Rodríguez Zapatero. El calendario y la interpretación

Calendario. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado oficialmente que no se presentará como candidato del partido socialista en las elecciones generales previstas para el año que viene. Es una decisión que se esperaba pero que se ha tomado y de la que se ha informado cuando el interesado ha creído oportuno. ¿Por qué lo ha hecho? ¿Qué se sigue de esa decisión? ¿Quién lo reemplazará?

Dadas las previsiones tan poco halagüeñas para las inmediatas elecciones municipales y autonómicas, la retirada de Rodríguez Zapatero puede interpretarse como una huida anticipada. Supongo que una parte de la prensa más hostil lo presentará así. Abandona el barco antes de que se hunda, deja en la estacada a sus conmilitones, olvida sus responsabilidades, teme perder. Etcétera. La derecha pondrá el ejemplo de Felipe González: éste, como un mandatario responsable, tuvo el coraje de enfrentarse y perder ante José María Aznar. Etcétera.

Creo, más bien, que el anuncio de retirada de Rodríguez Zapatero es un gesto corajudo y arriesgado. Y es de agradecer. Sobre todo por el valor de anunciarlo ahora, pues no abandona el barco. Antes al contrario: hace recaer sobre él la responsabilidad de un mal resultado electoral inmediato, que es lo predecible. No hipoteca, pues, a quien le suceda, dado que el nuevo líder del partido socialista saldrá de un proceso interno y previo. De ese modo quizá no se repita la agónica sustitución de Felipe González con aquella fase de transición. No sé.

Rodríguez Zapatero ha hecho un favor a su partido y, por ende, ha hecho un servicio a los ciudadanos.  Pero hay una incógnita mayor: ¿podrá mantenerse la legislatura con un resultado socialista negativo, con un presidente ya retirado pero aún en funciones? ¿Cuándo se convocarán elecciones?  En este asunto, el calendario es la clave. En eso, Rodríguez Zapatero está dominando bien la cronología de los hechos y además, como dicen los anglosajones, logra imponer el orden de la agenda: el temario socialista se convierte en centro del debate político. Se adelanta, pues, a sus rivales. En todo caso, será interesante leer las interpretaciones que glosen su decisión. Nos toca un fin de semana de mucha lectura. Cada español, prácticamente, es un zapaterólogo.

Las interpretaciones. Aparte de las tribunas y columnas,  el mejor modo de sondear las interpretaciones es examinar las portadas de los periódicos, esas primeras planas que enuncian hechos o datos o que expresan deseos. Rodríguez Zapatero anuncia que no se presentará como candidato a las elecciones generales. ¿Qué nos encontramos en las portadas de los diarios? Una exégesis formal ya nos diría mucho de la posición y de las expectativas. Repasémoslas primero…

                       

   

En Abc, el titular es desiderativo: “Elecciones ya” es la meta que el diario comparte con el Partido Popular. No hay tregua; no hay respiro. El enunciado tiene un fondo obvio, explícito: aparece un José Luis Rodríguez Zapatero con sonrisa inexplicable, parecen decirnos. Con sonrisa incongruente. Esa persona que sonríe y que tiene las manos cruzadas parece ajena a los males del país y se obstina en agotar la legislatura, en permanecer en la Moncloa hasta el último día. ¿Cabe mayor daño a la patria? ¿Cabe mayor irresponsabilidad? Hay un equipo de gentes del Partido Popular encabezados por Mariano Rajoy que sacarían a España de la crisis. No hay más. Mientras tanto, al actual presidente parece incomprensiblemente relajado.

En La Razón, el titular es contundente, muy expresivo: “Adiós, Zapatero”. Es aparentemente descriptivo, pero es sobre todo un desprecio: el castizo diría que es semejante a un corte de mangas. Rodríguez Zapatero parece mirar al objetivo de la cámara pero con el ánimo ausente.  ¿Y José Blanco? Mira para otro lado. O se equivocó de objetivo o no quiere saber nada.  Alfredo Pérez Rubalcaba se tapa los ojos, se restriega las cuencas, y no sabemos si con ello el periódico nos dice que tenemos a un ciego como posible candidato. O a un tipo que no quiere ver. Y a Carme Chacón la vemos sonriente. Pero la suya es casi una mueca: entre el miedo y la irresponsabilidad. Como si la posible candidata no supiera muy bien qué hacer ante lo que se avecina.

En El Mundo, el titular tiene dobles lecturas. Reza así: “Zapatero deja el futuro del PSOE en manos de sus 220.000 mil militantes”. ¿Qué parece decirnos? No que abandona la lucha electoral, sino que abandona el partido que lidera. No nos dice que se retira de la liza política, sino que deja el porvenir de su organización a una militancia huérfana. La interpretación parece igualmente obvia. ¿Quizá que las ratas son las primera en abandonar el barco? Mientras Rodríguez Zapatero sonríe a la cámara, ajeno a todo, al fondo vemos a Pérez Rubalcaba y a Carme Chacón conversando, dialogando o cuchicheando. Pero no: la fotografía de El Mundo tiene un pequeño detalle: Chacón levanta la mano izquierda, quizá el dedo. Tiene un aspecto enérgico. En realidad, Pérez Rubalcaba –el posible candidato que el periódico detesta— calla ante la resuelta Carme. De ahí que Casimiro García-Abadillo inicie su artículo de fondo con un epígrafe igualmente desiderativo: “Rubalcaba parte sin ventajas”.

En El País, el titular es el más descriptivo de estos cuatro periódicos. A cinco columnas, la frase enuncia dos hechos: “Zapatero abre paso a un nuevo liderazgo en el PSOE tras renunciar a ser candidato”. Por un lado, pone primero la consecuencia y luego la causa. Lo relevante, pues, no es su incomparecencia, sino el relevo que viene: esto es lo que podría inferirse. Por otro, la palabra que llama la atención es liderazgo: se trata de un vocablo espeso y extenso que no tiene su equivalente en la segunda parte de la oración. Si decimos liderazgo, la última palabra debería haber sido candidatura: “Zapatero abre paso a un nuevo liderazgo en el PSOE tras renunciar a la candidatura”. Pero entonces la frase habría sido aún más compleja. Mejor habría ido si finalmente el titular hubiera sido éste: “Zapatero abre paso a un nuevo líder en el PSOE tras renunciar a ser candidato”. ¿Nada más? ¿No puedo añadir nada más? La fotografía que acompaña es semejante a la de El Mundo, pero con una diferencia. El primer plano de Rodríguez Zapatero nos lo deja borroso, desenfocado, desleído prácticamente: toda una metáfora visual para mostrarnos a un Alfredo Pérez Rubalcaba sonriente y expectante, y a una Carme Chacón que habla ayudándose de su mano izquierda.

Blogosfera

https://justoserna.wordpress.com/2008/02/11/antizapatero/

21 comments

Add Yours
  1. jserna

    Parece que mi entrada en el blog ha provocado un cierto revuelo en Facebook. El antizapaterismo es siempre muy rentable y consolador, pero el zapaterismo no sé lo que es: no lo profeso.

    1. http://www.facebook.com/#!/eduardolaporte

    Eduardo Laporte
    ‎’Zapaterología’, en los archivos de Justo Serna

    Rodríguez Zapatero. El calendario y la interpretación « Los archivos de Justo Serna
    justoserna.wordpress.com

    Javier Ancin
    Hoy es un día triste, anuncia que no se presenta a las elecciones el mejor presidente que ha tenido España en 20 siglos. Mi memoria histórica así te recordará ZP, allá a donde vayas, niño de las estrellas. Buen viaje a la eternidad compañero. Plas-plas-plas-plas!!!!! Presidente-presidente!!!

    Eduardo Laporte
    A quien votarás en 2012 entonces? te ha jodido tus planes

    Javier Ancin
    Al PNV.

    Javier Ancin
    La Chacón va a ser aún más risas. No hay mal que por bien no venga.

    Javier Ancin
    Defender la alergííííí-í-í-aaaaaaa!!!! Viva la primavera

    Javier Ancin
    Lo que no es de recibo es las formas en la que han defenestrado los del PSOE a ZP. Sí, me daba morbo un tercer mandato… Bromuro en vena me han metido los barredas y rubalcabas de turno. En fin… que ingrata es la historia con los grnade sestadistas planetarios.

    Justo Serna
    La antizapaterología es una rama de la arqueología.

    Javier Ancin Pues nada, que contraten a Zahi Hawass ahora que se ha quedado en el paro.

    Justo Serna
    Dejemos de sestear y de lamentarnos. Quizá deberíamos decir lo que afirma Tony Judt en ‘El refugio de la memoria’: “Si queremos mejores gobernantes tendremos que aprender a pedir más de ellos y menos para nosotros. Un poco de austeridad estaría bien”.

    Eduardo Laporte
    Paul Auster for president

    Javier Ancin
    Mejor su hijas… si se puede elegir.

    Javier Ancin
    Hija-hija.

    Javier Ancin
    Yo lo de la austeridad lo llevo a rajatabla. Hace tiempo que he llegado a la conclusión que una salvación colectiva es imposible y que más vale salvarse uno así mismo trampeando todo lo que se pueda que luchar por un supuesto bien común que a nadie agrada plenamente. El tiempo de la política está más acabado que la WM, salvo que tu sueldo venga directamente de la política, que entonces me callo.

    Carmen López
    Señor Serna, con todos mis respetos, ideal esa frase, si no fuese por un ligero matiz con respecto a nuestros gobernantes: han sido ellos quienes nos han convertidos en unos pedigüeños cargados de derechos y sin obligaciones. Eso sin citar la nefasta gestión presupuestaria de despilfarros y derroche, y la insensata y suicida política social sin preveer cómo mantener esas prestaciones a largo plazo. Eso quiséramos, poder dejar de lamentarnos, de sestear le aseguro que no hay ni ganas.

    Mario Moliner
    ‎’Prever’, señora López, ver con antelación, que es distinto a ‘proveer’. ‘Preveer’ no existe.
    Buenos días,
    Mario

    Carmen López
    Ya, don Mario, ya, no es la primera que me equivoco ni usted la primera vez que me corrige en el mismo error.
    Buenos días.

    2. http://www.facebook.com/?ref=logo#!/profile.php?id=100000957944842

    Ángeles Lario a través de Justo Serna
    La noticia del día: Rodríguez Zapatero. El calendario y la interpretación « Los archivos de Justo Serna
    justoserna.wordpress.com

    Paz Alba Gonzalez
    Si, claro, para que sea otro el que pierda….si el de pucela no da puntada sin hilo…..

    Paz Alba Gonzalez

    Ni zapateróloga, ni zapaterista, ni zapatera, ni pucelana…..

    Angélica Bayón González
    Además de pésimo presidente es un cobarde

    Ángeles Lario
    Lo cierto es que no estuvo en el mejor momento… la situación fue la más complicada posible

    Ángeles Lario
    De todos modos os alabo el gusto!!! veo que os gusto más yo que Zapatero!!! jajajaja

    Angélica Bayón González
    La situación era mala, no lo discuto, pero él, lo único que hizo fue empeorarla, ir hundiéndonos cada vez mas

    Angélica Bayón González
    y por si fuera poco, tenemos que aguantar su perenne sonrisa.

    Paz Alba Gonzalez
    Querida Angeles, la situación no fué la mejor, de acuerdo, pero te referirás a los 4 últimos años, pero lleva 2 legislaturas, y los 4 primeros? qué? campo y playa….? y los demás presidente han pasado por la misma situación, y yo aquí no veo tiendas, y tiendas cerradas como en España….pues si fué la misma, que pasó?

    Paz Alba Gonzalez
    Y por supuesto que nos gustas muchísimo más tú, no te quepa la menor duda….tú no tuviste un abuelo que cambió de chaqueta en la tumba….y el que tenemos en común las pasó putas….

    Justo Serna
    Dejemos de sestear y de lamentarnos. Quizá deberíamos decir lo que afirma Tony Judt en ‘El refugio d ela memoria’: “Si queremos mejores gobernantes tendremos que aprender a pedir más de ellos y menos para nosotros. Un poco de austeridad estaría bien”.

    Roger Miguel
    Zapatero es lo peor que nos ha caido en este pais desde Fernando VII. Le deseo, cuanto menos, un largo padecimiento de almorranas durante siglos…

    Ángeles Lario
    Los análisis no son tan fáciles, ni deben serlo, hay que hacer un equilibrio entre los retos presentados y lo conseguido, entre los errores posibles y los cometidos. El político es el asistente que contratamos para nuestra “casa”, el gobierno de lo general, lo común, mientras los ciudadanos se empeñan en sus propios negocios y tareas. Las normas que pongamos para su control son fundamentales, y cuando no van bien las cosas hay que juzgar a través de esas normas y cambiar cuando se considere. Pero esperemos que haya alguien capaz de resolver correctamente para el bien de todos

    Ángeles Lario
    Y viene bien aquí el análsiis hecho hoy en el artículo que apunté en el comentario de arriba: “también buena parte de la izquierda (ya estaba incluida la derecha) y de sus líderes se encuentran cómodamente instalados en la rutina y en el to …picazo, sin sentir la necesidad de oxigenar su breviario ideológico. Lo que hoy les apremia es el marketing electoral y disfrazar la inopia con las prendas de la banalidad.”. Pero siempre hay personas, políticos, diferentes, a los que hay que apoyar en sus propuestas de cambio, para que no todo siga igual.

    Paz Alba Gonzalez AMEN!!
    Ángeles Lario
    Y a todo esto, a lo largo del vivaz debate y del compromiso militante y activo de muchos de los concurrentes, no se produjo la menor referencia al esperpento político doméstico, como si éste fuera -y de hecho así es- una farsa aflictiva y risible que acontece en un lugar remoto habitado por gobernantes extraños que hacen cosas tan rocambolescas como inaugurar con pompa maquetas de futuros hospitales, que no éstos, o aeropuertos sin aeronaves, pero con sólidas y costosas pistas para organizar botellones o, sencillamente, que entre cita y cita electoral, se apliquen a lucrarse de los cargos públicos amparándose en la amnistía que a su juicio otorgan los votos. “Políticamente la nuestra es una época de pigmeos”, escribió el gran historiador cuya remembranza nos ha proporcionado este soplo de inteligencia. Pigmeos y a menudo corruptos. ¿Hará falta señalar con el dedo?

    Paz Alba Gonzalez ‎”Pigmeos, y a menudo corrptos. ¿Hará falta señalar con el dedo?” Pues si, así no seguirían chuleándonos los mismos…serían otros….y por lo menos el pastel se repartiría….

    ————————

    Repito: Dejemos de sestear y de lamentarnos. Quizá deberíamos decir lo que afirma Tony Judt en El refugio de la memoria: “Si queremos mejores gobernantes tendremos que aprender a pedir más de ellos y menos para nosotros. Un poco de austeridad estaría bien”.

  2. R.S.R.

    Asistí al debate que, acerca de los males que aquejan a la socialdemocracia, protagonizaron Joan Romero y Justo Serna organizado por volem y podem. Asistí con expectación y la verdad es que no me defraudó. Dos intervenciones, diferentes pero equilibradas en cuanto a su profundidad. Fueron intervenciones lúcidas y extraordinarias.

    Clarificaron algunas cuestiones y pusieron palabras a esas dificultades que encuentra la izquierda para recuperar una posición creíble.
    Aunque se plantearon temas importantes entre los participantes y los asistentes me quedo con algunas ideas que fueron reiteradas por todos:

    En primer lugar, con los efectos que ha tenido la caída del muro en la socialdemocracia vaciando de discurso a la misma y la necesidad de encontrar un lugar propio. Esta idea, que aparece en el capítulo del libro ¿adiós a todo esto?, me hizo pensar en E.Said. Es como si el discurso de la socialdemocracia se hubiese construido a modo de un negativo, sólo por contraposición a algo, en este caso a ideologías conservadoras o totalitarias. El entorno en el que la socialdemocracia pudo postularse como una ideología y como una opción práctica de gobierno ya no es el mismo ¿cuál es su lugar?

    Otra idea que me pareció importante está relacionada con la cuestión social y la
    necesidad de una nueva manera de abordarla desde la austeridad y la recuperación de un sentido moral y ético en la gestión de lo político y de lo público.

    Quiero recordar que en este blog asistí también a un debate interesantísimo que protagonizaron alguno de los contertulios durante al menos tres días consecutivos sobre la socialdemocracia. No estaría de más volver sobre él ahora que Zapatero anuncia que no será candidato. ¿Han escuchado los comentarios de Santos Juliá? ¿Qué otras formas hay de resolver el tema del nuevo candidato si no es por primarias?

  3. Hemeroteca Debate Tony Judt

    J. J. Pérez Benlloch, “Un soplo de inteligencia”, El País, 3 de abril de 2011

    “…De ahí la rara y plausible convocatoria del colectivo socialista Volem i Podem para, a modo de homenaje, discurrir sobre la portentosa personalidad y obra del extinto historiador Tony Judt en su condición de ciudadano comprometido con los problemas que acucian al mundo y los retos que ha de asumir la socialdemocracia renovada que postula en su imprescindible texto Algo va mal (Taurus).

    No es ésta la crónica y ni apenas la glosa de un episodio que, con visos de acontecimiento, tuvo lugar el miércoles pasado en las aulas cedidas por el Centre Cultural Octubre, de Valencia, colmadas de gom a gom por una audiencia cualificada y participativa que debatió las reflexiones de los ponentes, los profesores Joan Romero y Justo Serna, ambos en la estela del eminente pensador. Un público sin duda ávido de connotaciones intelectuales distintas a la miseria del discurso político que cunde porque, ciertamente, es el que más conviene a la derecha partidaria, pues en punto a ideas lo suyo es no tenerlas o, a lo sumo, practicar el vuelo gallináceo. Pero no es suya toda la culpa, claro, porque también buena parte de la izquierda y de sus líderes se encuentran cómodamente instalados en la rutina y en el topicazo, sin sentir la necesidad de oxigenar su breviario ideológico. Lo que hoy les apremia es el marketing electoral y disfrazar la inopia con las prendas de la banalidad.

    Esta suerte de insólito brain storming o lluvia de ideas en que se condensó el encuentro que referimos no permite ser encapsulada en unas pocas líneas…”

    J. J. Pérez Benlloch, “Un soplo de inteligencia”, El País, 3 de abril de 2011

  4. Joan

    Yo también asistí al debate en Octubre, sobre el libro de Toni Judt, y tampoco salí defraudado. Antes al contrario. Lo que no pude fue salir optimista ni esperanzado. Y eso que lo intenté.
    Con lo extraordinaria y preocupantemente compleja que es la situación europea, ¿cómo es posible que la socialdemocracia sólo sepa jugar a la contra? Efectivamente, su mensaje parece ser “votadnos a nosotros, porque si no vendrá la derechona filoracista, neoliberal y moralmente casposa”.
    El caso valenciano es poco representativo porque la dirigencia del socialismo local tiene, creo, una enjundia política menor. No obstante, la situación quizá pueda ser representativa. Mientras se han pasado la legislatura discutiendo sobre Educación para la ciudadanía (una locura absurda) o sobre los trajes de Camps, la corrupción generalizada, Fabra, Ripoll y demás familia, la región és lider en deuda según el PIB, cierre de empresas, desmantelamiento de las cajas de ahorro, cifras de paro y de fracaso escolar. Al mismo tiempo, somos farolillo rojo en gasto en educación y en gasto sanitario.
    ¿Cómo hacer política de propuestas, si están todo el día enfangados en lo sucio, en lo cutre, en lo delictivo?
    Pues no lo veo fácil, pero tienen que hacerlo. Si son la oposición al popularismo que padecemos, si tienen un modelo de País distinto, tienen que superar la inmediatez abrumadora y apuntar hacia metas más altas.

  5. Alejandro Lillo

    Coincido. Creo que la decisión de Zapatero es la correcta. Qué menos después de todo lo que ha tenido que hacer para que la UE y los mercados, sobre todo los mercados (nada más democrático y justo que ellos, eso sí que es palabra de Dios) no acabaran de hundir nuestra economía. A Rodríguez Zapatero se le pueden criticar muchas cosas, faltaría más, pero no es de recibo que se le critique todo. Si no se presenta a las elecciones, como ha anunciado, se le critica porque deja a su partido empantanado y no quiere perder unas eleciones; pero si hubiera anunciado que contiuaba, que se presentaba a la reelección, también se le hubiera criticado por perpetuarse en el poder, etc., etc. Y si algo hizo bien Aznar fue limitar su mandato. Así que me parece estupendo.

    Sobre la socialdemocracia, ¿qué decir? Aún no he podido leer el libro de Judt, aunque caerá, caerá. Creo, Rosario, que sí, que la caída del muro fue un acontecimiento importante, sin duda. También creo que la socialdemocracia ha estado jugando “fuera de casa” muchos años: está en terreno hostil, en un lugar poco apropiado para que fructufiquen y arraiguen sus principios; quizá en 50 o 100 años el Estado del bienestar se estudie como una anomalía, como una excepción.

    En un episodio de Mad Med (vaya con la seriecita), Betty, la esposa de Don Draper, hace campaña a favor de Nelson Rockefeller,candidato republicano a la presidencia de los USA, frente al senador Barry Goldwater, una especie de antecendete de Ronald Reagan y del Tea Party. Finalmente las primarias las ganó Goldwater contra pronóstico. Goldwater perdió las presidenciales, aunque era un radical de tomo y lomo. Tras él, vino Nixon, de parecida ideología pero mejores maneras, aunque ya sabemos cómo se las gastaba. Perdón por el rollo. Lo que quiero decir es que es por esos años, e incluso antes, cuando comienzan a gestarse y a vislumbrarse los intentos por acabar con el estado del bienestar que acabarán fructuficando con Reagan y Thatcher. Para emprender un análisis rigusoso sobre el destino y la crisis de la socialdemocracia, resulta imprescindible analizar la evolución de la derecha política y de su ideología. Y eso tiene que ver con las empresas, con las grandes corporaciones, y con el ese egoísmo desmesurado por ganar más dinero al precio que sea y disfrazarlo de solidaridad, buenas intenciones y mejoras para la ciudadanía.

  6. Sigue...

    Las interpretaciones. Aparte de las tribunas y columnas, el mejor modo de sondear las interpretaciones es examinar las portadas de los periódicos, esas primeras planas que enuncian hechos o datos o que expresan deseos. Rodríguez Zapatero anuncia que no se presentará como candidato a las elecciones generales. ¿Qué nos encontramos en las portadas de los diarios? Una exégesis formal ya nos diría mucho de la posición y de las expectativas. Repasémoslas primero…

    En Abc, el titular es desiderativo: “Elecciones ya” es la meta que el diario comparte con el Partido Popular. No hay tregua; no hay respiro. El enunciado tiene un fondo obvio, explícito: aparece un José Luis Rodríguez Zapatero con sonrisa inexplicable, parecen decirnos. Con sonrisa incongruente. Esa persona que sonríe y que tiene las manos cruzadas parece ajena a los males del país y se obstina en agotar la legislatura, en permanecer en la Moncloa hasta el último día. ¿Cabe mayor daño a la patria? ¿Cabe mayor irresponsabilidad? Hay un equipo de gentes del Partido Popular encabezados por Mariano Rajoy que sacarían a España de la crisis. No hay más. Mientras tanto, el actual presidente parece incompresiblemente relajado.

    En La Razón, el titular es contundente, muy expresivo: “Adiós, Zapatero”. Es aparentemente descriptivo, pero es sobre todo un desprecio: el castizo diría que es semejante a un corte de mangas. Rodríguez Zapatero parece mirar al objetivo de la cámara pero con el ánimo ausente. ¿Y José Blanco? Mira para otro lado. O se equivocó de objetivo o no quiere saber nada. Alfredo Pérez Rubalcaba se tapa los ojos, se restriega las cuencas, y no sabemos si con ello el periódico nos dice que tenemos a un ciego como posible candidato. O a un tipo que no quiere ver. Y a Carme Chacón la vemos sonriente. Pero la suya es casi una mueca: entre el miedo y la irresponsabilidad. Como si la posible candidata no supiera muy bien qué hacer ante lo que se avecina.

    En El Mundo, el titular tiene dobles lecturas. Reza así: “Zapatero deja el futuro del PSOE en manos de sus 220.000 mil militantes”. ¿Qué parece decirnos? No que abandona la lucha electoral, sino que abandona el partido que lidera. No nos dice que se retira de la liza política, sino que deja el porvenir de su organización a una militancia huérfana. La interpretación parece igualmente obvia. ¿Quizá que las ratas son las primera en abandonar el barco? Mientras Rodríguez Zapatero sonríe a la cámara, ajeno a todo, al fondo vemos a Pérez Rubalcaba y a Carme Chacón conversando, dialogando o cuchicheando. Pero no: la fotografía de El Mundo tiene un pequeño detalle: Chacón levanta la mano izquierda, quizá el dedo. Tiene un aspecto enérgico. En realidad, Pérez Rubalcaba –el posible candidato que el periódico detesta— calla ante la resuelta Carme. De ahí que Casimiro García-Abadillo inicie su artículo de fondo con un epígrafe igualmente desiderativo: “Rubalcaba parte sin ventajas”.

    En El País, el titular es el más descriptivo de estos cuatro periódicos. A cinco columnas, la frase enuncia dos hechos: “Zapatero abre paso a un nuevo liderazgo en el PSOE tras renunciar a ser candidato”. Por un lado, pone primero la consecuencia y luego la causa. Lo relevante, pues, no es su incomparecencia, sino el relevo que viene: esto es lo que podría inferirse. Por otro, la palabra que llama la atención es liderazgo: se trata de un vocablo espeso y extenso que no tiene su equivalente en la segunda parte de la oración. Si decimos liderazgo, la última palabra debería haber sido candidatura: “Zapatero abre paso a un nuevo liderazgo en el PSOE tras renunciar a la candidatura”. Pero entonces la frase habría sido aún más compleja. Mejor habría ido si finalmente el titular hubiera sido éste: “Zapatero abre paso a un nuevo líder en el PSOE tras renunciar a ser candidato”. ¿Nada más? ¿No puedo añadir nada más? La fotografía que acompaña es semejante a la de El Mundo, pero con una diferencia. El primer plano de Rodríguez Zapatero nos lo deja borroso, desenfocado, desleído prácticamente: toda una metáfora visual para mostrarnos a un Alfredo Pérez Rubalcaba sonriente y expectante, y a una Carme Chacón que habla ayudándose de su mano izquierda.

  7. aleskander62

    XXI Premios de la Crítica Literaria Valenciana:
    Poesía: Nombres del árbol de Antonio Moreno
    Novela: El sueño de Whitman de Jose Luis Ferris
    Ensayo: Miguel Hernández, periodista de José Manuel Carcasés
    Enhorabuena a los ganadores y a los finalistas.

  8. Angel Duarte

    Querido don Justo,

    al final Zapatero me caía bien. Probablemente porque descubrí en él a un lector a escondidas de Cioran:

    Dejad de pedirme mi programa: ¿Acaso respirar no es uno?

    Y ahora va, y lo deja.

    Abrazo dominical

  9. jserna

    Reciba también mi abrazo. Hay un malditismo carpetovetónico, muy castizo, que comparten ‘las nacionalidades y regiones del Estado español’. Consiste en pensar que lo que hay no puede empeorarse: que hemos llegado a súmmum del desastre. En ese sentido, Rodríguez Zapatero era poco castizo: se declaraba optimista antropológico. Como Mariano Rajoy, que confía en reflotarnos: soplando, supongo.

    Yo, sin embargo, no le oigo respirar: vamos, ni el resuello. Sólo oigo los bufidos de González Pons y sus palmeros.

    Reciba otro abrazo dominical.

  10. Angel Duarte

    Efectivamente, lo que hay enfrente no es mejor. En su caso, tienen un tablao de mucha consideración!!!

  11. David P.Montesinos

    Yo tengo otra de Cioran, señor Duarte: “¿Por qué dejarse extinguir precisamente ahora, cuando todavía nos quedan tantos a los que decepcionar”

    A mí me ha decepcionado Zapatero, pero el destino de todo gobernante socialdemócrata en nuestro tiempo es justamente ese, decepcionarnos. Es como aquello que decía Leonard Cohen, que “cada hombre tiene su propia manera de traicionar a la revolución, ésta es la mía.” La de Zapatero ha sido confortarse en la magia de su buena fortuna y su optimismo para ignorar las dimensiones de la tormenta que se le venía encima. Hasta entonces me pareció lo que yo llamaría un “burgués radical”, pero dentro de una lógica postmoderna, es decir, reformas a veces muy intrépidas y hábilmente calculadas en el terreno de las libertades cívicas, y un disimulado desistimiento en cuanto a la gobernabilidad de la macroeconomía. Es como si se diera por sentado que la economía es institucionalmente incontrolable y que lo que justifica un gobierno de izquierda son medidas de ese tipo, muy rentables por su tizne ideológico, pero que se quedan en pura supraestructura cuando no se apoyan en reformas reales de los territorios económicos donde se gestan las grandes injusticias. Cuando le tocó gobernar de verdad lo hizo tarde y a contrapelo.

    Con todo, no dejo de preguntarme porque este tipo genera tanto odio. Lo puedo entender, por muchas razones, en Felipe González, pero en ZP… No sé, sospecho que el destino de Chacón, Rubalcaba o cualquiera que tenga la imprudencia de intentar liderar la nave del socialismo español le va a tocar estar siendo sometido diariamente a insultos, calumnias e infamias.

    El miércoles escuché cosas interesantísimas respecto al futuro de la socialdemocracia a propósito de Tony Judt. Todos advertimos que los principios que le dieron sentido han mutado, lo que deja a personajes como Zapatero y quienes le sucedan en una especie de tierra de nadie donde parece que sólo es posible gobernar a golpe de síntomas, sin un programa claro y con la amenaza permanente de que la derecha les gane por su mantra con la seguridad y la xenofobia, o, aún peor, que el electorado tradicional termine decantándose por liderazgos populistas.

    Ha sido muy complicado gobernar España en estos años,y lo es últimamente más que nunca, pero ¿saben? Por primera vez, lo más inquietante que ha ocurrido durante un trayecto de gobierno en la democracia española no ha sido el propio gobierno -equivocado en tantas cosas- sino la actitud de la oposición y de su prensa acólita, que ha rebasado de principio a fin todas las líneas rojas de la ética. No me gusta Zapatero, no sé si lo que vaya a preparar el PSOE a partir de ahora me administrará alguna esperanza, pero una España a la medida de La Razón, Pedro J. Ramírez, González Pons, Fabra, Espe, Rita, Hermann Tersch, Intereconomía… Caballeros, soy un hombre asustado.

  12. Alejandro Lillo

    Magnífico análisis periodístico, serño Serna. Me ha gustado mucho, sí señor.

    Creo que el señor Planas se refiere al anuncio que en 3 de las cuatro portadas, puede verse en la parte inferior derecha.

    Hay, la que nos espera…

  13. jserna

    1. Tanto mirar, tanto mirar, y vean, vean lo que me pasa. El sr. Planas acierta y el sr. Lillo lo corrobora.

    Lo significativo de las portadas no era lo que yo decía, sino esa extraña coincidencia masculina: ‘Somatoline Cosmetic. Hombre’. Tiene huevos la cosa.

    Y encima “Funciona”, nos dicen los publicitarios.

    2. ¿He dicho publicitarios? Buenas noticias sobre ‘Mad Men’. En espera de ver entera la cuarta temporada de los publicitarios de la Avenida Madison, yo sigo torturándome con otras: ‘En terapia’, la excelente serie de Rodrigo García, y ‘Los Soprano’, una exquisitez confirmada capítulo a capítulo. ‘A Breaking Bad’ aún no le he hincado el diente.

  14. Alejandro Lillo

    Señor Serna, lo del somatoline me ha recordado a “La carta robada”.

    True Blood… interesante, don aleskander62, interesante. Habrá que hincarle el diente a esa serie. No ha mucho tardar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s