Hay que votar…

1. Hay que votar (16:50 horas, 6 de marzo)

hayquevotar.jpg 

Hay que votar para que esta democracia siga funcionando imperfecta y aceptablemente, como lo que es: un artificio humano, demasiado humano. Hay que votar para que el desánimo y el descrédito no se adueñen del electorado: para que el ruido mediático y colectivo no sustituya la intimidad del sufragio. Hay que votar para que la urna provoque efectos políticos y colectivos: por injusta que sea, la ley del número es preferible al decisionismo inspirado de unos pocos. Hay que votar para que cada uno reciba su justo merecido en pago, recompensa o castigo: el sufragio raspado o el respaldo mayoritario, los resultados mediocres o el triunfo revocable.

——————-

1. Las elecciones de Cracovia (16:50 horas, 6 de marzo) 

mafaldaenfadada.jpg 

Permítanme recordar una anécdota bien conocida. En El chiste y su relación con lo inconsciente (1905), Freud analizaba una historieta graciosísima. Es ese tipo de chiste hebreo que él clasificaba y tipificaba como escéptico. En un vagón ferroviario, dos judíos se encuentran. “¿Adónde vas?”, pregunta uno de ellos. “A Cracovia”, contesta el otro. Quien había preguntado inmediatamente responde: “Fíjate lo embustero que eres. Me dices que vas a Cracovia para que yo crea que vas a Lemberg. Pero sé muy bien que vas a Cracovia”. ¿El segundo miente cuando dice la verdad, y dice la verdad al pronunciar una mentira?, se preguntaba Freud. Desde luego es un contrasentido. Aparte de esta cuestión decisiva, el psicoanalista apostillaba algo importante sobre las condiciones de la verdad. ¿Realmente decimos la verdad sin preocuparnos del oyente o, por el contrario, buscamos su consenso? ¿Describimos tal como son las cosas según las vemos o, por el contrario, tenemos en cuenta a quien nos escucha hasta el punto de decirle lo que espera oír? En fin, un lío: un lío semejante al que enfrenta a los principales contendientes que concurren a las elecciones. O un contrasentido, ya digo. Una desconfianza radical. Tú me dices, yo no te creo. Tú me reprochas, yo no confío. Tú me criticas, yo no convengo: no convengo en lo básico, en el marco de referencia. Ésta es la circunstancia más incómoda de esta pasada legislatura: hagas lo que hagas, yo no aceptaré tu marco de referencia, con lo que… no habrá posibilidad alguna de entendimiento y, además, te supondré siempre guiado por la mala intención. Me dices una verdad que no puedo creer y cuando creo que me mientes sospecho que me estás diciendo la verdad. O en términos muy parecidos: creo que mientes cuando dices la verdad, y dices la verdad cuando creo que mientes.

———————–

2. La crispación (16:50 horas, 6 de marzo)

josemaricalleja.jpg
 

“Ha habido una táctica periodística de crispación sistemática y organizada. Desde el minuto uno de la legislatura el PP no asume la derrota electoral y se aferra a una teoría disparatada en la que le importan muy poco las víctimas, la convivencia o la verdad. Sólo le preocupa reclamar como un derecho lo qaue creía que le había arrebatado”, dice José María Calleja en una entrevista concedida a El Plural. He leído el libro del periodista vasco que motiva dicha interviú. Se titula Cuatro años de crispación. ¿Cómo es posible que un periodista tan campechano, abierto y sensible se muestre a la vez tan irritado con el Partido Popular? Durante años, en su programa en Cnn+ ha dado cobertura a políticos vascos de todo el espectro. Facilitó incluso el entendimiento de constitucionalistas del PP y del PSOE para la discusión del monotema (como él mismo llama al problema del terrorismo). Le abrió las puertas a Jaime Mayor Oreja, a María San Gil, entre otros muchos. Hoy, sin embargo, el periodista lamenta la deriva de estos representantes y sobre todo deplora las actitudes políticas del PP, de una parte del PP. 

—————

3. José María Calleja (9:20, 7 de marzo) 

Resulta significativo que un periodista que ha destacado desde antiguo por su coraje antiterrorista (vive con escolta permanente desde 1995), por su sensibilidad hacia las víctimas, critique en los últimos tiempos a organizaciones o representantes a quienes él mismo respaldó en este tema: el PP o los dirigentes de la Asociación de Víctimas de Terrorismo. ¿Qué es lo que ha pasado? ¿Acaso Calleja ha cambiado de lugar? Seguramente, el periodista está en el mismo sitio, percibiendo los hechos con el mismo enfoque, juzgando las cosas con idéntica vara de medir. Entonces, ¿cuál ha sido el cambio? Respuesta: la estrategia seguida por estas organizaciones en los últimos años, en colaboración, connivencia o colusión contra el Gobierno. Desde el minuto uno, como dice Calleja, habrían adoptado la crítica apocalíptica y sistemática, hostigando al nuevo Gabinete socialista valiéndose de todos los instrumentos a mano: el del terrorismo entre ellos, pero sobre todo el de la agitación mediática.

Al PP, la experiencia les habría demostrado que “la única estrategia que tiene que llevar a cabo desde la oposición para ganar las siguientes elecciones consiste en desgastar de manera brutal al Gobierno, en minar su credibilidad”. Aceptemos que esta lógica pueda darse, en efecto, cuando el PP está en la oposición. Entonces, ¿deberíamos concluir que si ganan las elecciones acabará el ruido mediático? Calleja se responde: “el Partido Popular parece tener, así, una doble personalidad: una moderada y razonable, que le acerca a un partido conservador europeo, y otra ultramontana, que se deja ver cuando está en la oposición”. Por eso, añade Calleja, cuando el PP está en la oposición “no se ciñe a la agenda lógica de desgastar al Gobierno, de hacer ver que ellos lo harían mejor si gobernaran; no, ataca frontalmente en cuestiones tan trascendentales como el terrorismo. En ese ataque no le importa echar por tierra el discurso ganador de los demócratas y dar baza a los terroristas; es un ataque tan brutal que se lleva por delante los consensos, los logros que se hayan podido conseguir en la lucha contra el terrorismo, que manosea a las víctimas, que pisotea símbolos como el lazo azul… Todo es bueno para el convento de la crispación”, concluye Calleja, esperando –como dijera Felipe González– que la posible vuelta al Gobierno atemperaría el ruido mediático. 

Yo no creo que esto vaya a ser exactamente así. Quiero decir: la crispación es un instrumento de hostigamiento, pero el ruido mediático y militante y el partidismo de ciertos sectores del PP tienen un ciclo más largo: son herramientas de remoralización y renacionalización española y, en sus sectores más extremos, son mecanismos de recristianización política: algo que ya pudimos ver con los Gobiernos de Aznar. En el caso de llegar al Gobierno, ¿repetiría Mariano Rajoy aquella dinámica, contentaría a sus sectores más militantes?

————

4. Ha ocurrido (14:15 horas, 7 de marzo)

lazonegro.gif

Lo que esperábamos… ha ocurrido. Un atentado mortal, en este caso de un antiguo concejal socialista. Esperamos, deseamos, que los partidos políticos tengan ahora un comportamiento ejemplar. Hace exactamente cuatro años, cuando estábamos a punto de elegir a nuestros representantes y vivíamos bajo el impacto del 11-M, escribí esto: hay “que conservar la calma, la cordura verbal, exigir transparencia informativa al Gabinete y votar el domingo lo que tuviéramos pensado votar antes de que los atentados agravaran el estado de la opinión”. Vuelvo a repetirlo. Lamentablemente tengo que volver a repetirlo.

Continuará el día 9 de marzo de 2008…

—————–

Hemeroteca

A. Entrevistas. José Luis Rodríguez Zapatero: El País 

B. Entrevistas. Mariano Rajoy: El País

25 comments

Add Yours
  1. La niña de Rajoy

    Soy la niña de Rajoy. Hemos llenao la plaza de toros de Valencia. Serna chúpate esa!

  2. Pedro

    Me imagino que J.Serna y yo no votaremos igual pero lo importante es discutir. Y ahora viene ese tapado con nick la niña de rajoy !!! No tiene ninguna gracia. No tenia otra careta mejor ? Aqui se viene a deliberar. Venga hombre que no te toreen!!!

  3. Juan Moreno

    Votar en España hoy, es ayudar a que este sistema se eternice y siga la corrupción moral y política hasta el infinito.

    La Constitución no se cumple en casi nada de su articulado. La interpretación de las leyes las hacen los jueces teniendo en cuenta los intereses del partido gobernante.

    Es una realidad la no separación de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial y su control por parte del gobierno de turno.

    La Ley Electoral es antidemocrática e injusta. En España se vota pero no se elige. Hay partidos que necesitan de más de 100.000 votos para tener un diputado y otros 60.000 para conseguirlo.

    Los que no puedan contenerse el deseo de votar deberían votar nulo como protesta contra un sistema democrático que basa su legitimidad en la sucesión a la Jefatura del Estado por decisión del General Franco en la persona del actual Rey.

  4. Kant

    ¡Por todos los dioses inmortales! no saben uds las ganas que tengo de que se acabe esta ceremonia egolátrica y exhibicionista del “yo soy mejor que tu”. ¡Qué pesadez! Cuanto más nos hemos aproximado al momento de la verdad, el próximo domingo, mayores esperpentos hemos tenido que escuchar de tirios y troyanos. Sí, don Justo, votar, votaremos. Cada cual a quien mejor crea y según su conciencia le mande, pero, en fin, después de cuatro años de campaña electoral ya está bien ¿no?

    Don Pedro, no me niegue ud que lo de “la niña de Rajoy” no ha sido impactante. Se ha convertido en uno de los monumentos comunicativos más idiotas que conozco. La política española, que nunca ha andado corta de espantajos de este tipo, alcanza con esta consigna una de sus más altas cotas de ridículo. Este pasará a los anales, se lo aseguro. Y más, incluso al habla popular, auguro. Es posible que se hable de “la niña de Rajoy” cuando ya ni se sepa quien fue “ese Rajoy”. Lamentablemente para su autor – sea quien fuere que don Mariano, desde luego, no – no con el propósito electoral, tierno y sibilino que se pretendía si no como la más pura chirigota para expresar un despropósito – “es más tonto que la niña de Rajoy” – o para describir a una pija de coeficiente intelectual no muy desarrollado… menudo sambenito le caerá a la criatura a la que así tilden en las aulas de los colegios.

    Ah y no se pierdan las camisetas “yo soy la niña de Rajoy”… dejan a “Naranjito” en la estacada. En fin, como dijo el sabio Murphy (y si no lo dijo, lo mereció), si una cosa se puede hacer peor, se hará. Y en el PP han sido imbatibles en ello… ahora… ¡Yo quisiera tener una de esas para lucirla, con donaire, por la calle!…

    Por otro lado, ha sido un ejemplo sintético pero contundente de la quintaesencia del actual PP: “erralla y no enmendalla”. Ahora, a cuatro años vista de una política pública agresiva, mendaz, crispante y malintencionada, sobresalen dos elementos diamantinos entre toda su escoria, dos elementos que señalan ese núcleo comunicativo del PP: (1) jamás se rectifica, se persiste en el argumento, aunque sea para defender el planisferio terrestre. Por ejemplo, mientras en Aragón niegan el trasvase del Ebro, en el País Valenciano y Murcia las bases del PP persisten en ello (los dirigentes, miren, ya callan la materia) y (2) acusemos a ellos de lo que ellos nos acusan a nosotros. Esto es de patio de colegio, innegablemente, pero en un país donde la formación intelectual de sus ciudadanos, comparada con nuestros compatriotas europeos, roza – por arriba y por abajo – permanentemente el suspenso, hace mella, como mínimo, en uno de cada tres, y eso, es una proporción muy alta que el PP capitaliza sabiamente. En fin que “la niña…” da mucho de si. Seguro que hay quien aún le ha sacado más que yo.

    Seamos sinceros… En realidad, yo creo que “la niña de Rajoy” ya nació hace 56 años. Como no podía ser de otra manera, en Madrid. Sus padres, muy prudentes, tuvieron a bien acristianarla con el nombre de Esperanza, no de Victoria. No le pusieron Victoria, obvio, porque esa no la van a tener, salvo causa mayor (ya saben que los dioses son caprichosos…). Más bien le pusieron Esperanza porque eso, esperanza, es lo único que tienen, lo único que les queda. Esperanza de no volver a perder, por segunda vez, con el mismo candidato gris, gris, gris, sr. Rajoy, contra el mismo oponente, sr. Rodríguez Zapatero, un político mediocre – de la “mediocritas” – que sólo apunta buenas intenciones y una gestión práctica con unas lagunas de consideración. Y ahí está, como la Puerta de Alcalá, la esperanza… su Esperanza… doña Esperanza Aguirre, “la Niña de Rajoy”, espléndido nombre de cantaora madrileña o de monja gruñona de avinagrado olor a rancio.

  5. Fuca

    Kant pone ejemplos de la manipulación del PP en su país; en el mío ocurre lo mismo, aquí se centran en la lengua, en una campaña orquestada por una asociación de reciente creación que cree que los castellanohablantes corren peligro de extinción. Es triste, tristísimo, que alguien pueda mentir de semejante manera; y, claro, Mariano Rajoy apoya sus reivindicaciones y dice que garantizará la enseñanza en castellano, oponiéndose a la Ley de Normalización Lingüística de 1982, aprobada con Fraga como Presidente de la Xunta de Galiza. Creo que nadie, medianamente inteligente, puede votar a estos tergiversadores.

    Estoy convencida de que el PSOE va a ganar las elecciones, por lo que pediría que reflexionáramos sobre la importancia de votar el domingo por partidos que se sitúen a la izquierda del PSOE. Sería horrible para esta democracia en construcción que los “socialistas” ganaran por mayoría absoluta; es preciso que los llamados partidos minoritarios alcancen una buena representación y puedan influir en el gobierno, a ver si así se pueden sacar adelante iniciativas que profundicen en la democracia y permitan que podamos convivir dentro de un mismo Estado personas de distintos países y culturas, que las mujeres podamos ser tratadas como personas y no como seres dependientes a los que se les puede agredir y matar porque pertenecen a los varones, que podamos ser dueñas de nuestro cuerpo y abortar si lo consideramos necesario, que los inmigrantes sean tratados como personas, etc., etc.

    ¡Votemos!, pero con “sentidiño”. Mañana, 8 de marzo, nuestro día (ya sé que es una tontería dedicarle un día a nada, pero lo necesitamos mientras sigamos discriminadas), no podemos manifestarnos porque estamos en jornada de reflexión; parece que nuestros políticos sólo nos tienen en cuenta para pedir el voto. ¡Y Rajoy con su niña! ¡No tiene vergüenza!

  6. Victoria Esperanza

    Hola soy Victoria Esperanza la niña de Rajoy pero no estoy sola. Vamos a ganar vamos a ganar vamos a ganar. Tiembla Serna. Las niñas de Rajoy somos un montón. El psoe no ha sabido conectar con la gente. Tiembla……

  7. Alicia Markova

    No sabía que el buen Paco se nos había vuelto trasvesti. Pero es un ejercicio que le cuadra (de caerle bien, no de recinto para asnos).
    Bien Fuquiña y Kant, disfruto leyéndoles incluso cuando discuten: quizá más entonces.

  8. Julia Puig

    Queridos amigos, hace tiempo que no participo en el blog, aunque lo sigo siempre de cerca. Hay que participar en las urnas, por supuesto, como dice Justo: “Hay que votar para que esta democracia siga funcionando imperfecta y aceptablemente, como lo que es: un artificio humano, demasiado humano…”: Termino de leer la triste noticia del asesinato de ex edil del PSOE Isaías Carrasco y me quedo sin palabras.

  9. Jaime

    He estado sin escribir esta semana porque me cansa toda esta campaña y los debates en la tele no me han dicho nada. Pensaba que este blog estaba siempre con lo mismo. Ya me aburria pero hoy digo lo mismo que Serna.

    Hay que votar!

  10. Juan Moreno

    Juan Moreno Dice:
    Marzo 7, 2008 at 1:17 pm
    Hoy “La Vanguardia” entrevista al Doctor Enrique Gil Calvo sociólo profesor de La Complutense en “La Contra”.
    Con respeto hacia los propietarios del periódico, copio parte de ella, por la enorme repercusión que debieran tener los comentarios emitidos por el eminente analista político.
    La entrevistadora lo resume así:
    “El mal menor”
    El diagnóstico del panorama político de Gil Calvo no hace concesiones ni a la derecha, ni a la izquierda ni a los nacionalismos, todos enzarzados en demonizar al otro, en presentarse ante el votante como el salvador del desastre.
    No exime de responsabilidad a la prensa, “en teoría independiente, pero partidista en la práctica”. Entre todos nos venden una película de buenos y malos de la que todos se benefician, y los votantes acudimos a votar al mal menor por miedo a que gane el mal peor. “Necesitamos una rebelión cívica, pero soy escéptico porque la ciudadanía es muy conformista.
    Pero puede que un día la abstención adopte proporciones de rechazo de la clase política”.

    Y he aquí algunas de las exposiciones del profesor Gil Calvo:
    P- ¿Esto de la política parece un reality show?
    R- Ya las cortes de la monarquía del absolutismo y del despotismo ilustrado eran escenarios teatrales donde se representaban un espectáculo para las élites.
    P- Ahora es masivo.
    R- La llegada de la democracia ha universalizado el espectáculo de la pompa del poder. Un espectáculo con dos caras, la constructiva y seductora (el sueño de Obama que crea un espejismo para atraer a las masas como si fuera el Flautista de Hamelín; lo que intentó Rajoy con su niña), y la pesadilla.
    P- ¿ La amenaza del derrumbe ?
    R- Exacto, sembrar el miedo al adversario, crear un escándalo para destruir la reputación del oponente. Y así está España.
    P- Los políticos hablan de un enfrentamiento que no está en la calle.
    R- La clase política está dividida en tres Españas: conservadora-liberal, progresista europea y nacionalista; su sentido se lo da el enemigo. Rajoy nos salva de los nacionalistas; estos de Madrid, y Zapatero, de Rouco. Pero los ciudadanos no nos dejamos contagiar.
    P- Nos produce abstención y cinismo.
    R- Tener políticos puramente destructores harta e indigna a la ciudadanía.
    P- ¿ Y por qué insisten ?
    R- Primero por que no saben hacer otra cosa, y porque generar tensión e incertidumbre les parece eficaz a corto plazo de cara al resultado electoral. Nos estimulan para que vayamos a votar no a favor de, sino en contra de. Eso explica por qué esta última campaña, tan llena de recriminaciones, producirá mayor participación de la que parecía.

    Más adelante sigue:
    P- Y otra cosa increible es que, aunque pierdan, todos dicen que ganan.
    R- Si reconociesen su derrota, tendrían que dimitir y perder su poder clientelar. Los políticos son conseguidores y están lucrándose con el tráfico de influencias, con todo el amplio abanico de negocios de la política, que va desde la recogida de las basuras (como en el caso de Nápoles) hasta las grandes obras firmadas por arquitectos estrella.
    Sigue más adelante..
    P- ¿Qué hacemos?
    R- Sólo se nos convoca ritualmente una vez cada cuatro años para que los reelijamos o los echemos, pero como nunca reconocen su derrota, siguen en el poder desde la oposición. La democracia no es más que un método para intercambiar gobernantes.
    Necesitamos un movimiento de regeneración cívica y ciudadana no manipulada por políticos.

    Y aquí lo dejo, que no quiero que me encausen por plagio de prensa escrita.

    Yo le preguntaría al profesor Gil Calvo:

    Pero bueno, ¿Ud viviendo en Madrid no se ha enterado que hace años que hay un ciudadano llamado Antonio García-Trevijano que nunca ha prestado esfuerzo alguno para que esto llegara a ocurrir?

    Pués ahora lidera un Movimiento Ciudadano para la República Constitucional, que está haciendo un enorme esfuerzo para que este Sistema politico finalice en España.

    $i pueden, compren “La Vanguardia” mañana sábado por si Gregorio Morán nos escribe una de sus “Sabatinas intempestivas” para incautos e ilusos de esta democracia.

  11. Alicia Markova

    Estimado señor Moreno, El notario canario señor Trevijano no pudo depredar en los predios de la política, ni ante ni ahora, porque se lo impidieron a tiempo. ¿Recuerda el escándalo de los sellos de Guinea, del que se niega a aclarar nada en su blog, pese a las preguntas que se le han dirigido, dándole la oportunidad de “limpiar” su nombre y su pasado? No recoge el guante, por algo será…

  12. Juan Moreno

    Háganse la vieja máxima de “QUI PRODES” y la incertidumbre se aclarará un poco ante el recientísimo asesinato de hoy.

    ¡¡Pero no!!, sigamos la de….tenemos que seguir hasta que un milagro nos saque del embrollo social de la partitocracia.

  13. Juan Moreno

    Es abogado y tiene un bufete en Madrid hace más de cuarenta años.

    En cuanto a los montajes efectuados sobre su persona son dignos de Mortadelo y Filemón. El más estúpido el de la Constitución gineana hace más de 30 años.

    Fué Presidente de la Junta Democrática en la clandestinidad. Los partidos políticos, todos, le han ninguneado y vilipendiado.
    Será la última vez que defienda al Sr. Trevijano de bobas acusaciones desmentidas por el sentido común, ajeno en Ud.

  14. Juan Moreno

    Sacó el nº 2 de sus oposiciones a notaría y fué represaliado por el Régimen destinándolo a un pequeño pueblo aragonés.
    Ejerció la Notaría menos de un año.

  15. Juan Moreno

    Sra. Markova y no nació en Canarias sino en Granada. ¡¡Uffff Sra. Markova !!Cuantas precisiones tengo que hacer por sus -valga la redundancia- IMPRECISIONES.

    Perdone D. Justo tantas intervenciones.

  16. Alicia Markova

    Gracias por recomendarme sentido común, señor Moreno, pero procure que no le ciegue su fe ciega en la nueva fratría que se ha montado el sr. Trevijano: ¿A qué atribuye entonces su alejamiento de la política activa tras más de cuarenta años de Democracia? ¿A oscuras conspiraciones de Moscú? ¿Es Trevijano más demócrata que los demás? O llos asuntos turbios en que andaba metido le obligaron a alejarse forzosamente de la política activa? Gracias también por sus aclaraciones, sí, han pasado muchos años, es granadino el quidam, pero ¿De qué me suenan la Canarias en su biografía? ¡de qué la numismática?
    Claro que condeno del atentado, como todo el mundo que no sea una hiena carroñera. El asesinato es todavía más vil porque, asumiendo el más hondo sentido del terrorismo, intenta aterrorizar a los indefensos ciudadanos a quienes en los pueblos cualquiera puede ver acudir a votar en la única urna disponible, contraviniendo la orden de ETA de abstenerse. Y jugarse también así la vida.

  17. Pedro

    Estoy de acuerdo con Serna. “Hay que votar”. No votaremos lo mismo pero ” hay que votar para que la urna provoque efectos políticos y colectivos: por injusta que sea, la ley del número es preferible al decisionismo inspirado de unos pocos “

  18. Arnau Gómez

    Y quiero decir que estoy profundamente preocupado por los últimos acontecimientos de esta larga,aburrida campaña electoral,culminada por un bestial asesinato,en el que la víctima es un modesto trabajador,con su mujer en paro.No me creo que esos tipos, contra los que tengo algo personal,puedan sacar adelante nada positivo.

  19. Juan Moreno

    Le haríais un poder a alguien para que con su voto haga lo que él considere oportuno. Pués eso es lo que hacéis si votáis en estas elecciones.
    Con mandato imperativo, un control por parte de una comisión del departamento al cual represente y el poder de cesarlo en cualquier momento, la CORRUPCIÓN sería imposible.

  20. Juan Moreno

    Sra. Markova siempre he separado el mensaje del mensajero, siempre.

    Si el Sr. Trevijano fuese una persona corrupta, seguiría igual con mi concepto de la verdad, lo diga el Sr. Trevijano o su porquero.

    A mí lo que me ha ayudado a conocer la realidad política son sus argumentos y concepciones de ella. No sus actos.

    Sepa que no estoy de acuerdo en todas sus teorías sobre política.

    Esa de la necesidad del “mandato imperativo” y la subordinación al comité de seguimiento del diputado, -incluído su destitución-, para acabar con la corrupción de los elegidos, es difícil de rebatir.

  21. Scriptorium

    John Stuart Mill, Sobre la libertad (1859)

    “Si toda la especie humana opinase de modo unánime, y solamente una persona fuera de la opinión contraria, no sería más justo el imponer silencio a esta sola persona que si esta misma persona tratara de imponérselo a toda la humanidad, suponiendo que ello fuera posible (…). Pero lo que hay de particularmente malo en imponer silencio a la expresión de opiniones estriba en que supone un robo a la especie humana, a la posteridad y a la generación presente, y de modo más particular a quienes disienten de esta opinión que a los que la sustentan”.

  22. Alicia Markova

    Me parece muy bien, señor Moreno, entre otras cosas lo que más me molesta del que llamábamos con un poco de sorna “el Trevi” en tiempos de la pre, transi y post transición, es su empeño en seguir siendo, a éstas alturas, un “represaliado del franquismo”. ¡Por los clavos de Cristo! como diría Justo Serna, eso ya no se lleva… pero, ¿un represaliado de la democracia? ¿Le han pedido sus fieles creyentes que lo justifique? Mire usted, no soporto el tono engolado, autosuficiente y mesiánico de su blog y su periódico pretendidamente republicano… Y le aseguro que sí soy republicana, pero ¿de qué tipo de República? Los matices siguen siendo lo más importante, como de cualquier canto o danza lo es “su entonación”. Un abrazo, ¡Salud!

  23. Juan Moreno

    Mire Sra. Markova: Como autodidacta que soy tengo una formación muy ecléctica debido a la anarquía de mi construcción mental.

    Cojo de cada enunciado lo que concuerda con mis experiencias, y los valoro negativamente o positivamente según mi criterio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s