Les mantendré informados…

0. Obama et alii. Pues sí: me voy unos días. Es decir, no renovaré el post hasta el 10 de noviembre: espero que no me abandonen y que aquí mismo organicen –si les apetece– sus pequeños o grandes debates sobre los temas que se avecinan: Barack Obama, etcétera. Yo les seguiré siempre que pueda. Lo que emprendo no es exactamente un viaje de descanso, pero procuraré disfrutar con la charla.

1. Regreso al pasado. He de estar en dos Coloquios Internacionales. Uno, que ocurre aquí al lado, trata de 1808, de las repercursiones históricas y de las recreaciones históricas del levantamiento. Se está celebrando en Gandía desde el día 29 y mi intervención es la última, antes de la conferencia de clausura. Hablo del Dos de Mayo. Las ficciones de Arturo Pérez-Reverte. De asuntos que aquí hemos abordado tiempo atrás y de aspectos que muy sintéticamente he tratado en algún artículo de prensa reciente (Napoleón ha muerto). Espero no aburrir al público (estudiantes y especialistas) y espero encontrar el tono adecuado para unos oyentes de distintos niveles pero de igual entusiasmo (por lo que me dicen).

2. Historia y memoria. El otro Coloquio Internacional que me obliga a partir es un Homenaje a Carlo Ginzburg que se celebra en Santiago de Chile, organizado por Unión Latina y la Universidad Adolfo Ibáñez.  Se desarrollará entre los días 3 y 6 de noviembre. Entre otros hemos sido invitados los autores de Cómo se escribe la microhistoria. Ensayo sobre Carlo Ginzburg, un libro que publicamos en Cátedra-UV en 2000. A lo que nos cuentan y por lo que sabemos, dicha obra ha tenido un éxito apreciable entre los volúmenes de historiografía. Es raro que un libro de esa materia se venda. El nuestro ha tenido una cierta repercusión. Anaclet Pons presenta una ponencia prometedora. Carlo Ginzburg: cuando el historiador amoneda un símbolo es su título. La mía es de enunciado más modesto y más ambiguo, deliberadamente ambiguo: La lectura de Carlo Ginzburg. Tras el Congreso acudiremos a un foro universitario distinto: al Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales (de la Universidad Católica de Chile). Allí discutiremos en el Primer Coloquio / ¿Historia versus memoria?

3. Les mantendré informados…

80 comments

Add Yours
  1. Miguel Veyrat

    Sólo una cosa. Teníamos razón con Garci: http://www.elconfidencial.com

    Dicho esto, que tengas buen viaje y buenos éxitos. Recuerdos al fantasma de Neruda que representa a todos los desaparecidos y asesinados por Pinochet, Kissinguer, MacCain et alii

  2. jserna

    Gracias, Isabel, por sus buenos deseos.

    Miguel, no sabe cuánto agradezco este dato que yo me temía, que todos nos temíamos. Sólo se ha recuperado en dicha película el 5% de lo subvencionado por Esperanza Aguirre. Vaya.

    Y sí, Neruda otra vez. Me compraré en Santiago una edición chilena de alguno de los libros del poeta que más me han gustado. Los leeré en voz alta en su honor. Un abrazo.

  3. Alejandro Lillo

    Don Arnau, como siempre, todos mis respectos. Señor Kant… Gracias, don Miguel. Lo de Garci y la Comunidad de Madrid me pone enfermo. ¡qué manera de tirar el dinero de los contribuyentes! Es inmoral, inadmisible, vergonzoso. ¿Y a la gente le da igual?

    Bueno Justo, lo primero es que disfrute del viaje, que seguro que les tratarán estupendamente. Y no olvide (por lo de historia vs memoria) que allí es verano.

  4. Marisa Bou

    Envidiable viaje, dn Justo. Estoy segura de que usted le sacará todo el partido posible y también de que estará magnifico en su conferencia, como siempre.

    Aquí nos encontrará cuando vuelva. Por cierto, justo a tiempo para que venga usted (sin falta) a la presentación del grupo Volem i Podem, que tendrá lugar el dia 11 de noviembre, a las 20 horas, en la sede de Blanquerías del PSPV-PSOE. Como mi formación informática es muy escasa, voy a reproducir aquí el texto de la invitación, pues ignoro la forma de traerla desde el archivo donde está:

    “Los socialistas de la ciudad de Valencia tenemos delante una gran responsabilidad. Todos y todas, sin distinción, hemos de hacer un gran esfuerzo para crear una nueva cultura política que haga posible recuperar la confianza de la ciudadanía.
    Un grupo de afiliados y afiliadas del PSPV-PSOE de Valencia, os invitamos a participar en este reto y empezamos presentando nuestras propuestas para avanzar hacia ese cambio en el partido y en la ciudad”

    Quedan todos ustedes invitados al acto, que tras la presentación contará con una mesa redonda en la que podrán expresar sus opiniones e ideas al respecto. También contaremos con la actuación de Enric Cassasús, excelente cantautor valenciano, terminando con la degustación de una copa de “agua de Valencia”.

    Don Alejandro, doña Isabel, don Arnau… y todos aquellos que se encuentren por estos pagos: espero su asistencia, porque va a ser mi primera mesa redonda y me sentiría muy arropada por mis buenos amigos.

  5. Marisa Bou

    Gracias, doña Isabel, don Arnau.

    Y como diría don Alejandro, ¡por Tutatis! me olvidé de don Paco Fuster. Perdón, querido. Le espero.

  6. Kant

    Buen viaje, don Justo, buen viaje.

    Y a los que “viajen” a Blanqueries… buena suerte, que de moral ya veo que irán bien pertrechados, todas y todos… ¿o será todos y todas? :-)

    Por cierto, si no ven mi firma hasta pasada la “Nit de Tots Sants” o “Noche de Fieles Difuntos” ¿o era “Santos Difuntos”?… no sé, esas fiestas cristianizadas se me lían en la cabeza, vamos, lo ahora llaman, Jalouín… perdón, decía que si no me ven por “blog” de don Justo hasta pasada esa entrañable festividad de reflexión sobre la muerte – devenida mascarada en honor a la Diosa Carna – descuiden, regresaré y los atormentaré posteriormente (siempre que las Moiras no tejen un Destino distinto para mí). Es que parto en mi moto a Latveria durante el findes, ya saben.

  7. Ramón

    Aunque poco participativo en los foros, como “mirón” habitual de éste, y de Clionauta (en el que tanto aprendemos de Anaclet Pons) siento no poder estar presente en sus reflexiones sobre Carlo Ginzburg, aunque espero poder conocer algo de ello a través de esta red. Buen viaje, buena estancia, buena suerte.

  8. Marisa Bou

    Tranquilo, señor Kant, que de moral andamos sobrad@s. Y que conste que no le he invitado porque sé que usted prefiere seguir manteniendo el anonimato. Usted sabrá porqué. Pero si lo tiene a bien, puede usted pasarse de “incósnito” y luego nos critica cuanto quiera, que no nos vamos a enfadar…;-)

  9. Paco Fuster

    Siguiendo el orden del post:

    1.Supongo que hablaremos de Obama durante los próximos días. Intuyo una avalancha de artículos, libros y tertulias sobre Obama durante los días siguientes a las elecciones. No seremos menos…

    2. Les deseo a Justo y a Anaclet un feliz viaje a tierras chilenas. Supongo que allí, en compañía de Ginzburg y de los estudiosos de su obra, se sentirán como en casa. Me hubiera gustado escuchar sus intervenciones y las del propio Ginzburg.

    3.- También me gustaría ir mañana a Gandía a escuchar la conferencia sobre Pérez Reverte, pero me resulta inviable. Ya hace meses que tenía pensado ir, pero no reparé en que caía en un sábado por la tarde, día que suelo dedicar desde hace más de siete años, a mi trabajo de los fines de semana. Algunos que estudiamos y trabajamos no entendemos de crisis ecónomicas; vivimos y convivimos con la crisis.

    4.- Amiga Marisa: descuida que intentaré estar presente en ese acto al que amablemente me invitas. Espero que no me coincida con ninguna clase. No soy habitante de Valencia, pero como si lo fuera. Me gusta la iniciativa porque -como dice el Sr.Kant- demostrais tener más moral que el Alcoyano. Con un PP valenciano aparentemente reforzado (a Camps el otro día creo que le dieron un 98% de apoyo y vosotros en vuestro Congreso os las deseasteis para encontrar a un candidato mayotario), nadie os negará vuestro ánimo y predisposición.

    5.- Una última cosa. Hoy no he ido a la facultad, pero he leído en la web de la UV (http://www.uv.es/~webuv/noticies/noticia.php?idnoticia=7351) que esta mañana la sede de Publicacions de la Universitat de Valencia ha amanecido -otra vez y ya van muchas- con pintadas amenazadoras contra la institución. Como no me quiero alargar, solo digo que mando mi apoyo desde aquí a toda la gente -gente amable y profesional- que trabaja en esa casa con dedicación y esfuerzo, gente que trabaja para hacer más grande el nombre de nuestra Universidad y para demostrar que la Universidad es -además de un lugar dedicado a la docencia y la investigación- un espacio público y abierto a la libertad de expresión, aunque algunos se empeñen en lo contrario. No me parece aceptable que gente trabajadora que se dedica a hacer su trabajo lo mejor que puede y sabe, se encuentre cada cierto tiempo en su lugar de trabajo con este tipo de mensajes intimidatorios.

    Buen fin de semana a todos.

  10. Miguel Veyrat

    No sé si os abéis dado cuenta, pero los estudiantes italianos se han movilizado contra la Ley de educación de Berlusconi. ¿para cuándo la rebelión de los españoles de las comunidades gobernadas por el PP, que no sólo se proponen sino que han comenzado la demolición con la piqueta de las finanzas de la educación Pública? Y además con sorna y alevosía? ¿la Transición nos ha capado a todos?

  11. David P.Montesinos

    Me parece sugerente el acontecimiento al que nos invita Marisa Bou, no deje de recordárnoslo… mi relación biográfica con su partido es abrupta y tormentosa, pero la perspectiva de una gobernanza popular en la comunitat hasta que las ranas críen pelo me parece una condena de proporciones bíblicas, y sé muy bien por qué lo digo. Sean capaces de crear algo que valga la pena, gánense a la gente, restañen viejas heridas. Ánimo.

    En cuanto a Justo lo echaremos de menos en estas fechas. Debo felicitarle por el monográfico de Pasajes, especialmente por su artículo en relación al mundo-blogger que aquí nos reune. El título del artículo de Anaclet me ha fascinado: “amonedar un símbolo”, muy sugerente.

    Antes de que la ausencia del personaje canalice el debate hacia los rincones que ustedes deseen, quiero hacer dos observaciones. La primera es en relación a lo que comenta Miguel Veyrat respecto a las movilizaciones de la escuela en Italia. Pues bien, Miguel, aquí en la Comunitat Valenciana estamos en medio de un proceso de protesta que, en contra de algunos augurios, está funcionando a modo de bola de nieve, incorporando cada vez más gente a las manifestaciones y actos de protesta que se están convocando en distintas comarcas, empezando por las tres capitales. Noticias: en Castellón los centros se están movilizando por las sanciones a un grupo de profesores que se negaron a dar la Ciudadanía en inglés. En el centro de Alicante un grupo de profesores examinó ayer a sus alumnos con el resultado de un cero colectivo, pues ni uno solo de los críos -creo que excepto dos de nacionalidad inglesa- fue capaz de entender el examen que, con evidente intención irónica, les habían planteado públicamente en inglés sus profesores. Vamos camino de una huelga contra la política educativa de la Generalitat -que va, se lo aseguro, mucho más allá de la mamarrachada de la citizen- y entre todos vamos a conseguir que sea un éxito. Ojala hablen ustedes del tema en la cita a la a que nos invita, Marisa, dicho sea de paso.

    Otra cuestión. Espero que nuestro amigo Alejandro Lillo no se molesta por referirme a la competencia, pero he de hablar de la librería “Viridiana”, que en estos días cumple nada menos que cuarenta años -cuarenta, sí, en estos tiempos donde la durabilidad es una aspiración de ilusos-. José Campos es el librero de raza por excelencia de la vieja guardia que queda en Valencia. Hay quien se acuerda de otros como Dávila y las famosas trastiendas en el franquismo, Veyrat sabe de qué hablo. Orgulloso como un águila, José jamás le consiente a nadie que dude de su capacidad para encontrar un libro. Sin él es posible que no hubiera acabado mi tesis. Él me consiguió los originales franceses que necesitaba para sacarla adelante, y estoy seguro de que no le resultó nada rentable, pero era una cuestión de amor propio de librero. Váyanse a alguna de las superlibrerías macdonalizadas que todos conocemos y esperen a encontrarse un tipo así… Perderán el tiempo. En Viridiana me han pasado cosas, porque es la vida la que se abre paso en este tipo de lugares con atmósfera tan densa, el espesor del tiempo… me he encontrando a gente, he visto a un viejo poeta entrando sin pretensión de comprar nada solo para fumarse un cigarro junto a los estantes de libros con el viejo amigo. Traductor y librero con cuarenta de años de su criatura, desde el antiguo Pasaje Artis hasta ahora junto a Mestalla. El estadio será destruido por los especuladores, con Viridiana no van a poder… si no lo consentimos. Mañana sale un artículo sobre los cuarenta años de Viridiana en Las Provincias. Leanlo.

  12. Marisa Bou

    Por supuesto, don David, que me encantará verle allí y creo que no saldrá defraudado. No sólo hablaremos nosotros del tema que le ocupa y preocupa, sino que esperamos de los asistentes (no todos militantes) que participen en el debate y que aporten sus ideas.Este grupo nace con el deseo de compartir la política con la ciudadanía, puesto que es a ella a quien debe ir dirigida. Y mal se pueden satisfacer los deseos del ciudadano si no estamos en contacto permanente con ellos, para saber cuales son sus aspiraciones como tales ciudadanos. Cosa que, de ningún modo, se consigue dando “Educación para la ciudadanía” en inglés.
    Si no es mucho pedirles, rogaría a los que vayan a asistir que me proporcionen sus e-mail, con el fín de enviarles la invitación el día 10, como recordatorio. El mío es: marisa.bou@gmail.com. Gracias a todos por el interés mostrado y reciban mi más afectuoso saludo.

  13. Marisa Bou

    Creo que me he pasado un poco con las palabras ciudadano/ciudadanía. Ustedes me disculparán, pero es pura pasión por el tema.

  14. Alejandro Lillo

    Me encantará ir a esa presentación, doña Marisa, aunque por motivos laborales seguramente llegaré tarde. Allí nos veremos, en cualquier caso, siempre y cuando quepamos.

    Ande, señor Kant y vaya con cuidado, que en “jalouín” (¡ja, ja, ja!) pasan cosas raras, sobre todo si va a lugares boscosos y solitarios…

    Paco:

    1- Ves leyendo lo que puedas sobre el Obama y el McKein ese, porque quiero que me lo soples todo.
    2- A ver si nos vemos en la sede del PSOE.
    3- La moral es lo último que se pierde.
    4- Eres un crack
    5- Buen fin de semana a ti también.

    Don Miguel, no me cansaré de repetírselo, es un honor poder leerle cada día, rebosa sabiduría.

    David, toda mi solidaridad para con lo problemas en la educación. Es un tema que nos incumbe a todos. Para cualquier cosa que necesites puedes contar conmigo.
    Por supuesto que conozco la librería Viridiana. Es una de mis favoritas. Antes de entrar a trabajar en Gaia solía pasarme por allí, pues al ser universitaria, tenía muchos libros (y se que los sigue teniendo) muy interesantes. No conocía el nombre del dueño, aunque sí que lo he tratado y, no se por qué, me recuerda al personaje de Rick-Bogart en Casablanca. Es un tío que me cae simpático. Sin duda es una librería como pocas hay en Valencia (como en la que trabajo yo, dicho sea de paso, pues también cuidamos mucho al cliente siendo como es una librería de barrio).
    A ver si te pasas por Blanquerías y luego nos echamos unas cervecitas…

  15. Berta Chulvi

    Buenas noches queridos y queridas blogueras de Don Justo. ya saben que ando mal de tiempo y me privo de leerles. He leído ilusionada y sus contestaciones a Marisa. No se pueden imaginar lo valiosa que sería su presencia.

    Estamos trabajando muy duro para romper las inercias de una organización donde la mayoría de gente más interesante que lleva muchos años está desilusionada y con razón. MENOS MARISA, CLARO. Los que llegamos de nuevo, pues tratamos de hacer lo que podemos, pero si conseguimos llenar el acto, habrá un antes y un después.

    Nos vemos pues allí si les es posible. Un fuerte abrazo. Berta

  16. Berta Chulvi

    Buenas noches queridos y queridas blogueras de Don Justo. ya saben que ando mal de tiempo y me privo de leerles. He leído ilusionada sus contestaciones a Marisa. No se pueden imaginar lo valiosa que sería su presencia.

    Estamos trabajando muy duro para romper las inercias de una organización donde la mayoría de gente más interesante que lleva muchos años está desilusionada y con razón. MENOS MARISA, CLARO. Los que llegamos de nuevo, pues tratamos de hacer lo que podemos, pero si conseguimos llenar el acto, habrá un antes y un después.

    Nos vemos pues allí si les es posible. Un fuerte abrazo. Berta

  17. Miguel Veyrat

    El movimiento ciudadano está extendiéndose por toda España, pero muchos andan desconcertados, creando partiditos municipales. Por eso me parece acertada la iniciativa de dar cabida a los verdaderos protagonistas de la acción de los partidos en sus propias estructuras: sin esas potentes organizaciones la acción de unos pocos “ciudadanos reunidos” se diluiría como azucarillo.

    Y no hay temer a la palabra; nació en ilustre cuna, la de la la Revolución Francesa a la que debemos las libertades de que hoy gozamos, y contra las que siguen luchando los agentes del Viejo Régimen, camaleones siempre disfrazados de curas y banqueros, pero con las armas en la mano.

  18. Alejandro Lillo

    Me alegra, doña Berta que Alarte la haya causado buena impresión. En su momento ya dije en este foro que había que darle un voto de confianza. Por lo que se ve ha empezado con buen pie, pero la tarea es larga y ardua, no se si usted sabe con lo que se encontró…

  19. jserna

    Queridos amigos, les leo. Acabo de regresar de Gandia y me voy a Santiago.

    Iré, por supuesto, al acto al que nos convoca Marisa Bou: sólo le pido que me lo recuerde cuando falten un par de días. Soy muy despistado.

    Espero que también vengan ustedes al acto de la Casa del Llibre del 26 de noviembre a las 19:30. ya les precisaré quiénes presentan.

    Luego vuelvo…

  20. Paco Fuster

    Para despistes el mío. Llevo toda la semana pensando que la conferencia de Justo en Gandía era hoy (porque pensaba que hoy era el día 31), y resulta que fue ayer. Llevo un lío de fechas tremendo. Espero en todo caso, que os fuera bien a todos por Gandía y que el esfuerzo de Carmen y Encarna haya valido la pena. Los nombres del cartel eran muy buenos y supongo que el bueno de Manolo Ardit quedo contento con su merecido homenaje.

    Amiga Marisa, no te confirmo -todavía- mi asistencia. Tengo algunas clases por la tarde y no sé si me coincidirán. Además, el horario del acto no es el mejor para mis intereses: no soy de Valencia y al final del día tengo que coger un tren para volver a mi casa. Si empieza a las 20:00, supongo que acabará tarde. De todos formas, lo intentaré.

    Amigo Alejandro, sobre McCain y Obama, no hace falta que te sople mucho. Como habrás visto, todos los periódicos, radios y televisiones de España están preparando programas especiales sobre las elecciones. Tanto en las edicion digital de “El País” (por cierto, hoy en “Babelia” vienen un par de reseñas sobre los libros escritos por Obama y los escritos sobre Bush) como en la de “El Mundo” hay unos especiales con bastantes datos sobre el tema.

    Además, y como ya he dicho aquí, en los próximos meses podremos saber más sobre Obama (caso que gane, como todo parece indicar). El pobre McCain caerá en el olvido. La semana que viene saldrá el número de noviembre de “Ojos de Papel”, con una reseña que he escrito del ensayo de Paul Krugman (flamante Nobel de Economía en 2008), “Después de Bush. El fin de los neocons y la hora de los demócratas”, un libro excelente para hacerse una idea sobre la situación actual de los EE.UU y sobre la herencia que deja George W.Bush. También estoy a punto de terminar la lectura de “Los sueños de mi padre”, el primer libro de memorias de Obama, que acaba de salir publicado en castellano. Muy interesante también. Supongo que hablaremos de todo, de las elecciones, las reseñas, los libros, etc.

  21. Marisa Bou

    Paco, al menos ven a la presentación, aunque no te puedas quedar a la mesa redonda, ni al “agua de Valencia”. Pero verte allí me hará mucha ilusión. Y el cantautor, que actuará al principio y hace sólo una canción, te va a gustar.
    En fín, haz lo que puedas. Besitos.

  22. Angel Duarte

    No sé, querido don Justo, a quién me recuerda con tanto viaje. En fin, que le sea leve y, sobretodo, provechoso.
    Saludos desde Gerona, un día que me quedo por aquí y el agua cae a mares!!!

  23. Arnau Gómez

    ¿Han leído ustedes la entrevista que le hacen al sr. Font de Mora en Levante-EMV?.Se le puede aplicar los principios que D. Miguel decía que era práctica política gobeliana,sobre todo el princio de transposisición?.No tiene dessperdicio esta frase “Algunos creen que mi labor es hacer colegios,subirles el sueldo y callar”.
    Añado que çel hace todo lo contrario: Habla demasiado y con chulería, no hace colegios,solo barracones.Y el sueldo no se lo sube él,Lo suben los presupuestos aprobados pos las Cortes.
    Sin animo de intentar que no hablen de aquello que no quieran, me parece muy importante lo que hace y dice y sobre todo lo que no hace y tergiversa el sr. Font de Mora.

  24. Marisa Bou

    ¡Hermosa entrevista, voto a Bríos!
    Tremendo ejercicio de transposición goebeliana, como bien dice don Arnau, pese a que este “señor” no debe siquiera saber quien era Goebels.
    Tremenda también la injusticia de los “radicales”, que no han sabido apreciar su ingente labor constructora de colegios públicos y elaboradora de normas educativas sin parangón en el mundo.
    El hombre está tan dolido que, incluso, reconoce que le han quedado algunos “flecos” a los que le ha sido imposible llegar…
    Lo que no nos dice es que esos flecos (¿han visto ustedes alguna vez un mantón de manila?) son los que dejan un panorama de barracones inmundos, de alumnos con grandes deficiencias y de profesores ninguneados, malpagados y manipulados.
    Claro, así las cosas, los que levantan la voz son unos “radicales” de tomo y lomo.

  25. jserna

    Saludos desde Santiago de Chile. Un hermoso día primaveral, caluroso, floreciente. Aparte de pasear por las avenidas de Santiago, hemos visitado la XVIII Feria del Libro de Chile, situada en la Antigua Estación ferroviaria de Mapocho, actualmente convertida en centro cultural.

    Máxima 28º; mínima 6º.

    Para entretenerme, leo Los sueños de mi padre, de Barack Obama, el primer libro autobiográfico del candidato. Confirma las aseveraciones que hacíamos, por ejemplo, en dos posts anteriores: en Los papeles de Obama y en Padres e hijos. Con todo, esta nueva lectura dará para un post nuevo: su papel como narrador. Esta autobiografía es la reelaboración en parte real y en parte imaginaria de las historias infantiles con que Obama y su familia reemplazaron al padre ausente. Ya les contaré.

  26. Kant

    Bueno, de regreso de Latveria, me los encuentro muy animados, lo cual, me congratula: me gusta pensar que el buen humor es imprescindible para vivir.

    Doña Marisa: en ningún momento pensé que se tratase de una grosería el que no me invitase a su conciliábulo. Me he expresado abierta y claramente en multitud de ocasiones crítico y reacio con la socialdemocracia, así que entendí – no sé si fue muy osado por mi parte – que, sencillamente, se había dirigido ud. a aquellos contertulios que podía interpretar como más afines. Es cierto que me preocupar la evolución del PSOE en el PV pero no más que los movimientos liberales que el PP tiene a bien sofocar en cuanto tratan de levantar cabeza. Así que no, ni como Manel Cantarell i Recatalà ni de “incósnito” (o sea, con la máscara de “Kant” puesta) estaré en Blanqueries. Además, las actividades partidarias me produce una especie de sarpullido que no es imputable a las amables personas que lo organizan o asisten si no a mis propias manías así que ni quiero ofrecer un espectáculo con alguna erupción picosa ni quiero verme perjudicado en mi insuficiente ataraxia. Considéreme, pues, sumado a la intención de don David: hagan uds algo que valga la pena y ya hablaremos entonces :-)

    Sí, creo que la propuesta de don Justo y el aliento de don Paco Fuster para estar atentos a la cuestión del sr. Obama (o del sr. McCain, no vaya a ser que salte la sorpresa) es de lo más oportuno, el orbe capitalista en general y el occidental en particular se juegan su destino. Una recomendación les haré, si disponen de acceso a “Canal Historia”, traten de ver el documental, que hoy mismo pasaron, sobre la vida de don Barack desde su nacimiento a la conversión en candidato demócrata a la jefatura del estado estadounidense. Me gustó, no sólo por la síntesis del personaje – creo que muy buena – si no por la comparación que se hace de él con don Robert Kennedy, un personaje que siempre me fascinó (bastante más que su mediático hermano mayor, JFK) y con el que don Barack comparte la idea de “esperanza-y-cambio” ante una grave desviación de los propósitos fundacionales de la República.

    Creo, don Miguel, que la cuestión que plantea es apremiante y un tremendo dilema que sólo engorda al PP-FAES: si el movimiento ciudadano se articula en pequeñas opciones electorales, en efecto, acaba “disuelto como un azucarillo” pero si se incorpora a las grandes formaciones, acaba deglutido por éstas. Peor, los partidos tradicionales son un nido de vicios burocratizados – en la más pérfida de sus acepciones – y los nuevos partidos se limitan a copiar lo que dicen repudiar de los viejos. ¿Qué hacer?… uy, me salió don Vladimir… pero, bueno, no le quita valor a la expresión, insisto con ella, ¿qué hacer?…

  27. Kant

    Oh, vaya sorpresa, don Justo, no vi su escrito hasta que no entró el mío: me alegro que los Dioses Inmortales le permitieran una buena travesía, tenga ud buena estadía en las tierras araucanas. Ya nos contará.

  28. Marisa Bou

    No se preocupe usted, señor Kant. Mi invitación no iba más allá de la intención de provocarle, pues conozco su aversión por los partidos plíticos. Y no quisiera, por nada de este mundo, verle a usted perjudicado por un desagradable sarpullido. Pero ha hecho usted mal en confesarme esa debilidad suya, pues a partir de ahora, cada vez que vea a alguien rascarse desesperadamente, pensare: ¡Vaya, ese podría ser el señor Kant!

    Envidiarle a usted, don Justo, va a convertirse en una de mis aficiones. Le envidio tan magnífico viaje, tan agradable temperatura, las compañías de las que disfrutará usted y, cómo no, lo que disfrutarán los asistentes al evento escuchándoles a usted y a Anaclet.

    Pero me siento resarcida de antemano, pensando en la narración que nos hará usted a su regreso. ¡Páselo muy bien!

  29. Marisa Bou

    ¡Ups! La tecla “o” de mi ordenata me juega malas pasadas. Donde dice “plíticos”, evidentemente, quise decir “políticos”.

  30. Alejandro Lillo

    Con respecto al dilema Obama – McCain (aunque lo que voy a decir es aplicable a las elecciones de los USA en general) seguro que todos ustedes has escuchado aquí en España (ignoro si esa reacción se da en otros países) que no hay diferencia entre el Republicano y el Demócrata, que en el fondo no importa quien gane pues la política que van a llevar a cabo va a ser, en rasgos generales, la misma. Esta afirmación, hecha tan a la ligera, creo que parte tanto del desconocimiento de la realidad norteamericana como de la confusión entre la política del Estado y la política exterior del Estado. Parece que no es público y notorio (incluso entre personas de medio y alto nivel intelectual, capacidad de análisis y compresión del mundo en el que vivimos) que, por ejemplo y en este caso concreto, Obama quiere extender la seguridad social a la gran mayoría de los ciudadanos de los USA, que quiere restringir el acceso y el uso de las armas de fuego y que está a favor de una política de integración familiar con respecto a la inmigración, mientras que McCain alucina con lo de la seguridad social para todos, afirma que cuantas más armas haya menos delitos se cometerán e insiste en la idea de que los mexicanitos, si quieren volver a ver a sus familias, lo que deben hacer es regresar a su país. ¿Por qué se dará esa confusión? ¿Por qué en España se piensa que todos los norteamericanos de USA son iguales? Luego criticamos la ignorancia de los mismos…

    Señor Kant, me gusta que le salga esa vena vladimirista, aunque contrólela, por Tutatis, que si no el cielo caerá sobre nuestras cabezas. ¿Qué hacer?, se pregunta, y creo que es una buena pregunta, la pregunta clave, diría yo, la pregunta del milenio. La eterna encrucijada: ¿reforma o revolución? Sin embargo creo que esta situación no se da sólo en los partidos políticos, sino en las instituciones con vocación de servicio u objetivos públicos. Piense en la Iglesia y en sus miembros progresistas que están en contra de muchos de sus postulados actuales. ¿Qué pueden hacer? ¿Salirse y fundar otra iglesia? ¿Intentar modificarla desde dentro? A falta de mejor plan parece más sensato aguantar el chaparrón e intentar transformar la institución desde dentro. Tanto nuestro director de la Gaceta renana como Vladimiro apostaron por eso (vale, eran otros tiempos, pero es mejor eso que nada). Repito, es mejor eso que nada. ¿Qué hacer? ¿Hacemos lo que defendía Nietzsche y contribuimos de derribar la cultura occidental, viciada ya desde sus orígenes socráticos? Tal vez fuera lo mejor, tal vez no, no tengo la respuesta.
    Coincido con usted en lo viciado del sistema, en la potencia de las instituciones, en que se nos antojan extrañas, ajenas, como si tuvieran voluntad propia y no fueran, en realidad, producto de los hombres. Cierto. Es lo que PARECE, pero no lo que ES. ¿O acaso vamos a desconfiar ahora en la voluntad transformadora de los hombres y las mujeres? (en especial de las mujeres, que irrumpen directamente por primera vez y con plenitud en los asuntos públicos). Creo en los hombres, creo en las mujeres y creo en su capacidad para cambiar el mundo que han heredado. Pero también creo en la fuerza de las instituciones, en el poder de los mercados y en la atracción que la ideología neoliberal, en el más amplio sentido de la palabra, ejerce sobre nosotros (ese “lado oscuro” que nunca hay que menospreciar”). Presupongo, por tanto, que ese cambio tiene unos límites muy estrechos y determinados pero, ¿qué es un límite sino una frontera? ¿Quién pone y quita fronteras? ¿Quién decide dónde está el límite, el tope, el lugar hasta donde podemos llegar? ¿No es acaso una convención, una arbitrariedad que parte de una concepción imaginada?

    Lo que le dije al principio, la pregunta del milenio. Los dioses quieran que a través de estas disquisiciones encontremos un camino mejor.

    Saludos andinos para Justo. Ya me falta poco… en breve tendrá noticias mías.

  31. J Moreno

    Sr. Lillo: Le cuelgo un artículo sobre las declaraciones del Arzobispo de Munich relacionadas con la crisis del Sistema y el genio de Tréveris.
    Amigo del cardenal Ratzinger no ha movido un dedo por los Teólogos de la Liberación.

    Cambiar las cosas desde dentro es buenismo juvenil, utilizando un eufemismo.
    Los comunistas usaron esa táctica en el franquismo con CCOO y hoy son profesionales asalariados.

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=75274

  32. Kant

    Sr. Moreno, independientmente de coincidir plenamente con su observación sobre CCOO – y quiera el Dios de los Soviets que sólo sean “profesionales asalariados” y no seguidistas de CSI-CSIF que tambien los hay, y no pocos – me ha dejado ud asombrado, pasmado y boquiabierto con el enlace de rebelionpuntoorg.

    Don Alejandro, a ver si mañana puedo hacerle un comentario un poco más “in extenso” porque hay algunas cosas en las que coincido pero otras con las que discrepo, lamentablemente debo ir a ingerir mi ración de sangre virginal y no podré atenderlo hasta mañana.

  33. jserna

    Saludos, nuevamente, a todos ustedes. Cuando les escribo son las 20 horas y algún minuto. Las dos de la mañana para ustedes. Llevamos un día de Congreso, en la Sala América, de la Biblioteca Nacional. Carlo Ginzburg ha impartido una conferencia inaugural extraordinariamente interesante: “David-Marat: arte, politica, religione”. Sobre la sacralización-secularización de la política contemporánea. El martes 4 de noviembre he de moderar una mesa redonda e impartir la charla (ponencia) titulada ‘La lectura de Carlo Ginzburg’. Mientras todo esto suceda, los estadounidenses estarán votando. A las doce de la noche, hora de Santiago de Chile, yo ya sabré los resultados (supongo). Ustedes también…: si se esperan a las cuatro de la mañana del miércoles (hora española). En fin. Les mando nuevamente mis saludos.

    Me dice el sr. Lillo: “Saludos andinos para Justo. Ya me falta poco… en breve tendrá noticias mías”. ¿Sobre ‘Héroes alfabéticos’? ¡Glup!

  34. Kant

    Bueno, pues ya “hemos” empezado a votar. Recuerdo que el sr. Vázquez Montalbán sugería que ya que somos parte del “imperio” (lo queramos o no… generalmente los miembros de un imperio no suelen estar muy satisfechos con su sometimiento al “bien” superior) nos deberían conceder, también, el derecho de voto. Desde luego, si sólo se votase en España, el sr. Obama ganaba de carrerilla pero ¿y “allá”?. Ya veremos mañana, con el recuento de la última papeleta del último colegio electoral que la corrupción electoral estadounidense poco ha cambiado desde los tiempos de Bill el Carnicero y el joven Ámsterdam Vallon. Parece que nuestra mente es muy fértil en imaginación cuando se trata de los regimenes populistas latinoamericanos (asentados a golpe de voto) y muy débil en memoria con el recuerdo de los “pucherazos” estadounidenses, ya demócratas, en Illinois, para que ganara don JFK, ya republicanos en Florida, con un escandalazo descomunal y Ohio, éste con la connivencia del Tribunal Supremo.

    Así las cosas y, en tiempos de espera, quisiera cumplir con lo que le dije a don Alejandro (¿o deberé llamarlo don Alejandrix, por Belenos?)

    Estoy totalmente de acuerdo con ud en considerar simplista – y en ocasiones, en extremo de simplismo – la visión que tenemos en España, incluso en Europa (y no vea ud en Europa del Este), de los EE.UU.de A. Existe una diferencia considerable en la cosmovisión demócrata y la republicana de la vida doméstica de la Unión y de su papel en el mundo. Paradójicamente, con el paso del tiempo, desde el XIX, han sido posiciones políticas – o sea, “de las cosas de la polis” – que se han ido modificando en el seno de dichos partidos hasta incluso acabar intercambiándose posiciones de unos y otros en orden a la variabilidad de las circunstancias socioeconómicas (y peso de los “lobbies”) dada su paupérrima oferta electoral (piensen que salvo el Partido Federal, poco más ha habido de importancia electoral en la Unión en toda su existencia). Sería exigible, pues, que a la hora de hablar de la política estadounidense nos aplicáramos más a la comprensión de su realidad diferente y bien poco homologable a nuestra realidad europea.

    En cuanto a su alusión directa a mí, no creo haber sido tan taxativo, aunque me inspirase el sr. Ulianov. ¿Y si pensáramos de otra forma? Planeémoslo de otra manera. Sabemos que si planteamos reforma o revolución, la primera acabará siendo gatopardiana y todo seguirá igual (es lo que pasa en el PSOE, todo sea dicho de paso y sin ánimo de molestar); pero con la segunda probablemente accederemos a un periodo caótico e infantil que generará, a medio plazo, más rechazo que aplauso. Tal vez la solución estaría en profundizar en la idea de “evolución” partiendo de una conciencia cívica más madura y unas formas políticas republicanas, entendidas éstas a la manera del sr. Petit, ya comentada en este “blog” en repetidas ocasiones. No es una cuestión tan obscura, es una cuestión de trabajo… pero el reformismo es tan cómodo y el revolucionarismo tan utópico que, en general, se prefiere deambular entre el posibilismo del príncipe de Lampedusa y el infantilismo que tanto repugnaba al sr. Lenin.

    Me resulta chocante la expresión “miembros progresistas” cuando se habla de una Iglesia. Es un oxímoron, sr. Lillo. Pertenecer a un Iglesia, a cualquier Iglesia, es un acto obscurantistas y del obscurantismo poco progresismo vamos a encontrar. Los “curas rojos” europeos, por voluntad o expulsión, dejaron de ser sacerdotes oficiantes y los que descubrieron la vida real en misiones católicas de ultramar, bien vieron la pobreza real generada por el capitalismo, bien la aculturación occidentalizante procurada por su propia congregación, bien ambos fenómenos y, entonces, qué paradojas, siguieron el consejo evangélico, lo dejaron todo y se dieron a los demás, como los jesuitas errantes de la India o los franciscanos y dominicos infiltrados en las selvas sin hábitos y con humildad para aprender de los nativos su lengua y su cultura, no para llevarles ninguna “buena nueva” en castellano y con Coca-Cola.

    Como ya le adelanté, tratar de “arreglar las cosas desde dentro” es de un candor inaudito, propio de alguien falto de experiencia en el funcionamiento real de las organizaciones burocráticas. No lea al sr. Weber, que pasó gran parte de su vida en la Luna, o haciendo sociología de salón, lea a doña Renate Maintz, “Sociología de la Administración Pública” (está en Alianza Universidad, el 444 creo recordar) que le vale para la Administración, las Iglesias, los Partidos o cualquier otra cuchipanda estructurada en los cánones públicos europeo-occidentales.

    No hace falta contribuir a derribar a la cultura occidental, cae ella solita. Es lo que nos inspira don Friedrich. La sociedad burguesa nacida en su siglo sólo podía tener el triste fin que tuvo en los campos de Francia en 1918, y lo que salió de aquella hecatombe sólo puede catalogarse de pesadilla. Una pesadilla hija directa de aquella modernidad. Aunque si creíamos que aquello fue terrible, ya me dirá ud, esta “postmodernidad” de Escuela de Chicago y retorno a los integrismos religiosos (y hablo de occidente, eh, que la “Mayoría Moral USA” o los Legionarios de Cristo ya me dirán uds qué son). El problema, el tremendo problema que también he reiterado en estas páginas virtuales, es que la mayoría de uds vienen sesgados por la visión inmediata de la historia (Historia Contemporánea), de los acontecimientos (Periodismo) y de las legislaturas (Política) así que creo que no alcanzan a aprehender que los plazos históricos reales no se mueven ni por años, ni siquiera por décadas. Esas apreciaciones cortoplacistas apenas si llegan a ser subsistemas de subsistemas de sistemas históricos. La crisis actual sería incomprensible sin tener presente los movimientos neoliberales desreguladores de los mercados aparecidos entre finales de los 60 y principios de los 70 del siglo pasado, los cuales aparecen gracias a la coyuntura económica estadounidense generada por su plan mundial de expansión (Plan Marshall y Patrón Dólar), que es propiciada por la Segunda Guerra Mundial en la que alcanzan sus límites de contradicción los regímenes capitalistas surgidos de la primera Guerra Mundial, donde confluyen las insuficiencias que el sr. Nietzsche denunciaba en sus páginas y en su libertad personal. Un plazo demasiado grande para algunos que impide abarcar en toda su dimensión el sistema histórico y, por ende, limita la comprensión del presente más inmediato.

    ¡Qué barbaridad! qué rollo le/s he soltado, lo dejo aquí aunque quede alguna cosilla que sólo añadiré si no hay otras intervenciones. Discúlpenme uds.

  35. Kant

    Vaya, pues tengo que irrumpir repentinamente. No estaba previsto esto pero ni esta tarde ni mañana no voy a poder estar al pie del “blog”. Mis múltiples actividades, ya saben… No regresaré, pues, Morias mediantes, hasta el jueves. Si me lo permiten, concluiré ahora con esas cosillas que me dejé en el tintero que me prestó el sr. Lillo.

    Las instituciones, en efecto, son una construcción humana pero en su desarrollo crean su propia “cultura organizativa” (encontrarán el concepto como “cultural organizacional” pero me niego a masacrar el castellano en aras a un pretendido tecnicismo que no pasa de ser un extranjerismo para paletos). Se trata de un intangible que pasa de ser producto humano a ser un condicionante para los humanos. Romper ese intangible es más difícil que acabar con la misma institución que lo incubó, pues esa “cultura” es la que la hace pervivir aunque ya no tenga provecho alguno para la sociedad que en algún momento la creó por necesidad.

    Es innegable, sí, la voluntad transformadora de las personas – especialmente de las mujeres (personalmente, son mi “gran esperanza”) – pero también lo es la tendencia humana al mínimo esfuerzo. Y en esa tensión entre transformar o adaptarse, crear una alternativa (“otro mundo es posible”) o conformarse con lo que hay (capitalismo, machismo, centripetismo, competición, insostenibilidad, desregulación, banalidad…) pues, ¿qué quiere, don Alejandro?, me temo que van ganando los segundos, los adaptados, los conformistas, los lelos.

    Tal vez una de las claves esté en responder a su cuestión de dónde está el límite. Creo que el límite está en el mercado. No en el mercado entendido como sinónimo de capitalismo sino en el mercado como lugar de intercambio entre las personas y entre las sociedades. La frontera está en cuando ud quiere establecer un intercambio igual mientras la otra parte pretende forzarle – repito, forzarle – a un intercambio desigual. En cuanto se rompe la equidad viene la injusticia y con ella la violencia. No hace falta que ésta sea brutal – de hambre se muere en silencio – basta con que sea inhumana. No hace falta que sea evidente – el 25% de la población española, uno de cada cinco españoles (súbase ud a un metro y calcule con cuantos comparte vagón), son pobres, no de espíritu, de bolsillo – basta con que sea aceptable para la sociedad. Mientras la fuerza se nos vaya con las palabras y se soslayen los hechos, mientras no se atienda a su tozudez – cáspita, don Tito Livio y don Vladimir Ulianov en la misma frase – y nos dispersemos en platonismos intrascendentes, ese límite se irá haciendo cada vez mas estrecho, más pequeño, más asfixiante y de forma inversamente proporcional, la moral del esclavo se extenderá con más éxito.

    Hay que ampliar esa frontera en base a la civilidad, a que el ciudadano sea el responsable de su vida pública y que su vida privada le corresponda sólo a él decidirla, hay que forzar el intercambio justo, que cada cual reciba lo que necesite y aporte cuanto pueda, que la solidaridad sea una concepción internizada en el individuo, no un slogan vacuo para la algarada callejera, que las diferencias humanas: raciales, nacionales, culturales… sean fermento de biodiversidad y riqueza común de la que aprender todos y respeto, voto a Tal, respeto universal, con libertad e igualdad. Esa es la labor.

    Y si nos lee, don Justo, sepa que el sr. Vila – el muy bandarra me usa como correo en vez de participar él en su “blog” como aseguró que haría el pasado verano – ya está metido de lleno en su labor lectora y la está disfrutando como en día disfrutó con cierta obra del ciudadano Sabater – me dijo que ud sabrá de qué habla – pero ahora, con la pasión de la madurez propia, como lector, y la solidez argumental suya, como autor, muy superiores ambas a aquel otrora autor y aquel pasado juvenil y entrañable de ambos. Ud. sabrá qué quiso decirle, yo me limito a transcribirlo. ¡Y disfrute su estadía, hombre, y pase de nosotros hasta que regrese!

  36. Arnau Gómez

    Ya están los estadounidenses decidiendo el destino del Planeta Tierra.Siempre me he preguntado porque no hace USA como hizo Roma:Conceder la ciudadanía estadounidense a los ciudadanos del Imperio.Ahora estaríamos votando a McCain (no lo quiera Manitú). o por Obama (del mal, el menor).Es obvio que no me gusta nada,pero nada,nada, el sr. Mc Cain,que se autodenomina sucesor del más nefasto mandamás del país más poderoso de la Tierra en este momento.El Sr. Obama es un mandamás que serviría para encantar serpientes y al que, posiblemente, le compraría una moto usada, aunque luego me arrepentiría todo el resto de mi vida.Pero no hay más.
    En fin,esperemos ver que nos deciden los sucesores de los cowboys,del sheriff de Abilene,de Billy el Niño,de Sitting Bull(muy pocos), del tío Tom (bastantes) y de los hispanos (cada vez mas numerosos).

  37. Miguel Veyrat

    Por una vez, doctor, apliquemos la teoría del mal menor. Al menos Bush y su caverna se marchan. Se cerrará ese moderno Auschwitz ubicado en tierra robada a Cuba, se acabará el apostolado mundial de Armaggedon, el fundamentalismo tendrá menos facilidades, los miembros de la Asociación de rifle y del KKK también carecerán de fondos públicos, y sobre todo los norteamericanos aprenderán de una vez a diferenciar socialismo de comunismo estatalista. ¿Seguimos? Empecemos por olvidar la conquista del salvaje Oeste y la películas de Ford por mucho que nos hayan regalado la imaginación en nuestra infancia. Acaba de terminar el S. XX. También, ojalá, en España. Incluso la monarquía, con los graznidos de Madre Oca Sofía, entonca el canto amargo del cisne antes de morir.

  38. jserna

    Nuevamente, saludos desde Santiago de Chile. Ayer tuve mi intervención en el Congreso sobre Carlo Ginzburg. Parece ser que gustó mucho. Eso me dijeron y, expresamente, el propio Ginzburg. Mew siento muy honrado. Pero no sé… Uno siempre se queda con la impresión de que las cosas podrían haberse planteado de otro modo, quizá más original. Pero no quería pecar de originalidades…

    Bueno, les saludo con la noticia que yo ya sabía anoche, cuando ustedes, en España, dormían. Ganó Obama. Me hizo mucha gracia la primera plana de El País, leída en pdf hacia las 9:30, hora de Santiago de Chile. ‘Obama moviliza a la población’, creo que decía literalmente. Ilustrada con una fotografía del candidato en su coche oficial, el conjunto parecía corroborar el éxito electoral que los periodistas aún no sabían cuando preparaban esa portada. Pero la noticia se presentaba de tal modo que también podía significar lo contrario: que el candidato demócrata hubiera movilizado a la población podía significar que había movilizado al electorado adversario, con la consiguiente derrota. El titular debería estudiarse en las Facultades de Periodismo: cómo hablar de la realidad sin saber cuál es el resultado, provocando un efecto ambiguo: una equiprobabilidad de significados.

    Reciban un saludo, JS

  39. Alejandro Lillo

    Saludos cordiales y tres hurras para Obama.

    En primer lugar agradecerle, señor Moreno, su increíble enlace de rebelión.org. Me ha dejado sin habla, muchísimas gracias, pienso imprimirlo y conservarlo. Increíble.
    Por lo demás, no sé si pretender cambiar las cosas desde dentro es “buenismo juvenil” o “candor inaudito”, supongo que todo depende de lo que entendamos por cambio y el alcance que le queramos dar al mismo, aunque no seré yo quien les niegue cierta inexperiencia en quien les habla. Sin embargo…

    … ceo que las cosas se intentan cambiar desde donde se puede, no desde donde se quiere.

    Dije anteriormente que tanto Vladimir como Aquel Cuyo Nombre No Puede Ser Pronunciado (al menos hasta que estalló la crisis financiera) apostaron por introducirse en los partidos socialdemócratas para, desde su interior, transformarlos a su manera. De hecho, ese fue uno de los temas que distanció a Aquel Cuyo Nombre No Puede Ser Pronunciado (en adelante ACNNPSP) de Bakunin. ¿Pecaron ellos de candor? Cierto que no consiguieron lo que se proponían, pero el resultado no fue malo. Haciendo un ejercicio de análisis histórico que tanto añora el señor Kant, que a mí también me encanta y con el que estoy completamente de acuerdo – los análisis de los ciclos largos son fundamentales para entender algo de lo que nos pasa –, les diré que no triunfó el comunismo, pero que las reformas llevadas a cabo, bien por los propios partidos socialdemócratas, bien por sus enemigos para evitar el “contagio” masivo de los trabajadores y las clases más desfavorecidas, fueron fundamentales para configurar el estado de cosas en el que nos movemos hoy en día. Para comprender cabalmente gran parte de lo acontecido durante siglo XIX y todo el XX, debe tenerse en cuenta, como una de las principales claves interpretativas, esas dinámica de fuerzas a las que antes me refería.
    Creo por tanto que esa voluntad de cambio desde dentro no solo parece una opción sensata en estos momentos (ojo, que no la única, se puede y se debe complementar con otras medidas, otros ámbitos, otros frentes, y en eso coincido de nuevo con el señor Kant, uno de ellos podría/debería ser la civilidad, el compromiso, y las ideas republicanas del señor Petit (que tanto gustan a Zapatero, por cierto). Insisto, no veo por qué una cosa deba excluir a la otra.
    Decía que esa voluntad de cambio de las cosas desde dentro no debe valorarse exclusivamente en función el éxito obtenido en términos, digamos que absolutos, sino que también debe medirse en función de la reacción que en los demás provoca. Tanto de los amigos como de los “enemigos”.

    Sobre el “progresismo” en la Iglesia… ahí está la de la Liberación, que citaba don J Laporte. Sin embargo, creo que es una cuestión relativa. En la Iglesia hay progresistas y conservadores, como en todas partes. Conozco a sacerdotes más progresistas en términos políticos, económicos y sociales que muchos ciudadanos laicos y que presumen de ser muy modernos pero luego nada de nada. Evidentemente esas personas tienen muchas dificultades para hacerse oír y expresar sus ideas pero ahí están y buena falta que nos hacen.

    Sobre “Sociología de la Administración Pública” me lo agenciaré, que me ha despertado usted del gusanillo.

    Me paro aquí, que tengo que hacer la comida, je, je. Ya veremos como me sale hoy. Volveré a la noche, espero. Y les diré algo más sobre las instituciones.

  40. Arnau Gómez

    D. Miguel.Estoy TOTALMENTE de acuerdo con todo lo que dice usted.Y me parece muy brillante la frase” Acaba de terminar el S. XX” .¡Exacto!.Pero no han ganado los “héroes” de John Ford,afortunamamente.Y si ha habido un Auschwitz,en Guantanamo,desaparecidos,torturados,etc,etc.¿para cuando un nuevo Nuremberg,o más fácil, un nuevo tribunal Bertrand Russell?.O,¿son prematuros o inadecuados, tal vez imposibles?.
    De todos modos esperemos a que tome posesión,pasen los 100 días de rigor ¿porque 100 días? y luego valoremos la actuación de Obama.

  41. Miguel Veyrat

    Exacto, estimado Dr. Arnau. También Kennedy despertó expectativas que no se cumplieron, etc. etc. Por de pronto, los neocon se han quedado sin medios de acción y comunicación en todos los sentidos, que les eran preciosos. Todo recomienza. Como establecía ya Virgilio en su Epodo. Un nuevo ciclo. Por de pronto,los “afroamericanos” como se dice en lenguaje políticamente correcto han recuperado la dignidad político-social que se les debía: Que haya sido un descendiente de algodoneros esclavistas (la familia de MacCain poseía 15o esclavos) quien les haya dado la bienvenida a la plena ciudadanía en gesto que le honra, es ya todo un acontecimiento.

    Dudo que haya un Nurenberg para Bush y sus secuaces algún día, pero USA es un Estado democrático cuyos informes secretos se publican cada 25 años (así hemos sabido de las ansias bélicas de un Arias Navarro ofreciéndose a Kissinger para declarar la guerra a Portugal tras el abril rojo, y de las entrevistas de MacCain con Pinochet, de la inestimable ayuda del ejército americano a tantos y tantos golpes de Estado en el mundo) y algún día sabremos la verdad de la auténtica “conspiración”: no la del 11-M tan querida al PP español, sino la del 11-S en Nueva York y del porqué Bin Laden sigue vivito y coleando mientras mueren a diario, todavía,inocentes en Irak (por los dos bandos).

  42. Kant

    Obama, “habemus”, Obama “habemus”!

    Acabo de regresar de mi pequeño periplo. España está eufórica… como si hubiéramos votado nosotros… en cambio, a uds los encuentro algo melancólicos y silenciosos…

    A ver, don Alejandro: sí, pecaron de candor.

    Ítem mas, si ud considera que la gran aportación socialdemócrata – desde la aparición de la URSS a la actualidad – fue tirarse en manos de los EE.UU. de A. en los cincuenta; reforzar las estructuras capitalistas que pervirtieron el keynesianismo en los sesenta; abandonar a las primeras de cambio las doctrinas de Galbraiht en los setenta; hacerle la cama a los neoliberales en los ochenta; y aceptaron sin rechistar las políticas neocons en los noventa: hasta alcanzar el zenit del despropósito de seguidismo tras el 11-S, ¿qué quiere?… ¡por favor, no nos hagan más aportaciones desinteresadas!

    Otrosí, no confunda ud, sr. Lillo, la voluntad y el placer propio del sr. Zapatero – y hablo de su republicanismo cívico, en el que puedo coincidir con él – con la obligación y prioridades del partido en el que milita. Le aseguro que poco o nada tiene que ver una cosa con otra. No confundamos la parte con el todo, ni nuestra ilusión con la realidad.

    En cuanto me indique ud que caracteriza el “progresismo” en el sacerdocio de una creencia religiosa podré entenderlo. Yo, limitado como soy, sólo comprendo que se trata de un colectivo de personas que difunden unas ideas obscurantistas basadas en opiniones indemostrables racionalmente aunque demoledoras para inteligencias débiles, morales frágiles y mentes simples.

    Espero que el almuerzo le saliese como corresponde a un caballero de su dignidad, que la cocina es una de esas cuestiones menores que dan el pulso grande de un creador.

  43. Marisa Bou

    Ayer intenté intervenir y el trasto este no me lo permitió. Lo intentaré ahora.

    Decía yo aquello de YES, WE CAN tras una noche de entusiasta recuento electoral, viendo la retransmisión en directo, por tratarse de un hecho extraordinario: como dice don Miguel, ahora empieza el siglo XXI. Y como dice don Arnau, habrá que darle los 100 días de cortesía antes de criticarle -si necesario fuera.

    También les contaba un chiste (que me ha llegado por la red) en el que el reverendo Jessie Jackson le preguntaba a Dios si alguna vez iba a ver a una mujer en la casa blanca, a lo que Dios le contestaba: -No, nunca en tu vida. Seguía el reverendo en sus preces: ¿Veré alguna vez a un negro de Presidente de USA? Y Dios contestaba: Nunca, nunca en mi vida.
    Ergo: Dios ha muerto (al fin).

    También tenía yo unas palabras para don Justo, excesivamente modesto: seguro que don Carlo Gizburg tuvo buena opinión de usted, porque usted estuvo muy bien. La pena es que aquí, sus blogseguidores, no hemos podido vivirlo.

    Y a don Alejandro le decía que, desde que nos escribe desde su casa, está imparable (como impagables son sus análisis), por lo que supongo que la comida también le sale muy bien. Por cierto, le debo una visita en su librería, que le anuncié este verano. Tal vez hoy me pase.

    Voy a ver si tengo suerte y consigo hacerles llegar esto.

  44. Alejandro Lillo

    Ya estoy aquí de nuevo. Intentaré ser breve.
    Bueno ,señor Kant, en general estoy de acuerdo a medias con usted, todo lo que dice me parece – como siempre – muy interesante y aleccionador y transmite usted unos puntos de vista muy enriquecedores, pero detecto mucho pesimismo en sus declaraciones, mucho desencanto (¿recuerda la película documental?). Seguro que tiene sus razones, pero también comprenderá que yo no las comparta, pues soy joven y tengo ilusión por el futuro, y aunque también veo oscuros nubarrones, prefiero hablar con el vaso medio lleno. Así que… es cierto que el capitalismo, el machismo, los conformistas, la desregulación, la banalidad van ganando la partida, pero el simple hecho de que estemos aquí hablado sobre el tema debería darnos motivos de esperanza. No todo está perdido. Le diré más. Por lo menos sabemos dónde estamos. Con la mierda al cuello, sí, pero por lo menos somos conscientes de eso. No es poca cosa, porque hay gente que está tragando la ídem a espuertas y ni siquiera lo sabe. Con el capitalismo ya veremos lo que pasa, y volvemos a la pregunta anterior: ¿Reformar el FMI? Me da la risa, pero ya veremos qué pasa.

    Claro está cómo se deben ampliar las fronteras, tal y como usted dice, y parece evidente que una vez más vamos en sentido contrario. Imaginemos que viajamos en un tren y queremos llegar a Vladivostok pero vamos en dirección a Madrid. ¿No parece lógico que lo primero que hay que hacer para cambiar la marcha del tren es detenerlo? Bueno, en realidad, primero tenemos que saber que vamos hacia Madrid (como ya le dije antes, eso creo que en este foro lo sabemos). Lo segundo será parar el tren. Eso es lo que yo quiero hacer, no creo pretender un imposible.

    Señor Kant, la gran aportación de la socialdemocracia y del movimiento obrero vinculada a ella fue la progresiva reducción del horario laboral, la paulatina mejora de las condiciones de trabajo, el acceso – con sangre y muertes por doquier – al voto de la mayoría de la población. El derecho a la manifestación y a la huelga, el aumento del salario, el derecho a una educación pública, a una sanidad pública, a poder expresar las opiniones en libertad, a que mujeres y hombres se acerquen en derechos y libertades, abolir (en occidente siempre) el trabajo infantil,. El pago de impuestos proporcionales y progresivos, el derecho a una justicia igual para todos, a vivir con dignidad, a respetar y a ser respetados… Todo eso y mucho más. En los cincuenta Europa estaba destruida, y el Plan Marshall – con sus onerosas y abusivas claúsulas favorables, como no podía ser de otro modo, a USA – era lo único que había a mano, sin contar con la tensión de la Guerra Fría, podría seguir pero no quiero extenderme. No justifico, analizo, teniendo en cuenta que considero que el socialismo y el movimiento obrero, haciendo un símil deportivo, siempre, siempre, siempre ha jugado fuera de casa. Las condiciones materiales, las estructuras dominantes, imperantes en la sociedad, nunca les han sido favorables, siempre han ido a favor del capitalismo más brutal. Creo que en ese contexto, bastante se ha hecho, lo cual no nos exime de responsabilidad ni de nuestra parte de culpa. He dicho.

    La comida, por cierto, resultó como suelen salirme todas, comestible, sin más. Aunque algún día le daré a probar mi ensalada de arroz con espárragos y gambas que, regadas con un buen vino de la “terreta”, le harán ver el mundo con otros ojos.

    Cambiando ligeramente de tema, creo que el siglo XX acabó con la caída del muro de Berlín (o con la desaparición de la Unión Soviética, como ustedes prefieran). Desde entonces una nueva era dio comienzo, la del capitalismo triunfante y ya definitivamente desbocado, sin contrapeso. Tal vez aún sea pronto para valorar estos veinte años e insertarlos en una escala más amplia, aunque a mi me parece una fase de tanteo e incertidumbre ante un fututo nebuloso y poco claro. Sin duda don Miguel, lleva usted razón cuando dice: “USA es un Estado democrático cuyos informes secretos se publican cada 25 años…y algún día sabremos la verdad de la auténtica “conspiración””. Es cierto. A menudo se comenta que el pasado sirve para entender el presente y es cierto, pero será el futuro el que nos dará las claves para entender el pasado (y por tanto también nuestro presente).

    Doña Marisa, ¿tanto se nota que tengo internet en casa? Je, je, je. Muchas gracias por la parte que me toca, simplemente intento expresar, como puedo, lo que veo. Pero no se apuren que a este ritmo en una semana me quedo sin nada que decir. Saludos.

    Don Justo, disfrute mucho en Chile, páselo bien y disfrute, que la vida son dos días.

  45. Miguel Veyrat

    Se nota, se nota, y que tiene tiempo para disfrutar de su increíble generosidad de diálo. Bon Profit.

    Alejandro, con la caída del muro quizás empezara a terminar el S. XX, pero ese evento sirvió para que el capitalismo miltonfriedniano y golpista diera por muerta toda barrera a su ambición sin límites… Ha muerto de una indigestión, o al menos ha enfermado gravemente. Y ahora comienza verdaderamente el futuro, el Siglo XXI que todos queremos, con paz y prosperidad, sin miseria ni enfermedad. Estúpidos seríamos si con el viento a favor que nos da el respiro de la actitud democrática y progresista de la mayoría del pueblo americano ( el que goza de mayor de capacidad de acción de todo tipo para el gran cambio ) si no aprovechásemos para instalar al menos el progresismo ciudadano, si no el socialismo democrático, si no la utopia de la Edad de Oro, tan lejana, ay en la que seguía creyendo otro negro, el yerno de Marx, cubano por añadidura. In Progress we Trust. Podemos. O como decía el verso de e-e. cummings, To morrow is our permanent address…

  46. Kant

    Vale, seamos breves. No cansemos a los contertulios con nuestras cuestiones.

    A mi me pasa como a Mafalda, que me llaman pesimista cuando me limito a ser realista y en eso sí estoy instalado, en el realismo. Así que tengo esperanzas de cambio, de transformación de esa realidad – y eso, le aseguro que nada tiene que ver con la edad –, pero, desde luego, no puedo tenerla en quienes la han conformado. Estoy harto de bomberos pirómanos.

    Que el capitalismo se modificará, es indudable. Se modificará para asegurar su pervivencia, tampoco lo dude.

    Me apunto a la metáfora del tren. La matizo. Ud pretende que decidamos la dirección, si es hacia Madrid o hacia Vladivostok. Yo, lo que le digo es que lo que haremos será cambiar de máquina, pero la dirección será la misma. No somos los propietarios del tren. El propietario es el que decide, nosotros somos meros viajeros. Y en quienes algunos confían para cuestionar al propietario la propiedad del tren son socios de la misma Sociedad Anónima. Eso es lo que se ha de tener claro.

    Retenga esta institución: Organización Mundial del Comercio y recuerde este protocolo: Acuerdo General para el Comercio de Servicios. Si éste acuerdo se rompe y la OMC se modifica substancialmente puede que entremos en una estación en la que sea posible cambiar el sentido de la marcha. Mas, si no se produce esa ruptura y esa modificación, ya pueden pintar el FMI o el BM del color que le dé la gana, seguiremos en la misma ruta que se estableció en 1946 con el cambio del patrón oro por el dólar para regir la economía mundial.

    Obviamente, le respeto su opinión sobre el papel de la socialdemocracia. Y nada de lo que me dice le rebato (aunque me sobrasen argumentos para hacerlo). Ahora, sí le ruego que recuerde lo que ud mismo argumentaba en una intervención suya anterior: esos “progresos” fueron concesiones del poder para evitar el “contagio” del socialismo soviético y facilitar la desmovilización de la clase obrera. Desaparecido el “peligro” desaparecieron las concesiones, aunque, sí, se mantuvo el adocenamiento y desmovilización obrera. Se repartieron pescados, pescados socialdemócratas, no cañas de pescar. Y sólo se repartieron en Europa, donde arreciaba el miedo, en el resto del mundo – y la IIª Internacional es mundial – ¿quiere que le demos un repasito a las libertades de las que nos habla?… Y es que, siempre fueron socios del sistema. Y en ello siguen.

    Por lo demás, coincido con las observaciones del sr. Veyrat sobre el calendario histórico: ahora sí entramos en el XXI… siempre y cuando el sr. Obama, amén de una política interior radicalmente – insisto, radicalmente – diferente a la actual, limpie de neocons la Casa Blanca, de paleoliberales Wall Street y de hegemonismo su política exterior; de lo contrario, será más de lo mismo y ya el XIX se resistió hasta 1918 para pasar página, ya veremos el XX.

    Cambiando de tercio, me permitiré darle una recomendación: no se conforme ud con hacer la comida comestible, lo es por naturaleza (salvo en algunos restaurantes de infames precios y cocinero azotable en plaza pública). Una persona culta, observadora y minuciosa como ud, debería dedicarle más tiempo al fogón, un lugar excelente para la reflexión, la innovación y la tradición hábilmente conjugadas para la satisfacción de los sentidos.

  47. Alejandro Lillo

    Ojalá esté usted en lo cierto, don Miguel, que los dioses le oigan para que el siglo XXI no sea tan horrible como el XX. Y sí, yo también creo que podemos, de una manera o de otra tenemos que salir adelante.

    Pero ahora debo entonar un “mea culpa”, espero que todos ustedes puedan perdonarme. Me lo advirtió mi asesor aúlico, pero ya era demasiado tarde y el mal ya estaba hecho y no pude rectificarlo, ya había enviado mi intervención. Mi asesor me dijo que no le gustaba la frase siguiente (me cito): “… pues soy joven y tengo ilusión por el futuro”, que podía llevar a una mala interpretación, y efectivamente así ha sido. Pido disculpas por ello. Evidentemente no era mi intención, pues la edad nada tiene que ver con la ilusión por el futuro y las esperanzas de cambio, como muy bien me apunta el señor Kant con benevolencia. Quería expresar más bien que mi experiencia, escasa, no me permitía coincidir del todo con las ideas del señor Kant, pero claro con tanta verborrea, uno comete estos errores, mil disculpas de nuevo.

    Señor Kant, que el capitalismo se modificará es indudable, de acuerdo, pero no eternamente :-) Entiendo perfectamente su postura, créame, y en gran medida la comparto, con matices importantes pero creo sinceramente que ambos buscamos similares objetivos: una ciudadanía más responsable y comprometida. Fíjese que su tesis me resulta tan interesante y tan inquietante que a partir de esta noche mismo voy a profundizar – en la medida de mis posibilidades – en la historia del socialismo y la socialdemocracia, para intentar sacar algo más en claro sobre el papel que estos movimientos han jugado en nuestra historia reciente (tal vez me ayude el ensayo de don Ángel Duarte sobre la Guerra Fría que desde hace algún tiempo obra en mi poder). Creo que lo que usted apunta es perfectamente posible aunque yo en estos momentos no esté de acuerdo. Tal vez mañana me convenza de lo contrario. Pero sí querría matizarle una cosa: la relación movimiento obrero-socialismo-socialdemocracia y liberalismo-capitalismo es dialéctica. Se influyen unos sobre otros. Sin la concesión capitalista los logros sociales no habrían existido (aunque sí posiblemente otra cosa, como una gran revolución comunista); sin la presión obrera los logros sociales nunca se hubieran conseguido. Creo que eso está fuera de toda duda..

    No dudo, amigo mío, que usted puede rebatirme todo lo que he dicho hasta ahora, y con la misma brillantez que siempre. Ya le dije en otra ocasión que usted me hace pensar, y eso me gusta…. ;-)

    Doña Marisa, perdone mi descortesía (hoy parece que no es mi día). Estaré encantado de recibirle en la librería cuando usted guste. Es más saben que están todos invitados. Lo único que lamentaría es no poder atenderles como se merecen.

    ¡Ah, señor Kant! Cuando le dije que la comida me salió comestible lo hice con toda la intención (como estoy seguro que usted habrá adivinado). Simplemente no soy muy buen cocinero y no lo llevo nada bien aunque le aseguro que me esfuerzo cada día por mejorar, pues la gastronomía se encuentra entre los mayores placeres que existen.

    Gracias.

  48. jserna

    Buenas noches, aquí.

    Ahí debe de estar casi amaneciendo…

    Hoy ha acabado el congreso de Homenaje a Carlo Ginzburg en Santiago de Chile. Enriquecedor. Y el trato que nos han dispensado los orgabizadores, inmejorable: Unión Latina y la Universidad Adolfo Ibáñez.

    No sé cómo anda lo de Obama, pero he tenido tiempo de leer estas declaraciones de Silvio Berlusconi.

  49. Kant

    Buenos días desde acá, sr. Serna. Hala, hala, ud a lo suyo, a dejar bien alto el pabellón patrio (y que cada cual escoja patria). Le cambio su nexo “berlusconiano” por el siguiente “cebrianesco”. Lamento ponerle la siguiente “longaniza”…

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/America/vuelve/ser/America/elpepuopi/20081106elpepiopi_11/Tes

    … pero no recuerdo de qué manera nos dijo doña Miranda que se puede acortar el “link” y se lo dejo así. Es el artículo del sr. Juan Luis Cebrián en “El País” ayer, día 6, que pensé – erróneamente – que se convertiría en motivo de debate en el “post” pero, vaya, o sólo suma acuerdos o no lo ha leído nadie. Nunca dejo de sorprenderme con este medio…

    Yo creo, don Alejandro, que deberíamos concluir ya nuestra pequeña disertación, me parece que nos alejamos cada vez más del propósito con el que comenzamos – las recientes elecciones estadounidenses – y sospecho que hay más de uno tan silencioso como incómodo. Evidentemente, le brindo la última palabra sobre la materia (obviamente, podemos pasar a otros asuntos), yo, con ésta mía de ahora, ya me doy por satisfecho, permítame, pues, hacerle mis últimas apreciaciones.

    1) No se equivocó su asesor con la cuestión de la edad pero tampoco habría que desmesurarlo. La edad ni da ni quita sabiduría, sólo acumula experiencia. Aprender de ella significa disponer de una fuente que el joven, por razón evidente, no puede disponer pero que no asegura al mayor tener un apoyo firme. Sólo en el sabio uso de la razón encontrará las claves del conocimiento y en aquel la edad no cuenta.

    2) En efecto, don Alejandro, nuestros puntos de coincidencia son notables, incluso sobresalientes, lo que pasa es que si nos limitamos a autojalearnos en ellos – como suelen hacer los militantes de un mismo partido, club de fútbol, asociación vexilológica o similar – poco provecho sacaremos para nuestra inteligencia. Para eso sirve el diálogo y en eso se diferencia del acatamiento sumiso. Deberíamos haberlo aprendido de Sócrates. Por eso les machaco – infructuosamente – con el título de Edward de Bono “Yo tengo razón, tu estás equivocado”: es positivo discrepar, es positivo ver las cosas desde diferente punto de vista, es positivo entender que no por no compartir una idea o una acción se está en contra de quien la emite o la hace. Quien no está conmigo, no necesariamente ha de estar en mi contra, digo, contradiciendo al carpintero galileo.

    3) No crea que su intención de profundizar en alguna de las ideas que hemos manejado en nuestra charla va a quedar sólo en su parte. A mi también me ha llamado a repasar antiguos textos y revisar ideas propias, algo que, claro, sólo puedo agradecerle pues las ideas propias, si no se orean, se apolillan y ud, caballero, me ha abierto ventanas que hacía algún tiempo que no pivotaban sobre sus goznes.

    4) Espero que encuentre y disfrute con el hallazgo del movimiento – muy importante en España pero presente en toda Europa – socialista que fue aplastado entre la socialdemocracia claudicante y la pesadilla estalinista. El primer desaparecido que conocemos con tal denominación fue, precisamente, un socialista marxista que provenía del PSOE, don Andreu Nin (que, ¡por amor de los soviets, NO era trotskista!, eso es una calumnia de sus asesinos). Su cuerpo, desaparecido en 1937, aún sigue en ese limbo oprobioso que generaron sus verdugos. En este caso, asesinado por el Partido Comunista y con republicanos y socialdemócratas mirando hacia otra parte. Eso también es memoria histórica. Tan presente e incómoda como para tener que esperar al último congreso del PSOE en el PV (septiembre de 2008) para que se le devolviera el carnet y la militancia a don Max Aub, expulsado de dicho partido… por “rojo” (corría 1946). Sí, hay todo un mundo de socialismo libre y democrático que no pasa por los dos únicos canales que tirios y troyanos se empeñan en decirnos que son las únicas vías posibles.

    5) Nadie nace siendo un “buen cocinero”. Persevere ud en esa actividad, que la Razón también se encuentra entre los pucheros, si me permite parafrasear a doña Teresa de Ávila.

    En fin, y lo dicho, le propongo que diga ud la última palabra y volvamos a don Barack Hussein, al fin y al cabo, ya sabe… “Obama habemus!”

  50. Alejandro Lillo

    Nada, señor Kant, yo creo que está bien así, y no se preocupe que perseveraré, en la cocina y en las lecturas… y en todo lo que pueda.

    Sobre Obama y Cebrián decirles que el discurso victorioso del primero me emocionó y que el del segundo no sé, lo veo un poco impostado, aunque me gusta su final, eso de que ya se encargará la realidad de poner límites al sueño.

  51. Alejandro Lillo

    Anoche, en CNN+ , escuché un debate en el que se analizaban los resultados electorales y las primeras medidas que realizará Obama como presidente. Me llamó mucho la atención un comentario del ex embajador de España en los USA. Dijo, aproximadamente, que una cosa que los americanos del norte recriminan a los europeos es su escaso presupuesto militar y su despreocupación por la seguridad occidental. Ellos piensan que nosotros disfrutamos del nivel de vida occidental y del estado del bienestar, pero que no nos ocupamos de defenderlo, que esa tarea ingrata y ardua se la dejamos a ellos, a los USA. Me pareció un punto de vista muy interesante, sobre el que valdría la pena reflexionar. Más tarde añadió que, contrariamente a lo que pueda parecer, los USA no has sido, tradicionalmente, un país militarista, pero que habían sido los acontecimientos los que lo habían impulsado a ello. Interesante, ¿no?

  52. Marisa Bou

    Alejandro, yo creo que los USA no nos han librado del terrorismo, por mucho que lo pretendan. No negaré que su intervención en la 2ª Guerra Mundial fuera decisiva, pero desde entonces sus intervenciones militares han sido más bien nefastas.
    Aún a riesgo de que me acusen de buenismo y de inocencia (a mis años) les diré lo que pienso: la mejor defensa es no atacar a nadie. No creo que a mí nadie pudiera “impulsarme” a guerrear con nadie. Al menos no con armas convencionales. La mejor “arma” que tenemos los humanos es la palabra.
    Y, puesto que la transmisión de la palabra es cada vez más fácil, no veo la necesidad de utilizar las armas para entendernos con los demás.

  53. jserna

    Pues bien. Ya todas las actividades académicas que debía completar en Santiago han acabado: una semana intensa y agotadora. Valía la pena. Hoy viernes (para ustedes, las cuatro de la mañana del sábado ya) se festeja con un recital el primer centenario de Salvador Allende. Entre los cantantes está Miguel Ríos. Ignoro la edad del cantante pero supongo que no muy lejana a la del compañero presidente. No: es broma. Ya me gustaría conservarme como él a su edad.

    Tabueno, taluego.

  54. Marisa Bou

    Don Justo, Miguel Ríos tiene 64 años. Pero ya ha anunciado que no se piensa jubilar. Afortunadamente.

    Está usted muy gracioso con esas expresiones chilenas. Todo se pega ¿eh?

    Da la impresión de que lo ha pasado usted muy bien. Completando con ello mi ataque de envidia…:-)

  55. jserna

    Pues sí. Uno anda de buen humor. Aunque de apariencia seria, incluso grave, mi carácter es propenso al humor. Eso sí: lo disimulo lo mejor que puedo. Un abrazo, Justo. Salgo ya hacia España… Pronto renovaré el post.

  56. Alejandro Lillo

    Comparto la opinión de Marisa, se nota que lo ha pasado bien, don Justo, aquí nos alegramos mucho, aunque la duda que más me corroe es, ¿vendrá más moreno?

  57. Kant

    Perdonen, he estado estos días algo ocupado con unas visitas de la República Argentina y no pude atenderles.

    Me gustaría sumarme a la opinión de la sra. Bou sobre las aseveraciones que traslada don Alejandro del sr. ex-embajador de España en los EE.UU. de A.: en efecto, no hay ninguna “fuerza” que “obligue” a nadie a ser un imperialista, como no sea la propia lógica del capitalismo. Los EE.UU. de A (salvo el Estado de Pensilvania que nació utópico) nacieron con una voluntad colonial y agresiva indudable. Crecieron en base a componendas con Francia, España y Rusia que incluían el menosprecio a los nativos americanos y la importación masiva de esclavos africanos. No dudaron en violar los 222 tratados que firmaron con las naciones indias (no respetaron ni uno) y siempre con una conclusión traicionera, armada y etnocida. Entraron en guerra e invadieron y trocearon o se anexionaron directamente todos países soberanos tales como los EE.UU. de México, el Reino de Hawai o la misma España. Su intervención directa en Centroamérica no admite justificación alguna y la compresión de “patio trasero” hacia Latinoamérica sólo sería calificable como la obscenidad más ominosa de un estado democrático. Nadie, nadie, les obligó a actuar así. Ni siguiera en la Segunda Guerra Mundial y el uso que hicieron de la energía nuclear, los bombardeos masivos e indiscriminados sobre población civil y los atentados al patrimonio cultural que ni siquiera los nazis se plantearon hacer. Los hechos, pues, desmienten esa pintoresca visión que tienen o bienintencionados o ignorantes o cínicos estadounidenses sobre si mismos.

    Ah y sí, muy interesante su participación en la citada guerra mundial, pero si no llega a intervenir la URSS ahora mismo se estaría dando Educación para la Ciudadanía en alemán.

    Miguel Ríos… La Magdalena… los ochenta… ¡jo, sr. Serna, qué recuerdos!…

  58. Arnau Gómez

    Dña. Marisa.Pregunté por usted y por Dña Berta en el Melia Valencia Palace y porteriormente en una comida en el Jai Alai.No supe encontrarlas.Las espero ver y comentar los eventos del sábado 8/11/08 en la presentaciónde “Volem y podem”.Un abrazo muy fuerte y un beso muy cariñoso.”Podem y Debem”. ¡Ja está bé de manipulació!

  59. Marisa Bou

    Querido don Arnau: Berta y yo estuvimos muy atareadas con los preparativos del acto de presentación, pues queremos que nos quede muy lucido, y más ahora, con la que está cayendo. Ya hemos comentado (via google-group) los hechos acontecidos ayer… y ¡qué quiere que le diga! Todo esto sólo viene a confirmarnos en nuestra idea de CAMBIAR LA CULTURA POLITICA de nuestro partido, o morir (hipotéticamente) en ell intento. Es ahora o nunca. ¡Ya veremos!
    De momento, Volem i Podem centra su atención en la ciudad, porque todavía no podemos abarcar más, y por algún sitio hay que empezar. Cruzaremos los dedos,

  60. jserna

    Queridos amigos, el lunes 10 de noviembre de 2008, nuevo post.

    Se actualiza el blog, pues, a la manera en que aquí es habitual: con un post que va progresando.

    ¿El asunto? Obama, por supuesto. El Obama de Los sueños de mi padre, el primer volumen que publicó y en el que ya estaba casi todo lo que vino después. Sobre todo, la inteligente, habilidosa, construcción de su propio personaje…

  61. Marisa Bou

    ¡Bienvenido, señor Serna! Ardo en deseos de leer lo que piensa de Obama y lo que cree que podemos esperar de un cambio tan importante.

    Pero recuerde: el martes 11, a las 20:00, le espero en Blanquerías. A usted, y a todos los que puedan venir. Les prometo que lo encontrarán, cuando menos, interesante.

  62. jserna

    Marisa, salvo catástrofe, estaré con ustedes el martes a las 20:00. A ver si algunos de los que vamos y nos conocemos quedamos unos minutos antes… en la trasera de las Torres de Serranos. Por ejemplo.

  63. Kant

    Aviso al sr. Lillo: don Alejandro, comienzan a detectarse los primeros puntos de los que se hablará – o se tratará de hablar – en la reunión del G-20. Mis más funestos presagios, lamentablemente, se van confirmando: se hablará del FMI y del BM, pero NO de la OMC. O sea, se hablará de los medios pero no del fin, del fin que generó la desregulación del mercado, del fin que normalizó el intercambio desigual entre bienes y capitales y del fin que ahondó en las contradicciones del sistema… ¡espléndido!… y hay quien va para “no poner paños calientes”… Como la cosa siga esta senda, ni el sr. Obama nos salva.

    Doña Marisa, ya sabe que no iré a su convocatoria, pero no por eso no deja de interesarme lo que se cuece en Blanqueries por la importancia que tiene para desalojar del poder al ciudadano Camps, así que, sin acritud, ¿podría explicarme cómo es posible que esta misma mañana la SER dé por roto el compromiso de las diferentes familias del PSOE valenciano atribuyendo al sr. Alarte la falta al pacto? ¿y cómo es eso de que las circunscripciones comarcales internas (poder dividido, forzoso recurso al diálogo y al pacto democrático, creo) hayan sido cambiadas por las provinciales (poder concentrado, autocratismo creciente y ausencia de acuerdos democráticos internos, creo)? ¿y eso de no aportar las ponencias para el susodicho congreso a veinticuatro horas de iniciarse (lo leí en Levante EMV)?… Quise mantener cien días de prudencia con respecto a su nuevo secretario general y al “nuevo” partido que surgía de su último congreso – ese del que tan poco se habló y ahora comienza a verse porqué – y seguiré actuando como mero observador, pero, vaya, si pudiera aclarar esos puntos le estaría muy agradecido pues, de esa forma, podré ir entendiéndolos mejor, bueno, podré ir entendiéndolos… espero.

    Bienvenido sea, don Justo. Desde mi cálido invernadero envidio sus días australes de primavera. Afortunadamente, acá, el sol vuelve a filtrarse entre las hojas del árbol bajo el que charlamos y que tanto le gusta por lo intrincado de su viejo tronco.

  64. jplanas

    Bienvuelto, Justo. Recibí tu email y te contesté. ¿Te llegó? La curiosidad se cifra en que Telefónica parece practicar el austismo con mis envíos… Saludos!

  65. Marisa Bou

    Señor Kant, me pone usted una tarea muy difícil. Mal podría yo explicar lo que no entienden ni quienes lo hicieron. Creo haber dicho ya en este foro que no salió de aquél congreso el candidato que yo (personalmente) hubiera preferido. Pero también dijo mi amiga Berta que, una vez asumido el candidato ganador (?), había que ponerse tras él, para apoyarle en todo aquello que se hiciera necesario para propiciar el cambio que todos esperamos. Pero no nos pusimos incondicionalmente a sus órdenes, sino que le demandaremos en cada ocasión que cumpla con lo que se espera de él.

    Que los únicos cambios que se han producido hasta ahora hayan sido de distribución territorial de poder, es algo que no entiendo en absoluto. Pero parece estar fundamentado en la distribución electoral del territorio.

    Que se haya intentado resolver este congreso (constituyente) por medio del consenso entre las partes y que no se haya cumplido, ni lo entiendo, ni lo comparto, ni lo asumo. Sin entrar en la cuestión de quién ha roto qué pactos.

    Lo que nosotros queríamos no era cambiar las relaciones de poder, sino el sentido del poder. Queremos el poder de la razón,el poder que otorga la democracia para que unos pocos (pero bien escogidos) trabajen por el bien común del resto. Esto es democracia representativa. Pero también queremos democracia participativa y deliberativa, porque la sociedad a la que van dirigidos los hechos de la política es, en último término, la que tiene que decidir qué quiere pedir a los políticos. Y los políticos tienen el deber de escucharla.

    Es evidente que esto no está sucediendo así. El martes, Volem i Podem vamos a presentarnos para explicar (a tirios y troyanos) que no somos una familia al uso, que lanzamos una serie de propuestas que consideramos indispensables (para empezar) y que las ofrecemos sin pedir nada a cambio, contra la costumbre. Y les instaremos a participar en nuestros foros para que aporten sus ideas (constructivas), tanto la militancia (qué feo palabro) como la ciudadanía (qué bella palabra) que, me consta, espera como agua de mayo que dicho cambio se produzca.

    Realmente esta es la hora en la que no sé si vamos a tener un gran éxito o si nos van a echar a pedradas. Lo que sí sé es que, cada cual, traerá sus armas. Espero que seamos capaces de conseguir que sólo se use la palabra y el sentido común en esa inquietante tarde.

    Disculpe que no me extienda más en el tema,pero debe comprender que estoy atareadísima con los preparativos para mañana. Dice usted que no vendrá, pero estoy segura de que habrá quien se lo cuente todo “de pe a pa”.

  66. Alejandro Lillo

    Gracias por su aviso, señor Kant. Efectivamente parece que sólo se van a centrar en el FMI, así pocas cosas se van a arreglar. Fundamental parece en todo este asunto la opinión y la acción de Sudamérica, con la que parece que quiere contar Europa. Ya de paso, podrían reformar también la ONU y el derecho a veto de los vencedores de la 2ª GM, ¿no cree? (¡uf!, eso sí es una utopía y no la de Tomas Moro). También le digo que sí, que sin la URSS nada de nada (pero eso raras veces se resalta. Fueron los EE.UU de A. :-) los que lo hicieron todo). La cosa no pinta nada bien, aunque debo confesarle que tampoco tenía muchas esperanzas. Ya veremos.

    Sobre lo que pregunta a doña Marisa de Alarte, las noticias de la SER etc., por ahora me morderé la lengua. Pero como me calienten, se lo contaré todo, todo y todo y ya verá como lo entiende perfectamente. Hasta entonces, inspirar, espirar, inspirar, espirar
    :-)

  67. Kant

    Gracias, doña Marisa; aprecio realmente su actitud democrática. Considero, personalmente que por ahí, por donde ud. señala, es por donde debían ir las cosas, no por las que parecen adentrarse. Continuaré paciente esperando esos cien días y seguiré el consejo de don Alejandro e inspiraré, espiraré, inspiraré, espiraré… Gracias, pues, también a ud, don Alejandro :-)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s