Ci vediamo presto

En Florencia, en el European University Institute, vamos a estar varios días tratando de biografía e historia. De lo que hermana a ambos géneros. Es un seminario que organiza Isabel Burdiel a través de la Red europea sobre teoría y práctica de la biografía y es un acto académico que reúne a investigadores de España, de Gran Bretaña, de Francia, de Italia. A él me dirijo. Punto y aparte.

Escribimos sobre la vida de alguien y eso de lo que queda constancia se fundamenta en documentos. ¿Qué parte corresponde a lo que se puede probar? ¿Qué parte depende de lo que el biógrafo o el historiador tienen que imaginar? Digo bien: digo imaginar.  El investigador avanza haciendo un zigzag, realizando vaivenes: de la monografía al archivo, del documento al libro, del ensayo a la fuente. En ese ir y venir, el historiador toma sus notas, hace sus resúmenes, copia literalmente ciertas informaciones, se hace preguntas, se plantea hipótesis. La palabra hipótesis tiene resonancias campanudas. En realidad se puede decir de otro modo: el investigador vive en estado de alerta, sensible a lo que puede ampliar, mejorar, corregir o cambiar su objeto de estudio. Para ese historiador, todo lo que le rodea es un campo de huellas, un semillero de pistas: los restos materiales del tiempo pretérito; los testimonios orales o las versiones precisas o desdibujadas de sus contemporáneos; los comportamientos del presente, idénticos o distintos a los del pasado; las ficciones que los novelistas escriben o que los cineastas ruedan.

Todo puede resultar sugerente: todo puede ser un dato, una confirmación, un desmentido. El investigador no descansa propiamente y, como si de un enfermo se tratara, cualquier cosa le remite a su obsesión. Lleva papeles, billetitos en donde anota un pensamiento o una cita, una idea o lo que quizá sólo sea una chifladura, esquemas provisionales. Lleva su portátil y registra lo que sabe y lo que no sabe, lo que intuye o lo que teme, lo que descubre o los puntos ciegos que jamás podrá iluminar; se pone avisos, está sobre aviso y… escribe. ¿Escribe cuando ya tiene todos los datos?

¿Y cuándo se tienen todos los datos en una investigación? El historiador reúne informaciones con orden o también con un cierto o con un gran desorden. Los planes racionales alivian la incertidumbre propia del descubrimiento, pero precisamente por eso, por ser descubrimiento, es por lo que el investigador se deja influir también por estímulos nada científicos: por intuiciones y por accidentes, por sugestiones y por azares. Escribe. ¿Pero para quién?

Uf. Digo todo lo anterior y he de morderme la lengua. De alguna de estas cosas he de hablar; de alguna de estas cosas estoy escribiendo; de alguna de estas cosas he de examinarme en mes y pico…

Ci vediamo presto. El lunes 28 estaré aquí de regreso.

16 comments

Add Yours
  1. aleskander62

    Hay una autobiografía de Alejandro Jodorowski en la que él mismo se aventura a repasar su realidad, tal como la recuerda.
    Otras biografías quedan como documento y dan una idea aproximada sobre el escritor o la persona biografiada.
    En Estados Unidos han sido siempre muy aficionados a repasar la vida y escribir sobre ella de un modo lúdico y sin mucha problemática. Es un género que forma buena parte de la Literatura Norteamericana.

  2. David P.Montesinos

    Tengo que salirme del tema para explicarme, pero me parece una vergüenza que el gobierno valenciano se haya cargado, otra vez, las emisiones de TV3. Lo de la supuesta ilegalidad del repetidor es un tema muy viejo, como ya sabemos. Pero mi sensación de que para este gobierno las fronteras de la legalidad son como un chicle, que se puede contraer o estirar a conveniencia, me hace pensar que en este caso lo de la ley es pura retórica. No están friendo a multas impagables a Acció Cultural porque las emisiones supuestamente sean ilegales, lo que pretenden es silenciarla porque el sector social que ve dichas emisiones no les es afín. No me creo que haya, además, un serio problema de competencia comercial, pues el asunto que les preocupaba, el fútbol, está completamente cerrado desde que pactaron las directivas de los respectivos canales.

    Yo entiendo que haya una cuestión de celos: TV3, con todo lo que podamos cuestionar de su peculiar estilo, es una televisión que respeta a su público, que huye de la bazofia y que sustituye el adoctrinamiento por el debate y la pluralidad. Esto no significa que no existan formas muy sutiles de influir sobre el espectador en la construcción de un cierta idea de identidad colectiva, sustanciada a través de la línea informativa, el fútbol y hasta los supuestos programas de entretenimiento. Ahora bien, yo puedo hacer la semiótica que me dé la gana respecto a TV3 o respecto a lo que se tercie siempre y cuando no venga el franquista de turno con sus tijeras de censor. Esto de impedirnos ver algo para cuidar de nuestra salud ideológica -como cuando se censuraban los besos de las pelis, las minifaldas o las opiniones discrepantes- es cosa de otras épocas.

    En cualquier caso, no es que la calidad de TV3 produzca sonrojo cuando la comparamos con la valenciana, es que eso pasa con cualquier canal que conectemos. Lo que debería hacer entonces el amigo Camps es prohibirnos todos los demás canales, excepto todo lo más Intereconomía, pues de lo contrario siempre habrá una razón para no ver el bodrio autonómico.

    Camps se ha cargado TV3 por las mismas razones por las que el franquismo decidía qué teníamos que ver y qué no, como se hace con los menores de edad, que requieren al parecer ser tutelados. Yo puedo vivir sin TV3, pero quiero ser yo quien decida si la veo.

    Por otra parte, sospecho que cometen un error parecido a quien le pone puertas al campo o golpea fieramente con un hacha contra las olas para hacerle daño al océano. El problema de Canal Nou no es TV3. Yo, que tengo poco de catalanista, vería la televisión valenciana si no fuera un producto asquerosamente tiznado de ideología progubernamental, además de una bazofia infumable en la inmensa mayoría de sus programas. Es terrible que, habiendo gente sumamente preparada en el Ente -la mayoría arrinconados en el Guantánamo de Punt Dos, ahora llamada Nou dos o algo así- los que se encargan de programar se inclinen repetidamente por la mediocridad más lamentable. Lo de la línea de los telediarios, por cierto… eso sí merece un análisis semiótico de los buenos: si Goebbels hubiera conocido esto habría pensado que ni él se habría atrevido a llegar tan lejos. Yo creo que cada vez que sacan a la oposición más de un minuto debe haber una oleada de despidos.

    En fin, viva la pluralidad. Y no se engañen, volverá a haber TV3, o no conozco yo a la gente de Eliseu.

  3. aleskander62

    No molesta nada la TV3. Necesitamos televisiones de calidad. Realmente este medio tiene grandes posibilidades, como la retransmisión de los Premios Goya de cine, de los Oscars, de los mundiales de fútbol o campeonatos de tenis, teatro. También la T.V ofrece grandes series como Chicas Gilmore, Mad Men, Dos metros bajo tierra, Dexter y otras muchas…. Aquellos maravillosos años.

  4. jserna

    Bon giorno. Oggi scrivo… Sono stato a Firenze questo fine settimana. E cosa vedo?
    Ad eccezione di Aleskander62, Juan Planas e David P. Montesinos, tutti gli altri hanno smesso di scrivere qui.

    Voi siete ingrati!

    Torno subito qui.

  5. Leda

    Salve, Sr. Serna. Me alegro de su vuelta. Espero que pueda informarnos en breve de su interesante estancia en Florencia: ¿Teoría y práctica de la biografía?

  6. jserna

    Hola, Leda. ¿Qué tal? Le agradezco mucho su pregunta sobre mi estancia en Florencia. Sé que usted tiene inquietudes intelectuales de mucho vuelo… ¿Pero cree que tiene algún interés lo que yo pueda decir aquí sobre la ‘teoría y práctica de la biografía’? Seguro que es un tostonazo.

    Mi estancia en el Instituto Universitario Europeo ha sido provechosa: académica y humanamente. Con colegas muy refinados y con discusiones de altura. Fíjese: separo y opongo ambas cosas, lo académico y lo humano. Lo digo por quienes se acercan por aquí para lamentar mi condición o por quienes me escriben correos para deplorar lo que hago. Hay gente así. Que no me lean, por Dios. ¿Los académicos somos una panda insufrible? Bueno, yo procuro distanciarme. Pero hay algo peor que un académico: quienes viven la reflexión ajena como una herida personal que se les inflige.

    Bueno, Leda, un abrazo. Luego vuelvo.

  7. Biografia e storia culturale

    Abstract:

    Biografia e storia culturale

    Justo Serna Anaclet Pons

    La biografia è un genere tradizionale, riconosciuto, ed è un genere discusso. Ha delle regole. Gli storici sono in grado di riflettere sul genere. Come scrivere biografia? Gli storici culturali sono interessati nella biografia? Prendiamo, per esempio, un volume collettivo nel quale c’è uno stato delle conoscenze fino oggi. Ci riferiamo a L’histoire culturelle: un “tournant Mondial” dans l’historiographie?, pubblicato nel 2008 da Philippe Poirrier. La biografia non è tra le principali preoccupazioni degli storici culturali. Questo si vede nella analisi qui presentata da paese a paese. I principali contributi di “storia culturale” si concentrano principalmente sulle identità collettive. Perché questo disinteresse crescente? Il testo o l’immagine come documenti, come resti del passato, sono di produzione individuale e collettiva. I documenti parlano di persone con nomi e cognomi. È possibile scrivere una biografia vera e propria degli antenati? Ci chiediamo su questo dalla storia culturale, anche se l’individuo non è oggi la principale preoccupazione di molti storici della cultura.

    I problemi epistemologici che ha questo tipo di scrittura sono simili a quelli della storiografia. Da un lato, ci sono i fatti, i pensieri i sentimenti, le fantasie che non si dicono. D’altra parte, abbiamo i documenti e gli oggetti materiali, i resti di un passato che i biografi e gli storici utilizzano. Che cosa facciamo quando usiamo i documenti? Che cosa facciamo quando scriviamo biografia o storia? C’è la verità biografica, la verità storica? Naturalmente: dobbiamo concordare su questa idea. Ma come raggiungere questo obiettivo? La biografia è una storia eterodiegetica, cioè soggetto e oggetto non corrispondono. Lo stesso vale per la storia, la scrittura storica. Vogliamo dire la verità, non inventare. Vogliamo pertanto stabilire un patto con il lettore. Se si pensa alla biografia, discuteremo sulla storia. Ed anche sulla singola identità, sulle l’identita culturali e sul documento di cui abbiamo bisogno.

    Se questo accade, se gli effetti sono così interessanti, perché la biografia perde interesse tra gli storici della cultura?

  8. aleskander62

    He terminado una novelita y una colección de poemas. Tengo que revisarlos con atención y esmero y comenzaré a enviar los textos a certámenes literarios. Creo que me dará tiempo de enviar el de poesía al Jaime Gil de Biedma.
    ¡Qué ilusión sería ganar un Premio!

  9. jserna

    ¿Un Premio? Creemos que lo difícil es que nos lean los ajenos, quienes no nos conocen. Es un error. Lo difícil es persuadir a quien ya está familiarizado con nuestras elaboraciones.

    Lo primero es confiar en la propia habilidad; lo segundo es desconfiar de las facilidades expresivas, esos automatismos a los que nos aferramos; lo tercero es corregir lo rutinario; lo quinto es conseguir que te lean y te relean los propios, esos que nos conocen y a los que inmediatamente aburriremos.

    Et tout le reste est littérature.

    Buena suerte, aleskander62. Estaremos atentos.

  10. Leda

    Claro que sí, Sr. Serna. ¿A quién no le gusta saber de la vida de otros, conocer sus defectos y sus virtudes? Para bien o para mal, consciente o inconscientemente, tomamos esas vidas como modelos, como referentes: no olvidemos que, a veces, constituyen “en el fondo un espejo feo, deformado y patológico de nosotros mismos” ¿Lo recuerda?

    Los demás pueden decir misa, pero yo le aseguro que a mí me interesa mucho lo que usted diga al respecto. Así que le rogaría (si fuera posible, claro) que publicara la traducción al castellano de ‘Biografia e storia culturale’. Gracias.

  11. jserna

    No puedo presentar ahora la traducción de lo que allí, en Florencia, desarrollé. Esto que he puesto es el resumen y el punto de partida de lo que sostuve. ¿Sabe lo que pasa? Que dicho texto fue pensado y escrito en italiano…

    Pero yo creo que no es difícil entender lo que digo, que es –sólo– el punto de partida. Es más importante, en todo caso, lo que allí dije que lo que aquí aparece escrito.

    Hay biografías que se presentan como tales. Y hay otras investigaciones que son biográficas en un sentido distinto: el autor parte de un documento excepcional, un documento excepcionalmente informativo, proponiéndose analizar la producción textual y su circunstancia contextual. Ha de completar lo que la literalidad no ofrece. Por ejemplo: reconstruyamos una vida a partir de un diario, de un manifiesto, de unas cartas. Me interesa especialmente este tipo de investigación ‘biográfica’. Y me preocupa que interese: que no demos por convencido al lector.

    Por un lado, están los hechos, los pensamientos, los sentimientos, las fantasías que no se dicen. Por otro lado, tenemos los documentos y los objetos materiales, los restos de un pasado que los biógrafos y los historiadores usan. ¿Qué hacemos cuando empleamos los documentos? ¿Qué hacemos cuando escribimos historia o biografía? ¿Existe la verdad biográfica, la verdad histórica? Por supuesto: debemos ponernos de acuerdo en esto. Pero, ¿cómo alcanzarlas? La biografía es una historia heterodiegética, es decir, sujeto y objeto no coinciden. Lo mismo se aplica a la historia, a la escritura histórica. Queremos decir la verdad, no inventarla. Por ello, queremos establecer un pacto con el lector. Si pensamos sobre la biografía, discutiremos sobre la historia, sobre la identidad, sobre las identidades culturales y sobre el documento que necesitamos.

    Ay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s