por la mañana, los “tiburones” de los parquets asiáticos y europeos se dedicaron a comerse a los estúpidos pececitos que se amedrentaron ante la galerna: las compras se multiplicaron. Por la tarde, cinco minutos antes de abrir la Bolsa de Nueva York, su Reserva Federal bajaba los tipos de interés de forma repentina y la histeria que afloró entre los nuevos ricos asiáticos y algún histérico despistado de Europa, milagrosamente, se calmó. El viernes ya ni nos acordaremos que los amigos del apocalipticismo y la prensa amarilla bautizaron como “lunes negro”.

    Más bien, yo diría que ha sido al revés. Magnificar un hecho destacable, sin lugar a dudas, como ha sido el “crack” de las bolsas, a devuelto la mirada de la sociedad hacia el gobierno con otras declaraciones del sr. Solbes que, siendo las ajustadas a la realidad (algo así como que “esto es grave pero no saquemos las cosas de quicio”), las expuso con su célebre impericia política y comunicativa lo que fue aprovechado por los medios filoconservadores para abundar en la teoría del “desastre” económico al que “nos arrastra” el presidente Rodríguez Zapatero. Precisamente, por eso, el “caso Gallardón” ya ha sido empaquetado y dispuesto para olvidar.

    Y olvidar eso es olvidar que el PP-FAES no sólo se quitó la careta de “centrista” mediado el segundo gobierno del entonces presidente Aznar, es que, desde que está en la oposición ha pasado a la depuración de las ideas disidentes dentro de su propio partido. Lo cual es un bello ejemplo de su forma de hacer las cosas. Si así actúan entre ellos ¿cómo actuarán contra los que no comulgan con sus ideas? El votante carbonario de izquierdas ya lo sabe, obviamente, pero el interés en la noticia no va dirigido a ellos. Debería ser piedra de reflexión para aquellos que votan al PP creyendo, honradamente, lo que su propaganda arroja sobre si mismos, presentándose como una fuerza moderada, sensata, moderna, atenta al progreso y abierta al diálogo (excepto con los terroristas… aunque dialogaran con ellos). Esos votantes – que no son pocos – suelen ser electores indistintos del PP y del PSOE, así que quienes no tienen ningún interés en que este asunto siga en el candelero es la plana mayor del PP. Bueno, y unos cuantos de uds.

    Obviamente, don Miguel, nada más lejos de mí que pensar, ni siquiera remotamente, que creyera ud. la pantomima de la refundación del PP. Lamentablemente, liberales y democratacristianos progresistas se lo creyeron y, cobardes como son – en su momento abandonaron a su suerte a don Adolfo Suárez y ahora, embutidos en el PP, no tienen la gallardía de repudiar alto y claro la intromisión de FAES y de la Iglesia católica en su actual partido – siguen aborregados al pastor aznareño. Pero sus electores tienen en sus manos su mayor fuerza: su voto y si lo ejercen más allá de lo que la propaganda popular trate de venderles, si atienden a los hechos, no a las palabras, la conmoción en el seno del PP tras las elecciones puede ser de consideración. El PP puede crujir con un trasvase de “sus” votos al PSOE. Y de eso se trata.

  9. Kant

    Sra. Imperio: dado que he sido el único que hizo mención expresa a la voz “faralaes”, me parece obvio que su alusión en su última intervención, dirigida al sr. Veyrat, se refería a mi cuando le decía: “(…) luciendo mi habitual indumentaria, una de mis majestuosas batas de cola, que háganme el favor de no confundírmela con el andaluz traje de faralaes, vaya (…)”.

    Si tiene ud. la bondad, doña Pastora, busque y vea la foto que don Manuel Ortega, en los años 30 del pasado siglo, le hizo a la artista cuyo nombre plagia y que, posiblemente, sea uno de los retratos más conocidos de la sevillana. La descubrirá – supongo que para su sorpresa – vistiendo de faralaes pues, dada a la ruptura que introdujo en el baile flamenco tradicional – y ahí están sus brazos al aire, separados del cuerpo, rompiendo toda la ortodoxia gitana seguida hasta el momento (ni siquiera su madre, siempre considerada la mejor “bailaora” del XIX, “La Mejorana”, se atrevió a tanto en público a pesar de ser ella quién le enseñó a moverlos) – no le importó sumarse, de inmediato, a la moda recién impuesta en Sevilla, en el 29, del traje de faralaes.

    Así que mi alusión, en su momento, estuvo perfectamente expuesta. Espero que no esté ud. confundiendo a La Imperio con doña Matilde Coral, bailaora de la escuela de doña Pastora pero acérrima defensora de la bata de cola. Por cierto, qué curioso, de una maestra heterodoxa surge una alumna que crea ortodoxia de aquella heterodoxia… en fin, perdone la digresión.

    La cosa es que si ud. – que no la artista – prefiere la bata de cola, no se prive, disfrútela, ea, pero no le atribuya a la andaluza una indumentaria que sólo fue incidental en ella y en sus últimos años, no en su forja, ni a mí una incorrección que no he cometido.

  10. Miguel Veyrat

    Su análisis, como es habitual, está ajustado a la realidad, y estoy de acuerdo en prácticamente todo. Pero la crisis económica no es el tsunami del lunes, no, viene galopando sobre las olas desde hace unos meses. Este ha sido el pico máximo, y todavía tendrá otros. Lo sorprendente es que si ciudadanos de a pie y sin un duro como nosotros hace un año o dos estábamos ya echándonos las manos a la cabeza y diciendo “A dónde nos llevan, están locos”. Hipotecas a 60 años por una casa. La crisis, copiada de la táctica de la banca y el sistema americano, ha sido copiada, plagiada punto por punto por nuestros expertos y ambiciosos banqueros —fue, todo hay que decirlo, semilla plantada por el último y nefasto gobierno Aznar— y ahora llega a estas playas. Si algo teme el gobierno Zapatero, es que le estalle en la boca antes de las elecciones. ¿Ha visto cómo ahora que se extingue el efecto Gallardón, llega la ilegalización de ANV y del Partido de las Tierras Vascas? Salud.

  11. Kant

    Salud. En efecto, tiene ud. razón, don Miguel, el tsunami del lunes no es lo único que nos depara la tormenta económica que está conmoviendo – y seguirá conmoviendo – los mercados internacionales. El disparate de la confianza en el capital especulativo frente al productivo sólo puede agravar las crisis cíclicas del sistema internacional. El avance de la desregulación del mercado (eso que enmascara la mundialización), cuando regularlo fue, precisamente, la única forma que tuvo Keynes para salvarlo en el XX, nos devuelve, en el XXI, la imagen del mono con navaja. El sistema económico mundial pierde sus fijaciones de seguridad y, consecuentemente, cada vez es más arriesgado. Cuanto más arriesgado, más incierto. Cuanto más incierto, más peligroso. Cuanto más peligroso, más fácil de tumbar. Y si cae, ay, ahí, en su fracaso, sí caemos todos… salvo las tribus de aborígenes de Nueva Guinea por su canibalismo autosuficiente.

    También coincido con ud. en la observación sobre los sucesivos conejos que se sacarán de la chistera unos y otros en las próximas semanas. Más, cuanto más cerca estemos de las elecciones. Muy adecuado al “post” sobre propaganda que don Justo está confeccionando. Ahora le toca el turno al conflicto vasco, bueno, ¡qué le vamos a hacer! Lo gracioso – o lo trágico – será ver cómo, el gobierno español que surja de las próximas elecciones (PSOE o PP, indiferentemente), encontrará interlocutor para iniciar nuevas conversaciones con quienes ahora prohíben, persiguen y encarcelan. ¿O es que alguien duda que el próximo gobierno no vuelva a intentarlo? “Mamá” Europa se lo exige y ellos, dilectos hijos, los mismos que ahora se desgarran las vestiduras negando que vayan a establecer contacto alguno con el MVLN serán los primeros en buscar un lugar tranquilo y alejado para hacerlo. En ese sentido parece más lógico lo que se hace en Francia, donde Batasuna es un partido legal… ¡cáspita!… los franceses, paladines de la lucha contra el terrorismo, férreos aliados de los españoles, vascófobos reconocidos, neuróticos centralistas, guiados por el preclaro Sarkozy… ¿tienen a Batasuna legalizada?… pues, sí, vean uds qué cosas. Unos hacen política, otros el ridículo. Ud. mismo lo dijo, don Miguel, “cosas veredes, Sancho amigo, que non creeredes”… son las cosas de las campañas electorales… cosas de la propaganda… herencias de la publicidad… rasgos de la imbecilidad humana puestas al descubierto…

  12. Pastora Imperio

    Sr. Kant, no se sulfure, por favor, que mi tono siempre ha sido y sigue siendo amable aunque distendido. Le rogaría, eso sí, que no me acuse de plagio por disfrazarme con un nombre ilustre, porque no es de recibo, y menos en este entorno de nicks en el que los blogs se mueven ( amén de que usted también lo hace).
    Gracias, de todas formas, por invertir tiempo en ilustrarnos, como siempre, aportándonos con su minuciosa investigación la verificación de que ambos trajes no son iguales. En todo caso, espero no molestar a nadie si, de vez en cuando, opto por este seudónimo para entrar aquí , y por la bata de cola, que también lucía la auténtica Dª Pastora Imperio, que en paz descanse, aunque fuese en sus últimos tiempos, según nos corrobora el Sr. Kant.
    A todos les pido disculpas por esta disgresión a modo de divertimento del debate importante y principal.
    Con mi baile más alegre les deseo que tengan ustedes buenas noches .
    Pastora

  13. Kant

    No, si no me sulfuro, doña Pastora, es que me dan estos prontos. Pero tan de repente me vienen, como de inmediato se me van. Si me conociera mejor lo sabría. Pongo por testigos a otros contertulios que saben de mis arrebatos como prueba de mi aseveración.

    Precisamente por eso, porque no me conoce, me permitiré extenderme con una pequeña explicación sobre el uso del término “plagio”. En efecto, es como bien dice: ud. usa su “nick” como lo uso yo. Por ese motivo, sería absurdo que se lo retrajese. Hemos tenido otro malentendido también en esto. Usé el concepto en su cuarta acepción de la XXII edición del DRAE. Me puede mi romanofilia y siempre que puede ajustar un término a su origen latino, eso hago. Así, en Roma, plagiar era usar el esclavo de otro como si fuera de uno mismo. Ese fue mi propósito cuando adopté el mío – eso sí, aprovechando el mote cariñoso que se me da, fuera del “blog”, por mi apellido, Cantarell, y de ahí, Cant, o sea, Kant – y ese supuse que sería el suyo, “esclavizar” el espíritu del “nick” adoptado. En mi caso, movido por la divisa del prusiano: “sapere aude”, en el suyo, supongo y me atrevo a decir, por el valor iconoclasta y heterodoxo de la andaluza.

    Por otro lado, he de reconocerle mi extrañeza al ver que se identificaba con una diva del flamenco de esa categoría y se solidarizaba con mi apreciado sr. Veyrat aunque, paralelamente, mostraba un cierto desdén – o eso interpreté yo – para con mi cara sra. Pavlova, también con la recién incorporada sra. Markova y para conmigo mismo (me refiero a su intervención de 17 de enero a las 14’25). No me hubiera importado demasiado que se hubiera metido conmigo pero consideré intolerable la alusión a las dos señoras, de ahí el desencuentro y mi actitud pronta al acero.

    Siempre desconfiaré de quién se me presente con la seriedad del asno. Si me dice que, encima, todo fue en aras de la distensión, broma, cuchufleta y jarana, me desarma, sra. Imperio. Jamás le negaré el paso a la risa y en ella fío y confío pues es mi único capital reseñable. Reciba, pues, mi bienvenida tras tan desafortunado conocimiento y mis disculpas si acaso la ofendí.

    Por otra parte, me sumo a su petición de clemencia al resto de contertulios por la digresión en la que nos adentramos desviándonos del tema propuesto por don Justo.

    Tengan uds. muy buenas noches, que Morfeo los acoja en sus mullidos brazos.

  14. Miguel Veyrat

    Cantarell, me ha encantado su alusión a la seriedad de asno, por Júpiter, que hace años que no la escuchaba (yo le “escucho”, querido amigo) y conmovido la invocación a los mullidos brazos de Morfeo, que ¡ay! hace tiempo que me los esquiva. Parece que los años le asustan y hace que cada vez los viejos durmamos menos, acaso porque ya se acerca el sueño en que nos entregará a los brazos huesudos de su amiga del alba.
    No me sea cruel ni resentido con doña Imperio, que sólo quería dar un alegre repiqueteo de castañuelas por el sesudo blog. Sus reflexiones de tipo político tenian sentido y oportunidad. No podemos privarnos de bailarinas en estos tiempos de Bajo Imperio en que los bárbaros nos deguellan por las esquinas..

  15. Pavlova

    ¡Ele mi niño! Un caballero español, es lo que usted es, queridísimo Kant y no puede suponer lo que valoro y me emocionan su defensa y apoyo ante la burla despectiva a “gráciles piruetas” y tú-tús. Hace mucho que no entro jamás a las provocaciones que sólo pueden dañar mi cutis, pero que otro me defienda es algo que me conmueve intensamente. Señor Kant, de verdad y de todo corazón: quedo eternamente agradecida a usted.

    Y ya que estamos puntualizando sobre batas de cola, faralaes etc. diré que la preposición “en” no se utiliza para el modo de estar una bailarina clásica sobre las puntas de los dedos de sus pies; se dice “De”: de puntillas. Me refiero a esto: “(…) quienes deben de estar bostezando con tanto tú-tú y bailarinas en puntillas haciendo gráciles piruetas.” Cuando el danzante se coloca sobre la punta de los dedos, es decir, con el pie doblado y como quien llega tarde a casa y no quiere despertar a la parienta, posición mucho más masculina, del bailarín que de la bailarina, es entonces, digo, cuando se llama “de puntas”, aunque también se emplea “en puntas”. Cuando es puntillas es sólo “de”.

    Mi más cariñosa saludo, querido amigo Kant.

  16. Alicia Markova

    Claro, no iba a decir ustedéustedés o youyous. Pues miren, a mi no me ha ofendido nada doña Pastora, y tampoco necesito que me defienda nadie, tengo un cutis a prueba de bomba, aún a riesgo de que me llamen ustedes caradura. Y no creo que Kant necesite que nadie le haga la pelota, admirada amiga, creo que doña Pastora sólo quería jugar un rato con las palabras, como hago yo más arriba. Peligroso ejercicio en este blog, por lo visto, donde se crean pequeñas fratrías.

  17. Miguel Veyrat

    Quizás fuera sano, a estas alturas del discurso, cambiar de tema, abandonar a su suerte la triste política nacional y centrarnos en el drama humano que se está viviendo en las fronteras de Palestina con Egipto en la franja de Gaza. Invito pues a nuestro digno anfitrión a progresar en este sentido.

  18. Kant

    ¡Don Miguel, qué me dice! El paso de los años no sólo nos regala mayor sabiduría (cierto es que a algunos sólo se le acrecienta su “mendruguez” pero esos ya parten de una tara juvenil) también nos ofrece más horas vigiles: ¡qué infinita alegría!, más horas para leer, pensar, escribir, reír, llorar, hablar, más horas para vivir. No se queje de ello, los Dioses Inmortales son caprichosos y lo pueden condenar a sopor insoportable, un castigo durísimo consistente en ir durmiéndose por los rincones; entonces se queda sin enterarse de “na”. En fin, que existe una diferencia de abismo entre un anciano senecto y un viejo bobo. Posicionarse en un bando u otro sólo depende de saber aprovechar esas oportunidades que nos deparan las Parcas, tejedoras del Destino.

    Doña Ana, siempre a su servicio… aunque me abruma con sus elogios… ¡Y gracias por su información sobre el arte de Terpsícore!

    El caso concreto que nos plantea don Justo no deja de ser significativo. De nuevo lo anecdótico del político provinciano delata lo categórico de la ideología de la derecha estatal: la “recuperación” de la Guerra del Francés por parte de la derecha española viene a incidir en esa progresión integrista hacia la caverna reaccionaria de la que vengo hablando últimamente. En este caso, la propaganda electoral de otro defenestrado, – en este caso por el Molt Honorable presidente Camps (si pensaron en Madrid que el sr. Zaplana era un sinvergüenza, esperen a tener por allá al ciudadano Camps… amiguísimo de la sra. Aguirre, por cierto) perdón, decía que lo que argumenta el sr. Pons, va más allá de la mera coyuntura de unas elecciones, actúa también como publicidad de la idea que se alberga tras unas siglas.

    El problema, claro, es que en un tiempo en que el pensamiento débil impele a no declarar con claridad y contundencia lo que uno – individual o colectivamente – piensa en público, se debe recurrir a estos subterfugios para trasladar a la sociedad su idea sobre las cosas. Lo que se plantea es el rechazo a Europa. La derecha española, nacionalista por definición, se distingue de la derecha nacionalista de los países periféricos del Estado, por su aborrecimiento de Europa. Mientras la periférica se adentra en la idea de “Europa de las Regiones”, plantea euroregiones que articulan territorios pluriestatales y trata de diluir la idea renacentista del estado-Nación en beneficio de un marco institucional – y mercantil – continental, la española no se priva de exaltar su amor por las fronteras y su obsesión autárquica.

    Recuperar al “Palleter”, a Daoíz y Velarde, al Dos de Mayo, a la Guerra de la “Independencia” (ya me dirán uds. de quien se independizó España), pues, es retorcer la historia para justificar la estrategia de política exterior del PP-FAES: no les gusta Europa, prefieren la alianza con los tradicionales enemigos de la España decimonónica (algo que ese nacionalismo españolista soslaya) y los aliados de la España franquista, los Estados Unidos de América. Parece bastante evidente que la aproximación a la Guerra del Francés que hace el sr. Pérez Reverte – algo de lo que ya se habló en este “blog” en su día – o los fastos que prepara el PSOE, ambos desde una óptica guiri, distan muy mucho de la mirada carcunda del nacionalismo español.

    Así pues, si me lo permiten, sumo a las atribuciones que don Justo desvela de la relación de la historia con los partidos políticos (propaganda, inanidad, racionalidad retrospectiva) la de publicidad… publicidad soterrada de la ideología inconfesable.

  19. jserna

    Apreciado Miguel, no puedo tratar aquello de lo que no estoy suficientemente informado, aunque las imágenes que transmiten los medios sean espantosas. No lo digo por escurrir el bulto, no: es que mis conocimientos sobre el conflicto palestino-israelí son culpablemente magros. Por respeto al drama humano que ahora está pasando, no quiero abordarlo con cuatro datos traídos precipitadamente, que es lo máximo que yo podría aportar. Como mucho puedo invitar a que ustedes se salten libremente el tema del post (cosa que tantas veces hacen) o poner enlaces para informarnos todos:

    El País

    Abc

    El Mundo

    De todos modos, como bien apunta Kant en su desarrollo argumental, el pasado y sus usos no son asunto menor… De hecho, estoy pensando en escribir y publicar otro post (el viernes) sobre este asunto: el del pasado y su uso actual.

  20. Kant

    ¡Vaya! cuando introduje mi anterior intervención me entró en torrente cuanto habían escrito la sra. Markova y el sr. Veyrat tras la sra. Pavlova. Habrán visto que, por lo que a mi hace, retomo el tema del “post” y destaco lo que señala don Miguel sobre el conflicto palestino-israelí: me parece abrumador el aparato propagandístico del Estado de Israel, abrumador. Si cualquier país del mundo – cualquiera – hubiese cometido un 10% de las tropelías que el sionismo integrista – ojo, que no todos los judíos son iguales – ha perpetrado en Palestina ya no quedaba ropa que arrancar en el mundo, sin embargo, helos ahí, justificando lo injustificable, implicados en atrocidades de lesa humanidad y apareciendo en todos los medios de todo el mundo como simpáticos médicos, atractivas artistas e inteligentísimos intelectuales… En este caso la propaganda alcanza unos extremos de convicción difícilmente comprensibles para una menta medianamente ecuánime.

  21. Kant

    ¡¡Pardiez!! ahora se me infiltra el propio don Justo… en fin, como no me voy a volver loco tratando de ir a la par del “post” ¡me callo!… no me den las gracias, volveré.

  22. Pavlova

    ¿De qué me suena a mí eso de que le hago la pelota a Kant (y a Justo)? ¿De qué? Je, je, qué cosas tan míseras y tan inexplicables.

    Saludos.

  23. Alicia Markova

    Debe ser que escucha usted su propio eco. Debe “hacérselo mirar”, querida. Puede ser un síntoma grave de alteración mental.

  24. Jaime

    Pues yo no entiendo porqué se ponen así. Lo de la propaganda que nos propone J Serna es interesante. Podian dejar los temas personales. Serna no dice nada sobre la mezcla de propaganda y publicidad y ahi hay mas cosas que decir. La manipulación.

  25. Paco

    Uy uy uy uy uy cómo está el patio! Y Serna que no se entera. El señor cree que escribe con seso y aburre a todos y encima nos pone el sombrero. Me descubro!

  26. Kant

    Hombre, don Jaime, pues eso es lo que digo, que ya que don Justo no trata el tema del vínculo entre la propaganda y la publicidad – conceptos que algunos entienden como sinónimos – añado “motu proprio” esta faceta de una entidad tan poliédrica como es la propaganda.

    Observe que si a la cuestión que plantea inicialmente el sr. Serna – “¿Nos convencen los mensajes políticos que nos envían y que son objeto de disputa? ¿Oponemos resistencia?” – y que resuelve con una afirmación que yo mismo suscribo – “sirve para manipular” – y como ejemplo clarificador añade su capítulo 2 (“La historia intempestiva”), con un caso concreto espléndido de manipulación, añádale ud. ese otro componente – la publicitación de ideas de forma implícita, no explícita – y verá como la comunicación entre los ciudadanos y los partidos a los que la Constitución española del 78 concede en exclusividad su representación y, por tanto, la custodia de la soberanía del Estado, se convierte en un laberinto de despropósitos sociales plagado de peligros para la libertad.

    Convertir la historia en la materia prima de la comunicación política, de la propaganda abierta o de la publicidad soterrada, es dar alas a lo que tan acertadamente resume don Justo: a la historia vacua, la mendaz, la que en vez de aportar elementos para la reflexión proporciona materia para el equívoco, la alteración de las pasiones y el despliegue más abominable de la irracionalidad. Ello podría parecer producto de una calentura mental de gabinete intelectual, incluso, algún incauto, podría decir que el ejemplo que propone don Justo es desproporcionado, sin embargo en el País Valenciano la derecha ya ha ensayado – y con un éxito asombroso – esa política, esa propaganda y esa publicidad.

    Viene haciéndolo desde el tardofranquismo y ha sido confirmado en la monarquía: es lo que se conoce como “blaverismo”. La historia, evidentemente manipulada, incluso burdamente manipulada, una historia absurda e insostenible, ha sido la materia prima de la propaganda reaccionaria. Pero como en esa propaganda se publicitaba implícitamente la idea conservadora española, en la actualidad temas tan aparentemente alejados del mundo de la historia como pueda ser la carencia de agua en el Mediterráneo o la especulación urbanística en la costa valenciana se ven desde ese prisma deformado que han generado décadas de manipulación histórica y que, ya, han afectado a la racionalidad de las personas. Ese es el triunfo de ese tipo de propaganda política: no sólo se guía por la visceralidad del momento electoral o de la coyuntura política – y por tanto tiene la vida que dura una campaña – sino que, internizado en una parte notable de la sociedad, permanecen, aunque sea de forma latente, permanentemente unas ideas que sólo responden a la pasión ciega, a la irracionalidad.

    Y, caballero, cuando la irracionalidad se enseñorea de la cabeza de la mayoría de la población, no sé ud, pero yo me pongo a temblar, pues las dos primeras víctimas de semejante triunfo social son la ciencia y la cultura. Y le aseguro que en València somos testigos de primera mano de los excesos a los que se puede llegar con la historia manipulada y propagada.

  27. J. Moreno

    Pués maldita la gracia que me hacen a mí las conmemoraciones de los meapilas actuales, sobre la victoria de lo más reaccionaro español del siglo XIX.
    Nací en un pueblo de Sevilla cuyo escudo municipal lleva en su centro el pueblo de Montellano en llamas con el lema “Por los franceses 14 y 18 de Abril de 1.808”.
    Ahora este maldito pueblo con gobierno socialisto, celebrará los 200 años de la victoria sobre el francés, sin el más mínimo recuerdo de los que tuvieron que huir de allá y siguieron a los franceses para refugiarse detrás de los Pirineos.

    Se añade a eso el hecho de que IU no ha hecho la más mínima protesta para defender la “memoria histórica”.
    Claro que en los archivos quedan como afrancesados un mínimo de lo que ocurrió: Goya, Abate Marchena……la wikipedia solamente registra a 23 conocidos.
    Si todavía somos incapaces de hacer honor con los “liberales” del siglo XIX ¿qué se puede esperar de nuestro presente ?
    Pués que el franquismo fué un bien para España con 40 años de PAZ y mucho desarrollo. Y en absoluto reprimieron a los vencidos tras el triunfo del golpe de Estado de 1936.

  28. J. Moreno

    Hoy he visitado el “Palau Robert” donde hay una exposición sobre la obra de Manuel Vázquez Montalbán.

    Vergúenza todo lo que ocurre aquí con la manipulación del pasado. Se le dedican 3/4 partes de la exposición a su gran pasión: la cocina y el buén yantar. Unos estantes con sus obras y poco más.
    Hay un gran comedor con sillas, mesa servida, cocina con utensilios y un salón donde sus amigos le dedican panegíricos a su muerte proyectados sobre las butacas del mismo.

    Proyectan la imagen de la Cataluña idílica, sin contradiciones, sin problemas, lo que el enfant terrible del Arcadio, -con razón-, dice…. el oasis.
    Algunas de las cosas del Manolo que cuelgan en la exposición:
    “La ironía encuentra su motivo de ser en tanto que declaración de la impotencia de la razón”.
    “Nos apropiamos de las palabras porque reflejan un concepto del que queremos defendernos.”
    La información visual, la reproducción de lo que la gente ha visto, permite al autor utulizar muchos referentes que evitan ó reducen las descripciones.”

    También he visitado en el mismo recinto otra exposición sobre aquel dibujante compañero del Perich, que fué un francotirador en el franquismo como dibujante satírico: Francesc Vila Rufas ” CESC”

    Estupendo dibujante, maravillosa persona, y… muy libre

  29. Miguel Veyrat

    Sí, gracias por los enlaces, Justo, lo mejor que podemos hacer ante la barbarie, ya que tenemos que asistir a un genocidio más en directo (el de Congo prosigue su hecatombre cotidiana, sangrienta y silenciosa) es no ignorarlo, permanecer informados, hacer nuestros análisis, como los espléndidos que nos regala Kant acerca que lo que supone ser un primate evolucionado, tomar nuestras decisiones personales y no asombrarnos de paso por la manipulación política del Manolito Malasaña valenciano. Ella, Manolita, también sirvió a una conspiración terrorista por parte del macabro Borbón de turno.
    En otro orden de cosas, aún recuerdo mi asombro, disgusto y asco, cuando a mi regreso de Paris, en el año 1977 y en el interregno entre la legalización del PCE y la aprobación popular de la Constitución del 78, vi manifestarse por las calles al querido partido comunista, en el que había militado hasta entonces —muerto Franco, llegada la democracia, pensé quizás erróneamente, que ya los periodistas y poetas no debían ser militantes— junto a la extrema derecha, y les juro que era bien “extrema” y violenta, por aquellos días, que pretendía también añadir una banda azul a la senyera.

  30. Kant

    Le alabo el gusto, sr. Moreno. En efecto, espléndido “Cesc” y lamentable, lamentabilísimo, lo que cuenta de la exposición sobre el sr. Vázquez Montalbán. En este caso la manipulación aún es más pérfida pues está pergeñada por quienes se dicen entusiastas del escritor. Si lo único que han entendido de don Manuel es su afición a la buena cocina, o no han entendido nada de su vida y su obra – han confundido lo anecdótico con lo categórico – o han entendido demasiado… y entonces, la manipulación está servida por la vileza.

    En estas circunstancias es obligatoria la cita celebérrima del sr. Orwell en “1984”: “quien tiene el presente, posee el pasado; quien posee el pasado, tiene el futuro”. Considero que esa es la esencia de la manipulación de la historia con fines políticos.

  31. Paco Fuster

    Con esa cita orwelliana me has recordado amigo Kant, mi por ahora inédito trabajo sobre la “damnatio memoriae”, donde cito precisamente esta frase. El epígrafe de mi trabajo es otra cita de 1984, pero en la introducción del trabajo – en la que explico precisamente el significado de la “damnatio memoriae” como mecanismo de alteración y modificación interesada del pasado, incluyo esta célebre cita. Ya le haré llegar una copia del trabajo cuando publiquen las actas del congreso (esto va para largo pero será a lo largo de este año).

    Por otra parte, coincido con usted y con Justo en la importancia del tema de la propaganda y la manipulación de la historia. Si no me equivoco el último número de la revista “Pasajes” contiene un monográfico dedicado precisamente a los usos de la historia. Así que el tema está más vigente que nunca.

    Otro ejemplo de un uso distorsionado de la historia y de las implicaciones políticas que afectan muchas veces a la historia es el caso – desconocido para la mayoría – del historiador judío Ariel Toaff, cuyo último libro fue censurado y retirado por motivos de presiones políticas precisamente. Si a alguién le interesa el tema -que es muy complejo y complicado, es verdad – puede leer un modesto trabajo mio recientemente publicado en la revista de historia medieval Mirabilia:

    http://www.revistamirabilia.com/Numeros/Num7/indiceartsa7.htm

    Cambiando radicalmente de tema – para seguir con la tónica de este post – también le digo amigo Kant que estoy trabajando en algo que supongo que le interesa (por algún comentario que le he leído y que no he podido responder por falta de tiempo) a usted y quizá a otros lectores. Acabo de terminar hace un rato una reseña del libro de memorias de Barack Obama. Si todo va bien, pronto podrán leerla por este canal electrónico. Y si todo va bien también, dentro de un tiempo más prudencial podrán leer un extenso y documentado trabajo que tengo en mente hacer – ahora estoy en pleno proceso de documentación y lectura de bibliografía – sobre el mismo Obama y sus puntos en común con anteriores presidentes de los Estados Unidos. Es un trabajo difícil y arriesgado, pero de momento la cosa pinta bien. Supongo que antes o después trataremos aquí mismo el tema de las elecciones en Estados Unidos, que como usted se imagina, es un tema sinceramente apasionante. Si ya nuestras elecciones domésticas nos proporcionan momentos cómicos impagables, el mundo americano es una cosa tremenda.

  32. jserna

    Para añadir más elementos a la discusión, historia y propaganda, historia y manipulación, historia y ficción, he puesto enlaces a tres artículos sobre el Dos de Mayo y sobre el Veintitrés de Mayo: uno a un artículo de Peréz-Reverte de hoy mismo en ‘El País’; otro a mi reseña de ‘Un día de cólera’, aparecida en ‘Ojos de Papel’; y otro al artículo de Jesús Civera en ‘Levante-Emv’.

  33. Kant

    La participación del sr. Fuster me ha hecho recapacitar sobre el que en esta avalancha de ejemplos y tipos de manipulaciones históricas dentro de acciones propagandísticas que estamos proponiendo unos cuantos, falta la aportación de los estudiantes de periodismo y de historia que sé que nos leen y, en general, de los más jóvenes del “blog”. Creo que a todos – especialmente a los más mayores de los contertulios – nos interesaría conocer sus opiniones. No se trata de un examen, por favor, se trata de conocer su opinión sobre un tema tan delicado para el desarrollo de las humanidades y su impacto sobre la sociedad, ¿se animan?

  34. Miguel Veyrat

    Como el más veterano, quizás, de los periodistas del blog, suscribo por entero el envite de Kant. Anímense, pfv. Y si saben algo de la manipulación del 23-F, adelante…

  35. Lázaro

    El centro de la publicidad es el individuo burgués, que es el que disfruta del sistema capitalista. Pero el obrero también la recibe, para que arraigen en su interior. El fin es hacer naturales las contradicciones de la realidad, autoritarismo, pobreza, desigualdad, etc.

    El estudio de la publicidad es esencial para descubrir las aspiraciones de los dominadores.

  36. Kant

    Caramba, don Lázaro, me ha dejado sorprendido realmente con su intervención, corta pero tajante, contundente y de enjundia. Es difícil decir tanto en tan poco espacio. Eso sí es síntesis, ¡voto a Bríos!

    No obstante, advertía más arriba que no deberíamos entreverar los conceptos publicidad y propaganda. Tiene su importancia no hacerlo. La propaganda se limita a dar a conocer una idea concreta en un marco comunicativo limitado, pero no de cualquier forma, respondiendo a una política publicitaria general. Esto es, la primera es una parte de la segunda y de ella depende. De igual manera, la publicidad forma parte de la promoción estratégica subyacente a las campañas publicitarias. De esta forma alcanzamos a una de las cuatro pes del “marketing mix”, la “Promotion”, que nos permitirá desvelar la estrategia de “marketing” (en castellano correcto, comercialización) del vendedor (del promotor) de la idea, una persona física o jurídica, un ser individual o colectivo que tiene cierta tendencia a alejarse de la luz pública.

    ¿Sabe? una de las cosas que más me han frustrado de mi carrera, cuando la he tenido en la distancia y he vuelto mis ojos hacia ella, es que nadie me enseñó la importancia que tiene la comercialización (o “marketing” como la llaman los sabihondos o la mercadotecnia en el neologismo inventado en América), tanto la consciente – la que ejercemos con pleno conocimiento de que estamos estructurando una estrategia de venta (da igual lo que se venda sea tangible o intangible, sean productos, servicios o ideas) – como la inconsciente – la que se ha hecho desde tiempo de los fenicios de manera intuitiva o no preconcebida sino producto de la experiencia.

    Y se lo digo porque el análisis de las ventas de intangibles – por ejemplo, el uso del cinturón en los vehículos, el rechazo al consumo de estupefacientes, el voto para esto u otro partido… –- permite al analista ver la sociedad de otra manera. De la más vulnerable. Si el planteamiento es o burgueses u obreros, no alcanzaremos a entender fenómenos como los millones de votos que obtiene el PP de perfectos muertos de hambre o los que le llegan al PSOE desde segmentos de mercado que podríamos tildar de alta burguesía sin exagerar un ápice. Yo le recomendaría – porque a mí me hubiese encantado que me lo recomendasen cuando estaba estudiando, aunque no estuviese en el programa (sobre todo, porque no estaba en el programa) – que si tiene oportunidad de introducirse en el mundo de la comercialización de intangibles, lo hiciese.

    Es más, le lanzo una teoría kantarelliana (de Cantarell, mi apellido… ¡no la iba a denominar “kantiana”!): si “marketing” (perdón) y antropología (y digo bien, no hablo de sociología) se estudiaran desde el Bachillerato y se contemplasen en las carreras universitarias, buena parte de las desvergüenzas de los representantes legales de nuestra soberanía (los partidos políticos), la práctica totalidad de males sociales que difunden las diversas iglesias (especialmente las monoteístas), entre otras ventajas, no tendrían cabida. Estaríamos más cerca de la felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s