Vamos acabando…

Homerfailure1. En estado latente. Habrán visto que no actualizo el blog tan frecuentemente como en plena temporada. Me he tomado unas vacaciones encubiertas, iba a decir. Pero no, aún no estoy de veraneo. Sigo trabajando: por necesidad, he de acabar encargos pendientes, esos compromisos que siempre dejo o dejamos para julio. “Cuando hayan acabado las clases, completo aquel artículo”, me digo. Todos los años me lo digo en efecto, cometiendo el mismo error. Un cansancio estructural merece un descanso prácticamente total. Acabar artículos pendientes no es reposo. Pero en ésas estamos. De momento no me voy de vacaciones, por lo que aún no cierro esta bitácora. Aunque las ideas o la intuición del blogger empiezan a escasear. Estoy, pues, en estado latente. No sé lo que dará de sí esta circunstancia: ustedes verán que hay jornadas en que de repente escribo un post con energía, para después caer en una especie de letargo. Finalmente, un día de éstos, anunciaré el cierre por vacaciones, no sin antes agradecerles su colaboración fiel y su leal amistad. Como es preceptivo.  

homerosimpsoncervezaduff2. Fiesta de celebración. Hablando de anuncios. Estamos preparando una pequeña fiesta de despedida de la temporada. Como el año pasado. Hay dos fechas alternativas. O este viernes  17 de julio por la tarde o el próximo 20 de julio, también por la tarde. Díganme lo antes posible qué día prefieren. En ambos casos, lo ideal sería quedar a las 19:30 horas, de modo que pudiéramos prolongarlo con una picaeta. ¿Para quiénes está pensada dicha celebración? Estaría bien que acudieran personas que frecuentan este blog: los habituales y las nuevas incorporaciones, vaya. Como el año anterior, tendremos selecto servicio de bar y cafetería. Estamos pensando cambiar la horchata por la cerveza o cualquier otro refresco. Se celebrará en Valencia en un local que se indicará oportunamente. Les mantendré informados.

FIESTA DE DESPEDIDA DE LA TEMPORADA DEL BLOG

VIERNES 17 DE JULIO A LAS 19:30

CERVECERÍA VERA PARK, DE VALENCIA

CALLE GUARDIA CIVIL, ESQUINA A CALLE DANIEL DE BALACIART

27 comments

Add Yours
  1. Isabel Zarzuela

    Temo el dia del “cierre por vacaciones”. Siempre me queda un vacío cuando se queda parado el blog. Claro que, también entiendo que el Sr. Serna deba descansar…

    Y ya que Don Justo nos deja la posibilidad de elegir la fecha de la fiesta de despedida, yo voto por el viernes 17 (es viernes, acaba la semana y todos estamos contentos, y al otro día no hay que madrugar).

  2. Alejandro Lillo

    Coincido con doña Isabel en la fecha de la quedada.

    No tenga reparos, señor Serna, en desconectar, incluso radicalmente. ¡Ya está bien de trabajar, hombre!

    Hay que recargar pilas, que el curso político de septiembre promete…¿alguien sabe dónde veraneará Camps?

  3. marpop

    Me temo que todos nos encontramos en un previo Cerrado por vacaciones. En mi caso, dispongo ahora de más tiempo para crear mis cositas e historias, pero de menos ganas para lanzarme a ellas. Quizá es abstenia veraniega, vaya usté a saber…
    Felices (no) vacaciones momentáneas!!!le mando la escasa energía de la que dispongo por culpa de estos 35 grados a la sombra, para que al menos usté finalice sus tareas con orgullo y satisfacción, jaja!
    Saludos, cómo no, POP!

  4. Juan Antonio Millón

    Como parte de los neófitos en estos lances de los encuentros de “compagnons d´habitacle”, acudiré con mucho gusto, tanto si viernes como si lunes, a la misma hora de la tarde.

  5. jserna

    Gracias, Marpop. Por cierto, muy gracioso es híbrido entre astenia y abstención…

    Reciba y un ventarrón fresquito.

  6. jserna

    Juan Antonio, un honor que usted pueda venir. Lo haremos el viernes 17 a las 19:30. Me dicen por e-mail que, por favor, sea esa fecha.

    Ya les diré qué cervecería es. Siempre cerca de la Librería Gaya, para que pueda sumarse Alejandro Lillo.

  7. Marisa Bou

    Me viene bien la fecha, cómo no. Más aún, si va a estar más concurrida la fiesta que en otra fecha. ¡Ardo en deseos de verles a todos!

    Justo, vacaciones son VACACIONES, en todos los sentidos. Primordialmente, en el de desprenderse de los hábitos. Claro, a algunos nos cuesta más que a otros. Mi problema es que yo me cojo las vacaciones a partir del 13 de octubre (las 3 semanas que me quedan) y no sé que haré, en unas fechas en las que todos están de vuelta.

    No me pregunten porqué elegí esas fechas, porque no lo sé. Tal vez algo ha tenido que ver mi espíritu de contradicción. ¡Juas, juas, juas, que diría la ratita…!

  8. Paco Fuster

    Aunque imagino que nadie me echará de menos, les anuncio que yo el viernes 17 (si finalmente se confirma) no puedo ir a la despedida. Ayer recibí en mi correo una invitación para una cena ese día y también he tenido que declinarla. Como Justo sabe, esta semana estoy de lunes a viernes en Santander y llegaré a Valencia el sábado por la tarde.

    Supongo que ya habrá ocasión de vernos otra vez. Me habría gustado ir y conocer a la gente nueva, pero no puede ser. En fin, espero que se lo pasen bien todos.

  9. Fuca

    Pues yo ya llevo bastantes días de vacaciones, cerca de nuestro amigo David Montesinos (un saúdiño, desde as Rías Altas); tienes razón en lo que escribes en el post anterior, David; Galiza tiene unos gobernantes lamentables y algunos (bastantes) hábitos equivocados; no sé si es peor lo que nos pasa aquí que lo que pasa en Valencia, seguramente será igual de malo pero, estoy de acuerdo, con otro estilo. Creo que no nos merecemos los gobernantes que tenemos.

    Aunque los mil kilómetros que nos separan me impiden ir a vuestra “quedada”, os deseo que lo paséis muy bien y que recuperéis fuerzas para seguir enseñándonos y deleitándonos con vuestros escritos el próximo curso (es decir, a partir de septiembre). A ver si coincidimos en algunas de nuestras lecturas y podemos comentar nuestras impresiones (este verano voy a hacer una excepción y leer un best seller, el primer tomo de la trilogía de Larsson, “Los hombres que no amaban a las mujeres”, espero no tener que dejarlo por la mitad). Un fuerte abrazo para todos vosotros.

  10. Juan Antonio Millón

    Paco, yo sí le echaré de menos si no nos vemos, sigue pendiente esa ronda, pues, enhebrando lo de Baroja.

  11. jserna

    Siento, Paco, que coincidan las fechas, pero yo, la semana que viene, lo tengo peor. Usted lo sabe: aparte de preparar mi intervención en el curso que dirige Alfons Cervera en la Universitat d’Estiu de Gandia, debo acabar un trabajo. No se preocupe. Nos veremos.

    Fuca, muchas gracias por sus ánimos desde Galicia. Buen verano.

  12. Pumby de Villa Rabitos

    Ignoraba esa costumbre de la “quedada”… bien, yo estoy de vacaciones en Vetusta desde el día uno así que no voy a poder estar con vosotros. Me hubiera gustado conoceros en vivo. Especialmente, a los bravucones. Se vuelve todo el mundo tan sumiso y comprensivo cuando no se puede parapetar tras un teclado, cuando tiene a su contrario ante los ojos…

    Pasad un buen verano. Y recordad que el trabajo, lejos de dignificar, embrutece. ¡Viva la vagancia! Nada de vacaciones… dolce far niente perpetua

  13. Juan Antonio Millón

    Es usted para mí un misterio querido Pumby. Decididamente un misterio. No acabó ni acabaré de entenderle. Juzga estratagemas las de estar frente a alguien o parapetado…¿porqué? Somos máscara y persona al unísono, juego especular y no creo que tengamos más valor o menos, seamos más o menos sinceros, en principio, por adquirir una u otra apariencia….Al final, la verdad tiene un sólo rostro, de eso estoy totalmente seguro.
    Le deseo la felicidad en Vetusta,Pumby. Esperaba, se lo digo con sinceridad, estercharle la mano, o algo más y charlar largamente de nuestras desaveniencias. La distancia corta y el tiempo largo acercarían y aclararían nuestras respectivas posturas e historias. Bueno, serán otros ámbitos, otras voces…

  14. jserna

    Sr. Millón, no espere mucho de Pumby, y menos su presencia. El gato podría estar debatiendo con usted durante horas por vía electrónica, sólo por vía electrónica. Pero –que yo sepa, al menos– evita hacerse presente cuando toca: cuando debería enseñar las patitas. ¿La misantropía es un mal o un don? En un gato de hablares humanos, esa conducta es extravagancia incurable.

    Lo mismo ocurría con un viejo contertulio de este blog, el sr. Kant, un tipo igualmente misántropo que no salía del cenobio en que habitaba. Junto a su casa tenía un Invernadero de plantas exóticas que cuidaba con mimo y delectación. Lo pongo en mayúsculas porque él siempre pronunciaba esa palabra impostando la voz.

    Allí fui recibido siempre, cuando acudía a hacerle alguna consulta o una caridad: entre vapores y ahogos, mostrándome una indiferencia, un rencor o una envidia cuyas causas yo no sabría precisar. Con cuidado extremo manifestaba su repudio hacia todo lo humano. Quizá me tomaba por el representante de los congéneres.

    Como un Nemo de pacotilla y sin arriesgar mucho, allí se recluía, afectando poses de príncipe hostil u oriental, no sé. Sólo se comunicaba por Internet, empleando este blog como altavoz de sus rezagadas ideas: las de un noble arruinado y feudal. Algo extraño, ¿no cree?

    Dicen que escapó de aquel caserón cuando estuvo a punto de revelarse su identidad y dicen que nos abandonó para irse con su amor de toda la vida: Inesita o Estercita o Paquita. No sé. Paparruchas. Estoy seguro de que aquel Kant sigue allí, sin compañera, justo en el ala norte del Invernadero, vigilando la vegetación húmeda, su floración salvaje.

    ¿Acudió alguna vez a las citas que aquí convocábamos? Jamás: siempre tenía contenciosos con quien trataba. Algunos contertulios del blog abandonaron este espacio hartos de su arrogancia atrabiliaria. Decía llamarse Kant, como el filósofo, pero carecía de la humildad de aquél. Por eso, su nombre era incongruente: a poco que le retaras se ufanaba de modo destemplado. Era, insisto, un noble decadente y mal adaptado. Como Drácula, pero sin longevidad ni propiedades transilvanas. Lo de morder, exactamente lo de morder, no sabría decirle… Habría que preguntarle al felino.

  15. Alejandro Lillo

    Gracias, don Justo, por el detalle. Acudiré, tras el trabajo, allá donde se encuentren.

    Doña Marisa, la fecha de las vacaciones que le quedan por cogerse son ideales. No se me ocurre mejor fecha para ir, por ejemplo, a Roma. Ya hablaremos…

    ¡Hombre Paco! ¿Cómo no le vamos a echar de menos? Qué cosas tiene… Es una pena que no podamos coincidir, pero bueno, todo se andará. Disfrute en Santander.

    Fuca, un fuerte abrazo. Ya nos contará si ha podido acabarse a Larsson, je, je.

    Don Juan Antonio, descuide, que lo del minino es algo insoluble. El gatito se escurre como lo que es, un habilidoso felino. Saludos.

  16. Paco Fuster

    Juan Antonio: tenía -tengo- ganas de coincidir con usted en persona y poder hablar tranquilamente. Hace poco estuve con mi amigo -y colega suyo- Josep Ribera (me dijo que se lo comentaría, pero el otro día le pregunté y dice que no han coincidido). Le dije a Josep que quizá el año que viene vaya algún día por vuestro instituto para hablar de Baroja. Pues eso, hablaremos después del verano.

    Tranquilo, Justo. Lo de las fechas ha sido mala suerte. Tú ya sabes lo que opino yo de este ciclo de conferencias y del Máster. Pensaba que era mi pesimismo barojiano, pero no. Hablando con mis compañeros de otras sedes me dicen que los problemas de funcionamiento (sirva este eufemismo) han sido generales. Ya te contaré “in extenso” las reacciones a algunas de las conferencias. Me voy que hoy tengo tres; el día se va a hacer larguito.

    Pues eso: que vaya bien la quedada. Ya hablamos.

  17. jserna

    FIESTA DE DESPEDIDA DE LA TEMPORADA DEL BLOG

    VIERNES 17 DE JULIO A LAS 19:30

    CERVECERÍA VERA PARK, DE VALENCIA

    CALLE GUARDIA CIVIL, ESQUINA A CALLE DANIEL DE BALACIART

  18. Pumby de Villa Rabitos

    Juan Antonio, lo que son las cosas, paseaba por el Postigo Bajo, camino a la catedral de Oviedo y me viniste a la cabeza. Bueno, tu no, tu gato. ¿Quién puede ponerle a su felino semejante nombre como con el que tu lo bautizaste…? Alguien interesante, sin duda. Y así, las cosas se entreveran en la cabeza y hasta que no vi al Salvador – a la escultura, ojo, no tuve ninguna revelación mística – estuve pegándole vueltas a tu figura. En realidad, desavenencias, lo que se dice desavenencias, pues, oye, demasiada consciencia de haberlas tenido contigo, pues no tengo. Con otros sí. Y tanto. Pero ¿contigo?… Algún rifi-rafe hubo, desde luego pero ya ni recuerdo cual fue la cuestión que te pudo irritar conmigo. Palabra de gato que se me olvidó, aunque sí recuerdo que me pareció desmesurada tu reacción… ¿o fue mi ataque?… ¿yo ataqué?… en fin… me pierdo… La verdad es que yo también hubiera deseado estrecharte la mano pero en el laboratorio sólo nos dan vacaciones en julio, así que era “vacaciones ahora o nunca”, con lo cual campé “ipso facto” de Obtusia – que es como un amigo (yo también tengo amigos) llama a València inspirándose en la horrorosa figura de Manolo Valdés, “Dama ibérica”. Así que no podré hacerlo de forma tangible. Como mis garras son retráctiles – lo sabrás por tu propio gato – enfundo las mías y te estrecho tu humana mano, aunque sea así, a través del ciberespacio y añado mis mismos sinceros deseos de felicidad pata ti y tu gato.

    Serna, por lo que parece, conociste muy bien ese “Invernadero” y a su propietario. Tal vez demasiado. Ese ambiente abotargado, esa humedad insoportable, los vapores asfixiantes… sin duda afectan. Es una pura casualidad que no esté en València. Pura casualidad. Sin embargo, de nuevo se me vincula con actitudes y formas de ese tal pseudo-Kant. En este caso, tu mismo. Desde que estoy en este “post” en más de una ocasión otros contertulios me han emparejado de alguna forma con aquel. Lo cierto es que es tan vívida su descripción, la que de él haces, y es tal el recuerdo que ha dejado entre otros contertulios que no puedo negar una silente admiración hacia aquel misántropo. O envidia. Pero, no, él es él, y yo soy yo, aunque, como con Juan Antonio, también hubiera querido estrechar la mano de tamaño espejo para mi.

    Morder… eh aquí otra cuestión… Tal vez, sí. Tal vez aquel decrépito cenobita también mordiera. Puede que como un vampiro de provincias o como un gato parlanchín. Morder… No se si “Kant” lo haría, puede que él sólo infringiese limpias estocadas. Se lo podía permitir. Su alcurnia lo obligaba. Pero yo… sólo soy un gato. Un gato callejero. Muerdo y araño, como ronroneo y acaricio… todo depende del talante de mi interlocutor es el único capricho que me puedo permitir.

    Por lo demás, como apuntaba Alejandro, prefiero escurrirme. Subo a los tejados y os veo allí abajo, labrando vuestra vacuidad, recogiendo sólo vanidad, con la esperanza, torpe, de poder ser algo más de lo que sois, humanos, demasiado humanos.

    Hala, contertulios todos, a divertirse este verano.

  19. Lázaro

    yo, si no va Pumby tampoco me encontrarán en la cervecería.

    Qué disfruten del elixir de Astérix y Obelix.

  20. Juan Antonio Millón

    Pumby, agradezco que te acuerdes de mi o de Fenris, quien debe su nombre a mi hija, lectora acérrima, en su tiempo, de Laura Gallego, aunque ese nombre tenga corresponencias en la mitología nórdica. De su parte -no hoy, pues me encuentro cuidando de mis padres- le daré un arrumaco. Aunque esa imagen del “Salvador” me abrume, se la tomo en lo que vale, aunque yo suela guiarme más, como Machado, “de ese que anduvo en la mar”. Le envío, si lo tiene a bien, un regalo de una excelente poeta en bable -pese lo que le pese al extraordinario Gustavo Bueno-, del “surdimientu” -de la que tuve la oprtunidad de escribir una pequeña reseña en la revista Lletres valencianes-, Berta Piñán. Se lo recomiendo vivamente:

    A BRASILEIRA

    Les palombes y los neños
    esguilen pela estatua
    del poeta.
    Asina ye la poesía:
    piedra quieto
    nel torpe trasiegu
    d’una plaza,
    figura de fondu
    que acompaña la foto
    borrosa d’un turista

    Que sea feliz, Pumby.

  21. David P.Montesinos

    Creo que podré acompañarles. Yo sí echaré de menos al señor Fuster y será un placer, por cierto, conocer al señor Millón, felizmente reencontrado en los últimos tiempos. Espero que se nos acerque también Don Arnau, cuyas apariciones suelen ser brillantes aunque algo fugaces. Será un placer verlos a todos. Saludos a Fuca, su reino atlántico es, pese a sus gobernantes, un lugar de ensueño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s