Regreso a la Biblia

SantoJob1. Santo Job. Al leer los titulares de la prensa digital, la pasada noche del jueves 29 de octubre, no daba crédito. Distintos líderes del Partido Popular parecían haberse puesto de acuerdo para diagnosticar la crisis de su organización empleando metáforas atávicas, imágenes bíblicas. Estamos en tiempo de recogimiento, de reflexión, de recuerdo de los muertos y de las ánimas, pensé.

En el titular de elpais.com leo un titular que ya ha desaparecido. Es todo un poema:  “Rajoy pierde la paciencia y anuncia que el martes tomará medidas”. Oh, vaya. No sé que  es más sorprendente si la guasa del periódico rotulando así o la verdad que literalmente proclama: Mariano Rajoy ha perdido la paciencia, cierto; por eso, coge carrerilla y convoca al Comité Ejecutivo de su partido para cinco días después. ¿Por qué razón? Porque “Santo Job sólo habido uno en la historia”. Añado algo más: “Probablemente a veces hay que ser audaz, a veces prudente, a veces no siquiera se sabe si se acierta o no, porque no hay matemáticas en todo esto. Pero yo os digo que la paciencia -que es una de las más importantes virtudes que debe tener un político-… Santo Job sólo ha habido uno en la historia”.

Hombre, qué coincidencia: la próxima reseña que he de entregar, sobre Caín (2009), de José Saramago, me ha obligado a refrescar mis lecturas bíblicas, algo descuidadas en los últimos años. En uno de los momentos de la novela, el escritor portugués reproduce el pasaje de Job. O, mejor, lo recrea cambiando el sentido positivo que tradicionalmente se ha dado al hecho de aguantar, de aguantar lo que Dios mande (mande en el sentido de quiere y mande en el sentido de remite). Pero, para Job, la paciencia debía probarse ante la Providencia: ese Dios del Antiguo Testamento, tan irascible y exigente.

Digo y esto e inmediatamente recuerdo un cuadro típico de la pintura religiosa del Ochocientos. Es una imagen célebre que hemos visto mil veces, la del Santo Job, de Léon Bonnat: una obra de 1880 que se conserva en el Museo del Louvre. Su tratamiento de los personajes bíblicos le reportó cierto escándalo. Por su verismo. Troppo vero, podría haberse dicho otra vez. Como se sabe, Job, que tenía fama de ser recto e incorruptible,  fue un varón a quien Satán sometió a todo tipo de desgracias y tentaciones. Esas sevicias fueron idea del Diablo pero fue Dios quien las autorizó para ponerle a prueba. Ello le causó enormes desdichas, a las que supo hacer frente. Fue declarado santo como ejemplo de virtud, de paciencia, y la Iglesia celebra su santoral el 8 de mayo.

Mariano Rajoy, que no es Job, no tiene paciencia para soportar las desgracias que le manda… ¿Dios? No es la Providencia la que manda directamente los males a Job. Es el Diablo bajo la autorización de Dios. En el caso de Rajoy, ¿quién es Dios y quién es el Diablo? Echen un vistazo al cuadro de Bonnat.

pastordeovejas2. El pastor y su grey. Leo un despacho de Efe. Son unas declaraciones que Manuel Pizarro ha hecho a Telemadrid, en concreto a El Círculo a primera hora. La primera parte de sus palabras alude a una tradición de las organizaciones que ahora se ha roto: los traspos sucios se lavan en casa. “La justicia tardía no es justicia. Confío en que el PP actúe con ejemplaridad porque es lo que espera el ciudadano. Hay conductas que son punibles y, si no pasa nada, esto es la ley de la jungla”, asevera. A su juicio, “las discusiones tienen que darse en los órganos internos de los partidos. No te puedes pronunciar por ahí fuera en esos términos”. Y añade: “En cualquier situación de la vida hay que cuidar las formas y ser educado, porque cuando se pierden las formas, se pierde la educación y muchas cosas más”. Hasta aquí, lo previsible.

Luego Pizarro habla del descontrol verbal de su partido y concluye en términos muy rurales o muy bíblicos: “el ganado tiene que tener un pastor por delante y un perro guardián. El líder tiene que ir delante, llevar un secretario general que ponga orden y un motor muy claro que son los principios, los valores e ideas con los que intentas imantar a la sociedad”. “Cuando no se hace esto”, añadió, “el ganado se desparrama”.

En efecto, desde antiguo sabemos que hay pastorear las ovejas. En Juan 21,16, Jesús le pide a Pedro que apaciente su ganado. “¿Me amas?”, pregunta. Pues “apacienta mis ovejas”. ¿Ganado, pastor, perro guardián? Por lo que parece, para Pizarro, esos tres elementos son los recursos imprescindibles para el funcionamiento de un partido político.   Para José María Aznar, los ingredientes también son tres: “Un líder, no varios; un partido, no varios; un proyecto, no varios”.  Desde entonces, sin duda, repite esa fórmula. Y, como en la Biblia, también esos tres mandamientos se resumen en uno, su propio ejemplo: “la conjunción de estas tres cosas a mí me dio resultado”.

TorredeBabel3. La Torre de Babel. Pero Aznar no se limita a endiosarse, no peca de arrogancia luciferina. Sabe diagnosticar: “Si los dirigentes políticos actuales no reaccionan con urgencia  [ante los últimos escándalos de corrupción], habrá un momento en que no podrán salir a la calle”. Así lo ha advertido el presidente de honor del Partido Popular para acabar con una apostilla: quien no acepte su diagnóstico es que “está totalmente fuera de la realidad”.

Justamente es lo que he pensado al leer las declaraciones de Francisco Camps avalando a Ricardo Costa tras haber sido defenestrado. Según dice, “todos en el partido tenemos por [Ricardo] Costa el mayor respeto y avalamos su excepcional gestión”. Excepcional gestión. Vale, admitido: excepcional gestión.

¿Entonces a qué se debe su caída?  ¿En qué ha pecado?  Camps no aclarado esto. “Avalamos su excepcional gestión”, ha insistido al tiempo que indicaba que la suspensión adoptada por la dirección nacional del partido  “nada tiene que ver” con los cargos que ha desempeñado como secretario general de los populares valencianos ni como portavoz del grupo parlamentario en las Cortes valencianas. Entonces deberemos admitir que la falta de Costa es un pecado de soberbia. Ha retado varias veces a la dirección nacional y su líder como un Dios tonante lo elimina. La soberbia no es sólo el mayor pecado según la Biblia, el primer pecado capital, sino también la fuente misma del mal. Es por eso por lo que de ella misma nace la mayor debilidad. Soberbio no es sólo el orgulloso, no es sólo quien se envanece, sino también quien menosprecia al otro, quien no lo reconoce. Como advirtió San Agustín,”la soberbia no es grandeza sin hinchazón, sino hinchazón; y lo que está hinchado parece grande, pero no está sano”. ¿Quién es el grande y quien el hinchado en el Partido Popular?

rajoyelvira4. La imagen de Rajoy se derrumba. Leo en El País un titular que reza así: “La imagen de Rajoy se derrumba“. Sirve para encabezar la noticia de una Encuesta para dicho periódico. En concreto, la “Encuesta de Clima Social de Metroscopia”. Según leo, “revela que la imagen de Rajoy como líder político está hecha añicos cuando va a afrontar la semana en la que, según anunció el viernes, piensa aclarar las cosas en la caótica situación interna del PP. Cuando se les pregunta [a los españoles] si confían en Rajoy, el 83% de los ciudadanos dice que le inspira ‘poca o ninguna’ confianza. Un asombroso 68% de sus propios votantes dice que no confía en él”.

¿Es una encuesta cierta o falsa? No es la pregunta pertinente. Por supuesta está realizada con la mayores garantías que estos sondeos precisan. Pero los sondeos no son sólo retratos de situación, como queremos creer. Las encuestas, como las imágenes de gran difusión e impacto mediático, provocan efectos, quizá los contrarios, de los que captan. Si yo dispongo de suficiente poder de convocatoria y aviso a la ciudadanía del hundimiento de una entidad bancaria o de la carrera de un político, es probable que ocurran dos cosas: o lo hundimos, justamente porque la acción posterior de todos nosotros –los clientes o los electores– refuerza la impresión previa; o lo rescatamos, precisamente porque la respuesta del conjunto compensa o corrige la previsión.

Por eso, un titular tan rotundo (La imagen de Rajoy se derrumba“) no es sólo una descripción de lo real. Es también un enunciado realizativo que provoca consecuencias. Sus responsables saben que traerá efectos. Enunciado realizativo. Así lo llamó John Austin en su libro Cómo hacer cosas con palabras. Fue un libro que leí hace mucho tiempo, influido por Juan Goytisolo. No me pregunten por qué. Es probable que en alguno de sus ensayos lo mencionara con elogio. Cuando hablamos o cuando escribimos, cuando nos manifiestamos, simplemente nos expresamos, hay frases puramente descriptivas. Este arbol es verde. Y hay frases que realizan acciones. Un enunciado realizativo o performativo (depende de las traducciones del original performative) es algo más que una descripción: al describir cierto hecho lo ejecutamos. O, de otra manera, por la sola circunstancia de ser expresado realiza el hecho. ¿Puede evaluarse en términos de verdad o falsedad?

La aseveración de El País, que en la edición digital del domingo ya figura en cubierta, provoca un efecto, su efecto, por el solo hecho de enunciarse. ¿Cuál? ¿Recuerdan aquella imagen de Mariano Rajoy en el balcón de Génova inmediatamente después de perder las elecciones? Veíamos al político popular y a su esposa tiernamente abrazados: con la tristeza y la desolación reflejadas en el rostro de la mujer. Nos daba congoja el abatimiento que ambos experimentaban, y al menos mis sentimientos se parecían mucho a los de la caridad. Quizá me volvía el efecto de tanta lectura bíblica. ¿Cuál fue la consecuencia de aquella instantánea?

CONTRACAMPS1485. El milagro de los panes, de los peces y de los manifestantes. Hablando de instantáneas…, el sábado 31 de octubre hubo una manifestación en Valencia. Fue muy fotografiada. Aunque era una concentración convocada contra la corrupción, los asistentes se centraron básicamente en Francisco Camps. Creo que fue una decisión injusta: le dieron un enorme protagonismo al president valenciano, en estas horas terminales. Lamentablemente hay casos, numerosos casos, que salpican a este y a aquel partido y, por eso, protestar contra un Gabinete cadáverico es ensañarse con el débil. Ya podrían, ya…

Sin duda, el caso Gürtel es una particularidad local y, por eso, esta manifestación rindió homenaje a nuestros representantes más eximios. Lo entiendo, lo entiendo. Yo no acudí porque, entre otras cosas, tengo aversión a la multitud y al estrépito. No trato de justificarme ni de defender misantropía alguna. Simplemente, nadie es perfecto.

A lo que me cuentan, la concentración fue masiva y festiva: acudió un gentío de ciudadanos ruidosos y bullangueros, algunos muy conocidos de este blog. Viendo las fotografías que abajo reproduzco, creo que el Gobierno de Camps no tiene razón: no había decenas de personas; había unos poquitos más. Fue como un milagro, raro en esta tierra atea y descreída: se multiplicaron los panes, los peces y los manifestantes. Había pancartas muy ocurrentes, lemas simpáticos y mucha guasa. Uno de los carteles más celebrados fue aquel en el que podía leerse: “Si me queréis, irse”. Un bello homenaje a Lola Flores.

En la última instantánea que reproduzco vemos a un grupo de jaraneros tras la manifestación. Parecen contentos. ¿Litros del alcohol corren por su venas? Tienen aspecto de peligrosos alborotadores, extrema izquierda o algo así. O quizá sea la Última Cena que se conceden, quién sabe. Aunque no podemos verificarlo, es probable que alguno de ellos calce zapatillas: por si hay problemas al ir volao.

CONTRACAMPS143CONTRACAMPS155CONTRACAMPS174CONTRACAMPS171

CONTRACAMPS159

CONTRACAMPS198

44 comments

Add Yours
  1. jplanas

    De vez en cuando sienta bien regresar a la Biblia… no tanto a las andanzas frugales de los discípulos como a la grandiosa crueldad del Viejo Testamento.

    Por cierto, Justo, mil gracias por el luminoso en lugar tan destacado del blog:-)

  2. jserna

    ¿Chiste fácil? ¿Qué chiste fácil? Soy muy respetuoso con las Escrituras. Me pasé parte de la infancia leyendo las historias del Antiguo Testamento en las Ediciones Paulinas y las entradas de una Enciclopedia Sopena (‘nulla dies sine linea’) que había por casa. No hay chiste alguno.

    Y sí, Juan, claro que sienta bien regresar a la Biblia: siempre y cuando no nos empachemos con tanta sangre. Con la Biblia pasa lo mismo que con los cuentos: no son sublimaciones de lo ordinario y violento. Son expresiones literales de la crueldad humana.

  3. Marisa Bou

    Señor Serna, porlosclavosdecristo, hombrepordiós, en pleno día de difuntos ¿nos pone usted semejante imagen para abrir boca? ¡Vaya susto me ha dado! Esas carnes enjutas, ese vientre exageradamente hinchado, esas barbas ralas… Ha sido como una aparición, creo que he dado un grito al verlo, del tipo de los que dan en REC…

    Todavía me late desbocadamente el corazón. Tal vez se debe a que estoy algo más “sensible” -por decirlo de algún modo- de lo que suelo estar. Es posible que, en un día menos propicio al miedo, me hubiera reído a carcajadas, pero vaya… ya pasó.

  4. jserna

    Marisa, no se me asuste. Esa imagen de Job es absolutamente deliciosa. Si la mira bien, verá exactamente la finitud humana, la extrema fragilidad. Pero veremos también la crueldad. ¿La crueldad de Dios que permite actuar a Satán? Esa imagen es una recreación del siglo XIX, tiempo en que fue aún muy común la pintura religiosa. En casa de los burgueses, en la residencia de la gente fina y principal, no era extraño reunir una colección de arte sagrado. La ventaja que tiene el cuadro de Bonnat es su increíble verismo. No hay una estlización, sino una expresión carnal y desolada del dolor y del abandono. Precisamente, lo que a usted la ha puesto enferma. Bueno, yo –la verdad– me pongo de los nervios cada vez que veo a Job aguantando lo indecible.

    ¿Y qué pinta Mariano Rajoy en todo esto?

  5. Marisa Bou

    Sí, he de reconocerlo. Una vez superada la impresión inicial, he contemplado el cuadro serenamente, pudiendo apreciar esa fragilidad humana de la que habla, esa descarnada senectud que tan realmente nos presenta el pintor, y a la que todos estamos abocados (aunque algunos la tenemos más próxima) y que acabará igualándonos más que cualquier idea socialdemócrata.

    Me parece mucho más horrendo que el señor Rajoy aparezca en los medios comparándose con el santo paciente. ¿Santo? ¿A santo de qué? Y más que dotado de paciencia, lo veo haciendo gala de estulticia, con ese hablar suyo ceceante, y ese salero al referirse a “los chuches”, que no debe haber probado, porque da la sénsación de haber nacido viejo. O al menos, yo no puedo imaginarlo como un niño…

  6. Pumby de Villa Rabitos

    Dejo para otro día mis ideas vitriólicas, contumaces e irresponsables. Lo cual tampoco es mucho mérito porque, en este “post”, estoy de acuerdo – hasta ahora – con Serna. Con un solo matiz. Las palabras de Aznar, que ya sabéis que no es santo de mi devoción, las considero inteligentes, sin sorna. Por lo demás, sí a todo.

    Bueno, a lo que iba. Para quien quiera pasarse un buen rato, muy bueno, muy bueno, adentrándose en la sapiencia bíblica, desde el vétero al neotestamentario pacto entre Iahveh, el dios judío, y los mortales, según la pintoresca versión cristiana, en general, y católica en particular, lea, publicado por Planeta (editorial nada sospechosa de estar sufragada por el oro de Satanás), la obra escrita por Juan Eslava Galán, titulada: “El catolicismo explicado a las ovejas”.

    Ah y por cierto, acordaos que mañana, tres gatos más y yo, iremos la plaza de Agustín de Hipona (alguno lo conocerá como san Agustín) a maullarle a Camps y su banda, esa que tan acertadamente señala con dedo flamígero Aznar.

    PS: Por cierto, Serna, con todos estos asuntos, me vino un par de brochazos nostálgicos sobre pintadas callejeras… ¿recuerdas aquella, tierna, que había ante tu casa, en Muñoz Grandes (qué gran hombre, el general), sobre la tapia de la hípica? “Burgueses, os mataremos a vosotros y a vuestros caballos”… animalitos… los caballos, digo… Eso, eso sí era extremismo, eso. Y aún hubo otra, cerca del kiosco que regentaba aquel chico con elefantiasis, que decía: “Acabemos con los políticos corructos”… ¡¡corructos!! (“sic”). Sospecho que la autoría de ambas debía ser de la misma mano. Un agitador popular. Tal vez el gérmen de aquello que se llamó M-82 (no estoy seguro del número), un grupo (des)organizado de lumpens semianalfabetos que practicaban terrorismo gramatical y enguarramiento generalizado de las calles con pintadas. Y eran finales de los 70 del pasado siglo… marededéusenyor…

  7. Pío Nono

    Nos os tomais nada en serio verdad?? Haceis chunga con Dios y con la Biblia. Y preguntas Serna que cual es el chiste?? Venga ya!!

  8. Juan Antonio Millón

    ¡Viva Quico Pi de la Serra!: “Si els fills de puta volessin no veuriem mai el sol”.
    Voy a leer a Kafka.

  9. Ramón

    Miren ustedes, tal vez les parezca excesivo, pero las palabras de Aznar han producido cierto escalofrío, al evocar aquello de “Ein Reich, ein Volk, ein Führer”

  10. R.S.R.

    Lo primero es lo primero: felicitarles por ese rico e intenso debate que han mantenido durante tres días consecutivos acerca de la socialdemocracia sin dejarnos respirar, si esos debates se desarrollaran en el interior de los partidos otro gallo nos cantaría.
    Dice el Sr, Serna que quien es Dios en el caso de Rajoy yo también me lo pregunto especialmente estos días ¿es Dios? o ¿es Diosa? De todas formas lo mejor es la propia identificación que hace el Sr, Rajoy con Job. ¿Por qué se identifica con él? ¿por las desgracias que injustamente recibe?, o ¿porque como a Job llega un momento que no le interesa hablar con los hombres e interpela desesperadamente a Dios? Aunque Dios no desciende a darle explicaciones y le recuerda su limitación humana y su magnificencia divina.

    Pumby ¿cómo voy a identificarte mañana en la mani si vas con tres gatos más?

  11. SaraB

    Justo.

    Estudio Historia del Arte y no debería disgustarme esa pintura de Bonnat. En clase nos explicó la afición de los burgueses por el arte religioso. Espiritualidad material y escuela moral de los santos para burgueses. Eso nos dijo o algo asi.

    Vale pero ese cuadro de Job me sigue dando cosa. Como decia Marisa.

  12. Pumby de Villa Rabitos

    ¿Y?… A ver Ramón, ¿Qué pasa si el lema del Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (si traduje bien NSDAP) recuerda el enunciado de Aznar? Sí, lo recuerda. Cualquier enunciado basado en tres preceptos lo hace. No hagamos traslados anacrónicos y desubicados que sólo conducen al miedo, no a la reflexión, por favor. Y lo que dice Aznar es para reflexionar. ¿Por qué se le va a quitar la razón a alguien, quien fuere, si lo que dice no está falto de ella? Un elemento clave para la victoria electora (e implantación social) de un partido es, eso, ser un partido. El PSOE, reconózcase de una vez, parece una jaula de grillos o, al menos, esa imagen traslada a la sociedad. Otro es tener un proyecto. El PSOE tiene tantos como militantes, cenáculos, grupos, corrientes, familias y allegados varios. El tercero es el sometimiento a un liderazgo nítido. Hace un par de semanas, simplemente, los felipistas cargaban contra ZP por su política económica (la crisis mal gestionada) y una semana antes los católicos sociatas – un auténtico oxímoron ideológico – hacían otro tanto por la social (la modificación de la ley del aborto). Y si tomamos el caso valenciano, bueno, esto ya parece cachondeo, lo del “”””liderazgo”””” de Alarte es para reír o llorar, se puede elegir. Pues eso, sepamos aprovechar la inteligencia del mundo independientemente a quien sea quien la emita.

    Una bonísima parte del éxito del PP ha sido la permanente minusvaloración que el PSOE hizo y sigue haciendo de Aznar y de su partido tanto durante su proceso de refundación – otra aspecto que también fue objeto de mofa sociata – como durante su implantación, desarrollo y éxito. Éxito. Más aún, es que hoy día, teniendo un liderazgo de papel (el de Rajoy) y una quiebra interna importante (véase el caso valenciano: cada provincia con un cacique reñido con el vecino; o a nivel de Estado con los devaneos de la impresentable Aguirre), el PP sigue aguantando su espacio electoral ¡y aun ganando votos!. Innegablemente. Objetivamente. Mientras, las respuestas del PSOE… ¿cuáles han sido?… ¿“pero nosotros somos mejores”?… ¿”ojo, que si no vienen ellos”?… ¿y qué más?… Nada. Nada. Na-da. Erralla y no enmendalla. No enmendalla y sostenella. Ya se podría atender más a la substancia de lo que dice Aznar en vez de desmerecerlo simplemente por ser un adversario político.

    Será fácil reconocerme, R.S.R. De los cuatro gatos seré el más bajo, el más gordo, el más calvo y el más desagradable. Iré vestido (o desnudo) como ya sabes: guantes blancos, cascabel dorado en cuello duro y pantalones cortos rojos. En una mano llevaré un bidón de gasolina de cinco litros, probablemente, y en la otra una tea encendida. Los cuatro avanzaremos bajo una pancarta que pondrá “Villa Rabitos libertaria exige puerto de mar”. Reivindicación meritoria, la nuestra, ya que la costa más próxima está a trescientos cuarenta y dos kilómetros lineales. Que sí. Que ya sé que ese no es este el motivo de la convocatoria pero los de mi pueblo aprovechamos, como los de Teruel, cualquier evento para reivindicarnos. No tendrás pérdida. A las 17’45 en la plaza de Agustín de Hipona (vulgo de san Agustín), frente a Calzados La Argentina. Seremos los que maullamos.

  13. Pumby de Villa Rabitos

    Como dice Fuca, regreso al salón principal de esta casa. Estuve escribiendo en la buhardilla de mi hermano “Kant” (Manel Cantarell i Recatalà para quien aun lo ignorase) y he de sumarme a la propuesta de la gallega, Fuca, claro, esa mujer: por favor, si algún contertulio pudiera ir a la presentación de Miguel Veyrat ¿sería tan amable de hacernos una croniquilla sobre el acontecimiento? Gracias.

  14. jserna

    ¿Al ‘salón principal’, Pumby? No me diga cursiladas. ¡A ver si lo mando a la gatera!

    Y sí, a ver quién puede acercarse a la presentación de Miguel Veyrat. Aquí les ofrezco más datos:

  15. ernesto

    Pero por qué hablais de Rajoy pudiendo hablar de Dios. Teneis que olvidaros de la novela de Saramago y lean la Biblia. Buenas noches.

  16. Alfons Àlvarez

    Imágenes,… Rajoy/Job, Camps/Mona Lisa,.. http://www.elpais.com/fotografia/Manifestacion/Valencia/corrupcion/elpdiaesp/20091101elpval_1/Ies/

    Ayer, en la manifestación/ entierro/ renacimiento de la democracia cual ave Fénix hubo todo tipo de imágenes. Pumby no estuvo sólo con los otros tres amigos gatos como él. Imposible localizarlo. La multitudinaria asistencia fue un éxito total para los organizadores. Las nuevas formas de comunicación por Internet han demostrado que es posible movilizar a la sociedad haciendo un uso inteligente de ellas. Hace unos días, Chris Huges, uno de los creadores de la red social Facebook y asesor de Obama durante la campaña electoral, decía en una entrevista que “los políticos llevan tiempo usando la Red para recaudar dinero, y lo han conseguido. Pero la diferencia es que nosotros (los asesores de Obama) no usamos Internet porque sí: nosotros la usamos para dar poder a la gente, para crear bases, gente que se sienta responsable, parte de la campaña todos los días. Y ése es el porqué (del éxito de la campaña de Obama), no entras en la Red para leer algo sobre Barak Obama, sino para crear contenido”.
    http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/Obama/creyo/Internet/elpepirtv/20091030elpepirtv_3/Tes

    Creo que la protesta de ayer puede ser un punto de inflexión para la regeneración democrática de la política valenciana. Pero deben cumplirse varias condiciones:

    1. Que la desafección democrática afecte a los votantes de los presuntos corruptos, es decir que, desengañados y hartos de la corrupción que afecta a la dirección del PPCV, se abstengan de acudir a las urnas (cosa más que improbable).

    y 2. Que haya una alternativa ilusionante capaz de aglutinar e impulsar ese sentimiento de regeneración democrática (cosa también improbable dados los manifiestos personalismos que impregnan las cúpulas dirigentes de los partidos de la izquierda valenciana).

    Ante ese panorama, ¿sería suficiente un programa “republicano” (en el sentido de cívico y democrático) de mínimos y una plataforma electoral unitaria de todas las fuerzas dispuestas a llevarlo a cabo? Pregunta que dejo al viento de este concurrido blog tan sabiamente administrado por Justo Serna (permítanme un poco de jabón).

  17. Pumby de Villa Rabitos

    ¡Maldita sea, Serna! Eso me pasa por meterme en las casas en vez de ir por los tejados, como es mi natura. A ellos volveré. Especialmente si es para contemplar la magnífica perspectiva de las calles valencianas abarrotadas (“abarrotás” como decían aquellos finos intelectuales españoles, el Dúo Sacapuntas), abarrotadas, decía, de gatos maullantes – y permítaseme el galardón que le cuelgo a mi especie – Vale, vale, no eran gatos. Eran ciudadanos cabreados que, como apunta Alfons, se han movido y movilizado a través de una convocatoria que hacen ciudadanos sin militancia partidaria concreta y a través de un uso inteligente de las nuevas tecnologías de comunicación. ¡Por todos los Dioses! Si era lo que yo mismo proponía (modestia aparte) en el anterior “post”.

    ¿Qué queréis? “Facta, non verba” Yo, por ahí, veo, al menos, trocha. Que ésta se haga camino, carretera, autopista o vuelva a cerrarse a la maraña de intereses bastardos de los poderes políticos apesebrados del sistema (el famoso “establishment” del que últimamente venimos hablando, o soslayando), bueno, será cuestión de si la ciudadanía activa lo trabaja, lo lucha y lo vence.

    En cualquier caso, si ayer, al pasar junto al Micalet (Miquelet para los puristas), visteis entre el perfil de la torre y el tibio fulgir de esa deliciosa luna nimbada que acompañó a los manifestantes, una sonrisa amplia, grande y, tal vez, algo cínica (ojo, me refiero al cinismo de Hiparquía – que Hipatia no fue la única mujer libre e inteligente de la Antigüedad – de Crates, su esposo, Diógenes, Anístenes y toda la peña) de un felino, decía, no fue la del gato de Cheshire, fue la de uno de Villa Rabitos.

    Ejem… “tibio fulgir de esa deliciosa luna nimbada”… jo… ¡si hasta en que soy un cursi va a tener razón Serna!… ¡¡Es que he de tenerle manía por fuerza!!

  18. Marisa Bou

    ¡La vi, la vi! La sonrisa, entre socarrona y misteriosa, aparecía como colgada de una de las ostentosas farolas de la señá Rita. No me cupo ninguna duda de que nuestro Pumby estaba allí, trepado al poste de luz para contemplar el gentío que se agolpaba y vociferaba: ¡Camps, dimisión!

    Llevaba horas buscándolo entre la gente. Pude ver varios gatos, por más que vulgares, desnudos, sin calzón rojo ni cascabel. Hasta que, al fin, levanté la vista al cielo nocturno (al tibio fulgir de esa deliciosa luna nimbada) y le descubrí, a pesar de su invisibilidad, porque como el de Cheshire, este endiablado gato no puede ocultarse del todo: su cinismo permanece, prendido de su larga y doble línea de dientes afilados.

    Cuando quise advertir a los demás de su presencia, había desaparecido de nuevo. Pero el resto de la noche todos pudimos verle, o intuírle, en momentos fugaces, a nuestro alrededor, como espiándonos. Lo más extraño fué que, al llegar la medianoche, no volvió a aparecerse, tal como una cenicienta que hubiera corrido rauda a su carroza, a punto de convertirse en calabaza…

  19. R.S.R.

    No te vi Pumby, y…menos mal que no te vi. Llegaba pronto y al principìo-yo que soy “una mujer de poca fe”- pensé que efectivamente habría cuatro gatos. Pero no,fuímos muchos más y había mucha gente joven (además de ti, que ya sé que eres joven y bien “plantao”).
    Seguramente la luna y el merodeo de Pumby me trastornaron pero…¿no podría ser lo de ayer el inicio de un declive?

  20. Juan Antonio Millón

    Como dijo Jorge Luin Borges en un memorable poema, “No, no fui feliz”. No pude estar en la manifestación que ayer supuso -quién lo duda- una epifanía…bien que me pesa, pero mi cuerpo cada vez acompaña menos a mis deseos.
    La propuesta de Alfons me parece dignísima y si nuestros políticos pensasen más en el bien común y menos en sus ridículas cuotas de poder, deberían entregarse a poner acuerdo en tal sentido. Esa mención republicana es esencial, amigo. Salud.

  21. jserna

    Es curioso, empezamos el blog con referencias bíblicas y acabo con… ¿la Última Cena? Creo que debería rezar para que esto no empeore: a este Gobierno de Francisco Camps le quedan horas. ¿Buena nueva? No necesariamente. En todo caso, Mariano Rajoy no puede permitirse un Gabinete tan averiado.

  22. jserna

    Lázaro, el resucitado. Estamos bíblicos. Regresemos al Nuevo Testamento.

    Como usted comprenderá, yo no puedo presentar a las personas que vemos, salvo que ellas quieran presentarse. Una cosa es la imagen y otra, el nombre. Usted comprenderá. De todos modos, una de las personas que aquí aparecen es un conocido suyo, sr. Lázaro. Podríamos decir que es casi su sombra o su mentor espiritual.

    De todos los que aquí están sólo puedo hablar, paradójicamente, de la persona cuyo rostro no vemos y cuya mano sí distinguimos. Es Lluïsa Comes, una joven muy prometedora. Me ha autorizado a revelar su nombre.

  23. Isabel Zarzuela

    Muy a pesar de los intereses del señorito Camps y demás intelectuales del gobierno valenciano, en la manifestación no fuimos cuatro gatos (ni dos mil quinientos).
    Y hablando de gatos… no vean la que montaron los de Villa Rabitos en medio de la Plaza de la Virgen: al ritmo de sus sonajas, timbales y cascabeles, bailamos todos los manifestantes bajo esa “luna nimbada” que tanto gustó a Pumby. Y por supuesto nadie quería irse de allí, entre otras cosas, porque no te queremos President.

  24. jserna

    ¿Intelectuales del Gobierno valenciano? ¿Pero qué especie humana es ésa? ¿Un híbrido quizá monstruoso? Un intelectual es alguien que piensa a pesar de la corriente, alguien que intenta discernir lo que el vulgo no percibe, alguien que quiere oponerse a lo que la jerarquía o la autoridad le imponen a la fuerza. ¿Que ya no hay de eso? Sí, mujer, algo queda. Lo que pasa es que con Internet todo se rebaja, se iguala, se mezcla, se confunde.

    Siempre ha habido, claro, intelectuales sobornados, subvencionados directamente. Ha habido gentes de la cultura que no se han resistido a la lisonja de los poderes y de los poderosos. ¿Pero intelectuales en el Gobierno? Qué miedo. Yo quiero políticos honrados y eficaces, no intelectuales dengosos. Yo quiero ejecutivos con voluntad y responsabilidad, y no creadores con ideas. Sra. Zarzuela, ¿a quién llama intelectuales del Gobierno valenciano? ¿En qué consejerías están? ¿Acaso se refiere a Juan Cotino? O, mejor aún, ¿alude a Rafael Blasco? Lo digo para para acercarme a sus despachos. Les pediría una ayudita, una asesoría y una covachuela. Yo no tengo la paciencia del Santo Job…

  25. Isabel Zarzuela

    Hombre… Sr. Serna… ¿cómo se atreve a dudar que en el actual gobierno valenciano no hay intelectuales? Y por supuesto me refiero a Camps, a Rita, a Cotino, a Blasco…

    Oiga, Don Justo, la duda ofende.

  26. Alfons Àlvarez

    El “intelectual” Blasco ya es portavoz del Grupo Parlamentario Popular en les Corts Valencianes.

  27. jserna

    Hombre, era lo previsto. Habrá que darle la enhorabuena, con reverencia y salutación

    Yo tuve una discusión ‘intelectual’ con Rafael Blasco en El País. Creo que fue hace seis años o más. No me apetece poner los enlaces. Ustedes me perdonarán.

    Y luego, algún artículo he escrito:

    http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Cromos/repetidos/elpepiespval/20081015elpval_22/Tes/

    Y luego, aquí, en el blog lo he tratado en algún post:

    https://justoserna.wordpress.com/2009/06/12/

    Y luego, he escrito alguna fantasía animada:

    “…Blasco. Ese túnel nos pertenece a todos, como el ferrocarril, la palanca del progreso. Ya lo veo, ya lo tenemos: el caballo de hierro en la huerta, qué digo, el caballo de acero. ¿Recuerda la copla, Blasco? Pues complétela”.

    http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Alo/president/elpepiespval/20090624elpval_18/Tes

  28. Pumby de Villa Rabitos

    Y de Coordinador, el “intelectual” Cotino… A ver, a ver, pero ¿quién manda en el PP del PV, Rajoy, Camps o García Gascó, también conocido por la tropa como “El cardenal”? La solidez de un partido se derrumba por memeces como esa, la de no tener un lider. Algo comienza a oler a podrido en el PP. Aznar tenía razón.

    ¿Y lo bien que se lo debe estar pasando Zaplana cada vez que vea a Camps “empastillao” y siguiendo los acertados consejos de la que parece su nueva asesora de imagen, La Pantoja (“dientes, enseña los dientes que eso es lo que les jode”). Ay, Paquito… con lo feliz que eras y los huevos que tenías por amantes…

  29. Alfons Àlvarez

    ¿Del Grup Parlamentari,…del Consell? ¡Qué lío! No sé cuándo hablo del partido o del gobierno. ¡Que confusión!

  30. Alfons Àlvarez

    Y antes había sido estalinista, marxista-leninista pensamiento Mao Tse-Tung, ahora Mao Zedong. Una perla en el paraíso neo liberal, y preparado para poner firmes a las filas del PP valenciano.

  31. Juan Antonio Millón

    Alfons no sé si habrás leído el artículo del filósofo francés Daniel Bensaïd, que aparece hoy en El País, sobre las nuevas formaciones de izquierda en Alemania, Die Linke, y en Portugal, Bloco de Esquerda:
    “De este modo, se esboza la opción estratégica a la que se verá confrontada la nueva izquierda. O bien se contenta con un papel de contrapeso y presión sobre la izquierda tradicional privilegiando el terreno institucional; o bien favorece las luchas y los movimientos sociales para construir pacientemente una nueva representación política de los explotados y oprimidos. Esto no excluye de ningún modo que busque la más amplia unidad de acción con la izquierda tradicional, en contra de las privatizaciones y las deslocalizaciones, y a favor de los servicios públicos, la protección social, las libertades democráticas y la solidaridad con los trabajadores inmigrados y sin papeles. Pero esto exige una independencia rigurosa respecto a una izquierda que gestiona lealmente los asuntos del capital, a riesgo de hacer aborrecer la política a las nuevas fuerzas emergentes.” (“Emerge una nueva izquierda”). Me parece un dibujo preclaro de las opciones y las alternativas nuevas.

  32. Juan Antonio Millón

    Perdone, sr. Serna por salirme del tiesto, pero en ese “regreso a la Biblia” me he parado en el nazareno que irrumple en el Templo y dice:”Está escrito: Mi casa será llamada casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones” (Mateo, 21, 13)

  33. jserna

    Sr. Millón, usted no se sale del tiesto. Usted cree que “emerge una nueva izquierda”, un fenómeno que observa con interés y expectativa. Me parece muy respetable, y digna de encomio, su actitud: rebelde, no resignada. Me parece que yo soy más conservador, realista. ¿O quizá pesimista? ¿”Una izquierda que favorece las luchas y los movimientos sociales para construir pacientemente una nueva representación política de los explotados y oprimidos”? Ese noble propósito no es nuevo y ha estado en la base de lo mejor y de lo peor de la izquierda real. ¿Lo mejor? La entrega, el altruismo, la abnegación impenitente de tantos militantes y simpatizantes. ¿Lo peor? El sectarismo, el partidismo, un extremismo tendencialmente violento. Una parte del izquierdismo posterior al 68 fue de esa índole: y también proclamaba la defunción de la socialdemocracia (“mero gestor del capitalismo”). Felizmente, hubo una parte de ese extremismo que se supo contener, que se supo integrar políticamente. Véase Francia: no derivó hacia el terrorismo. En otros países, en cambio, el izquierdismo fue la excusa para arremeter contra Occidente. Ser muy progresistas y muy radicales en Europa, cómodamente instalados, es una opción, pero seguramente no es la más audaz. En fin, perdónenme: estoy cada vez más conservador. O socialdemócrata, como dice Arcadi Espada cuando quiere hacer mofa de lo blando, de lo correcto. Frente a la prístina y salvaje expresión de lo político –que Espasa cree encarnada en El Mundo–, El País sería un diario aquejado de correción blanda y venal. Yo siempre he sido muy moderado.

  34. Pumby de Villa Rabitos

    Y aun más allá fue el camarada Blasco, que también fue FRAP, o sea, lucha armada contra el estado capitalista… je, je, je… y ahora compartiendo banco – banco parlamentario, no entro en otros – con ese cabecita loca de neonazi, en su alegre juventud, claro, César Augusto Asensio. Ya lo dijo Rajoy: “joder, qué tropa” (todo un estilo de definir al conmilitón)

    Bueno, lo que trae a colación “El País” – me refiero, claro, a lo que subraya Juan Antonio – son otras personas comprometidas que buscan su propia vía para negarse a la resignación. Tal vez, lo interesante de todo ello – especialmente por el caso, al menos de “Die Linke” que conozco un poco más – no es que ahora nadie de por muerta la socialdemocracia, es que el propósito sería devolverla a su propósito inicial, una vía pacífica al cambio social. Al cambio real, no al gatopardiano. En otras palabras, librar a la socialdemocracia de los partidos socialdemócratas.

  35. Alfons Àlvarez

    Aunque Justo da por finiquitado este post, veo que aún hay contertulios dispuestos a sacarle punta al asunto del futuro de la izquierda.

    Gracias Sr. Millón por la sugerencia. Aún no he leído el artículo de Daniel Bensaïd, lo haré con suma atención. El número de octubre de El Viejo Topo también está dedicado a Die Linke (La Izquierda).
    http://www.elviejotopo.com/web/revistas.php

    Por lo que conozco del grupo alemán (más bien poco, dada la complejidad de estas nuevas formaciones) y por lo manifestado públicamente por Oskar Lafontaine, uno de sus promotores, me parece acertada la puntualización del gato (no el Frintz de Robert Crumb sino el más “civilizado” Pumby) que sitúa el horizonte político de Die Linke en una suerte de refundación de la socialdemocracia, una vuelta a los orígenes socialdemócratas tras la pérdida de una parte importante de su bagaje ideológico y su reconversión a teorías propias de los neoliberales.

    Sinceramente, creo que aquí ni el PSOE de Zapatero es el SPD alemán, ni su izquierda muestra estar aún suficientemente madura para un debate como el llevado a cabo en Alemania. Por no preguntar dónde hay en España una personalidad política como Lafontaine. http://www.publico.es/internacional/030710/oskar/lafontaine/alemania/politica

  36. Pumby de Villa Rabitos

    En efecto, Alfons, por eso decía que son otras personas y otras realidades las que hay en España. Especialmente porque aquí no hay consciencia de que se haga nada mal. Nunca. Si las cosas no salen como sería deseable, la causa está en otros, la responsabilidad es ajena y la asunción de responsabilidades nula. Ya lo dije, sólo cambia quien tiene conciencia de que vive en una crisis y el PSOE no la tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s