Los triunfos de la derecha

    ruizgallardon.jpg                        

1. Alberto Ruiz-Gallardón. Cuando votamos lo hacemos movidos por alguna intención, por alguna ideología, por alguna simpatía o repudio, o… tal vez guiados por el conocimiento de unos sondeos, por esos datos que confirman lo que deseamos o que niegan lo que esperamos. El caso es que, como dije en un artículo, los efectos de composición de nuestras acciones son, en parte imprevisibles, sobre todo cuando la campaña es general y lo que se vota es un candidato municipal, por ejemplo. Lo imprevisible no es, sin embargo, el resultado local, sino la suma de todo ello y cuando todo ello puede evaluarse en números absolutos o en cuotas de poder. Los números absolutos dan o quitan la victoria, pero al final las concejalías obtenidas o las comunidades autónomas ganadas o arrebatadas al contrario son lo que da la medida de lo que está pasando. Y eso que está pasando no necesariamente es lo que puede suceder con elecciones generales, pero eso que ahora se interpreta y cómo se interpreta sirve para formar opinión. Repasemos, pues, la opinión de quienes desde la derecha más han hecho por el triunfo del Partido Popular. El editorialista de Abc, por ejemplo, quiere hacer la mejor lectura posible de los resultados, celebrando a Mariano Rajoy y advirtiéndole a Rodríguez Zapatero. Pero más allá de esa presentación, sus columnistas expresan malestar…

La abstención ha sido alta, qué duda cabe, y ello puede interpretarse de distintos modos. El PP ha ganado en votos, sobre todo gracias a los resultados de Madrid, pero quedándose prácticamente como estaba, sin aumentar sustancialmente las instituciones que controla. El PSOE, que ha obtenido mayor número de concejales, no se ha hundido pese a los augurios o deseos de algunos. Como el domingo vaticinábamos, “salvo que el PSOE incremente netamente su respaldo (hazaña improbable) o salvo que los socialistas obtengan alcaldías o autonomías emblemáticas, todos podrán presentarse como ganadores”. Eso es lo que en parte ya está ocurriendo. El mayor número de concejales del PSOE le sirve para salvar la cara ante el desastre de Madrid y de…  ¿Qué lectura puede hacer Rajoy? ¿Qué respaldo real tiene su candidatura frente al éxito Alberto Ruiz-Gallardón o de Esperanza Aguirre? El editorialista de Abc recuerda –imprudentemente, a mi juicio— lo dicho por el alcalde de Madrid: “en su momento, Alberto Ruiz-Gallardón ya anunció que su oponente no era Miguel Sebastián -desde ayer un cadáver político-, sino José Luis Rodríguez Zapatero”.  Esa declaración es algo más que una jactancia: desde luego es un reto para el actual presidente del Gobierno, pero sigue siendo también una seria advertencia para Mariano Rajoy…  Ruiz-Gallardón tiene sus triunfos, pues.

Repasemos lo que dicen algunos caracterizados representantes del columnismo conservador. Que la abstención haya sido alta le sirve al articulista de Abc Xavier Pericay –uno de los intelectuales inspiradores de Ciutadans— para  subrayar lo evidente: la creciente desafección del votante, por el alejamiento cada vez mayor que se da entre ciudadanos y representantes. Traduciría una falta de interés por lo que los políticos discuten o abordan o presentan. Lo raro, añade Pericay, es que el PSOE haya resistido: cuatro años jugando con fuego y el resultado es que los socialistas no se queman. Era lo mínimo que cabía esperar: eso, quemarse. “Aunque sea un poco”, admite resignado. Tanto ha afectado el abstencionismo en Cataluña que Valentí Puig, también en Abc, no saca ventaja para nadie. Normalmente hostil con el tripartito y con CiU, podría pensarse en que esos resultados eran aprovechables para PP o para Ciutadans. Ni eso: la consecuencia es, dice Puig, una sociedad átona en la que sólo “el PSC-PSOE amplía su maquinaria de poder” catalán. Es decir, suben quienes deberían haber pagado los platos rotos del Estatut: en vez de ocurrir tal cosa, los socialistas se ven premiados por los suyos y por el grueso de los desencantados que no votan.

Con sentido moderado, sin repeluzno verbal, Pablo Sebastián dice cosas muy ciertas en Abc: “En lo que al Partido Popular se refiere, estos resultados pueden considerarse parcialmente buenos, pero no definitivos para atisbar la victoria y el alcance del poder a nivel nacional. Y revelan, en una primera lectura, que los ciudadanos no han apreciado como positiva su política de oposición frontal a la política antiterrorista del Gobierno, tanto en el Parlamento como en la calle. Y aunque a nivel nacional se puede hablar de una victoria moderada -o de empate técnico de votos- lo cierto es que el vuelco político que esperan los populares de manera clara y decisiva no se ha visto, y ello impide imaginar que, al día de hoy, o en unas elecciones anticipadas, el PP no podría alcanzar una holgada mayoría para gobernar España”.

Un tono aún más dolido, apocalíptico, simplemente desgarrado es, cómo no, el de Hermann Tertsch, en Abc. Conviene reproducir ampliamente sus palabras: “lo terriblemente cierto es que no se hunde ni mucho menos la permanente infamia conceptual del proyecto lanzado por ese Partido Socialista de Rodríguez Zapatero, con su cúpula sectaria de neopensadores mágicos y sus cómplices nacionalistas. No parecen generar el rechazo que merecen sus propuestas de desigualdad territorial, su inseguridad jurídica y ética ante la agresión terrorista y la inanidad moral de que hacen gala en política interior, de seguridad y exterior. El único partido de oposición, el PP, ha fracasado en liderar una revuelta nacional que requería sin duda un cuerpo social más activo para hacer frente a la agresión continua que sufren las libertades agredidas por socialistas y nacionalistas. España no está mejor después de estos resultados”.

Leído lo anterior, conviene saber cuáles son los triunfos de la derecha en un juego de paciencia con peligrosos compañeros de partida, con rivales correosos… Algunos candidatos suben imparablemente; otros se la juegan y su destino aún es incierto. O, como apostilla Ignacio Ruiz Quintano también Abc, “el socialismo zapateril consolida su naufragio en la capital de España, donde Alberto Ruiz-Gallardón se proyecta como la gran esperanza monclovita, acaso la única, del Partido Popular”. ¿Ruiz-Gallardón es el rey del tapete?

————————-

2. Como Ciutadans ha cosechado un inmenso fracaso, Arcadi Espada dice en su blog que no ha triunfado el PP. “El nacionalismo ha ganado las elecciones municipales en España. En Navarra, desde luego, pero también en Baleares, Canarias y Cataluña, y en Vitoria, Palma de Mallorca o Vigo. Existe la posibilidad de que también haya ganado en Madrid, pero sobre eso no me voy a pronunciar ahora. La posibilidad de que el Partido Popular haya ganado las elecciones es sencillamente ridícula. Ganar es gobernar”, dice Espada reproduciendo –casi literalmente– palabras de Victoria Prego en El Mundo.

Cierto, cierto. Por eso, la pregunta es decisiva:  ¿el PP espera gobernar sin llegar a acuerdo alguno? Si ganar es gobernar –como dolorosamente apostilla Espada–, en ese caso no es probable que Ciutadans gane nunca. Es decir, permanecerá sin contaminar, como un partido que sólo espera “el restablecimiento de la realidad”, según reza su primer manifiesto. Mientras tanto, los otros partidos –incluido el PP de Alberto Fernández Díaz— conseguirán concejales, eso sí: sumidos en la irrealidad de la que habla Arcadi Espada, en esa abstención que no ha beneficiado a Ciutadans.

 Por eso, el propio Espada reconoce: “el tercer partido tiene su mayor enemigo en la abstención, que alcanza en Barcelona dimensiones históricas: desde que las chicas votan jamás había votado tan poca gente en la ciudad. Y es en Barcelona donde Ciutadans ha perdido de modo más doloroso. Aunque no entra en el Ayuntamiento por muy pocos votos, es el único partido que no puede escudarse moralmente en la abstención: él nació para combatirla y para devolverle a la política su nobleza y su pasión”.

Devolverle a la política su nobleza y su pasión, interesante e irreal propósito que se enfrenta inevitablemente a lo que los partidos son: no sólo una organización para alcanzar el mayor número de empleos públicos, sino también una estructura de poder interno. La nobleza y la pasión no le quitarán al partido político su naturaleza: ser una organización más o menos oligárquica. Desde luego habría que dotarse de todo tipo de frenos para impedir la deriva absolutamente cerrada de sus funcionarios, del aparato, pero quienes tienen apetito de poder y ya lo tocan o ya lo disfrutan no son partidarios de que sus cargos se revoquen: por mucha nobleza y pasión que le pongan la militancia o los simpatizantes. Es decir, siendo estructuras más o menos oligárquicas, los partidos son, sin embargo, instrumento de la democracia. Pero la democracia de hoy es sobre todo un espacio de representación, de visibilidad mediática, un proscenio en el que se muestran ciertas cosas con ostentosa publicidad y en el que se ocultan o se velan otras igualmente decisivas para la marcha política. Por eso, la clave del éxito y de los triunfos electorales suele ser el que da la suma del populismo más el crecimiento económico. ¿Duele reconocer esta vulgar realidad?

En Ciutadans. Sed realistas: decid lo indecible, sus intelectuales fundadores creen posible refundar la forma partido y, por ello, proclaman en su ideario un repertorio de evidencias o de buenas intenciones que no cumplirían las restantes organizaciones: una democracia de ciudadanos, un espacio ideológico nuevo (transversal, liberal y socialista a la vez) en el que hacer explícito otro modo de hacer política, una “gestión objetiva de los problemas reales”, una defensa de “la libertad de pensamiento, es decir, el derecho a criticar ideas (incluso sistemas de ideas) suscritas por otros”. Etcétera.  Sorprende la confianza que los intelectuales dispensan a los principios, como si esas convicciones expresadas fueran un detente bala, como si los ideales proclamados fueran pensamiento mágico capaz de enderezar el fuste torcido de las conductas sectarias. Frente al nacionalismo, Ciutadans propone nada menos que restituir la realidad o, como antes citaba, gestionar objetivamente los problemas reales. Es ésta un voluntad mayúscula, desde luego, que puede tener, sin embargo, una lectura autoritaria: eso de gestionar objetivamente sólo pueden pretenderlo los tecnócratas… Pero es que, hoy, la política no es el dominio de los tecnócratas: tiene mucho de arte de recreación fantasiosa y de arbitrismo. O, en otros términos, de simulacro y  decisionismo. Son, por supuesto, patologías de la democracia, pero sobre todo son dolencias crónicas de la sociedad mediática: aquella sociedad en la que el populismo vistoso y visual triunfa. Insisto: esto es realismo, no cinismo.

——————–

3. Aviso. Un análisis de lo ocurrido en las elecciones valencianas (con el triunfo rotundo del PP de la CV) podrá leerse en Levante-EMV el próximo viernes en el artículo semanal de JS. Aquí, en el blog, pensaba poner un nuevo post hoy. Las declaraciones de Ruiz-Gallardón (“Ruiz-Lancelot”, según Ignacio Camaño en Abc) en el Foro ABC y la respuesta dada por Rajoy me obligan a retrasar el texto. Reproduzco el Discurso en la sección de comentarios. Pueden leerlo y analizarlo.

0 comentarios

  1. Me temo que sí, que es el rey del tapete. Lo dijo nada más comenzar su carrera política, que trabajaba para llegar a presidente del gobierno y que no tenía prisa. Y va a llegar, sin prisa y sin pausa y es evidente que a los madrileños nos dan igual los desastres que produzca, los disparates que acometa y su prepotencia; no tiene a nadie enfrente que pueda hacerle sombra; en el país de los ciegos, el tuerto es rey.

    Me produce verdadero terror Ruiz Gallardón. Me produce verdadero terror el país en que vivo, del que soy.

  2. Leído en el editorial de El País sobre Madrid:

    “El caso de Madrid es especialmente revelador. Con un 39% de los electores que dice identificarse con posiciones de izquierda, frente a un 27% que se considera de derechas, el PP lleva 16 años gobernando con mayoría absoluta. Y el 16% que se considera de centro vota al PP en una proporción que dobla la de los que votan al PSOE. Candidatos con posibilidades pero sin apoyo del partido o con ese apoyo, pero sin gancho electoral: esa dialéctica varias veces repetida es una apuesta segura por el fracaso. Sin la diferencia colosal de la Comunidad de Madrid, donde el PP le saca al PSOE medio millón de votos, la izquierda habría ganado ampliamente en el conjunto de España”.

  3. Desolación y mucha tristeza. Tengo el mismo sentimiento que Pavlova, el de terror. Aquí en Alicante, ha sido imposible. De nuevo otra etapa de oscuridad política, de corrupción y de barracones para nuestros hijos en la escuela; sin contar con los desastres urbanísticos, etc. Una pancarta abanderaba la puerta del Instituto de enseñanzas medias de mi hija: “R. I. P para enseñanzas medias”. Quiero pensar que podremos evitarlo pero… no sé. Hoy desde luego, mucha decepción, aunque era previsible, pero nunca palpable hasta el final.

    Como diría Azaña: “Si los españoles habláramos sólo y exclusivamente de lo que sabemos, se produciría un gran silencio que nos permitiría pensar.”

    Ojalá podamos conseguir que nuestra capacidad de reflexión sea válida para entender cuáles son los triunfos de la derecha como apunta Justo y cuáles son nuestras opciones reales para conseguir una alternativa seria.

  4. Me parece que Julia Puig, en medio de su desolación, ha sentenciado de modo justo. Me atengo a ello con mi afectuoso, fraternal abrazo.

  5. Gracias, Miguel Veyrat, es un lujo poder escribir en el blog de Justo y, todavía más, que podamos seguir manteniendo estos pequeños espacios donde he encontrado un grupo extraordinario de personas con el que compartirlo.

  6. Pues mi corazón está dividido, siento lo que ha pasado en Madrid y en la llamada Comunidad Valenciana, sobre todo en esta última; yo sé bien lo que han trabajado el colectivo “Ja en tenim prou” para intentar echar al PP de las instituciones y no lo han conseguido, habrá que esperar un poco más.

    Sin embargo, en Galiza estamos contentos; los titulares de los principales periódicos resaltan el alza del PSOE en las ciudades, el descenso del PP y el mantenimiento del BNG. Los populares siguen siendo la fuerza más votada en este país, pero pierden dos puntos porcentuales en favor de los socialistas. La derecha pierde 55 mayorías absolutas y la Diputación de Lugo, una buena noticia.
    Ayer os decía que en esta ciudad en la que vivo, Coruña, el PSOE perdió por fin la mayoría absoluta, después de 24 años, y ahora tendrá que pactar con los nacionalistas para gobernar, lo mismo que pasa en la Xunta de Galiza y en la mayoría de los ayuntamientos de izquierda. Está claro que la mayoría absoluta de Paco Vázquez la conseguía gracias a los votos de la derecha y, ahora, con él en el Vaticano, esos votos volvieron al PP. Lo curioso es el consejo de este ex-alcalde, desde Roma siguió los resultados electorales y aconsejó a su sucesor que evite un acuerdo con los nacionalistas: “El PSOE debe pactar con el PP”. Ya veis, impresentables los hay en todas partes.

    En el Estado, el PP obtuvo 159.000 votos más que los socialistas, pero esto no quiere decir que haya ganado la derecha; habría que sumar los votos del PSOE con el de todas las fuerzas de izquierda y así comprobaríamos quién ha ganado estas elecciones, la izquierda, está clarísimo. Además, debemos de celebrar que la derecha haya perdido el Gobierno de Navarra y no haya podido arrebatarle al PSOE ninguna comunidad de las que estaban en el aire. La abstención favoreció al PP, a ver si aprendemos y en las próximas generales acudimos en masa a las urnas.

  7. Hace mucho tiempo que no escribo aquí. Leo pero me mantengo en silencio. Como decía Azaña, a quien mi madre le tenía gran admiración.
    Pero como hoy es un verdadero día de reflexión y siento gran tristeza y un poco de susto por esa mayoría absoluta en València, me quedo un rato aquí a compartir esa sensación de desolación de Julia Puig.

    Iba a decir que siempre nos quedará Paris pero, de repente, me he acordado que está Sarkozy…..

  8. El PP ha cantado victoria antes de tiempo en el tema de sus ansiadas “primarias”. Parece que se está olvidando que la “barrida” pepera en Madrid se debe a un voto de castigo al Partido Socialista, que en el caso de no ser nulo, ha ido a engrosar las filas de IU, como el mío, y de ahí el espectacular ascenso de la formación de Llamazares. Todos esos votos perdidos ayer por el PSOE podrá recuperarlos en las generales de marzo de 2008 si sabe rectificar. Enhorabuena a Fuca, que compartimos, creo que todos esceto —que diría Pepiño— el amigo Paco.

  9. Quisiera que me perdonaran de antemano. Y lo digo porque a lo peor me pongo muy molesto,sobre todo, con los abstencionistas,esos seres que a fuer de sentirse angélicos, se olvidan que solo son seres humanos ,que como los demás, comen,beben,respiran,hacen el amor o simplemente follan,mean y defecan.
    Los abstencionistas a los que me refiero son aquellos que no van a las votar por pura necesidad filosófica (ningún programa,ningún partido,ningún candidato les llega al ombligo,ese agujero redondo a veces,arrugado y en ciertos casos,relleno de suciedad).
    Lo peor de estos abstencionistas es que condicionan la vida de los demás,mientras ellos permanecen en el limbo político,sin saber que Ratzinger ha decretado la desaparición del limbo, en el que se albergan los ingenuos,los neonatos y los tontos de capirote.
    En algunas ocasiones bajan de su nirvana particular y asociándose con otros montan una plataforma, con la que justifican su estolidez.
    De estos especímenes se aprovecha la derecha, que no admite la desaparición del limbo y por ende, no acepta que entre los suyos haya nadie que se refugie en algo en lo que no cree.
    Ni uno, ni uno solo de los que conozco y que se reclaman de derecha, ha dejado de votar en estas elecciones. Por eso dicen que las han ganado. Si lo sabrán ellos.

  10. ¿Pero Sr. Arnau Ud aún cree en esa división de derechas e izquierdas del pasado siglo XIX y primeros del XX ?
    Es Ud un ingenuo ó lo que es peor un cínico.

    Llevo muy poco ejerciendo el abstencionismo, pero le diré que estoy mucho más interesado de lo que pasa en España, pero mucho más, de lo que Ud. pueda demostrar.

    Tan interesado, que es una patología desde los aproximadamante 12 años.
    Y tengo 66. Le digo que es una patología porque estoy pendiente de la cosa pública muchas horas al día desde entonces.

    ¿Sabe Ud. algo de cómo funcionan los partidos, sabe Ud de cuánto se ha luchado en éste país para tener una sociedad más justa, equilibrada y sobre todo con más HORIZONTE ?

    En el abstencionismo hay de todo, pero ¿cree Ud que son pasotas, vagos, irersponsables, ingenuos, utópicos e inclusos anarcos militantes?

    Ud. desea que el presente de éste país se ETERNICE. ¡Hasta cuando ?
    ¿hasta que el DESASTRE sea un callejón sin salida… violento.

    Tiene Ud. una respuesta muy en consecuencia con los partidos que contiene el arco parlamentario español. Ellos son unos cínicos. Dicen estar preocupados por las altas abstenciones que están ocurriendo, pero al día siguiente siguen con sus preocupaciones domésticas.

    Observe Navarra. Allí un partido nacionalista, -Nafarroa Bai-, ha dado un salto de gigante. ¿Por qué ? Pués porque no son muy cínicos de momento.

    A Ud no le preocupa ni el mañana ni el pasado. Solamente el hoy. Y quiere perpetuarlo.

    ¿Qué le dice a Ud aquello de Montesquieu, “mandato imperativo” fundamental para acabar con la libertad de voto del elegido y su desvinculación con el elector, listas abiertas, monarquía ó república, nombramiento por los ciudadanos directamente del presidente del gobierno ó en su caso del de la República.

    Seguramente son estupideces todo lo antes mencionado y cosas de adolescentes irreponsables.

  11. “Resulta natural que los partidos muestren su contento tras las elecciones pues si en algo no mienten es precisamente en que todos ellos ganan.

    Y esa ganancia no es otra que ver ratificado su corrupto mantenimiento como órganos del estado.”

  12. Contemplo los mapas electorales que aparecen en todos los informativos y sólo aparecen dos colores, el azul del PP y el rojo del PSOE, como si no existieran más que estos dos partidos. Así, Galiza aparece partida en dos mitades, una azul y otra roja, y esto es falso; en todo mi país ganó la izquierda, es decir, el conjunto de partidos de izquierda, BNG, EU y PSOE.

    ¿Y en el resto del Estado? ¿Qué opináis de los 187.000 votos de ANV, a pesar de habérseles anulado muchísimas de sus candidaturas? ¿Seguirán ignorándolos y llamándolos terroristas? ¿Y que me decís del ascenso vertiginoso de Nafarroa Bai, empatando en número de parlamentarios con el PSOE? ¿Habrá que empezar a tener en cuenta a las personas de izquierdas que no votamos al PSOE? Tal vez, ante estos resultados, Savater se lo piense mejor y no se aventure a formar ningún nuevo partido político.

  13. Se está diciendo que hay que reiventar la izquierda. No me parece afortunada aquella conclusión según la cual hay que reinventar la izquierda. No hay nada que reinventar, porque la clave no es refundar partidos como si lo ideológico fuera lo dirimente. Vean, si no me creen, el caso de ‘Ciutadans’, que parece en franco declive. En la sociedad de la comunicación de masas, lo ideológico –que algunos líderes pueden asumir con sinceridad– es algo inevitablemente secundario que sirve para maquillar el apetito de poder o para revestir el circo mediático. Vean, si no me creen, lo sucedido con Sarkozy. Aceptado esto, aquí, en Valencia, la izquierda deberá hacer autocrítica.

    Pero esa idea –me reinvento ya que no he tenido los resultados apetecidos o ya que he fracasado estrepitosamente– sólo tiene sentido si de ello se saca rendimiento mediático, si se produce un acontecimiento que llame la atención. Por otra parte, en polos de crecimiento económico (por ejemplo, Madrid y Valencia) que la gente percibe como tales, gana inexorablemente el partido gobernante si su acción ejecutiva se hace con populismo. Populismo más crecimiento económico es una fórmula imbatible, salvo cataclismo. Estudiar de qué forma se expresa hoy la opción populista es la clave. Eso no es cinismo. Es realismo.

  14. La clásica contradicción entre ideología y su aplicación práctica, política, es decir Partido, podría resolverse, Justo, precisamente con una “refundación” del funcionamiento de los partidos. Lo que produce angustia, deserción incluso, en muchos militantes y votantes, que votan fundamentalmente por causas ideológicas, es la manipulación electoralista de los aparatos de los partidos para conservar su poder interno, cometiendo injusticias con los mejores candidatos posibles que no son considerados como “políticamente correctos” por las direcciones establecidas. ¿Qué tal instaurar de una, perdón, puñetera vez, las listas abiertas? Los problemas en la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, al menos, se hubieran obviado. Por mucho que Simancas quisiera, como hace ahora, echar las culpas de su batacazo a Sebastián, no tendría credibilidad, como no la tiene ante quienes conocen de primera mano su comportamiento estalinista en el PSM.
    Por otra parte, estoy totalmente de acuerdo con Fuca, una vez más. Otra cosa a revisar sería el maligno sistema d’Hondt, que prima a los partidos más votados y es fruto maligno, envenenado, de nuestra Santa Transición para evitar la denostada “sopa de letras” que amargaba a los partidarios de una “democracia a la inglesa”, es decir, de dos únicos partidos en alternancia, predilecta entre otros del “padre de la patria”, el franquista Fraga Iribarne.

  15. NOTA BENE: Soy consciente de lo posiblemente “interesante e irreal” de mis propósitos…

  16. Arriba he acabado mi post ‘in progress’. Sigo pensando que a la forma partido político se la concibe de manera idealista: el partido es una maquinaria de poder dispuesta para alcanzar los empleos públicos, una maquinaria en la que hay gente abnegada y líderes con legítimo apetito de Gobierno. ¿Es malo que eso sea así? Lo que hay que evitar es que los cargos se impongan autoritariamente, que se eternicen, que se hagan irrevocables. Pero sobre todo hay que analizar la causa de las derrotas electorales: generalmente, la causa principal suele hallarse en la cuestión del populismo. A poco que la realidad no lo desmienta o no parezca desmentirlo, quien sea capaz de saber vender su producto logrará respaldo.

  17. Como profesor de historia Sr. Serna Ud debe de conocer las consecuencias de quitar en la República Francesa, -cuando lo años convulsos de su instauración el”mandato imperativo”.
    Hoy se dice el que mandato imperativo es una imposición que vá “contra la conciencia del diputado”. Sabe Ud que eso es una falacia.

    El diputado era un individuo que tenía un voto delegado de sus REPRESENTADOS, y éstos tenían el poder de destituirlo en caso de alterar el voto.

    Aquello fué el inicio de la partitocracia. Se le dió al partido la legitimidad del voto. Las asambleas de ciudadanos y sus “órganos” quedaron fuera de la decisiones de los oligarcas internos de las organizacione políticas. Fué el origen de la “CORRUPCIÓN” tanto moral como material de la DEMOCRACIA.

    Y no hablemos de la separación de poderes

  18. Aquí lo explica mejor el Sr. Trevijano:

    MANDATO IMPERATIVO
    Posted by Antonio García-Trevijano under

    Si una causa particular tuviera que explicar la traición general de la clase política al electorado, no podría ser otra que la prohibición del mandato imperativo. La Constitución es tan irresponsable que, desconociendo los fundamentos históricos de esa prohibición, la tomó de viejos textos constitucionales, sin darse cuenta de que la nueva representación proporcional se basa en el mandato imperativo de los jefes de partido. A quienes nada les importa que sean nulas todas las leyes emanadas del Congreso, por vulnerar esta prohibición constitucional.

    La prohibición del mandato imperativo tuvo, en su origen, sentido revolucionario. Y hoy lo tiene completamente reaccionario. A finales de julio de 1789, Sieyès proclamó que la cuestión del mandato imperativo había quedado resuelta en la Asamblea Nacional de 17 de junio, porque la Nación no recibe órdenes de nadie. A esta razón teórica se unió la razón práctica de que el mandato imperativo que recibían sus representantes en los “cahiers de doléances” (Reforma), no contemplaba la Declaración de Derechos ni la separación del ejecutivo y el legislativo (Revolución). El sentido jurídico del viejo mandato representativo fue transformado en libre representación política, sin mandato ni delegación, es decir, en “soberanía representativa”, por utilizar la misma expresión que Sieyès.

    En la cátedra española se enseña la falsedad de que la prohibición del mandato imperativo obedece a la necesidad de respetar la independencia de los legisladores, cuando jamás ha tenido esa motivación. En su origen, la prohibición fue concebida como una improvisación, para permitir la Revolución de la libertad y la separación de poderes, no previstos en los mandatos del electorado. Ahora se proclama la prohibición para impedir el mandato revolucionario de los electores; y se deroga en la práctica para mantener la dependencia del poder legislativo respecto del gobierno.

    La Revolución Francesa no resolvió la representación política porque no admitía la existencia de entidades colectivas entre el individuo y el Estado. Las diferencias entre poblaciones rústicas, ciudades comerciales marítimas y Paris no hacían posible, salvo en algunos distritos de la urbe, demarcar circunscripciones con la misma estructura de clases sociales, necesidades económicas o apetencias culturales. Parecía lógica la ley Le Chapelier prohibiendo el asociacionismo. La prohibición del mandato imperativo produjo sistemas parlamentarios de soberanía representativa, sobrepuestos a una sociedad civil que tuvo que expresar su deficiente representación política con manifestaciones de potencia extraparlamentaria, incluidos golpes de Estado, guerras civiles y huelgas revolucionarias.

    El hallazgo de la mónada republicana, o sea, del distrito electoral que refleja a escala humana la pluralidad de fuerzas que interactúan en la sociedad civil, permite resolver el problema de la representación política, sin necesidad de acudir al artificio de la representación sin mandato civil, propio del antiguo régimen parlamentario de soberanía representativa, ni a la sustitución de la representación política por la integración de las masas en el Estado, sin sociedad política intermedia, como sucede con la actual simpleza del brutal Estado de Partidos.

    Todo mandato civil es imperativo y revocable. Hablar de mandato imperativo es redundancia y hablar de mandato irrevocable es un contrasentido. Sólo el mandato representativo de una mónada republicana permite construir, junto con las demás mónadas de idéntica naturaleza representativa, la sociedad política intermediaria entre la sociedad civil y el Estado. Con la mónada republicana no solo desaparece la deficiencia de representación de la pluralidad de fuerzas productivas, sino la vieja añoranza del marxismo de unir, en un solo estado personal, la condición de trabajador y de ciudadano. Con la mónada republicana puede subsistir la alienación económica o profesional, pero no la enajenación política.

  19. Pero señor Moreno ¿qué es lo que dice con lo del mandato imperativo? No lo entiendo. Podíamos hacer un análsis sociológico! La abstención no es sólo rechazo. Tambien es bienestar no?

  20. Acabo de oir por RTVE en su programa para Catalunya al Sr. Montilla que para acercar al ciudadano a sus representantes, habría que cambiar la Ley Electoral, listas abiertas y circunscripciones electorales más pequeñas.

    ¿Cinismo o hipocresía ?

  21. Soy un abstencionista creciente. Cuando no me he abstenido he votado siempre a partidos de izquierda, incluso izda-nacionalista, pero nunca he votado ni al PP ni al PSOE.

    Me indigna que se diga de mí, aprovechando la impunidad del anonimato, que me miro el ombligo, que soy estúpido, ignorante y, lo más sangrante, que condiciono la vida política de este país… No voto al PP por cuestiones ideológicas, aunque le reconozco el valor de haber creado, tanto a nivel autonómico como municipal, un proyecto que, guste o no, ha creado ilusión entre los ciudadanos. Lo que se decía más arriba de populismo más bonanza económica es tan acertado como obvio. Pero la verdad puede ser terrible para muchos virtuosos de la moral.

    Se me hace difícil pensar que una sociedad avanzada como la nuestra, con un nivel académico superior al de los países de nuestro entorno, donde la mayoría de estos titulados lo son precisamente en carreras sociales y jurídicas, vota de esta manera porque son irresponsables, manipulados o cegados por la “oscuridad política”. ¿Por qué los votantes y simpatizantes del PSOE y EU consideran poco menos que idiotas a los que no votan como ellos, a los que votamos en blanco o sencillamente a los que no votan? Curiosamente ese era el motivo que muchos caciques y políticos regeneracionistas aducían para amañar resultados y pegar pucherazos. Por supuesto, observamos en esa condena un transfondo de regeneracionismo decimonónico no superado, que considera a España -digo España por comodidad y porque me parece más propio que el término ‘estado español’, que sólo tiene una finalidad administrativa y no territorial, como ha reconocido el tribunal constitucional en alguna sentencia- y a sus votantes unas personas en permanente minoría de edad en cuestiones públicas. En una de las respuestas se daba por hecho la corrupción moral de los votantes, y todo el mundo lo daba por válido. Dios mío, es una acusación terrible y gratuita que hay que demostrar: Si se hubiera particularizado sería legítimo interponer una querella por injurias…

    Que sí sean responsables los que nos condenan de falta de responsabilidad, y no sean cretinos ni vanidosos. Que reflexionen sin censuras internas ni ideas preconcebidas sobre las causas de su fracaso, incluso aunque sigan considerando que la “verdad”, la “justicia” y la “virtud” están de su lado.

    Pensemos también en la imagen que esta izquierda cretina y vanidosa tiene de sí misma. Su discurso definidor, a falta de ideas imaginativas, aprovecha la existencia de su otro: el PP. Siempre ha sido así. La izquierda siempre ha construído su discurso aprovechando su lado de la moral (pese a que Marx nunca se preocupó por los aspectos morales de su teoría; él se consideraba un científico, y lo que el proponía no era por justicia social, sino por un inapazable determinismo social)

    Con los partidos mayoritarios de izquierda que tenemos actualmente, y en buena medida aprovechando las debilidades, escándalos morales y fracasos de la derecha y del centro-derecha que tenemos ahora, esta construcción histórica ha llegado al paroxismo de los medios (cada vez más manipulados y manipuladores, por cierto, al igual que el tercer pilar, el poder judicial, pensemos en la reforma del CGPJ) Ya no hace falta ilusionar al electorado, proponerle, sugerirle, llevárselo al huerto, jugar con su inteligencia, sus aspiraciones o, simplemente, intentar hablar el lenguaje de sus problemas, no, simplemente hay que recordar la imagen del Otro, lo que él nos critica y entrar en su juego, pero de forma tan burda que incluso entrando en su juego perdemos por incapacidad propia (jugando a ganar, volvemos a perder) Es ilustrador que en la campaña electoral se hayan tocado recurrentemente temas como Irak o la negociación con ETA que están fuera del alcance de las competencias de las dos administraciones que íbamos a votar (o a no votar) Quizás cuando la izquierda renueve sus preocupaciones y su discurso les volveré a votar: Por ahora prefiero votar en blanco. Y me da igual que me llamen traidor: no le debo lealtad a nadie.

    Intuyo que el pesimismo antropológico del que últimamamente hace gala mi admirado Justo Serna (De Maistre, ambición y terquedad como recurrentes de la condición humana ahora y siempre, desapasionamiento, etc) tiene alguna relación con todo esto.

  22. Escrito a vuela pluma:
    El pesimismo en antropología ha de ser metafísico. La construcción de lo social es contranatural y una ilusión del hominído. Por lo tanto nunca se dejará de insistir y presionar para ello, si no se quiere que el edificio de la sociedad humana de derrumbe y se vuelva a los orígenes.

    También la razón hade ser una constante en el ser humano. Si no se cuida, se ejerce y se contrasta…desaparece , quedando el mono desnudo.

  23. La libertad de expresión, en peligro. La pluralidad moral, en peligro. Europa ha de reaccionar. No es ninguna broma:

    Bruselas censura la decisión polaca de investigar la supuesta homosexualidad de los ‘Teletubbies’
    El personaje ‘Tinky-Winky’, morado y con bolso, está en el centro de la polémica

    AGENCIAS – Bruselas – (El País, 29/05/2007)

    La Comisión Europea ha reafirmado hoy su apoyo a la libertad de expresión de los medios de comunicación para decidir sus contenidos tras la petición de la portavoz polaca de los Derechos del Niño, Ewa Sowinska, de que expertos de su departamento analicen si la famosa serie televisiva infantil de los Teletubbies fomenta la homosexualidad. Esta serie, realizada por la BBC, ha estado acompañada por la polémica desde hace años debido a que uno de sus personajes, Tinky-Winky, es morado y lleva bolso de mujer.

    Sowinska declaraba ayer, en una entrevista concedida al semanario Wprost, que quería que se investigase la serie ya que algunas personas le sugirieron que “promociona la homosexualidad”. “Pienso que será conveniente que esa sospecha sea estudiada por los psicólogos de mi oficina y que sean ellos los que dictaminen si la serie puede ser transmitida por la televisión o no”, señaló. “Me parece conveniente que un grupo de psicólogos hable al respecto con los niños, porque si efectivamente esos dibujos animados promocionasen comportamientos inadecuados habría que adoptar medidas para evitarlo”, añadió.

    Y no es la primera vez que la polémica envuelve a esta serie, ya que, tal y como recordó Sowinska, “según parece en Estados Unidos alguien advirtió que se trataba de una manera de influir sobre el comportamiento de los pequeños, aunque yo misma nunca asocié al Teletubbie Tinky-Winky con la homosexualidad, pese a que siempre anda con un bolso de mujer”, dijo.

    Por su parte, Bruselas ha querido dejar claro hoy su apoyo a la libertad de los medios para decidir sus contenidos. El portavoz de la CE para los Medios de Comunicación, Martin Selmayr, ha manifestado que el Ejecutivo comunitario “cree en la libertad de los medios”.

  24. Poder votar en este país es un derecho,que a lo largo del siglo XX, los ciudadanos hemos podido ejercer en libertad plena, durante 31 años de los 100.Durante 38 años no solo no se ha podido votar,sino que ni siquiera se ha podido ejercer la acción política a través de los partidos (es una forma de ejercerla y que recoge nuestra Constitución).Solo se podía estar encuadrado en el llamado Movimiento nacional, bien en el frente de juventudes o en los sindicatos verticales.Los partidos y los sindicatos democráticos estaban prohibidos.Algo que algunos olvidan.
    Por eso, los que tambien peinamos canas tenemos un tremenda sed de elecciones libres y me resulta,a mi por lo menos,dificil abstenerme.
    Si hay que cambiar el funcionamiento de los partidos, pues que se haga.Para ello habrá que pertenecer,participar y exigir que se produzca ese cambio desde los partidos.No vale decir que lo hagan ellos y mientras estar tranquilamente seguir criticando a los partidos y absteniéndose a la hora de optar entre varias opciones.
    Estoy seguro que soy un ingenuo.Creo en la buena fe de la gente.¿Cínico porque pido que se vote y por criticar a ciertos abstencionistas?.Es posible que lo sea por ello.
    Posiblemente haya que reformar el sistema electoral y pensar en fórmulas como listas abiertas y elección a doble vuelta,como muy bien apunta el Sr. Veyrat,con el que coincido también en la rigidez de los aparatos de los partidos a la hora de confeccionar listas.

  25. Voy a intentar se conciso en explicar mis vivencias de hoy. A las 14.00 h. según he explicado en anterior escrito, le he oído al Sr. Montilla junto a los dos conseller Rovira y Saura en la TVE para Catalunya, una declaración sobre la responsabilidad del Tripartito en la abstención. Ha sido un resumen rápido. Me he quedado con lo que más me ha impresionado. “Que habría que retocar la Ley Electoral e incluso la circunscripciones electorales, habría que hacerlas más pequeñas para acercarlas al ciudadano”.
    Esto último era para mí como una explosión en los oídos. Por primera vez un alto cargo político en España, le oía decir que hay que retocar la Ley electoral y la CIRCUNSCRIPCIÓN. He estado hasta las 20.00 h. moviéndome por doquier.
    En seguida me he puesto a escuchar el canal 3/24 catalán. No ha habido manera de escuchar las dichosas frases del Montilla. A las 15.30 h. me he puesto en contacto con los servicios informativos de la cadena. Nada, les he dicho que silencian las palabras del Montilla referentes a los “retoques” en la Ley Electoral. Me han dicho que ellos escogen lo que creen conveniente. Les he dicho la importancia política de dichas declaraciones y las palabras indignas que dijo el Montilla ” seguramente no votan porque les van bién las cosas y el actal gobierno”. Éstas últimas palabras las ha repetido la 3/24 en todos los bloques cada media hora.
    Me he puesto en contacto con el PSC de la c/ Nicaragüa (sede central). Allí les he contado toda la historia y a la degradación a la que someten en TV 3/24 al Sr. Montilla que califica a los abstencionistas como serviles al gobierno. Les ha sonado a “chino”, a los responsables de prensa del PSC.
    No hay político que rectifique aunque se hunda todo.
    Es mayor la inmoralidad que soportamos los ciudadanos que en los tiempos del Dictador. Aparentamos ser libres y nos tratan como a corderos con el beneplácito de CASI TODA LA POBLACIÓN.

  26. Efectivamente, Juan Moreno, la política en España se ha convertido en una suerte de partido de fútbol en el que se tiran los penaltis cada cuatro años. Los ciudadanos no tenemos más alternativa que ir a darle un empujoncito al balón y si se nos ocurre dedicarnos a razonar fuera de lo establecido por los contendientes, pues nos cae aquello de la democracia representativa. Incluso algunos, como verá, protestan mucho cuando nacen alternativas y otros no tienen sonrojo en pretender que se callen los abstencionistas o los perdedores… durante cuatro años.

    Saludos.

  27. Leido en “La Vanguardia” digital,día 29/05/07 actualizada 16,14

    Barcelona. (EFE).- El presidente catalán, José Montilla, ha rechazado que la alta abstención en Catalunya sea debida a que los ciudadanos estén “hartos” de los políticos, y ha apuntado como probable causa de la baja participación que muchas personas no van a votar “porque ya les está bien el gobierno que hay”. Posteriormente, Montilla ha asumido en nombre de la Generalitat “parte de la responsabilidad”, pero ha recordado que en este fenómeno también tienen parte de culpa los partidos, los medios de comunicación y los ciudadanos en general.

    En declaraciones a Catalunya Ràdio, Montilla ha asegurado que “no existe una varita mágica” para solucionar el problema de la alta abstención, y ha explicado que no todos los ciudadanos que dejan de ir a votar lo hacen por las mismas razones.

    Montilla cree que los ciudadanos se movilizan más “en situaciones de crispación política” y para evitar que salga una determinada mayoría. Asimismo ve posible que la futura ley electoral catalana incluya circunscripciones más pequeñas y listas abiertas, con el objetivo de acercar el candidato al elector, pero ha remarcado que también debe prever un equilibrio entre criterios de representación territorial y de voluntad popular.

  28. Acabo de oir a las 22.00 h. el canal 3/24 de Catalunya.
    Ha rectificado todo el bloque sobre la abstención. Han desaparecido las palabras del Montilla sobre los abstencionistas que no votan porque ya les vá bién el tripartito.
    Y lo referente a la Ley Electoral siguen sin haberlas dado en toda la tarde. Pero lo más importante es que ha dado imágenes de entrevistas a abstencionistas. Siete en total. Seis de ellas son abstenciones cosncientes y solamente una de ellas acomodaticia. Una chica joven ha alegado que estaba de estudios por que se examina pronto.
    Han salido los portavoces de los partidos del Parlament y se han arrojados las culpas unos a otros.

  29. Infómese antes de opinar, Sr. Moreno, para poder usar la razón con fundamento: Sí, me estoy refiriendo a su escrito a vuela pluma pontificando sobre la naturaleza humana.

    Un saludo

  30. Si Ud cree que hay alguna irracionalidad en mi escrito, sea tan amable de exponerla aunque sea también a “vuela pluma”.

  31. A propósito de Ciutadans, recuerdo una anécdota que me contó mi padre hace años después de regresar del campo tras hacer un deslide por orden del juez de Instrucción de Caravaca (Murcia), otra Comunidad que se siente bien respaldando a imputados. Uno de los litigantes estaba de acuerdo con los razonamientos expuestos por mi padre, pero el otro, un rico propietario de Calasparra (Murcia) decía que el deslinde estaba mal hecho porque dejaba un pequeño trozo de su finca al otro lado del río Segura. Mi padre por activa y por pasiva le dijo que tanto en las escrituras, como en el Registro, como en las declaraciones de los testigos, esa parte de su finca estaba al otro lado del río. Tras horas de discusión el hombre entró en razón parcial. Calló unos minutos y sentenció: Lo que está mal hecho es el Río, nunca nadie debió permitir que ese maldito río cortase mi finca. Habrá que cambiarlo. Dígaselo usted así a su Señoría. Mire usted que los ríos van por donde tiene que ir y son anteriores a las fincas. Ni mucho menos esta finca ha sido de mi familia desde antes que Dios hiciese el mundo y los ríos. Ese río está mal hecho.
    A propósito del PP. En tiempos se celebraba en Caravaca (Murcia) una populosa feria de ganado, el pueblo se llenaba de asnos, mulas, caballos, gallinas, carros… Caravaca vivía del cáñamo, de hacer alpargatas de cánaño. Esos días de feria los alpargateros no trabajaban y se dedicaban a reírse de los vendedores de gallinas, huevos y demás venidos de los campos. -Señora, ¿cuánto vale esa gallina tan hermosa que tiene usted detrás?. -Mire usted que es un conejo, que yo he bajado gallinas. -Haga usted el favor de no reírse de nosotros, lo que está usted vendiendo son gallinas, no nos falte. -Pijo en la hostia, que no, que yo no vende gallinas, que vendo conejos. Poco a poco, el número de alpargateros iba aumentando y todos comentaban lo hermosas que eran las gallinas de la Tía Chupito. Al cabo de la mañana, la señora, nerviosa, fatigada, crédula también, terminaba por convencerse de que los animales que ella vendía eran gallinas. Tras irse los alpargateros comentaba a su marido: Pascual, ¿es que en el pueblo le habrán cambiado los nombres a los animales?porque esto que vendemos nosotros son gallinas y yo siempre les había llamado conejos

  32. Anda y vuelve a la escuela, estimada Fuca.

    Tu país tiene toda la pinta de ser españa, Galicia, es una REGIÓN, que sí, fue un reino hace mil años porque un señor quiso que sus tres niños fuesen reyes, y dividió su reino en tres cachitos, No se si recuerdas, el Señor era Fernando I de castilla y los nenes Sancho II (Castilla) Alfonso VI (Leon) y García (Galicia) Pero claro, como se querían mucho Sancho y alfonso se aliaron y dieron por saco a García. Y luego sancho se lo dio a Alfonso, aunque al palmarla mientras hacía una visita a su hermana en Zamora, Alfonso se quedó con todo. Y desde entonces… Más derecho tiene Toledo a llamarse País que galicia.

    por otra parte, no es nafarroa bai la que a igualado a escaños al PSOE, sino al revés. Los sociatas han quedado terceros.

    Aunque claro, si consideras al PNV un partido de izquierdas no se puede pedir mucho de tus conocimientos políticos o históricos, que quedan a la altura de la boina un átomo.

  33. Continuo contigo apreciada Luca:

    ¿de donde salen los 187000 votos de ANV?, segun el ministerio de interior, son en las municipales ha sacado 94000, la mitad de lo que tu dices, pero claro si sumas los votos de las municipales, las juntas, los votos para el parlamento navarro, entonces haces trampa como un piano, ya que las mismas personas que votaban para alcaldes depositaban otra papeleta para otros cargos, se supone que del mismo partido, pero si aplicamos un hombre un voto, solo 94000 personas les votaron, es que si quieres podemos sumar los votos del PP en las municipales, autonomicas, juntas, consejos…. ¿lo hacemos?.

    Y por cierto, si te parecen muchos votos los 47000 votos de Na-Bai ¿que te parecen los 110000 de UPN?, vamos que ni entre el PSN y tu ahora querida Na-Bai sumais lo que UPN-CDN.

    Pero bueno si de lo que tratabas era de justificar a los nazional-independentistas de Na-Bai y ANV… pues no lo estas consiguiendo.

  34. Bueno, han lanzado uds sobre el tapete un buen montón de propuestas en apenas un par de días, estupendo. Yo sólo trataré un par o tres de cosillas.

    No voy a insistir en el tema de la abstención, lo he explicado por activa y por pasiva en el anterior post. Quien quiera entender que entienda: en España, con el Sistema d’Hont, quien no vota, vota. No hay más. Tienen hasta un simulador en la página web del Gobierno de Aragón para que se cercioren por ustedes mismos. En este sentido es especialmente trágica la declaración del señor Bonociudad pues cada vez que se ha abstenido ha votado, precisamente, a quien dice no haber votado nunca, al PSOE y al PP. Es también bastante absurda la de quien se defina como “consciente de su abstención” para, a renglón seguido, hacer panegíricos progresistas: no, señores, no, uds no son conscientes de lo que significa abstenerse en la Ley d’Hont, como los hechos demuestran empíricamente.

    Por cierto, señor Bonociudad, téngase de tan optimistas declaraciones de corte chauvinista tipo “nuestro nivel académico superior al de los países de nuestro entorno”. No le negaré que respecto a Marruecos algo hemos avanzado pero estamos en el vigesimotercer puesto de los veinticinco países de la UE (2006) cuando se hizo un comparativo sobre el nivel académico europeo. Por lo demás, en líneas generales, vengo a coincidir con ud salvo en la conclusión que extrae de la hipótesis que alguien le llamara traición. Ud – como yo, como todos – le debe lealtad a alguien: a su inteligencia; no se la traicione que se la aprecio potente.

    Al hilo de lo que dice en su final, dudando que el señor Serna se muestre pesimista, recordaría a Mafalda en semejante tesitura: “me llaman pesimista pero sólo soy realista”, pues eso, aquí no nos vamos a dejar arrastrar por el desánimo sólo porque la socialdemocracia juegue tan mal como siempre sus cartas y la izquierda poco o nada hubiera aprendido de sus anteriores debilidades y fracasos. El pueblo soberano ha hablado y ha señalado diafanamente lo que quiere. Lo habrá hecho con todas las trampas del sistema, con la crispación producida por las irracionalidades planteadas durante tres años por el PP, con las estupideces consecutivas del PSOE, con las vacaciones que lleva IU desde ni se sabe cuando, con una izquierda nacionalista (en el caso valenciano) que se empeña en la torpeza, con sus propias ambiciones humanas que le hacen pensar que los conservadores van a llevar la res publica mejor que los progresistas, con todo eso, ha hablado y ha dicho lo que ha dicho. Lo demás, son monsergas. Facta, non verba. Los progresistas deberán preguntarse porque se ha votado mayoritariamente de esa manera. “Alguien” lo está haciendo políticamente mal (y ese no es el PP)

    Doña Francisca (para uds Fuca) el caso valenciano, es en efecto una lástima. No hay lugar del Estado donde el PP tenga más políticos en activo imputados en delitos de corrupción y prevaricación; de los 518 km de costa nos quedan 7 (siete) km sin urbanizar; la enseñanza pública y la sanidad tiene unos déficits monstruosos; los barrios viven abandonados de la mano de obras faraónicas; el territorio se ha depauperado y desertizado; la Generalitat practica el enfrentamiento interprovincial y la desvertaberación del País; se rasga el mundo las vestiduras porque Chavez clausura la emisión de una cadena de TV y aquí ha pasado exactamente lo mismo (ha sido el mismo recurso) con la TV3 y nadie ha abierto el pico; los emigrantes se naturalizan en castellano; las infraestructuras son tercermundistas; las cajas de ahorros son el acomodo de políticos fracasados… Podría seguir. Pero el PP ha creado la percepción de que aquí cualquier frutero, pocero, o camarero puede enriquecerse, no por el trabajo y el esfuerzo, si no por la sinvergüencería. Esto, a la postre, es el “Levante Feliz”. Y el progresismo sigue sumido en su estulticia, en su infelicidad.

  35. Uf, doña Francisca, acabo de colgar mi aportación y de pronto… qué pestilencia… qué olor a rancio… De inmediato me di cuenta de donde venía la pozoña y con ella la memoria del finado Calvo Sotelo y sus palabras augures: “más vale España roja que rota”. Parece que a alguien le escuece unas naciones y unos votos de por aquí y otros de por allá. Ay, señor, pobre diablo… que definitivamente español es.

  36. Siempre leo con placer a kant aunque no estè de acuerdo y me calle, pero siempre es respetuso. Ahoar vemso que sale Locke. De donde ha salido el tal Locke?

  37. Coincido contigo, Luis, en el placer que provoca la lectura de los comentarios de Kant, aunque yo estoy casi siempre de acuerdo con todo lo que dice. No puedo decir lo mismo de Locke, no me interesa lo que dice, así que no voy a perder ni un minuto en contestarle.

  38. Iba a retirarme a mis aposentos – este palacio es tan grande… – cuando cedí a la curiosidad, me asomé al blog de don Justo y me encuentro con uds dos. Me interesa especialmente lo que dice, don Luís. No es que no me interese lo que dice doña Francisca pero es que con tanta coincidencia con ella ¿qué le voy a decir que no sepa? En fin volviendo a ud, caballero, antes que nada le agradezco su apreciación sobre leerme, pero a continuación, dice algo que me preocupa. Yo también le he leído y sus aportaciones, aunque lacónicas o sucintas, siempre son interesantes, entonces ¿por qué calla si discrepa de mí?

    Esto es un lugar donde intercambiar ideas. De ese intercambio surgen nuevas y con ellas podemos reconstruirnos permanentemente, madurar, enriquecer nuestro intelecto. Yo le agradecería – incluso por puro egoísmo – que cuando no esté de acuerdo conmigo me lo hiciera saber. Vea que con la propia doña Francisca o con la señora Pavlova o la señora Kafeína, o don Pedro o los señores Miguel Veyrat, Juan Moreno, Arnau Gómez… incluso con el desaparecido don David y el reaparecido don Pakithor (bueno y muchos más que ahora se me agolpan en la cabeza y casi, casi hasta me da vergüenza recordar la larga lista), he tenido altercados y de todos he obtenido algún aprendizaje, todos me han enseñado y, espero, que todos los contertulios hayan extraído sus propias ideas de nuestras confrontaciones ¿me va ud a privar de aprender de ud? ¿va a privar a los asistentes de sus argumentos?

    Por otra parte, también ha ocurrido que en más de una ocasión me he expresado mal y lo que podía ser un desencuentro, una vez explicado, se transforma en acuerdo y ello, le aseguro que genera una mutua satisfacción impagable. En consecuencia, le insto a que sea más abierto y me retraiga lo que no considere justo. A mi me gustaría y al resto de contertulios estoy seguro que también.

    Donde no voy a poder complacerle es en entablar relación alguna con un zote. Sólo soy respetuoso con quien lo es y no es el caso que nos ocupa, en consecuencia, sigo la misma línea de doña Francisca e ignoro al bodoque. Tengan uds muy buenas noche.

  39. Naturaleza humana

    Aquí va mi respuesta, Sr. Moreno (no a vuela pluma, pensándomelo):

    1) “El pesimismo antropológico ha de ser metafísico”
    ¿Y por qué no el pesimismo en Biología o en Astronomía? ¡Cómo nos gusta la grandilocuencia!
    2) Si la construcción de lo social fuese antinatural no se hubiera producida ésta: simplemente la especie humana no hubiera sobrevivido
    3) “Una ilusión de homínido”: otra frase hueca.
    4) Por lo tanto: ¿Qué nos dice, Sr. Moreno? ¿Que volveremos a ser sólo monos? ¿Desaparecería por arte de birlibirloque la historia y la cultura?
    Si la construcción de lo social fuese sólo voluntaria y no estuviera impresa en nuestros genes, no habría ninguna especie de primates actuales, incluido el hombre (y la mujer, claro).
    5) La neurobiología actual desmiente a Descartes (Damasio y otros; reciente premio Príncipe de Asturias): tomamos las decisiones de forma inconsciente, movidos en primer lugar por la emoción. Antes de tomar una decisión voluntaria, como mover la mano, el electroencefalograma y las nuevas técnicas para escanear el cerebro, predicen con unas décimas de segundo que queremos hacerlo y después lo hacemos y tomamos consciencia de ello.
    También Freud revolucionó, a principios del siglo XX, el lugar del hombre en el mundo (después de Copérnico: no somos el centro del universo y después de Darwin: el hombre es una especie más): el hombre es normalmente un ser irracional. Estamos llenos de prejuicios, pulsiones, etc., y sólo a ratos somos racionales, y esto tampoco mucho.
    Los estudios de Psicología demuestran, por ejemplo, que los especialistas en Lógica razonan peor que la gente corriente, qué compra es la mejor en el super. La gente sólo es competente en lo que sabe: lo que opinaba Severo Ochoa de política tenía el mismo valor que la opinión de otro cualquiera.
    La ciencia va en contra del sentido común, y ciencia era lo que quería hacer Marx. Aún así, le salió también el prejuicio escatológico.

    Por último, ¿tendrá razón Sánchez Ferlosio cuando dice que discutir no sirve para nada?

    Un saludo

    Juan A.

  40. Escribe el sr Bonociudad:.
    Bonociudad said,
    Mayo 29, 2007 at 14:11
    “Intuyo que el pesimismo antropológico del que últimamamente hace gala mi admirado Justo Serna (De Maistre, ambición y terquedad como recurrentes de la condición humana ahora y siempre, desapasionamiento, etc) tiene alguna relación con todo esto.”

    Nota: Se refiere en concreto al pesimismo antropológico.

    1) “El pesimismo antropológico ha de ser metafísico”… digo yo
    ¿Y por qué no el pesimismo en Biología o en Astronomía? ¡Cómo nos gusta la grandilocuencia!
    Ud añade innecesariamente las demás ciencias.
    Pero la clave está en ésto:
    Rae Pesimismo:1. m. Propensión a ver y juzgar las cosas en su aspecto más desfavorable.
    Rae: Ciencia:1. f. Conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales.
    Si la antropología es una ciencia no es correcto adjetivar sus principios y leyes generales. Ser pesimista ú optimista con la ciencia es una cosa ajena a ella como tal y no cambia para nada sus leyes.
    Por eso lo denomino metafísico “ajeno al mundo físico y sí perteneciente al SER”.

  41. ” La construcción de lo social es contranatural y una ilusión del hominído. Por lo tanto nunca se dejará de insistir y presionar para ello, si no se quiere que el edificio de la sociedad humana de derrumbe y se vuelva a los orígenes.”
    Dice Ud:
    2) Si la construcción de lo social fuese antinatural no se hubiera producida ésta: simplemente la especie humana no hubiera sobrevivido.

    Dice el RAE:3. adj. Hecho con verdad, sin artificio, mezcla ni composición alguna.
    Cree Ud que la sociedad humana está contruída sin artificio, mezcla ni composición alguna. Es casi toda artificial. Cambiamos el caude de los ríos, el paisaje, el clima, etc.etc. ¿Cree Ud que lo natural no es el resto de la vida que se desarrolla en la tierra ajena al ser humano. Y no es que sobreviva si no que como especie se está construyendo su propia tumba. El ser humano desaparecerá quizás millones de años antes de que desaparezca la vida en el planeta tierra. Desde el origen de la vida han aparecido y desaparecido centenares de miles de especies.
    Y esto no es pesimismo metáfisico, sino lógica científican de acuerdo con la ley 1ª de la termodinámica.

    Seguirá……¿

  42. Más de lo mismo

    1) ¿La metafísica es ajena a qué ser? ¿No es esta rama de la filosofía un conjunto de especulaciones humanas? Se están poniendo Vds., Srs. Bonociudad y Moreno, espíritus puros.

    2) Optimismo y pesimismo son, como casi todo lo humano, resultado de la interacción naturaleza-cultura. Pero en este caso parece que el componente natural es predominante: se comprueba con gemelos univitelinos criados en ambientes distintos, o cómo personas que han tenido la misma desgracia, al cabo del tiempo, siguen siendo tan optimistas o pesimistas como lo eran antes.

    3) Que la sociedad humana ACTUAL es casi por completo “artificial” es evidente, en el sentido de hecha por la humanidad. Pero argumentar con que lo dice la RAE suele traer malas consecuencias. A nadie se le ocurriría ir al diccionario para saber de ciencia o de filosofía. Además, como todos sabemos, la RAE suele mantener definiciones y opiniones a menudo obsoletas.

    4) La naturaleza humana es una mezcla contínua y difícilmente distinguible de herencia biológica y cultura (en sentido amplio). Lo “artificial” en el hombre es lo natural.

    ¿Seguiremos?

    Un saludo

    Juan A.

  43. Analyse That

    Discurso de Alberto Ruiz-Gallardón en el Foro ABC

    EL PROYECTO POLÍTICO de centro que tengo el honor de impulsar ha proporcionado al Partido Popular, desde la ciudad de Madrid, su primera gran victoria en toda España desde hace siete años. Los 388.745 votos de ventaja que hemos obtenido en la capital respecto a nuestros adversarios socialistas han sido determinantes para alcanzar esos 150.000 sufragios sobre el PSOE a nivel nacional que vienen a restituir al Partido Popular su condición de primer partido de España. No somos únicamente nosotros los que hacemos esa lectura, por lo demás obvia, sino que es el Secretario de Organización del PSOE, por incomparecencia del número uno de su partido, el que durante la propia noche electoral así lo ha reconocido. El significado político de esta fortaleza del proyecto centrista de la ciudad de Madrid, con su consiguiente repercusión en toda España, es, pues, muy evidente, a la vista del comportamiento electoral observado en nuestro país desde 1983, en virtud del cual el resultado de los comicios municipales actúa como un anticipo fiable de lo que más tarde es el pronunciamiento de los españoles en las elecciones generales.

    No cabe, en ningún caso, tratar de deslindar el veredicto de las urnas en Madrid del que transmiten éstas en el conjunto de España, como de modo poco riguroso intentó la noche del domingo el PSOE. Presentar a Madrid como una realidad distinta o aparte de España es ignorar la especial condición de esta ciudad precisamente como lo contrario, es decir, como muestra altamente representativa de la sensibilidad nacional. España es más que Madrid, pero Madrid, sin ninguna duda, es España al 100%. La capitalidad que desempeñamos, y que diariamente se nutre de aportes llegados de todas las zonas del país, excede la función representativa o puramente institucional que a priori podría esperarse. La mitad de la población de Madrid ha nacido fuera de la ciudad, lo cual nos habla muy claramente de su capacidad para renovarse, y, sobre todo, para mantener las puertas abiertas a todas las idiosincrasias y sensibilidades españolas de cada momento. Madrid constituye, además, el mejor ejemplo de lo que es una sociedad abierta, un fenómeno que, según reputados observadores liberales del campo de la sociología y el pensamiento político como Ralf Dahrendorf, se caracteriza ante todo por un elemento: la movilidad. Movilidad de la población, de las actividades, de las opiniones, y, por tanto, de unos comportamientos electorales que no se enquistan, sino que presentan siempre importantes novedades de acuerdo con los cambios en las circunstancias sociopolíticas de España y de la propia ciudad. La teoría de que Madrid sería una especie de isla puede resultar muy consoladora para un PSOE que se debate entre la orfandad de liderazgo que sienten sus bases y el aislamiento de aquellos que supuestamente lo desempeñan. Pero queda fuera de toda realidad, y supone una grave incomprensión de lo que Madrid representa para la vida política nacional. Dijo Azaña que a Madrid se llega por pura deducción de la propia realidad nacional española, por lo que es obvio que, si no se tiene una idea cabal de esa realidad española, difícilmente se puede tener de Madrid. Y eso explica muchas cosas.

    Hasta tal punto resulta sintomático el comportamiento electoral de la ciudad de Madrid –ciudad de amplias clases urbanas, de estudiantes y de una juventud emprendedora–, que podemos afirmar que no sólo anticipa los resultados nacionales, sino que también define la vía por la que acceder a ellos. En otras palabras: en los últimos años Madrid ha sabido identificar perfectamente dónde está el centro político, y por tanto cómo hay que hablarle a los españoles para obtener su confianza. Porque lo que los madrileños han hecho ha sido apostar por una determinada fórmula política a la que se muestran sensibles amplísimas capas de la población, por encima de las circunstancias socioeconómicas o de cualquier otra particularidad. El respaldo prácticamente unánime que el Partido Popular de la ciudad de Madrid ha conseguido en todo el espectro urbano, de Villaverde a Chamartín, de Usera a Salamanca, e incluso un 10% superior al que tenía en los dos únicos distritos donde no ha ganado, supone la mejor constatación de esta capacidad para sintonizar con las preocupaciones y los intereses de un sector mayoritario de la población.

    Esta fórmula, en definitiva, no es otra que la que hemos venido llamando centro reformista o centro liberal, y para la que yo propuse hace algún tiempo también la denominación de centro integrador. Da igual cómo se llame, porque en el fondo es todo eso: es reformista, porque parte de la imperfección de la realidad y lucha contra los desequilibrios sociales mediante una política gradualista pero constante que aporta nuevas cotas de progreso; es liberal, porque confía en la capacidad de la sociedad civil para protagonizar ese progreso, y se ocupa de facilitarle los medios sin caer en dirigismos que la desplacen; y es integrador, porque gracias a esas dos actitudes previas diluye las tensiones y convoca a toda la sociedad a trabajar desde un ambiente de respeto mutuo, de diálogo y de concertación, que es el que yo quiero en Madrid y en España.

    En el caso concreto de nuestra ciudad, los resultados de muchos barrios donde las reformas de los últimos años han causado molestias de las que soy muy consciente, avalan la eficacia de esta fórmula sosegada en las maneras y enérgica en las iniciativas. El hecho de que estos vecinos hayan dado un respaldo tan abrumador a nuestro proyecto pone de manifiesto que la sintonía de fondo era más fuerte que las distorsiones de la opinión vecinal que la oposición trataba de escenificar. Hemos demostrado que, mientras eso ocurría, nosotros estábamos dialogando con los vecinos, que estos eran conscientes de la necesidad de una transformación urbana profunda aunque su ejecución resultase molesta, y que, más allá de enfoques ideológicos, lo que sostiene y vivifica una determinada opción política es su habilidad para mantener esa coincidencia de puntos de vista con los ciudadanos y, sobre todo, para traducirla en actitudes pragmáticas que resuelvan los problemas. Allí donde otros apuestan por una batalla simbólica donde los discursos tienen más repercusión que las realizaciones, el Partido Popular de Madrid, así como el de toda España, trabaja dentro de los parámetros de lo tangible.

    Así, no es de extrañar que Madrid se haya convertido en referencia de las políticas del Partido Popular, incluso en otras ciudades de España. Creo que ése es el caso, por ejemplo, de Sevilla, en cuya campaña he tenido la gran satisfacción de participar respaldando la candidatura de Juan Ignacio Zoido, que tan buen resultado ha obtenido, y en donde he percibido un gran interés por nuestra manera de enfocar los problemas y plantear las soluciones. Madrid es la vanguardia, pues, de lo que representa el centro político español, y de lo que puede aportar a la vida de los ciudadanos, en múltiples aspectos que van de la seguridad a la vivienda, pasando por las infraestructuras o los servicios sociales.

    Al fin y al cabo, lo que los ciudadanos han respaldado es un determinado proyecto de ciudad, radicalmente nuevo, que completa el que pusimos en marcha en 2003. Un proyecto de ciudad cuya premisa básica es contribuir a que todos y cada uno de los ciudadanos puedan poner en marcha el suyo propio. Porque nuestra propuesta para Madrid se define por la proximidad a los madrileños, por incidir en aquellos aspectos a los que prestan mayor atención. Así, sin renunciar a esa escala humana que marca la dimensión de toda iniciativa que ponemos en marcha, queremos renovar

    Madrid para hacer de ella un espacio global, cuya principal característica sea, precisamente, nutrirse de la identidad que conforman quienes habitan en ella. Por eso, los tres epígrafes del contrato que hemos firmado con los ciudadanos son: tu ciudad, nuestra ciudad, una gran ciudad.

    Para ello, en primer lugar queremos que Madrid sea una ciudad más segura, de forma que la libertad esté presente en todos sus espacios públicos, y pueda ser ejercida por todos los que conviven en ella. Con ese fin, aumentaremos en 1.500 agentes la plantilla de la Policía Municipal, y desarrollaremos una estrategia, en la que proponemos que sea el Alcalde, asistido por un nuevo órgano –la Junta Operativa de Seguridad– quien coordine a los distintos Cuerpos que operan en la ciudad. Después de haber reducido los índices de criminalidad un 12%, queremos rebajarlos otro 10%. Ésta es la principal prioridad que han fijado los ciudadanos y en la que por tanto más vamos a trabajar.

    Por otra parte, nuestra política de vivienda se puede resumir en dos datos: en la próxima Legislatura invertiremos 1.796 millones de euros, cuyos efectos se distribuirán entre 84.000 hogares, más que los que hay en Móstoles, que es la segunda ciudad más grande de toda la región, con iniciativas como poner a disposición de los jóvenes menores de 30 años 4.000 viviendas con un alquiler inferior a los 200 euros mensuales. Entre las propuestas para fomentar la integración de los nuevos vecinos, destacan programas para la formación de adultos en normas básicas de convivencia, la apertura de otras cuatro oficinas de atención al inmigrante, o la creación de un Centro Cultural Iberoamericano. Esa integración también estará presente en la cultura, que es el rostro de nuestra sociedad. Con ese fin, crearemos la Oficina de Proximidad Cultural, para irradiar por toda la ciudad la actividad que genera el propio Ayuntamiento, buscando una nueva complicidad directa entre el ciudadano y las artes. Todo ello lo haremos mediante dos redes culturales: la metropolitana, al servicio de toda la ciudad y con vocación internacional, y la de proximidad, atenta a las necesidades de los barrios y a las inquietudes de sus grupos de población.

    Otro de nuestros objetivos es garantizar un crecimiento económico y social firme y sólido, que se transforme en más riqueza, más empleo y más equilibrio en el reparto de esos beneficios. El consenso, el diálogo y la concertación; el apoyo al espíritu emprendedor; la consolidación y revitalización del tejido industrial; un segundo proyecto internacional para Madrid; y la innovación y la tecnología como referentes de futuro serán los cinco ejes de nuestra política económica. Igualmente, mejoraremos los servicios que hacen de esta ciudad un espacio en el que se pueda conciliar la vida familiar y laboral, multiplicando por cinco la red municipal de Escuelas Infantiles, pasando de las 15 de 2003 a 76 en 2011; o en el que los mayores puedan continuar viviendo mientras quieran en el entorno donde siempre lo han hecho, gracias a 75 nuevos centros de día o de mayores. También crecerá la red municipal de instalaciones deportivas, en la que realizaremos 70 actuaciones, alguna de ellas singulares como la creación de un centro específico para discapacitados o el nuevo estadio Vallehermoso. Más espacio para el deporte, pues, y más espacio también para la Naturaleza, que queremos acercar al interior de la ciudad como parte de esa ruta de la sostenibilidad que hemos emprendido y que incluye la plantación de 1,5 millones de árboles, o la creación y conclusión de grandes parques urbanos como el de Valdebebas o la Casa de Campo de Norte, que alcanzará las 1.000 hectáreas.

    Ha llegado el momento también de que nos asomemos a la ciudad que estamos recreando a través del proyecto Madrid Río, a una ciudad que existía pero que había sepultado el asfalto, y que va a aprovechar esta oportunidad histórica desde numerosos ámbitos. En lo que se refiere a urbanismo, crearemos o reforzaremos, a través de Planes Especiales y procesos de participación ciudadana, cinco grandes ejes urbanos: el medioambiental, junto al río; el comercial, desde Quevedo a Jacinto Benavente, por toda la calle Fuencarral; el histórico-artístico, en la zona de El Prado, el monumental, en la plaza de Oriente, y el lúdico-cultural, en la Gran Vía, conectando con los otros cuatro. La recuperación del Manzanares para la ciudad y el proyecto del Eje Prado-Recoletos serán posibles gracias al nuevo modelo de movilidad que hemos puesto en marcha, y que ahora queremos completar fomentando el uso de la bicicleta como alternativa de transporte económica, segura y no contaminante, y sobre todo modernizando la EMT, que contará con líneas-lanzadera, mimibuses por el centro o 17 nuevas áreas intermodales.

    Es un programa tan ambicioso como lo fue el de 2003, porque tan difícil es lograr lo grande como lo pequeño. Pero cuando se ha obtenido el mayor respaldo que Madrid ha prestado nunca a un Alcalde; cuando se han cosechado los mejores porcentajes de voto de la historia de nuestra democracia en esta ciudad; cuando se suman cuatro mayorías suficientes para gobernar, en la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento, no cabe sino asumir plenamente ese compromiso de la dificultad que libremente hemos elegido y devolver a los ciudadanos este inmenso caudal de confianza, que pretendo agradecer todos los días de la próxima legislatura como mejor sé: con soluciones a las necesidades de los madrileños.

    La otra cara de la moneda electoral son los adversos resultados no tanto del PSOE como de Rodríguez Zapatero, a la vista del divorcio creciente que empieza a manifestarse entre uno y otro, y sobre todo de la disolución de las estructuras del partido en detrimento de las decisiones personales de su secretario general. Zapatero ha vuelto a fracasar en la primera plaza política de España, y no es un fracaso más. Es ya el segundo, siguiendo un mismo patrón que desdeña la experiencia de las figuras históricas en favor de sorprendentes apuestas personales. Pero ese modelo experimental que se ensaya al margen de lo que es un partido político clásico tiene muy poco recorrido. Ya se ha derrumbado en Francia, adonde Zapatero quería exportarlo, arrastrando a la ruina a los socialistas franceses, y se ha derrumbado en Madrid este domingo.

    Creo, por tanto, que no hay futuro para el populismo. Los madrileños han demostrado que están por una democracia razonada, razonable y apoyada en el trabajo, el mérito, la experiencia, las buenas maneras… No hay lugar para las estridencias o las fórmulas mágicas repentinas cuando de lo que se trata es de juzgar resultados y propuestas de futuro. La madurez del sistema democrático español hace que esta fórmula, que se sitúa no al margen, pero sí en uno de los extremos que delimita nuestro régimen de libertades, se quede sin calvo de cultivo. Zapatero será, por tanto, un paréntesis en la historia de España y en la del socialismo. Su relevo no debe dar pie, sin embargo, a una lógica de la revancha. Demasiado a menudo se ha cometido en España ese tremendo error. Desde la discrepancia, seguimos reconociendo la legitimidad y necesidad para el equilibrio del sistema político de una socialdemocracia homologada con los otros partidos europeos de su clase, de la misma forma que el Partido Popular lo está con el centro liberal europeo.

    Ninguna hostilidad, por tanto, habita en mí hacia las personas de izquierda y los socialistas honrados a quienes lo único que se les puede achacar es haberse equivocado tanto en su 35 Congreso Federal, con las consecuencias subsiguientes. Es verdad que a mí se me ha propuesto un

    determinado contrincante. Pero lo que yo reconozco e identifico como una referencia natural de ese ámbito, desde un respeto que no tengo por qué disimular, es el nombre de Pablo Iglesias o Julián Besteiro, concejal que fue del Ayuntamiento de Madrid, y desde luego de los Alcaldes Enrique Tierno y Juan Barranco. Si para Zapatero ésa no es la referencia, para mí sí, aunque sea desde la distancia ideológica, que no humana, que me aleja de ellos. De modo que del PSOE de hoy en general puede decirse lo que Leguina ha afirmado de la Federación Socialista Madrileña en particular: “Pobre FSM, tan lejos de la democracia y tan cerca de Ferraz”. La descomposición del PSOE, con todo, no ha hecho sino comenzar, y puede ser previa a una posterior recomposición. La defección de la izquierda constitucionalista en torno a prestigiosas figuras como Fernando Savater o Rosa Díez para formar un partido nuevo quizá sea parte de ese proceso.

    Creo, asimismo, que en contraste con la crisis socialista, el nítido apoyo obtenido por el centro político español en la ciudad de Madrid, y también en la Comunidad, donde Esperanza ha obtenido un buen resultado, confirman plenamente el liderazgo de Mariano Rajoy al frente del Partido Popular. Rajoy ha demostrado que tenía razón al marcar una línea moderada, responsable y constructiva en su discurso político general, y no hay nada de lo que pueda sentirme más satisfecho que de haber coincidido con él en esa línea. Siempre he dicho, y ahora se ve ratificado por los hechos, que la línea del Partido Popular la marcamos desde dentro del Partido Popular, y que su contenido podrá ser o no compartido en otros ámbitos, pero que constituye nuestra legítima elección, y que además, como se ha visto, no es fruto de un capricho o una construcción teórica, sino resultado de una labor de diálogo y entendimiento con la sociedad que después se traduce en progresos muy notables tanto de gestión como de posicionamiento político general. Por eso, porque en Madrid he visto esa sintonía entre los ciudadanos y nuestro Partido, estoy convencido de que Mariano Rajoy va a recibir muy pronto la confianza mayoritaria de los españoles para cerrar este paréntesis en la historia de nuestro país que ha supuesto el atípico gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Es hora, pues, de solicitar a los ciudadanos que identifiquen sus referencias, que decidan qué papel quieren que España desempeñe en el mundo, qué protagonismo atribuyen a la sociedad en la marcha de España, qué valores y principios desean que predominen en la vida nacional. Tengo la certeza de que serán valores de concordia y mano tendida, de progreso y no de permanente mirada hacia el pasado, de trabajo y no de inercia y conformismo. Y sé, por eso, que los españoles se unirán en torno a Mariano Rajoy.

    Desde esa experiencia, que creo que puede aportar algo a nuestro común proyecto, he confesado mi ilusión por acompañar a Mariano Rajoy en las próximas elecciones generales. Porque después de 24 años de servicio a los ciudadanos, tengo aún muchos proyectos, para Madrid y para España, entre los que destacan dos en la primera página de la agenda política que estreno estos días: ser el Alcalde de todos los madrileños, y ayudar en todo lo que en mi mano esté para que Mariano Rajoy sea el próximo Presidente de España. Es conocida mi determinación. Y hay pocas cosas que me haya propuesto y no haya conseguido. De modo que puedo decir, con bastante seguridad, que mientras de mí dependa estas dos no van a estar entre ellas. Seré el Alcalde de todos los madrileños, y, si tú quieres, Mariano, trabajaré para que seas el Presidente del Gobierno que los españoles merecen.

  44. No sé si el recordarle parte del ensayo sobre el futuro de la civilización humana escrito por éste autor, ayudará a esclarecer algo, nuestra aparente
    discrepancia:
    =======================================
    “El porvenir de una ilusión” Ensayo publicado por S.Freud en 1.927

    La cultura humana -entendiendo por tal todo aquello en que la vida humana ha superado sus condiciones zoológicas y se distingue de la vida de los animales, y desdeñando establecer entre los conceptos de cultura y civilización separación alguna-; la cultura humana, repetimos, muestra como es sabido, al observador, dos distintos aspectos. Por un lado, comprende todo el saber y el poder conquistados por los hombres para llegar a conquistar las fuerzas de la naturaleza y extraer los bienes naturales con qué satisfacer las necesidades humanas, y por otro, todas las organizaciones necesarias , para regular las relaciones de los hombres entre sí y muy especialmente la distribución de los bienes naturales alcanzables. Estas dos direcciones de la cultura no son independientes una de otra, en primer lugar, por que la medida en que los bienes existentes consienten la satisfacción de los instintos ejerce profunda influencia sobre las relaciones de los hombres entre sí; en segund, por que también el hombre mismo, individualmente considerado, puede representar un bién natural para otro, en cuanto éste utiliza su capacidad de trabajo o hace de él su objeto sexual. Pero además, porque cada individuo es, virtualmente, un “enemigo” (las millas son mías) de la civilización, a pesar de tener que reconocer su interés general humano.
    ZZZZZZZZZ Siga atento……….¿¿¿¿¿¿¿¿..
    Se da , en efecto, el hecho singular de que los hombres, no obstante serles imposible existir en el aislamiento, sienten como un peso intolerable los sacrificios que la civilización les impone para hacer posible la vida en común. Así pués, la cultura ha de ser defendida contra el individuo, y a ésta defensa responden todos sus mandamientos, organizaciones e instituciones los cuales no tienen tan sólo por objeto efectuar una determinada distribución de los bienes naturales, sino también mantenerla e incluso defenderla contra los impulsos hostiles de los hombres, los medios existentes para el dominio de la naturaleza y la producción de bienes.
    Las creaciones de los hombres son fáciles de destruir y la ciencia y la técnica por ellos edificadas pueden ser “utilizadas en su destrucción”.

    Experimentamos, así, la impresión “de que la civilización, es algo impuesto a una “mayoría” contraria a ella, por una “minoría” que supo apoderarse de los medios de poder y coerción. No es luego…………..

    los entrecomillados son míos…
    ….

  45. Recomiendo a los amables muchachos que han argumentado a favor de la praxis electoral de la ebstención, la lectura pedagógica de la carta que el gran editor Mario Muchnik publica hoy en el diario EL PAIS, acerca de la impecable “democraticidad” del voto en blanco. Maestro de música, ¡Hemeroteca, por favor!
    Otrosí,¿cuándo dejarán algunos de debatir sobre el sexo de los ángeles y otros tópicos para reflexionar con la razón que les otorgó Natura?

  46. Sr. Veyrat: Suelta Ud lo de “impecable democraticidad” y se queda tan pancho.
    Aparca Ud las “reglas del juego democrático” para las generaciones futuras.

    ¡ Qué bién !

  47. Serna-Hemeroteca estará en clase, leyendo sin parar, como acostumbra, corrigiendo exámenes o escribiéndonos uno de sus magníficos artículos (yo me hago ilusiones de que los escribe sólo para nosotros). Ya pongo lo de Mario Muchnik yo y, el día que venga a cuento, les tengo que contar la jolgoriosa disertación que me dio sobre que el deterioro del medio ambiente es mentira y que la desertización un camelo; pocas veces me he reído tanto y he envidiado tanto el carácter de alguien. Conozco a muy poquitos con el humor de Muchnik, que me dedica libros llamándome chica de infancia difícil y me derrite. Un placer traerlo aquí.

    Aprovecho que vengo en plan hemeroteca para decir que sigo con Fuca (Francisca para Kant), con Julia, con Kant… casi un aburrimiento, pero añado: Kant, me tiene ya totalmente seducida. Siempre he jaleado sus improperios, pero es que el de ayer… el de ayer ¡Bodoque!, eso sí que no lo oía como insulto desde hace veinte años, es que no lo uso ya ni yo. Ya me dirá a quién tengo que pedir su mano (madre, mujer, hijos, cuñada…), que no puedo por menos.
    __________

    El voto en blanco

    Mario Muchnik – Madrid

    El País – Cartas al Director – 31/05/2007

    Abstenerse, en unas elecciones democráticas, tiene un significado claro pero ningún efecto sobre los resultados. Se abstiene quien, por razones de fuerza mayor, no puede acudir a votar. También se abstiene quien, por desencanto, ha dejado de creer en el sistema electoral democrático. O quien da por descontado el resultado, aun sin su voto. En todo caso, abstenerse es dar la espalda al proceso electoral.

    Votar en blanco, en cambio, modalidad prevista en el artículo 96 de la Ley Orgánica 5/1985, del 19 de junio, del Régimen Electoral General (LOREG), es introducir en la urna el sobre reglamentario, pero vacío, sin papeleta. El significado es igualmente claro, pero el efecto sobre los resultados es importante porque el recuento se expresa sobre el total de votos emitidos, incluidos los votos en blanco.

    Si en las elecciones del domingo todas las abstenciones hubieran sido votos en blanco, quien obtuvo un 50% de votos habría visto este porcentaje reducido a sólo un 30% de los votos válidos. Un voto en blanco masivo puede ganar las elecciones si alcanza la mayoría absoluta. Hay casos célebres en que, a causa del voto en blanco, hubo que anular los resultados y prever nuevas elecciones.

    No todos lo saben. Debería haber papeletas especiales para votar en blanco.

    Creo que el ciudadano consciente debe juzgar los resultados con esta perspectiva -y los partidos mitigar su injustificado triunfalismo.

  48. Quédome, en efecto, tan pancho y satisfecho, pues que el señor Muchnik me evita tener que decir lo mismo que él, y además aduzco su autoridad de viejo demócrata. Subrayo la impecable “democraticidad” del voto en blanco, como oposición a la falta del abstencionista, que hurta por las razones que sean, y todas legítimas me apresuro a decir, y en aras de la libérrima voluntad individual, su derecho a la contribución ciudadana al gobierno de las instituciones, mientras disfruta del resto de libertades que la democracia ejercida por el resto le procura.
    Gracias, Pavlova, por hacer de Hemeroteca.
    Quería también decir, cara a las sandeces que se están diciendo estos días acerca del gobierno de las listas más votadas, que el sistema electoral español es proporcional y no mayoritario, como sí que es el caso, por ejemplo en Inglaterra. Las marrullerías del PP tienden, como siempre, a primar la autoridad de las mayorías sobre lo razonablemente pactado entre minorías que, juntas como los dedos en el puño cerrado, pueden al fin conseguir sus fines con los votos que la voluntad ciudadana ha otorgado precisamente para ello.

  49. Es obvio que cuando he escrito “pesimismo antropológico” no estaba haciendo referencia a la ciencia de la antropología, sino a la propia condición humana. El lenguaje, y las ciencias sociales en particular, con su elevado grado ensayístico permiten presentar la realidad con carácter discursivo (algunos autores dicen que tal es es todo su potencial). Este carácter discursivo, insisto, incluye el uso de licencias retóricas y lingüísticas. De la misma manera que muchas veces con “Inglaterra” aludimos a “Gran Bretaña” he dicho “pesimismo antropológico” con la significación de “pesimismo en las potencialidades de los artefactos sociales y sus proyecciones”. De todas formas es muy difícil leer entre líneas y buscar subtextos para quienes recurren a actitudes positivistas, muy poco imaginativas y reificadoras de la realidad (para los que no son amigos del “giro lingüísitico, reificar tiene AQUÍ el sentido de confirmación de lo evidente a primera vista, de lo tautológico) Los vicios de esta gente: separación de hechos de valoraciones, obsesión con Freud, creencia que la realidad sólo es la que ellos ven y que los votantes acabarán “natural y virtuosamente” por aprehenderla y votar de la única manera posible (¿dónde está escrito que la mayoría de votantes tenga que comportarse de una única manera ante el mismo hecho? ¿Es más por qué hablamos todavía de hechos en las ciencias sociales y no de constructos sociales, no inocentes?)

    Muchas veces olvidamos que el votante vota por una motivación que seguramente no tendrá nada que ver con lo que le ofrecen los políticos, sino desde sus propias ambiciones, pulsiones, experiencias, inquietudes y memorias. En un post anterior alguien ha señalado muy acertadamente el carácter emocional de las decisiones.

    La educación española es terrible y la ley electoral vigente beneficia a los grandes partidos, sí, ¿y qué? Menudo descubrimiento… ¿Por eso no debemos ir a clase? ¿Por eso no debemos abstenernos si es una opción legítima y amparada por el Derecho de una sociedad democrática? Abstenerse es una opción tan madura como votar a los partidos de izquierda (únicos a los que la gente “culta” y preocupada por la actualidad debería votar en España, por lo visto, los que luego se tiran de los pelos ante los resultados electorales y nos dan lecciones de tolerancia y democracia abierta, esto sí es grandilocuente, y también mezquino) … Son obviedades que todo el mundo sabe, y sin embargo, los comentaristas las utilizan como eje central de sus argumentaciones y de sus réplicas. A falta de más arguemntos, bueno es repetir los de siempre, así afianzamos nuestra conciencia grupal y nuestro carácter vicario. El nivel educativo en España es terrible. ¿Significa eso que el nivel intelectual en España es tan malo como el que diagnostica la OCDE para nuestra educación? Ahí va un abismo, ¿por qué no prohibimos el voto a los que no votan lo mismo que a nosotros, que somos los gabinetistas del análisis de la realidad social?

    Por cierto, ¿por qué la condicíón de científico de Severo Ochoa lo imposibilitaba para hacer juicios sesudos sobre la vida política? ¿Roger Penrose no hace juicios acertados en sus ensayos por ser científico? ¿Y Carl Sagan? ¿Y Steven Hawking? ¿¿¿¿Y Freud qué era???? Es como decir que sólo saben de la realidad social los elegidos por las ciencias humanas. Tengo una amiga que es doctora en biología, y sus comentarios sobre todo son los más certeros e inteligentes que conozco…

    España siempre con la modernización pendiente, en educación, en comportamiento electoral… Volvemos al mito regeneracionista del atraso. De seguir así es de esperar que un grupo de intelectuales se reúna en los cafés y empiecen a hablar del casticismo y de una patria desgarrada e incapaz. Quizás algún militar golpista se lo crea y dentro de 30 años piense que es misión suya salvaguardarnos de la democracia… El mito de las dos Españas condenadas a enfrentarse empapa no solo a la historiografía revisionista, sino también a muchos de los comentarisatas de este blog. (Uy, que me perdonen los guardianes intelectuales de lo genuino, he dicho en un mismo párrafo dos anglicismos, “post” y “blog”, ¿me estáre naturalizando en inglés?)

  50. Estimada Pavlova, estimado Veyrat y amigos, en primer lugar les agradezco su fidelidad a este blog a pesar de que he decaído en la periodicidad. Simplemente he tenido unos días absolutamente agotadores (de trabajo). Clases, sí, pero también acabar compromisos pendientes que debía entregar sin demora. Les ruego que me disculpen por no haber renovado el post. Espero poder hacerlo hoy mismo, ‘a poqueta nit’, o mañana a primera hora (a más tardar). Pensaba escribir nuevamente sobre las elecciones, pero creo que estamos ya saturados. Hay vida después de Ruíz-Gallardón. Salvo decisión de última hora, me gustaría poder escribir, para ustedes, sí, Pavlova: para ustedes. Pero de otra cosa no menos importante, igualmente histórica, de trascendencia política y de repercusión moral. Nada menos. De algunas cosas que tienen que ver en cierto sentido con lo que Juan Moreno citaba de Sigmund Freud. Espero saber hacerlo. Mientras tanto, gracias.

  51. Os cuelgo esto encontrado en la RED:

    El sistema electoral español es muy poco representativo y eso repercute negativamente en la intención de voto de los ciudadanos. Frente a esta situación de pobreza democrática, los electores pueden aparentemente elegir entre tres opciones para mostrar su malestar: abstención, voto en blanco y voto nulo.

    La abstención

    Es simple y llanamente no votar. Es el indicador que comúnmente se utiliza para analizar la base de legitimación de unas votaciones y principal fiasco de cualquier referendo que se diga democrático, pues este basa su existencia en la fuerza de las mayorías. De ahí que una alta abstención, una abstención mayoritaria, deslegitime directamente cualquier tipo de votación. Al menos moralmente, puesto que hemos tenido ejemplos más que sobrados para comprobar que políticamente, si el sistema lo quiere así, el porcentaje abstencionista no cuenta para anular unas votaciones. Ni siquiera moralmente, es algo que no quiere valorar: derrumbaría su lógica de las mayorías.

    Entre los abstencionistas están -generalizando- los que prefieren pasar el día haciendo otras cosas en vez de votar, los que rechazan activamente el sistema democrático y una parte del electorado, bastante móvil, que no encuentra ninguna lista que le represente o que merezca la pena votar.

    Voto nulo

    El voto nulo es el hecho de ejercer un voto no computable. Este tipo de votos suelen atender a dos tipos de comportamiento, bien diferenciados. El primero, el del error al votar, la torpeza. El segundo, un sector que lo utiliza como reclamo y deslegitimación de unos comicios concretos. Es y ha sido un elemento de protesta común en aquellos que considerándose demócratas, pretendían mostrar su rechazo hacia unas elecciones concretas. Es una forma de realizar la propaganda por el hecho, aunque su difusión es complicada ya que precisa de una campaña abstencionista fuerte y eficientemente identificada.

    El voto en blanco

    Es común entre los indecisos, entre aquellos que no son capaces de elegir entre las distintas opciones que se presentan. Es un voto que, a diferencia de los anteriores, no pone en duda el sistema electoral ni el comicio en concreto, sino que muestra una incapacidad de elección ya sea como protesta democrática -muy poco efectiva, pusilánime- o como señalización de la inutilidad o ineficiencia de los distintos partidos que se presentan.

    El voto en blanco es, entre todos los mostrados, el más pernicioso y colaboracionista. Pernicioso si su intención es la de protesta y colaboracionista porque refuerza el poder y representación de los grandes partidos e impide el acceso a los pequeños.

    En España el método de contabilización electoral es el de la Ley D´Hont. Este sistema, a diferencia de otros como el Sainte-Laguë, distribuye de forma poco representativa -aunque proporcional- los votos. En España, el porcentaje mínimo para tener representabilidad es del 3%, siempre. El sistema electoral, gracias a esta ley de distribución de votos, funciona por cocientes. El voto en blanco se suma al número total de votos del escrutinio, a partir del cual se calcularán los porcentajes de representación. Así, un elevado voto en blanco significa elevar considerablemente el número de votos necesarios para llegar al 3% del total, lo que dificulta la representabilidad de los partidos minoritarios.

    -Si existen 10.000 votos para un total de 7 escaños, el primer escaño
    se conseguiría con 1428 votos.
    -Si hay 10.000 votos a candidaturas + 5000 votos en blanco para un
    total de 7 escaños, el primer escaño estará a 2.142 votos (15.000/7)
    -Esos 5000 votos en blanco no se asignan a ningún partido directamente,
    sino que se acumulan en los partidos más votados pues tienen más fácil
    acceder al cociente porcentual de representabilidad.

  52. Es indudable el triunfo de la derecha…en Madrid.
    No voy a copiar el detalle de los concejales ganados por el Psoe y perdidos por el PP, sólo indicar que ese era justamente el fin de las elecciones.
    Pero si quiero indicar un resumen con números redondos: Los votos se han dividido en tres partes IGUALES, una parte ha votado PP, otra parte ha votado Psoe y una tercera parte ha votado a otros partidos.
    Si alguien está interesado en extraer consecuencia con vistas a las generales que no se olvide de calcular dónde irían los votos de esta tercera parte.

  53. Leo al sr. Kant y estoy de acuerdo en casi todo con él.En algo discrepo.No hemos tenido altercados entre él y yo.Mejor diríamos polémicas,que entre personas que se cruzan palabras,aunque parezcan elevadas de tono,no caben los altercados,que seimpre suenan a bronca barriobajera.
    Tambíen he leido el artículo de Mario Muchnik y, ¡ya ven!, coincido con él en no apreciar la abstención,que para mi,es un desprecio a todos los ciudadanos.
    Sr. Serna,me preocupaba su silencio,aunque pensaba que se debía a un exceso de trabajo,que, afortunadamente, es signo de buena salud.

  54. Pues yo leo, leo y leo y siguen sin convencerme los mensajes que defienden el abstencionismo. En cambio, coincido con Mario Muchnik y con Miguel Veyrat y con Kant y con Pavlova y con Arnau y con Julia Puig…

    De uno de los mensajes de Julia Puig, hay algo que no entiendo; hablando del triunfo del PP en Alicante, decías (espero que no te moleste el tuteo, ya expliqué que el “usted” sólo lo utilizo en contadas ocasiones y siempre para marcar distancias) que en el instituto de tu hija apareció una pancarta con el lema “R.I.P. para enseñanzas medias” y esperabas que no fuera cierto. ¿Realmente crees que con las nuevas leyes de educación del PSOE las Enseñanzas Medias van a mejorar? Soy bastante pesimista en esta cuestión.

    Sobre el discurso de Ruiz Gallardón, espero el comentario de nuestro querido Justo Serna. La verdad es que estoy maravillada de la capacidad de este hombre, es capaz de trabajar, escribir artículos en periódicos, leer, publicar libros, atender a su familia… y, aun encima, animarnos con sus mensajes a que debatamos en este blog. Está claro que la Naturaleza no nos otorgó a todos las mismas capacidades. ¡Parabéns! (que se dice en mi País).

    Ps. Para Pavlova: Sobre la petición de mano de Kant, va a estar muy disputada; me parece que tiene muchas admiradoras. Un abrazo.

  55. Sólo una frasecita del mensaje del alcalde de Madrid: “Madrid es una muestra altamente representativa de la sensibilidad nacional”.

    ¿Qué entenderá este señor por sensibilidad nacional?

  56. Como don Justo está presto a proponernos un nuevo “post” (efectivamente, señor Bonociudad, qué horroroso anglicismo que, peor, se confunde con el latín… Y desde luego, lo de “blog” clama a Júpiter Tonante… ¡por todos los dioses, que dislate idiomático en el que caemos…) me limitaré a responder las alusiones aun reconociéndoles que me muerdo los puños por no poder entrar en temas tales como lo de calificar de ciencia a una actividad que es incapaz de generar leyes, pero bueno, esto ya sería demasiado, habida cuenta que todo comenzó con Gallardón.

    A doña Ana Pavlova, lamento comunicarle que, dotado de una considerable fortuna personal, vivo dedicado a la vida cenobítica. Esto es, consagro toda mi existencia al pensamiento, las artes y la contemplación de la estupidez humana (la “inteligencia fracasada” si se prefiere la expresión), así que no hay dama a quien sugerirle una parte tan intrascendente de mi anatomía cual es la mano.

    Y sí, dije cenobítica porque el palacio donde moro en el País Valenciano es, en realidad, un monasterio desamortizado cuando Mendizábal, adquirido por un antecesor mío de opulenta fortuna (el esclavismo siempre fue un pingüe negocio) y consagrado a la Diosa Razón por su hijo neopagano de quien me llega, por herencia y tras una inhóspita pugna judicial que duró décadas con la rama bastarda de la familia, la posesión.

    Por cierto que me ha asombrado ud con una idea sobre la que, la verdad, no había recaído: el señor Serna escribe en abierto, no para nosotros, por más que nos pese… asombroso…

    Concluyo con don Arnau. Cierto, cierto, caballero, obviamente el concepto “altercado” lo usaba en el sentido definido por la RAE de “altercar”, esto es, “disputar”, “porfiar”, aunque es innegable que se puede entender – y de hecho, se suele entender – en ese sentido zafio que ud refiere y que nunca ha sido ni su intención ni la mía, coincidimos pues, coincidimos.

  57. ¡Sapristi!, cuelgo el mío y veo el suya, doña Francisca. En fin, ya habrá visto, en el que refiero a doña Ana, mi actual situación más bien misantrópica. No se considere ud menospreciada, sencillamente introduje mi aportación antes de leer la suya, discúlpeme.

  58. Nuevamente tengo que pedirles disculpas. El post que tenía pensado colgar ‘a poqueta nit’ lo dejaré para mañana a primera hora. Tengo algún reparo que hacerme y dudas sobre cómo ha quedado resuelto. Prefiero regresar fresco para releerlo antes de publicarlo. No esperen gran cosa: quizá haya alguna idea aceptable. Por mi demora, ustedes sabrán perdonarme.

  59. (Inciso para Kant)

    ¡Mira que vivir en un monasterio! Yo nunca sería capaz de vivir en uno, soy alérgica a todo lo que “cheire” a cura, hasta esos extremos llega mi anticlericalismo.

    ¡Máscaras, máscaras y máscaras!

  60. ¿Sabéis? Lo de la Guerra Fría era algo estupendo. Si uno no te caía bien, podías creer en el otro. Ahora todo es lo mismo.

    (Acerca de la abstención)

    Juan A.

  61. ¡Por Dios (con perdón de Kant), Justo, no se disculpe más! ¿No ve todo lo que nos cunde un solo artículo? aunque acabemos hablando de la mar y sus piscícolas habitantes, aquí estamos todos de palique. Hace unos dos o tres, sin darme cuenta de que ya había otra nueva aportación suya, escribí una o dos cosas más a Fuca (Francisca para Kant), en la entrada vieja, que es algo tan absurdo como escribir una carta al director para ser publicada en un periódico de fecha ya pasada. Usted a lo suyo, que es mucho, y no se preocupe por nosotros que le esperamos felices. Los regalos, como éste que nos hace con su blog, aunque tienden a convertirse en una obligación y una deuda para quien lo recibe, cual niño caprichoso, tras el agradecimiento primero y aunque se tienda a ello, no pueden exigirse. Pueden acabar valorándose poco, como esos regalos del día de Reyes que acaban por la noche sin desempaquetar por pura saturación. No, háganos desear su llegada y descanse un poquito.

    En cuanto a lo de su blanca mano, Kant, no ha sido más que un arrebato pasional, a los que soy muy dada, por aquello del bodoque, no bordado, con que nos regaló. Jamás puede solicitarse una mano sin estar dispuesto a desprenderse de la propia, cosa que no haré nunca (no se puede tocar el piano con una sola mano, je, je) y, por cierto, también yo he estado en, como usted lo llama, una “inhóspita pugna judicial” que ha durado exactamente 20 años y de la que he salido victoriosa; no se cuestionaba un monasterio (Fuca, es que luego estuvo consagrado a la Diosa Razón, así es distinto), ya hubiera querido yo, pero una casa en San Sebastián no estaba dispuesta a perderla. Queden pues tranquilas todas las admiradoras de nuestro ilustre Kant, que no hay más competencia.

    He venido a contarles otra cosa ¡por qué seré tan prolija! que no puedo por menos: ayer estuve en un acto en que se premiaba, entre otros, a Felipe González Márquez. Me habría encantado que pudieran haber visto cómo aplaudían sus palabras, hasta no poder más… ¡¡Zaplana y Rajoy!! Llegaré a no votar. Acabaré en un faro (ando buscando uno que se alquile, ahora que son automáticos). A mí la contemplación de la estupidez humana, en éste caso de la falsedad y la bellaquería humanas, me produce arcadas.

    Sí, acabaré por no votar.

    Tengan muy buenas noches.

  62. El Periódico de Catalnya, 3/6/2007

    ELECCIONES 2007

    El número dos de Ciutadans carga contra Rivera
    • Antonio Robles culpa del fracaso electoral al presidente del partido y a la alcaldable de BCN

    JOSEP TORDERA
    BARCELONA

    ¿Quién dice que no hay crisis en Ciutadans? Antonio Robles, secretario general del Partido de la Ciudadanía, ha expresado públicamente su discrepancia más absoluta con el análisis de los resultados de las elecciones municipales trazado por el presidente de la formación, Albert Rivera. En las antípodas de la interpretación optimista formulada por Rivera al día siguiente de las elecciones, el secretario general proclama la necesidad de ser “decentes” y “reconocer el fracaso electoral del fenómeno Ciudadanos” en los comicios del 27 de mayo.

    ESTÉTICA DEL PP

    Robles, que se sitúa en la “izquierda liberal” del partido, ha entonado este mea culpa en su colaboración semanal en el diario electrónico Libertad digital, vinculado al ultraderechista Federico Jiménez Losantos. Bajo el título El fracaso del éxito de Ciudadanos, el número dos del partido carga a fondo contra el planteamiento de la campaña electoral y lamenta que esta haya sido “muy poco municipalista, presidencialista, sin nervio ni mordiente”.
    Tampoco Esperanza García, la candidata por Barcelona, sale bien librada de las críticas de Robles: “Guapa, joven, sonriente, tan alejada del ambiente sociológico del cinturón industrial de Barcelona como cercana a la estética difamada del PP que la prensa nacionalista trata de imponernos para impedir que el desencanto socialista recale en nuestras filas”.
    Robles, al igual que Rivera, siempre ha negado la existencia de problemas en el partido. Puestos a negar, en su momento negó su muy constatada y luego retirada dimisión como secretario general. Sin embargo, en su artículo reconoce la existencia de una crisis interna y habla de “una militancia desorientada por desavenencias internas propias de lo que nace y aún no es”.

    LOS SUEÑOS Y LA REALIDAD

    Denuncia también “filtraciones; sabotajes de propios y extraños amparados por la libertad de expresión sin reglas y errores de quienes colaboramos indirectamente a facilitarles coartadas”. Durante la campaña, Rivera auguró que Ciutadans obtendría unos 30 concejales. Al final fueron 13, cinco de los cuales en un mismo ayuntamiento, el de la población de Gimenells i el Pla de la Font (Segrià), gracias al trasvase del PP a Ciutadans del alcalde. Este había cortado su relación con los conservadores que capitanea Josep Piqué por diversas discrepancias en la gestión.

    En la parte final de su artículo, Robles se encarga de volver a pasar factura al presidente del partido y posible rival suyo en el próximo congreso que se celebrará a finales de este mes: “Es menester precisar que la realidad de los datos desmiente las expectativas frustradas de los que soñaron más de lo debido”, comenta. Y deja para “una ocasión venidera” dar cuenta de por qué Ciutadans no estuvo “a la altura de esos sueños”.

    Véase: “El fracaso del éxito de Ciutadans”

    http://www.libertaddigital.com/opiniones/opinion_37755.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s