La libertad y otras cuestiones

Libertad de expresión. El  pasado 27 de abril, en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Valencia tuvo lugar una charla de Carles Sastre, sindicalista. Así lo presentaban quienes habían organizado dicho acto, el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans.

Era una conferencia más dentro de unas jornadas sobre el 25 d’abril, fecha de  la batalla de Almansa. Los actos tenían el título de Recuperem les arrels, construïm el futur y la intervención de Sastre versaba sobre La lluita clandestina per la independència. Se celebró en el Salón de Grados de la Facultad. No hubo incidentes.

Antes y después de dicho acto, algunos medios de comunicación y algunas organizaciones han mostrado su escándalo por la realización de esa conferencia. Entre otras cosas, por haber pertenecido Carles Sastre a Terra Lliure y por haber sido condenado, en su día,  a causa de las actividades terroristas: por ejemplo, según sentencia de 1977 de la Audiencia Nacional,  Sastre asesinó a José María Bultó, colocándole  una bomba en el pecho. Por lo que sé, parece que ha cumplido su deuda con la justicia.

Los estudiantes del SEPC, que viven en la ensoñación independentista y en la simplificación constante, invitaron a Sastre a conferenciar. No fui a su charla, entre otras cosas porque no creo que algo de lo que él diga pueda tener el más mínimo interés: ni la rememoración de pasadas violencias, ni los vaticinios que este antiguo “luchador” pueda hacer. No me intereso ni siquiera como historiador que observa a un sujeto más o menos extravagante o doloso. Por otra parte, la quimera victimista del 25 de abril me deja frío…

Los responsables de la Facultad de Historia autorizaron dicha conferencia y los restantes actos porque no había nada ilegal en ellos. Que se autorice la cesión de un espacio académico no significa que los representantes universitarios compartan lo que el charlista de turno pueda decir. Recuerdo actos en distintas Facultades a los que no he ido por la aversión que el conferenciante me despertaba, pero eso no significa que deban prohibirse todos los que a mí no me gusten.

Desde luego, mientras se respete la legalidad no tiene por qué impedirse su realización. Es más, las autoridades académicas tienen el derecho y la competencia de aprobar o desaprobar los actos para los que se pide espacio. Aun siendo legales, un decano o el rector pueden no ceder un Salón de Grados o un Salón de Actos. Está dentro de sus responsabilidades: no será una cacicada; será resultado de sus  atribuciones competenciales.

Las Provincias, la Asociación Valenciana de Estudiantes Universitarios y algún que otro partido extraparlamentario llevan varios días culpando a la decana de mi Facultad (y con ella a las restantes autoridades académicas) . ¿De qué cosa? “Permitir que se haga enaltecimiento del terrorismo en la Universidad”. Eso dicen.

En ciertos círculos de la derecha local hay mucho nerviosismo: el caso Gürtel y la disputa por el poder en distintas instancias están llevando al canibalismo, a un enfrentamiento doméstico. Así, cualquier hecho más o menos rentable se emplea para obtener ventaja táctica frente a los enemigos internos. A ver quién es más feroz contra el catalanismo. Se reparten medallas.

A no ser por el uso interesado del evento –minúsculo–, un acto como el de dicha conferencia habría pasado sin pena ni gloria: como otros que ya se han realizado y se realizarán en el ámbito universitario. Simplemente porque no hay nada ilegal que obligue a su inmediata prohibición.  Pero, claro, desgarrarse las vestiduras es muy resultón para algunos.

Espero del Rectorado que defienda la posición del Decanato de Geografía e Historia, particularmente de su decana. Un exceso de prudencia o de equilibrismo por parte del rector lo veríamos como una mezquindad.

33 comments

Add Yours
  1. Paco Fuster

    Dos cosas:

    1.- Sobre la posición del Rectorado: hace unos días apareció en la web de la UV un comunicado en el que, con cierta ambigüedad, se apoyaba la decisión de la decana de nuestra facultad. Primero se decía que la UV está abierta al pluralismo ideológico y después que la apología del terrorismo no tenía cabida en la Universidad:

    http://www.uv.es/~webuv/noticies/noticia.php?idnoticia=10030

    Eso es la versión oficial. Sin embargo, me consta que en Blasco Ibáñez 13 no ha hecho mucha gracia la dichosa conferencia.

    2.- Pese a que tengo varios conocidos en el SEPC que me advirtieron del acto, dije desde un primer momento que yo no iba a escuchar a gente que pensó en su día que la independencia de Catalunya o dels Països Catalans se iba a aconseguir asesinando a gente. La verdad es que la gente del SEPC ha conseguido lo que pretendía (un poco de la notoriedad que les han quitado otros sindicatos) gracias a esas reacciones exageradas. De todas formas, me parece muy triste que un sindicato que ha hecho muchas cosas buenas en nuestra facultad (hace un par de cursos organizaron unas conferencias muy interesantes sobre Jaume I en las que sí que estuve) tenga que recurrir a esto para hacerse notar. Deberían canalizar esos esfuerzos a hacer – por ejemplo – que las asignaturas que se ofertan en valenciano en la UV, se den en esa lengua, cosa que no siempre ocurre.

  2. jserna

    Sr. Fuster, usted es muy sensato, aunque quizá muy benevolente. No sé si, como usted indica, el SEPC ha hecho “muchas cosas buenas en nuestra facultad”. La experiencia que yo tengo es que cierta provocación forma parte de su estado natural.

    En estos momentos, Las Provincias, AVEU, etc., están pidiendo la dimisión de la decana. En el rectorado, como usted señala, respondieron días atrás con cierta ambigüedad.

    Quizá estén esperando que todo esto escampe o que al rector no le salpique una decisión que es legal pero incómoda. O quizá el rector no quiera significarse mucho después de los apoyos electorales que ha recibido de ciertos sectores que ahora piden la dimisión de la decana de Geografía e Historia. No puedo pensar que el rector sea un cobarde. No quiero creerlo. Y no lo es…

    La cuestión, además, es la libertad de expresión. ¿Puede hablar un individuo como Sastre en en espacio académico? Puede, aunque a las autoridades no les entusiasme. A mí no es que no me entusiasme: es que me repele su historia.

    Puede hablar, ya digo, como podría hablar un antiguo guerrillero que aún sintiera devoción por el Che Guevara, ciego a la violencia que el argentino provocaba con sus ideales de emancipación.

    Lo único que se pide es respeto de la legalidad y un auditorio de gente crecida y responsable.

  3. jplanas

    Un auditorio de gente crecida y responsable no iría a escuchar a ese asesino. ¿O habría que decir ex-asesino?;-P

    Abrazos!

  4. jplanas

    Por lo demás, nunca me rasgo ni me rasgaré las vestiduras por anécdotas tan poco significativas… La legalidad es un ente mutante donde hoy retozan unos y mañana otros. Siempre fue así. Y la verdad, el asunto sólo me genera más, ¿todavía más?, indiferencia;-)

  5. Paco Fuster

    Puede ser, Justo. Es lo que creo: que han hecho cosas buenas y cosas – como invitar a este personaje a impartir lecciones – lamentables. Hace unos años (en mis primeros años de carrera) un amigo de un sindicato de estudiantes (“Campus Jove”) me propuso meterme en ese mundo de las luchas estudiantiles, pero desestimé ese ofrecimiento por varios motivos. Yo era representante de alumnos en el Depto. de Historia Antigua (fíjate si hace tiempo) y estaba en esa fase reinvindicativa. Recuerdo que en un curso se juntaron un par de cosas que me molestaron especialmente. Una de ellas era que me matriculaba en asignturas en valenciano y luego me las impartían en castellano. Recuerdo que por esos años el SEPC (que entonces se llamaba CEPC) sí que hizo esfuerzos loables por evitar ese tipo de estafas al alumno. Luego ya digo que han organizado varias conferencias (recuerdo una que dio Furió sobre Jaume I) de gran interés. Últimamente, es cierto que se han apuntado un poco a la vía de la provocación (hasta cierto punto – y siempre que no se falte al respeto – lo entiendo porque es la única forma de hacerse oir entre tanta competencia) y la confusión (eso no es exclusivo suyo, todos los sindicatos la practican, sólo hay que ver lo que ocurrió con las protestas anti-Bolonia en nuestra facultad).

    He leído varias cosas en la prensa y, efectivamente, creo que el Rectorado está esperando a que la cosa escampe. Tampoco veo mucho entusiasmo ni mucha fuerza en esas demandas de dimisiones; es más una pose (lo de rasgarse las vestiduras, como decías en el post) que otra cosa. Y luego está otra cosa un poco absurda. He leído en la prensa (falta que sea verdad) que tanto el decanato de Geografía e Historia como el Rectorado se han escudado en el hecho de que, cuando se propusieron las conferencias, no se dio el nombre de los conferenciantes. Menudo argumento. Si es así, cosa que dudo, me parece que es un error importante de los responsables. Lo que no puede ser es que la UV apele a la libertad de expresión y que luego digan que les han metido un gol porque no sabían quién iba a dar las conferencias. No es serio. Si se pone un “filtro” que se ponga, pero si no, luego que nadie quiera eludir responsabilidades.

  6. Néstor

    Personalmente, creo que el uso político que hacen de días como el 25 de abril es un tanto deleznable. Recurrir a la historia mitificada para hacer reivindicaciones en nombre de un “pueblo” a favor de la indepedencia es algo que nunca compartiré porque creo que se sale de contexto. Sin embargo todos los años asistimos a conferencias como estas, dado que están en su derecho.

  7. Arnau Gómez

    Estoy de acuerdo con ustedes en una cosa: en que no iría a una conferencia del Sr. Sastre. Por un motivo importantísimo: no me interesa lo que me pueda decir. Si es un asesino o no lo es, es un problema que tiene que dilucidar la judicatura y en estos tiempos, más vale no mentar la bicha. Hay que leer el caso Bultó y el caso Viola y como soy muy bíblico, no juzgaré para no ser juzgado.

    Desde que empezó a reivindicarse el 25 de abril, me pareció una levedad. Reivindicar el derecho de un pueblo, el valenciano, a la autodeterminación, decíamos en aquel momento, la independencia más tarde, la reforma constitucional ahora, reivindicando digo, esa aspiración en una derrota, siempre me pareció surrealista. Por definirlo de alguna manera.

    Que el Rectorado y el Decanato autoricen un acto, que está autorizado por defecto en la legislación, me parece lógico. Por eso reivindico a Barcia, que en tiempos del innombrable permitía actos en la Universidad de desafectos (léase Raimon), siempre que le garantizarán que no se producirían actos violentos dentro de ella. Y eso que Barcia se reclamaba como franquista “enragée” (sic). ¡Ah!, la independencia universitaria, que ni el franquismo pudo con ella.

    Que un rector, elegido democráticamente (algo hemos avanzado), permita que un “terrorista” se explique en una universidad me parece que le hace un gran servicio a la Universidad a la que representa. (el entrecomillado es mío y lo único que quiere expresar que un terrorista de hoy puede ser un estadista del mañana, leáse algún sionista, algún palestino, algún cubano, algún vietnamita, algún estadounidense, algún irlandés, algún alemán, algún francés, algún kosovar, algún serbio, algún croata, algún bosnio,…).

    Díganme si alguno de ustedes no pidió la libertad de algún etarra, o condenó la muerte de alguno de ellos en los tiempos de la, para algunos, gloriosa, para muchos, ignominiosa. Si no es así, háganselo ver o eran ustedes muy jovenes.

    A la conferencia, charla, mitin, lo que sea, del tal Sastre, se le ha dado una importancia excesiva.No es para tanto en un país democrático.

    ¿Saben que estoy pensando? Que la caverna política y mediática tiene una gran influencia en nuestras actuaciones. Y como pueden comprender, eso es preocupante, al menos para mí.

  8. R.S.R.

    No me he enterado mucho de ese acto, pero en principio parece que independientemente de la historia de este señor que al parecer ha cumplido con la justicia, y del interés que como particulares nos despierte su charla, no habría por qué rasgarse las vestiduras si es un acto que se ajusta a la legalidad. Tampoco habría que hacerlo porque los responsables de la facultad hayan decidido soberanamente ceder ese espacio académico; precisamente la universidad es un espacio privilegiado para ejercer la libertad de expresión. El debate no debe estar en si yo, como particular estoy de acuerdo o no: creo que el debate debe estar en si la universidad en particular, y cualquier espacio democrático en general, puede o debe acoger un tipo de conferencias que más allá de la opinión personal que nos suscite su autor, y admitiendo su tinte provocador, se acoge a los principios democráticos, pero agitar la bandera anticatalanista da unos réditos espectaculares en las urnas.
    Al final esas actitudes muestran lo que estamos dispuestos a tolerar y lo que no. Francamente, no sé como vamos a integrar y resolver un problema de terrorismo en nuestro país.

    Otro problema es cómo reaccionan las autoridades académicas ante una petición de responsabilidades por parte de determinadas esferas y ámbitos siempre prestos a escandalizarse (a cambio de un buen puñado de votos), especialmente si dichas autoridades tienen algunas servidumbres respecto de quienes les han aupado.

  9. Marisa Bou

    Yo tampoco hubiera asistido a semejante conferencia, por lo mismo que no iría, ni encadenada, a una del señor peineta, con bigote o sin él. Pero nunca se me ocurriría criticar a la Universidad que las acoge.

    Como dice don Arnau, en algún tiempo nos mostramos en favor de la eta, pero eso fué cuando vivíamos bajo la dictadura, y antes de que se convirtieran en asesinos profesionales.

    Como también debo reconocer que, alguna que otra vez, he cantado aquello de “¡volem, volem, volem, volem la independencia, volem, volem, volem, països catalans!”. Aunque creo que con el mismo entusiasmo y el mismo número de copas en el coleto que cuando cantaba lo de “¡Asturias patria queridaaaa…!” sin estar expresando el deseo de ser asturiana. ¡Digo!

  10. jserna

    La gente crecida y responsable puede ir a escuchar una conferencia de un tipo desnortado, incluso de un ex asesino que ha cumplido su pena. Sin duda, un individuo así siempre tendrá un interés antropológico o sociológico. O criminológico. Eso sí, sólo hace falta gente dispuesta a ser madura. En esta historia menor, lo curioso es el comportamiento de algunos de los actores que rodean al conferenciante.

    Primero. Hay unos convocantes que no parecen demostrar interés antropológico alguno por el charlista: sueñan con una quimera y se valen de un presunto héroe o de un abuelito, al que traen para que cuente batallitas. No me preocupa que organicen actos así. Menos aún que se les ceda un espacio para sus eventos (siempre es preferible el histrionismo verbal a otras provocaciones). Lo que me preocupa es que cursen una carrera universitaria y no se les note o no se curen de sus quimeras.

    Segundo. Hay un sector de la derecha local que está dispuesta a escandalizarse provechosamente. Qué bien estamos agitando el anticatalanismo. Si además podemos mezclarlo con el terrorismo, el resultado es rentable. Es una baratísima cortina de humo.

    Tercero. Hay un Rectorado que se muestra tibio en este asunto, melindroso: parece acobardado por la presión del grupo Vocento. Huy qué miedo. Ojalá mañana o pasado haya un comunicado firmado por el rector de apoyo expreso a la decana de Historia.

  11. Aviso general

    Reunió Extraordinària de la Junta de la Faculta de Geografia i Història de la Universitat de València

    Dia de la reunió: 4 de maig de 2010

    Hora de la reunió: 10,45 en primera convocatòria i 11,15 hores en segona

    Dia de la convocatòria: 3 de maig de 2010

    L’Il•lm. Sra. Degana convoca reunió Extraordinària de Junta de Facultat que es farà a la Sala de Juntes en la data i hora indicades, d’acord amb el següent Ordre del dia:

    PUNT ÚNIC:

    -Informe de la Degana i, si escau, presa de posició de la Junta de Centre en relació a la polèmica sorgida al voltant de les jornades “Recuperem les arrels, construim el futur”, organitzades pel SEPC (21 al 28 d’abril).

    LA SECRETÀRIA

    Ana Mª Camarasa Belmonte

  12. Aviso general

    Comunicat de l’assemblea celebrada el dia 29 d’abril
    abril 30, 2010

    L’Assemblea Intercampus, de professors, estudiants i membres del personal d’administració i serveis, s’ha reunit avui, 29 d’abril de 2010, per tal de reprendre la línea de debat i d’intervenció crítica que va iniciar vespres de les eleccions a rector propassades. En aquest sentit, l’Assemblea manifesta la seua voluntat de continuïtat, amb anàlisi i pronunciaments sobre els problemes que afecten la nostra Universitat de València, en docència, investigació i projecció social.

    L’Assemblea, en aquesta reunió, ha acordat denunciar la campanya ignominiosa que determinats sectors i mitjans de signe dretà- i en algun cas clarament feixista- han fet contra la Universitat amb l’excusa que una organització d’estudiants havia organitzat una conferència. L’Assemblea es pronuncia rotundament en favor de la llibertat d’expressió i de l’autonomia universitària i entén que atacar demagògicament la Universitat respon a interessos contraris a la cultura i la racionalitat de la societat valenciana.

    D’altra banda, l’Assemblea manifesta la seua preocupació per les veus que apareixen defensant designacions no democràtiques de rectors i altres càrrecs universitàris. Sobre aquesta qüestió, l’Assemblea iniciarà un debat i adoptarà una postura.

    L’Assemblea, així mateix, vol fer sentir la seua veu al si del Claustre de la Universitat, impulsant i preparant punts de l’ordre del dia, com per exemple el de la sol·licitud de Campus d’Excel·lència per a la propera reunió del Claustre.

    Finalment, l’Assemblea fa una crida a participar en les seues reunions i debats i convocarà properament una nova reunió.

    Assemblea Intercampus

    http://eleccions2010.wordpress.com/2010/04/30/comunicat-de-lassemblea-celebrada-el-dia-29-dabril/

  13. David P.Montesinos

    Cada vez que ciertos sectores se escandalizan por tal o cual conferencia, manifestación o pronunciamiento, me da en la nariz que consiguen reforzar la postura -victimista en ocasiones- del protagonista, el cual, por insignificante que sea su valía, ya tiene motivos para sentirse importante. Hay, ciertamente, actos que deben ser perseguidos, por ejemplo los que enaltecen el terrorismo, promueven la conculcación de derechos humanos básicos o hacen apología de la violencia o el terrorismo. Hablar en favor del secesionismo, equiparar el terrorismo de estado con el independentista o proyectar una mirada no oficialista -digamoslo así- sobre la historia de la lucha armada en el Estado español desde el franquismo me puede suscitar desacuerdo, irritación e incluso hastío, pero no me parece algo en sí perseguible. En todo caso, se me ocurre que quienes juegan tanto a demandar censura pueden estar buscando el desgaste de quienes sí son rivales directos en la lucha por el poder, lo cual explica muchas cosas.

    En cuanto al asunto dels Paissos Catalans, siempre fui escéptico, lo cual me ha ganado en distintas ocasiones, también en algún momento en este blog, el calificativo de “españolista soterrado”. No sé si han oído hablar de la falacia de la falsa disyunción, tan vieja como la ciencia lógica misma, de las primeras que suelo enseñar a mis alumnos. Consiste en aquello de “o estás conmigo o estás contra mí”. Las posturas supuestamente radicales habitan ese tipo de planteamientos tan abusivos y simplistas con las cuales se estrangula cualquier visión alternativa que no sea la justamente adversaria. A quienes llevaron a este caballero a la universidad les debe parecer que todos somos Aznaritos andantes porque no vamos por el mundo gritando “freedom for Catalonia”, un slogan que por cierto ví recientemente en las gradas del Nou Camp. En cuanto marcó Messi se les olvidó supongo lo oprimida que está Catalonia. Recuerdo, hablando de esto, a un compañero de la Facultad que solía utilizar esta frase: “Para mí no ha pasado ni un solo día desde el 25 de abril de 1707”. Para mí sí que ha pasado… Y para él también, aunque quiera no saberlo. El tiempo, qué putada, pasa para todos.

  14. Miguel Veyrat

    Muchas gracias por las buenas ausencias que me guardaron en el post anterior. Les devuelvo los abrazos, queridos amigos. Sí, leí su comentario Paco Fuster; en efecto estuve en Valencia como el rayo, llegar y marcharme en el mismo día para impartir un seminario sobre traducción literaria (ahora la llaman “traducción creativa”) de tres horas en la Universidad de Valencia. No pude llamar a nadie, y bien que lo siento. Pro buscaré la ocasión, prometido.

  15. jserna

    “Ex” es una preposición que se antepone sin guión a cargos o condiciones cuando se quiere decir de alguien que ha cesado en ese empleo o que ha dejado de tener ese trabajo. Hay empleos espantosos y trabajos horrorosos: los de terrorista o asesino. Gracias a que algunos abandonan las armas, podemos hablar de ex asesinos. En España tenemos terroristas que han abandonado la lucha armada y que han cumplido penas que les han sido impuestas. Tienen derecho a ser llamados ex terroristas o ex asesinos. No se les exige que pidan perdón o que se apiaden de sus víctimas: pueden aparentar eso y no ganamos nada. Lo que se les exige es que no cometan nuevos crímenes.

    Como dice el sr. Montesinos, “hablar en favor del secesionismo, equiparar el terrorismo de estado con el independentista o proyectar una mirada no oficialista -digamoslo así- sobre la historia de la lucha armada en el Estado español desde el franquismo me puede suscitar desacuerdo, irritación e incluso hastío, pero no me parece algo en sí perseguible”.

    Y ahora, si me permiten, en una hora y pico me voy a la Junta Extraordinaria de la Facultad a apoyar a mi Decana. Ha sido objeto de acusaciones gravísimas que le atribuyen intenciones aviesas. Si se aprueba algún escrito de apoyo lo incluiré en este blog.

    Mientras tanto, algunas autoridades académicas se columpian.

  16. jserna

    Por unanimidad ha sido aprobado un escrito de la Junta de Facultad en apoyo de la decana. Lo firman los miembros de la Junta. También había en la Sala numerosos miembros de esta Facultad que sin pertenecer a la Junta queríamos manifestar nuestra solidaridad con el equipo decanal. En cuanto esté disponible dicho Manifiesto lo colgaré en este blog.

  17. Aviso general

    Manifiesto de apoyo al equipo decanal, aprobado por unanimidad en la Junta Extraordinaria de Centro de la Facultat de Geografia i Història.

    Alguno de los actos organizados por el SEPC a propósito del 25 d’abril celebrados en el Salón de Grados de la Facultat de Geografia i Història ha provocado una polémica en la prensa y en algún sindicato estudiantil. Se ha
    culpado a la Universidad y especialmente a la decana de este Centro de intencionalidades aviesas o de irresponsabilidades institucionales. La Junta de Centro de la Facultat de Geografia i Història quiere manifestar públicamente su apoyo al equipo decanal por la rectitud de su proceder, haciendo expresos los siguientes puntos:

    o La cesión de un espacio de nuestro Centro para celebrar algunas de las actividades programadas por la organización estudiantil SEPC no incurre en ninguna ilegalidad. Dicha cesión de espacios no implica necesariamente que esta institución comulgue con los contenidos de las actividades realizadas en los mismos.

    o El que se permita realizar estas Jornadas en el Centro es una prueba más del modo de proceder democrático y del ejercicio de la libertad de expresión que siempre ha caracterizado y caracteriza a este Centro y a la institución a la que pertenece.

    o La realización de dichos actos ha sido interpretada por algunos como una irresponsabilidad culpable de la Decana. Condenamos toda manipulación que interprete así los hechos, pues falta a la verdad.

    o Por ello mostramos nuestro más profundo rechazo a éstas y a otras acusaciones, igualmente falsas, que se han vertido contra nuestra Decana, en este caso responsabilizándola de la presencia en el Centro de un cartel de Iñaki de Juana Chaos, del que nunca ni ella ni el equipo directivo ni esta Junta tuvieron constancia ni prueba. En caso contrario, dicho cartel habría sido inmediatamente retirado.

    o Hacemos constar igualmente que el AdR del Centro, el día 28 de abril, emitió un comunicado desmintiendo las acusaciones relativas a dicho cartel.

    Por todo ello, reiteramos nuestro apoyo a la Decana y a su equipo, tanto por su proceder responsable y democrático ante estos hechos, como por la actitud académica e institucional mostrada.

    Valencia, 4 de mayo 2010

    http://centros.uv.es/web/centros/geohist/data/tablones/tablon_general/PDF259.pdf

  18. Aviso general

    Intervenció de la Decana de la Facultat de Geografia i Història davant la Junta:

    Davant de les informacions publicades en diversos mitjans de comunicació en relació a la xerrada impartida per C. Sastre, dins de les activitats promogudes per l’organització estudiantil del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), la Degana de la Facultat de Geografia i Història de la Universitat de València, manifesta que:

    La xerrada es va autoritzar perquè va ser sol•licitada per una associació estudiantil legalment inscrita en el Registre de la Universitat de València, dins d’un conjunt d’activitats per a commemorar el 25 d’ abril. La persona invitada no té en aquestos moments comptes pendents amb la Justícia, per la qual cosa atenent a la llibertat d’ expressió, de la que som ferms defensors, no podíem censurar la dita xerrada. A més, el SEPC ens va assegurar que no es faria cap apologia del terrorisme ni de cap tipus de violència, tal com va quedar palès durant l’acte.

    Des del primer moment fem nostre el comunicat emès per la Universitat de València, rebutjant qualsevol tipus de violència i, per tant, de terrorisme. Des d’aquesta Facultat expressem el nostre suport a les víctimes del terrorisme, al dolor de les quals som especialment sensibles.

    Com a Degana no pot plantejar-se prohibir un acte que cap altra institució pública censuraria al trobar-se dins de la legalitat vigent. No obstant, a nivell personal reitera una vegada més, el seu rebuig de qualsevol tipus de violència i les seues més arrelades conviccions democràtiques.

    En conseqüència, qualsevol activitat que tinga com a objecte l’apologia de la violència, no ha tingut ni tindrà cabuda en les nostres aules.

    Davant de les informacions publicades, en relació a la presència d’un cartell De Juana Chaos en les dependències de l’ADR (Associació de Representants d’Estudiants) del Centre, la Degana manifesta que:

    En la seua presència no s’ha exhibit el dit cartell, en cap de les dependències del Centre, ja que si així haguera segut, ho hauria fet retirar immediatament, com ha ocorregut altres vegades en relació a cartells que faltaven al respecte i/o atemptaven contra la dignitat de la institució o els seus representants.

    Finalment, vol agrair el suport incondicional rebut de l’actual ADR (exceptuant el representant d’AVEU), que queda reflectit en el comunicat emès per la dita assemblea el 28 d’abril, on es desmenteix públicament l’existència del dit cartell en la seua sala de reunions.

    I vol fer notar que de les tres fonts d’informació (Deganat, ADR i el representant d’AVEU) dos d’elles són coincidents i la tercera realitza afirmacions que no pot provar.

    En conseqüència, volem fer constar:

    El nostre pesar per que aquestos esdeveniments s’ hagin utilitzat per a enfrontar a la comunitat universitària i la societat. Així com el nostre desig que amb aquestes explicacions finalitzen aquestes desagradables manifestacions en contra de la Universitat de València i del nostre Centre, en particular, deixant-los lliures de tota sospita en relació amb el nostre rebuig de qualsevol tipus de violència i el nostre suport a les víctimes del terrorisme.

    Finalment, volem expressar, el nostre agraïment per les nombroses mostres de confiança en el nostre procedir, rebudes al llarg d’aquestos dies, tant de membres de la Universitat de València, com d’altres institucions valencianes.

    València, 4 de Maig de 2010

  19. Alejandro Lillo

    La polémica con la Decana de la Facultad de Geografía e Historia me recuerda a una novela de Philip Roth titulada “La mancha humana”. En ella tenemos también a un profesor universitario presionado a dimitir por cierta afirmación que realiza en un aula. No les diré más del libro, pero el mecanismo que actúa contra Coleman Silk (el protagonista) parece idéntico al que está presionando a la Decana. Evidentemente, en uno y otro caso, el origen es el neoconservadurismo, que se dice democrático y liberal pero que actúa exactamente de forma contraria. Ahora bien, el calado que ese discurso tiene en la sociedad es brutal, tremendamente demagógico y muy perverso. Por eso, aunque se hace necesaria (así lo pienso yo) una respuesta contundente por parte de la comunidad universitaria en general y de otros actores y fuerzas sociales, el hecho de tener que emitir comunicados, desmentidos y explicaciones, pone de manifiesto quién lleva la iniciativa, y coloca a la Universidad en una situación defensiva, cuando todo esto debería ser una situación normal, aceptada por toda sociedad que se reconozca democrática. De ahí la perversión.

  20. jserna

    Sr. Lillo, en este tema de la polémica no sé si el asunto clave es “el neoconservadurismo que se dice democrático y liberal”. Observemos el caso de Las Provincias: es un periódico importante con una larga tradición detrás, una tradición conservadora y a mucha honra. Quiero decir, que el conservadurismo no es algo criticable. Me parece que un buen conservador es una figura social a conservar, precisamente. El conservador es un tipo mesurado, que se cuida mucho de callejear o de provocar algaradas. Es un observador atento que reflexiona y no manipula: simplemente se preocupa de valores que sabe que no siempre son compatibles. Valora y jerarquiza pero no excluye.

    Luego están los fanáticos, que excluyen los valores de otros. Y luego está quien manipula con sectarismo.

    En Las Provincias hubo una época, la época de María Consuelo Reyna, en que sus responsables parecían interesados en hundir la reputación de ese periódico. Parecían dispuestos a arruinar lo mejor de su conservadurismo y de su morigeración. Adoptaron formas propias del extremismo y del matonismo verbal. Entiéndase matonismo como lo que define la Real Academia de la Lengua. El anticatalanismo parecía justificarlo todo. Las Provincias empezó a superar aquella época sombría el día en que María Consuelo Reyna cesó (o fue obligada a cesar). Sería muy triste que volvieran aquellas formas.

    Aunque, ahora que lo pienso, la sección estrella de María Consuelo, “El cabinista”, sigue en dicho periódico. Veo que es un diario fiel a las tradiciones.

  21. Arnau Gómez

    En la transición, esa transición tan vilipendiada por los que, o no la hicieron por motivos de edad o por que no creían en ella, fui parte activa de unas ponencias, en las que se debatían entre otras cosas, sobre la lengua que hablamos en este país. Yo había presentado un enmienda, que decía, recuerdo a bote pronto, que el valenciano, variedad del catalán, es la lengua que los valencianos reconocemos como nuestra y que el pueblo ha mantenido como la lengua para comunicarnos, debiendo reforzar su conocimiento. La enmienda fue retirada por las presiones de los más, digamos, radicales, los que no aceptaban que hablamos en valenciano, o eso creen los valencianos del pueblo llano.

    El último día hábil de la campaña electoral para las primeras elecciones democráticas después de la dictadura, el diario decano publicó un artículo de Attard, en el que nos advertía del peligro de invasión y colonización por parte de los catalanes. Aquello caló muy hondo o es que estaba muy mojado ya el suelo mental de los valencianos. Hasta hoy,en el que los catalanes y el catalanismo son los enemigos naturales de nuestra identidad. Los ultras ya tenían “enemigo” y desde ese momento, cualquier problema que podamos tener, real o inventado, es culpa de nuestros traidosres hermanos del Norte, esos que son para unos Abel, para otros Caín, para los más el mismo Satán.

  22. Alejandro Lillo

    Puede ser, don Justo, puede ser. Sin haberlo pensado mucho, no me parece que el conservadurismo y el neoconservadurismo sean exactamente lo mismo, como tampoco es exactamente lo mismo un rico con solera que un nuevo rico. El modelo de “neocon” del que hablo, de moderado no tiene nada, desde luego. De liberal y democrático tampoco. Es una fachada. Son tipos que dicen defender la libertad y la democracia, pero lo único que hacen es sembrar cizaña y discordia, azuzar los ánimos, generar rencores y radicalizar las posturas. Coincido con su apreciación: “Luego están los fanáticos, que excluyen los valores de otros. Y luego está quien manipula con sectarismo”. Quizá esta sea una buena definición de lo que para mí son los “neocons”.

  23. jserna

    Hola, buenas. No sé quién es usted pero se ve que es lectora, en efecto.

    Me pregunta directamente si no pienso cambiar el post. Mucho trabajo, sra. Lectora, mucho trabajo que acabar…

    Lo cambio, sí. Mañana, viernes, 7 de mayo. Ah, y gracias por su interés tan directo, sra. Lectora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s