Un globo, dos globos, tres globos

Tres globos. Aquí tenemos para todos los públicos, para todas las edades. Como en aquel programa infantil, también aquí disponemos de varios globos, de varias historias que contarles. La actualidad da para mucho, para jóvenes y viejos. Vamos a ver si los globos se levantan o  pinchan.
.
 boom1Un globo. En principio, no me interesan especialmente  las acusaciones de espionaje entre miembros del Gobierno madrileño. Digo “no me interesan” y me corrijo: el posible Watergate autonómico no es una bobada en democracia. Desde Robert Nixon sabemos que el espionaje ilegítimo hace caer Gobiernos, si se descubre… Podemos considerar esas acusaciones como parte de una guerra y como partes de guerra: uno más de esos combates internos que sacuden al Partido Popular. Podemos considerarlas filtraciones interesadas, con una prensa que también toma partido, mostrando simpatía o antipatía por Alberto Ruiz-Gallardón o por Esperanza Aguirre. Acostumbran algunos comentaristas a decir que el presidente del PP se la juega en las elecciones que se avecinan. Vaya, es verdad. Pero, si se fijan, Esperanza Aguirre ha sido blanco de un disparo certero que le puede costar el futuro: su globo puede deshincharse. Ahora bien, uno tiene la impresión de que si ella cae su cesto arrastrará a los rivales inmediatos, es decir, a Alberto Ruiz-Gallardón y al propio Mariano Rajoy.  Quizá convenga volver ahora sobre ciertos vaticinios que hacíamos: ¿quién es el tercero en discordia?, ¿quién se elevará? Me lo planteaba en un artículo de inspiración shakespeareana que titulé Tertius gaudens, un texto que había tenido una lectura previa y su correspondiente reseña, una reseña que a algunos disgustó: creían que era un libro que no valía la pena. Conforme pasa el tiempo, la historia que ese volumen cuenta es más interesante y habría que pedirle a su autora una segunda edición actualizadaEsta historia…, digo, ¿será un boom o hará boom?
.
Acabo de escribir lo anterior y leo el artículo de Lucía Méndez que el sábado 24 de enero publica El Mundo. Su periódico culpa a El País de manipulación, pero la columnista muestra lo fundamental: el canibalismo que se da en el PP. Leo su texto y lo vuelvo a leer. Entiendo por qué esta periodista disgusta a los seguidores o a los afines de dicha formación. Cada vez que escribe diagnostica con precisión los males del partido, el fulanismo que padece… ¿Fulanismo? Tragedia, parece. “Si Rajoy es un rey Lear ya envejecido que se equivoca con sus hijas, unas malvadas y ambiciosas y otra buena y casadera, cabría preguntarse qué papel desempeñan Alberto y Esperanza”, escribía yo mismo hace meses. “¿Quiénes son aquí Cordelia, Goneril o Regan, las hijas de Lear?”, concluía. Pero, ahora, la tragedia shakesperareana queda entreverada de comedia. Más aún, al teatro se le añade  la historieta infantil, propiamente infantil. Días atrás, algún periodista preguntaba a Alfredo Pérez Rubalcaba si el Ministerio del Interior tenía algo que ver con la presunta trama de espionaje madrileño. La respuesta no ofrecía dudas: “Esto es cosa de Mortadelo y Filemón”, precisaba el ministro. Mortadelo y Filemón, espías torpísimos de andar por casa, agentes desastrosos de la TIA, ya saben. Leo lo anterior y es como si volviera a épocas pasadas: a aquellas que pasé entre espías.
.
Leo la prensa del domingo 25 de enero deteniéndome especialmente en las informaciones que tratan el caso del presunto espionaje en Madrid. El País, Abc, El Mundo. Uf. He comenzado con el objetivo de contrastar, de sintetizar, de abreviar todo lo leído. O, mejor, con el propósito de abrevar en esas fuentes. Como un buen observador, como un buen ciudadano que se nutre o se hidrata. De pronto he empezado a marearme. ¿Me importa realmente aquello de lo que  me informo? He dedicado unos minutos de mi vida a leer y a repasar una entrevista a Esperanza Aguirre en Abc. Leída y repasada, pues. ¿De verdad me preocupa? De pronto confirmo lo que me temía: la prensa me impone lo real más allá de mis intereses, estableciéndome un temario ajeno del que ocuparme. Qué barbaridad. Qué tiranía. 

Volveré con otro globo.

14 comments

Add Yours
  1. Marisa Bou

    ¡Vaya sorpresa, Justo! Evidentemente ha regresado ya el buen humor que siempre has tenido. Me alegro, y no poco. Por tu mejoría, por supuesto, pero también por ese delicioso vídeo con que nos obsequias y que para algunos de nosotros trae muy buenos recuerdos.

    En cuanto al primer globo, que trata sobre el Watergate español, habrá que convenir que, por estas latitudes y longitudes, estos casos ni se investigan ni se castigan. No, al menos, en la margen derecha de la política. Véase si no el caso Fabra, que los años lo van convirtiendo en un sumidero de jueces, sin que nos acerquemos ni un ápice a la solución. Con esto pasará lo mismo: se correrá un estúpido velo sobre el caso de espionaje, a menos que tengamos la suerte de que aparezca un periodista osado, que se meta a fondo en los entresijos del problema y arroje luz pública sobre ellos. No caerá esa breva, no.

    En fín, que tengas un buen fin de semana, aunque Eolo nos está poniendo muchas trabas para poder disfrutar de él.

  2. David P.Montesinos

    Tiene razón Marisa con lo del fastidio eólico. Le cuento una pequeña greguería. Hace unos años, en una situación meteorológica similar, vi desde mi balcón como una enorme antena colectiva del edificio de enfrente se combaba por efecto del aire y amenazaba muy seriamente con desplomarse sobre la calle y provocar toda suerte de calamidades. Cumpliendo con mi deber de ciudadano opté por llamar a la policía. Estos insistieron en que diera mis datos, mi dirección, mi número… Llamenme mezquino, pero mientras llegaban y aquel monstruo se doblaba más y más ante la tormenta, yo no paré de pensar: “¿y si ahora dicen los bomberos que no hay “caso” y les da por cobrarme el desplazamiento”? En fin.

    Serna nombró el otro día a Baudrillard. Fue este filósofo francés quien más tematiza la conversión de la política en simulacro, su transfiguración en escena de sí misma. Los profesionales de la política toman un poder que ya no es tal y a cambio nos regalan espectáculo diario. Piensen en la divertida polémica de los últimos días sobre las fotos sexis de Soraya, ahora el asunto del espionaje… ¿cuál es el siguiente acto? No se lo pierdan, hay mucha diversión aquí. Mientras tanto, banqueros, especuladores y gestores de grandes multinacionales deciden lo que va a ser de nosotros. “Mola”, como dice Bart Simpson.

  3. Marisa Bou

    ¡Ja, ja, ja! Pues tengo entendido que no son baratos los servicios bomberiles.

    En cuanto al supuesto divertimento del espectáculo político, me perdonará que no me ría. Entiendo que, ante los hechos que menciona -y otros más- pueda parecer que la política es una especie de comedia de enredo. Pero eso se debe, más que a la comicidad de los políticos, a la poca seriedad y el más escaso compromiso de la sociedad consigo misma.

    Si cada uno de nosotros se ocupara y preocupara más por todo aquello que le concierne, a él y a los que con él viven y conviven, no permitiríamos que nadie medrara a nuestra costa, ni disfrutara a título individual de lo que debe ser usado para el bien común.

    ¡Vaya ripio me ha salido! Debe ser porque el viento me produce dolor de cabeza. Ustedes perdonen.

  4. jserna

    Marisa, pues sí. De algún modo regresa el buen humor. A pesar del persistente resfriado. ¿Y la banalidad de este espectáculo político, se pregunta David? Al final, las cosas no son tan triviales: este escándalo NOS retrata…

  5. Fran

    Hablar de Esperanza Aguirre? Y a quién le preocupa? No perdamos el tiempo con ella. Hablemos de Darwin. Estamos de celebración!

  6. jserna

    Fran, gracias por la idea de hablar de Darwin. No lo descarto en los próximos días. Quién sabe…

  7. marpop

    Ahora mismito ya se buscar el polemizar con lo que sea: que si Pedro J. piensa que Soraya va desnuda en sus fotos ultrasexys (por favor! si lo único que se ha quitado con los zapatos!), que si la señorita Esperanza Aguirre y sus enconutros o encontronazos…ahora que empiezan a decaer los programas televisivos de prensa rosa nos los traen en un nuevo formato: los informativos de las 3 de la tarde!claro, y sus respectivos periódicos!
    En cuanto a los globos…me ha gustado ver ese vídeo tan pop, jajaja, pero me temo que pertenezco a unas (cuantas) generaciones posteriores, pero qué conste que la canción me suena, jajaja.
    Saludos POP domingueros (no, no los estoy llamando domingueros, jajaja, pero así llegan mis saludos)

  8. Arnau Gómez

    Soy escéptico,totalmente escéptico sobre el devenir de la política española, que se desliza por los cauces judiciales y todos aplauden.Pues miren, no. No es para aplaudir y menos porque las cosas cotidianas se judicialicen y pasen a la nevera de la Historia.Por que ¿en qué quedamos?,¿Los jueces están o van a estar de huelga, que tanto da?. En el momento en que tienen que tomar una resolución comprometida o que pueda comprometer al PODER, sus señorías acumulan pruebas,datos, legajos,declaraciones…. y los juicios se alargan, se alargan….. sin que hayamos llegado hasta el final en ninguno o en el caso de que se llegue hasta el final en alguno, o faltaba la prueba definitiva o ésta se tenía que sacar del sumario, porque no se había tomado en tiempo y forma.¿Qué esperan, que esperamos del Madridgate?.Ni Dña Esperanza es Nixon,ni aquí hay ningún periodista como los del Washington Post.Así que no esperen,no esperemos nada.
    Me voy a tomar el Prozac.Es bueno para el resfriado (mental)

  9. Juan Antonio Millón

    Fructíferas parejas: Globos y cuentos; información y espionaje; genial su post, don Justo. A estas altas horas, cuando me he podido conectar a su blog, se me insinúan estas mezquinas historias políticas algo no muy alejado de lo que es, al fin y al cabo, la idea de la política en nuestras sociedades: una guerra sin cuartel. Guerra a veces aminorada, e incluso benigna, pero que deja también sus cdáveres en la cuneta. Producto de esa “sociedad vigilante” o “sociedad gótica” de la que nos habla, en su teoría política, Javier Roiz. Nos dice el autor: “Si la guerra es lo mismo que la política, pero con otros medios, eso quiere decir que inversamente la política no es más que una presentación benigna de una realidad brutal incesante….[sociedad gótica que]puede identificarse por su hipertrofia de la vigilancia en la vida del ciudadano, su inclinación a lo ejecutivo, su apuesta por las soluciones finales y su identificación de actividad mental con pensamiento”.

    La guerra por el poder -contra un enemigo posicionado en un bando contrario o en un mismo bando- por medios viles no debe sorprendernos. Me sorprenden más los enmascarados.

  10. jserna

    Muchas gracias, Sr. Millón, por sus palabras. No exagere: por mi parte no hay genialidad alguna por juntar globos y cuentos, información y espionaje, Shakespeare y cómic, codicia y mezquindad, vigilancia y política. Qué cruz. Parafraseando al autobús tímidamente ateo: ‘Probablemente, Dios no existe’ y no castiga… a quienes se endiosan.

  11. jserna

    Lo leí ayer en Abc, Ana, y no daba crédito. Es una maravilla. ¿Es posible? ¿Relatos inéditos del gran Julio Cortázar? Diles a los editores, tus amigos, que me haría mucha ilusión disponer de ellos. No digo gratis, pero sí que me sea fácil adquirirlos… Hablaríamos aquí de Cortázar, ya lo creo. No paso un año sin releer sus cuentos, no todos, pero sí algunos de los que más me emocionaron. Porque ya vemos: aún quedan inéditos. ¡Bravo!
    ———

    Más tarde, cuando regrese de un examen, nuevo post. Este globo está ya muy hinchado.

  12. Ana Serrano

    Sí, es muy emocionante, pero hay más, parece que bastantes más. Hoy se presentan a la prensa y a gente de “alto copete” y el día 30 para todo el mundo. Evidentemente yo no puedo comprar esa edición maravillosa, pero supongo que harán otra normal y, de un modo u otro, los tendré. Al margen de que te ponga en contacto con ellos, si yo los tengo, los tienes tú. Pero seguro que les encanta (y a Aurora Bernárdez) que hables de ellos. Llegaré tarde a la presentación porque, como suele pasar, me coincide con otra cosa, un homenaje en la Academia a Ramón Barce a quien yo literalmente adoraba ¿Por qué pasará esto siempre?, pero esta noche o mañana te cuento. No me han dejado leerlos, claro, pese a haberlos amenazado con diez o doce plagas y múltiples venganzas, pero me dicen que son una maravilla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s