Variedades informativas

1. CAMPS: Civil Aircraft Missile Protection System (10:05, 15 de marzo)

franciscocamps.jpg 

Civil Aircraft Missile Protection System or CAMPS is an infrared countermeasure against anti-aircraft missiles, specifically designed to defend civilian aircraft flying under 15,000 feet (4,600 m) against MANPADs.The system was developed by Saab Avitronics, Chemring Countermeasures and Naturelink Aviation.The decoys use a pyrophoric substance that burns at a relatively low temperature, thereby avoiding any fire safety concerns associated with conventional pyrotechnic military flares, such as those used by a similar Israeli system. The onboard processor uses neural network pattern recognition algorithms to classify potentials threats detected by its infrared sensors. The system was successfully demonstrated at the Overberg Test Range in March 2007.

————-

 2. Zaplana o la virtud de predicar con el ejemplo (09:12, 15 de marzo)zaplanayanoseraportavoz.jpg Agencia Efe

El anuncio de Eduardo Zaplana de que no seguirá como portavoz del grupo parlamentario del PP encierra varias claves sobre las que cabe detenerse. El momento elegido, cuatro días después de la derrota electoral y sólo 48 horas después de que Mariano Rajoy anunciara su decisión de continuar al frente del partido y de hacerlo con su «propio equipo», supone lanzar un mensaje de asunción de responsabilidades según las más estrictas pautas de la normalidad democrática. Lo lógico es dar la cara cuando se está en la cima y ser capaz de darla también cuando las urnas te son adversas. Habrá quien diga que ha tomado la decisión de marcharse diez minutos antes de que le comunicaran el relevo, pero muy bien podía haber intentado ganar tiempo y negociado un destino cómodo. Sin embargo, se ha adelantado para decir que quiere ser «diputado raso». Ha descartado por eso el ofrecimiento de Rajoy de formar parte de la Mesa del Congreso, lo que garantiza coche oficial, secretaria y demás gabelas.

Es fundamental también la alusión que ha hecho Zaplana a su intención de «fomentar la renovación» y abrir «una etapa nueva», en un momento en el que, pese a los resultados del 9-M, en lugar de autocrítica, el PP se ha conformado con cerrar filas en torno al jefe. Es coherente además con su voluntad, que ya había adelantado en diciembre, de no aferrarse al cargo y dar paso a otro si se perdían las elecciones. Zaplana ha sido portavoz en una legislatura muy difícil, marcada por el trauma de la masacre del 11-M, lo que le ha obligado a tener que mantener el tipo en circunstancias muy difíciles y a soportar un gran desgaste personal. Se han difundido todo tipo de infamias sobre su persona, a cuál más rocambolesca, como ya se hiciera cuando fue presidente de la Generalitat Valenciana. Sin embargo, y pese a haber sido uno de los políticos más escrutados del país, nadie ha podido emborronar su currículo. No sólo ha encontrado trabas fuera del PP. En su compromiso por llegar al fondo de los atentados, no siempre estuvo respaldado por sus compañeros. Algunos eligieron el camino más cómodo y prefirieron mirar para otro lado.

Resulta un tanto injusto que, desde el domingo, Rajoy no dedicara una palabra de aliento a Zaplana hasta ayer, cuando éste hizo pública su determinación de dar un paso atrás para formar con el pelotón. Día tras día y durante cuatro años, Zaplana ha dado la cara por Rajoy en la Cámara para que se la rompieran. Y nadie podrá decir que no dio la talla ante sus antagonistas, primero Rubalcaba y después López Garrido. Sólo el tiempo dirá si Zaplana, de 51 años, se queda en la retaguardia o es llamado de nuevo a la primera fila. Pero hay que valorar el ejemplo que da hoy a su partido y que pone el punto y seguido a la brillante carrera de quien fue capaz de darle la vuelta a la Comunidad Valenciana, transformando una región históricamente alineada con la izquierda en el actual feudo en el que la cúpula del PP disfruta con su mascletà.

Editorial El Mundo, 14/3/2008

———————  

3. Peatón Zaplana (16:52, 13 de marzo) 

 avenidadelalcaldeeduardozaplana103.jpg

Durante semanas, durante meses, he devorado abundante literatura electoral: uno tras otro, numerosos libros políticos. Un exceso lector sobre cuyos beneficios me pregunto: ¿qué nutrientes me han aportado? No todos los volúmenes los he comentado en este blog: por ejemplo, no he dicho nada del Examen a Zapatero, de Philipe Pettit. ¿Porque carecía de interés? En absoluto, con ser discutible, el volumen intenta analizar una práctica política –la del primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero– desde una teoría normativa: la del republicanismo. Lo he dejado sin comentar, para mejor ocasión tal vez, quizá pronto. Pero no acaba aquí mi atracón informativo… pues, en efecto, me he prescrito una dieta bulímica: tres o cuatro periódicos al día, en papel. Perdonen la metáfora, pero no encuentro mejor imagen para describir lo que, desde luego, es una desmesura o una sobrecarga.

Estaba dispuesto a abandonar el comentario político, a dejar pasar esta saturación, pero veo que no tengo remedio. De repente, una nota informativa me hace regresar a la política. Se confirma lo que muchos esperaban y algunos deseaban: Eduardo Zaplana Hernández-Soro ya no será portavoz del Grupo Parlamentario Popular.  Leí un par de libros sobre él, los glosé aquí, en El País y en Levante. Las previsiones se han cumplido en parte. Esto me decía meses atrás: Fue nombrado portavoz del grupo popular en el Congreso, cargo del que será próximamente apeado y ahora, por lo que dicen, lo vemos lidiando para hacerse con un puesto que le permita repetir como parlamentario. Quién sabe, a lo mejor ya ha llegado el tiempo de su retirada: no sé si como diputado o, tal vez, como abogado con despacho abierto. Desde luego hace tiempo que parece circular en dirección contraria. Ahora, confiesa que pasa a ser “un diputado de a pie” o, incluso, “un diputado raso” : eso leo en Abc, en El País, El Mundo. Un peatón, vaya. ¿La fiel infantería? Aquí, en la fotografía superior, tienen la avenida de la que partió.

————–

4. El “Chiki Chiki” (23:23, 13 de marzo)

chikilicuatre.jpg 

Ahora que parecía que lo cutre y zafio estaba abandonando nuestras pantallas, nos sorprende este friki, y lo elegimos como nuestro representante en Eurovisión. Qué lejos queda el buen gusto de participantes como Mocedades o Salomé. Cuando estábamos más atrasados que Europa nos afanábamos por mostrar lo mejor de nosotros mismos, y ahora que somos europeos, nos da todo igual. Al lado de esto la España de charanga y pandereta parece un escenario de humor inteligente y sagacidad, y Alfredo Landa y Ozores parecen galanes de Hollywood. A veces qué duro es este país.

David Pasarin-Gegunde Linares, Bilbao, “El Chiki Chiki”, Abc, 13 de marzo de 2008, cartas al director.

España… en decadencia. Más sobre Rodolfo Chikilicuatre, aquí.

————– 

5. Hemeroteca Eduardo Zaplana Hernández-Soro

-“Todo un personaje“, El País, 25 de enero de 2008

-“La retirada de Zaplana“, Levante-Emv, 19 de noviembre de 2007

-“Zaplana“, Levante-Emv, 4 de mayo de 2007

-“Route Zaplana“, Levante-Emv, 29 de agosto de 2006

-“Eduardo Zaplana, ficción y dicción“, El País, 9 de abril de 2004

-“El portavoz“, El País, 23 de diciembre de 2003

 ————– 

5. Hemeroteca Francisco Camps

-“Francisco Camps“, Levante-Emv, 18 de mayo de 2007

-“La servidumbre voluntaria“, Levante-Emv, 13 de mayo de 2007

-“Incabable Camps“, El País, 28 de mayo de 2005

-“Francisco Camps y la Jura“, El País, 22 de junio de 2003 

9 comments

Add Yours
  1. Arnau Gómez

    No me gusta hacer apuestas,pero si me gustará hacerlas, apostaría a favor de que D. Eduardo Zaplana se retira de la primera plana del P.P.,pero que no se va del Parlamento.Esperará su hora,sentado en el Congreso.

  2. jserna

    Arnau, coincido con usted, por supuesto. Yo no creo que don Eduardo Zaplana abandone el Parlamento. Cuando en ese artículo de ‘Levante’ hacía mención a ese posible futuro (“tal vez, como abogado con despacho abierto”), lo decía como una invitación irónica, claro: no porque piense que dejará su escaño decepcionado por el maltrato que los suyos ahora le infligen.

  3. Arnau Gómez

    ¿Maltrato de los suyos?.Creo D. Justo que Zaplana ha tenido un trato muy agradecido por parte de D. Mariano Rajoy,aunque si que coincido con usted que D.Francisco Camps no lo quiere cerca de Valencia, ni tampoco lo quiere Dña Rita.Pero D. Eduardo tiene su feudo en Alicante,custodiado por D. J.J Ripoll o eso cree.

  4. Paco

    Sernaaaaaaaaaaaaa, Zaplana y Chiquiliquatre! No tenias nada mejor para meterte con Zaplana? Se nota musshho! Estoy viendo tu decadencia!!!! Veré tu caida.

  5. Redifusión

    Luis Quiñones said (El Festival de Eurovisión),

    Marzo 14, 2008 at 13:36

    Querido Justo:

    Escribo con el sonrojo de quien no puede evitar darte también las gracias a ti por mencionarme. Nunca había sido cita. Y bienvenido sea este “nuevo ser”, si viene de ti. No iba a escribir porque no me parecía demasiado correcto participar habiendo sido mencionado. Pero quiero superar esta vergüenza íntima para hacer público mi agradecimiento y también mi opinión sobre esta revisión de lo que somos a través de este concurso de la canción europea.
    Yo nací diez años casi después del Lalalá. Entonces ya no había pequeñoburgueses buscando arena por debajo de los adoquines de París. No obstante, hasta que me independicé de mi familia, el ritual de Eurovisión era casi más importante que la nochebuena o las campanadas del 31 de diciembre. Y también la decepción. Tengo como soniquete en el recuerdo el “guayominí du poin”, que nadie en mi casa sabía qué coño significaba, hasta que la sensual voz de la locutora lo traducía al cristiano refutando que el Reino Unido nos volvía a dar dos puntos de mierda.
    De ahí a la cultura friky, ha mediado una década, aunque ya era friky Remedios Amaya y Sergio Dalma con su horterada de bailar pegados, cosa que desde mis abuelos en las fiestas de la romería de su pueblo no se hacía ya. El salto al Chikilicuatre no ha sido tan cualitativo; lo único que aporta es el “humor” a lo Alcorcón, porque sabiendo que no ganaremos el concursito, quizás sea mejor reírse de la desgracia. Supongo que esta es la forma española de afrontar las derrotas. Recuérdese que cuando perdimos Cuba el ganador del concurso de disfraces en los Carnavales de Madrid fue un hombre que vestido de cerdo aireaba una bandera de los Estados Unidos junto al rabito retorcido que tienen los lechones, o sea, en el culo.
    Un abrazo, amigo Justo.

  6. Alicia Markova

    Muy bien por Serna al incluir el Chiki-chiki en el progreso de su reflexión, pues muchos somos quienes pensamos que representa ejemplarmente el retablo de las maravillas en que se ha convertido este país, véanse como ejemplos al Pequeño Timonel Losantos o el mismo inefable Paco de nuestras entrañas, a nivel casero, o el increíble y surrealista Alcaraz entre los personajes pintorecos de los últimos tiempos ¿Entre el Chiki-Chiki destaca como flor de oro la dimisión de Zaplana? No puedo dejar de pensar que ésta es absolutamente interesada, pues se trata de un personaje de los que no da “puntada sin hilo”. Pronto nos sorprenderá, debe estar pensando ignacianamente que en tribulación no hacer mudanza…. hasta que se despeje el panorama.

  7. Kant

    Lo siento, apreciados contertulios, pero he estado unos días postrado en el lecho del dolor y hasta ahora – y sólo en base a copiosas raciones de chocolate con buñuelos y azúcar – he logrado recuperarme. Me gustaría hacer algún comentario respecto a la oportuna miscelánea postelectoral y preeurovisiva.

    Del sr. Zaplana, y por la experiencia que tengo de él, una cosa les diré: no es un animal político al que se le venza hiriéndole. Como el jabalí acosado, incluso alanceado, desplegará toda su fuerza y astucia hasta su última sangre, no sólo para defenderse, incluso para atacar a su agresor. Don Eduardo está herido. Indudablemente. Pero esta partida de caza que unos – socialdemócratas, zapateristas – y otros – conservadores, rajoyistas – quieren dar por acabada – posiblemente coincidentes en el agotamiento de la absurda estrategia del ciudadano Aznar – ni mucho menos ha acabado. Menos para el sr. Zaplana. Éste tiene una cuenta pendiente – y no menor – con el sr. Camps que éste, incapaz de “matarlo” nunca, le tendrá que satisfacer en algún momento con su propia existencia política.

    Puede que sea de forma temprana (no se de dónde se han sacado los medios que el Congreso del PP va a ser tranquilo: allá o habrá la paz del cementerio o se armará la de San Quintín, pero de tranquilas no van a tener nada sus semanas previas e incluso su mismo desarrollo), o puede que sea a lo largo de esta Legislatura. A don Eduardo dejaremos de verlo. Se dedicará a sus negocios (… y qué “negocios”). Pero cuando hayamos olvidado el bronceado del sr. Zaplana, su sonrisa aflorará al consumar su venganza sobre el sr. Camps. Lo verán uds. y alguien, en Roma, se dará de cachetadas por apostar por el actual, cerúleo, melifluo y traidorzuelo de poca monta, el M. H. president de la Generalitat valenciana, don Francisco – Paquito, en los locales nocturnos de ambiente, no hace diez años – en vez de por el fajador, avispado y carente de todo escrúpulo, don Eduardo.

    Por lo que hace al sr. Chiquilicuatre y su canción… bien, creo que es una justa medida de la distorsión que existe en la visión de Europa entre la población, la ciudadanía, occidental y la oriental. Los políticos es otro asunto, a esos hay que darles de comer aparte. Para los primeros el Festival encarna un proyecto insatisfactorio y ampliamente superado, el que se estancó con el Tratado de Maastrich y desde entonces no ha hecho más que concatenar incompetencias y fracasos. Para los segundos, aún alelados por su nueva vida postestalinista, con el celo del novicio democrático, deslumbrados por los oropeles que la propaganda sigue transmitiéndoles (alguien tendría que decirles de una vez que aquí nadie ata los perros con longanizas) y alentando una participación en la Unión Europea más próxima a la visión estadounidense que se tiene de la misma que la que los socios del Tratado de Roma quisieron darle, Eurovisión tiene un prestigio que acá somos incapaces de otorgarle, ni siquiera de comprender. A la postre, el Chiqui-chiqui, es la banda sonora original de un proyecto bien parido por los Seis, torcido irremisiblemente con la presencia británica y definitivamente mal desarrollado y condenado con la apertura precipitada y ciega al Este. La UE, ahora mismo, sólo es un grotesco monigote tan sobrealimentado como malnutrido.

    El brikindans… el crusaito… el robocó… el maiquelyason… Mi felicitación para don Juan Luis Guerra (música) y don Santiago Segura (letra) por una aproximación tan acertada al espíritu europeo imperante en nuestros días… “O tempora, o mores” Si hubieran hecho los coros Makinavaja, el Sargento Arencibia, el Popeye y unos cuantos personajes más del malogrado Ivá, seguro, seguro que ganaba España, ese imperdonable olvido facilita al pavo sintético irlandés o al anciano rapero croata su triunfo… lástima…

  8. Kant

    Les cuento de “Tribulete”… el sr. Obama, ampliamente silenciado por los medios españoles, sigue ganando caucuses. Por cierto, el sinvergüenza del dimitido gobernador de Nueva York – esa ciudad con nombre de entremés – era uno de los políticos de confianza de doña Hilaria… ay, doña Hilaria…

    El sr. Sarkozy sigue su racha triunfal en Francia. No se recordaba una derrota tan abultada de la derecha gala partiendo de un nivel tan elevado, sólo comparable al que consiguió el sr. de Gaulle, y con un enemigo en horas tan bajas el PS… don Nicolás, don Nicolás…

    Y por lo demás… las tropas estadounidenses se aproximan ya a los 4000 muertos reconocidos, o sea, calcúlenle uds. entre 8 y 10.000 reales. La ONU descubre que los mercenarios… uy, perdón, los “contratistas”… condenados por sus atrocidades en Iraq están en su lista de empresas suministradoras de servicios. El follón de Kosovo no deja de crecer. Israel continúa asesinando impunemente población civil y bienes de inocentes. En Darfur continuamos en las mismas. Y en Chechenia vuelve a jugarse la liga de fútbol… rusa.

    Ahora se nos junta al concierto de despropósitos mundiales el conflicto del Tibet con la inestimable participación del periodismo español que o vive instalado en la mala intención y venalidad a la embajada china o simplemente demuestra una vez más su cretinez más impecable e indiscutible. La cuestión es que se insiste reiteradamente en utilizar los conceptos “separatismo tibetano” y “rebelión tibetana del 59”… En 1959, monicacos, China invadió el Tibet, los tibetanos no “se rebelaron” contra el gobierno de Pekín, lucharon por no perder su soberanía. A este ritmo, dentro de nada, sientan al dalai lama junto a don Santi Potros como acendrados terroristas. ¿Pero dónde se licenció esta pandilla de soplagaitas?

    Hala, me voy a ver fallas…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s