Silvio Berlusconi, otra vez

0. Hace dos años y medio o así (en junio de 2008) dediqué una entrada del blog a Silvio Berlusconi. Las cosas que entonces decía se mantienen e incluso se agravan. Es impresionante hasta dónde puede llegar el descrédito de la política en manos de un populista, de un ilusionista…  Si son ciertos los cargos que se le imputan ahora, la gravedad de sus actuaciones es máxima.

En esta fotografía reciente, de Tony Gentile (Reuters), lo vemos cabizbajo, pensativo, cavilando tal vez sobre su circunstancia actual o sobre su situación futura. O quizá no: quizá simplemente dormita tras una larga sesión política. O, quién sabe, es probable que esa imagen sólo sea un instante sin significado.

1. Miércoles 16 de febrero de 2011. Hoy aparece una columna que mandé ayer a El País a las 12 horas. Cuando la escribí no tenía noticia del anuncio sobre el presidente del Gobierno italiano: “Berlusconi será juzgado en abril por prostitución de menores y cohecho”. Mi artículo no está escrito a partir de lo que ayer pude leer en elpais.com, sino antes. Eso no empeora ni mejora las cosas: simplemente es un dato contextual que quizá convenga saber.

Siento bochorno ante las declaraciones e insinuaciones sobre la Justicia que hacen algunos dirigentes del Partido Popular. No puedo sino preguntarme por un militante del PP. Seguro que existe: aquel miembro de la organización que se avergüence de esas manifestaciones antisistema. La columna. titulada “Los populares cantan” empieza así:

“El Partido Popular es una organización muy entonada. Es como un inmenso coro. Si son ciertos los datos que proporciona, supera ampliamente los setecientos mil afiliados. Eso significa un gran número de voces, muchos seguidores cantando la misma tonadilla. ¿Habrá alguien que desafine, alguien que discrepe? Vayamos a Italia, país canoro por excelencia y país con el que frecuentemente se nos compara. Observemos el caso de Silvio Berlusconi, no sea que compartamos partitura…”

Leer más en:  Justo Serna, “Los populares cantan”, EL País, 16 de febrero de 2011.

Continuaré…

Silvio Berlusconi en Los archivos…, 26 de junio de 2008:

“…Quizá en Italia, más que en otros países, permanece aún vivo el siglo dieciocho, y con él, el personaje del charlatán”, dice el narrador de Mario y el mago, de Thomas Mann. El personaje del charlatán, “del titiritero de feria, tan característico de aquella época, y sólo en Italia cabe encontrarlo aún en buen estado de conservación”, añade Mann con displicencia aristocrática, quizá errónea. En una zona turística de Italia, una familia extranjera se instala en el Grand Hôtel. ¿Qué les depara la experiencia? Mala comida, discriminaciones groseras (poder o no poder comer en la terrazas, etcétera). Por ello deciden mudarse a una pensión. Allí tendrán otras vivencias: entre ellas, la actuación del Cavaliere Cipolla. “Entró con aquel especial paso rápido que a la vez denota una cumplida deferencia frente al público, provoca, asimismo, la ilusión en este de que el recién llegado acaba de recorrer una gran distancia para mostrarse ante él, siendo así que apenas hacía un instante se hallaba en realidad todavía entre bastidores”, prosigue el narrador de Mario y el mago. “De una edad difícil de determinar, desde luego ya nada joven”, el recién llegado se ofrece como solución, con una “impresión de bufonería fantástica” muy equívoca.

“–Parla benissimo –afirmó alguien junto a nosotros. El hombre no había hecho aún nada, pero ya sus palabras se estimaban como un mérito, sólo con ellas había sabido imponerse”, leo en Mario y el mago. “Después de haberse despojado de la flamante chistera, de la bufanda y el abrigo, se adelantó de nuevo al proscenio arreglándose la levita, sacando fuera los puños de grandes gemelos y ajustándose la faja bufonesca. Tenía un pelo horrible: la parte superior del cráneo era casi calva”, añade el narrador. “Era un poco como el peinado de un director de circo de antaño, ridículo, pero apropiado para aquel anticuado estilo personal”, precisa.  

Leer más aquí.

——————

Grave polémica: El prostíbulo y Arcadi Espada

Arcadi Espada ‘versus’ Javier Cercas (aquí) 

10 comments

Add Yours
  1. Leda

    No, no, don Justo, Berlusconi está profundamente apesadumbrado porque está sufriendo las consecuencias de vivir en una país que no es libre. Ya lo dijo hace unos días: “Un país no es libre si algunos magistrados llevan a cabo batallas políticas contra cargos públicos”.

    Pobre hombre. Ay.

  2. Alejandro Lillo

    Bueno, es todo tan lamentable… Si hubiera tenido un poco de dignidad y vergüenza, Berlusconi hubiera tenido que dimitir hace años. Ahora, evidentemente, no creo que lo haga, aunque las acusaciones son gravísimas, pero bueno, yo creo que ha hecho cosas peores, quizá no tan mediáticas, pero menudo historial que tiene don Silvio. Italia está mal, muy mal. Pero no lo digamos muy alto.

  3. Sigue...

    1. Miércoles 16 de febrero de 2011. Hoy aparece una columna que mandé ayer a El País a las 12 horas. Cuando la escribí no tenía noticia del anuncio sobre el presidente del Gobierno italiano: “Berlusconi será juzgado en abril por prostitución de menores y cohecho”. Mi artículo no está escrito a partir de lo que ayer pude leer en elpais.com, sino antes. Eso no empeora ni mejora las cosas: simplemente es un dato contextual que quizá convenga saber.

    Siento bochorno ante las declaraciones e insinuaciones sobre la Justicia que hacen algunos dirigentes del Partido Popular. No puedo sino preguntarme por un militante del PP. Seguro que existe: aquel miembro de la organización que se avergüence de esas manifestaciones antisistema. La columna. titulada “Los populares cantan” empieza así:

    “El Partido Popular es una organización muy entonada. Es como un inmenso coro. Si son ciertos los datos que proporciona, supera ampliamente los setecientos mil afiliados. Eso significa un gran número de voces, muchos seguidores cantando la misma tonadilla. ¿Habrá alguien que desafine, alguien que discrepe? Vayamos a Italia, país canoro por excelencia y país con el que frecuentemente se nos compara. Observemos el caso de Silvio Berlusconi, no sea que compartamos partitura…”

    Leer más en: Justo Serna, “Los populares cantan”, EL País, 16 de febrero de 2011.

  4. Alejandro Lillo

    Excelente artículo, señor Serna. Magnífico. Lo del Partido Popular es horroroso, y lo de Gonzalez Pons clama al cielo. Son de una hipocresía y de una manipulación que no me explico, que no me cabe en la cabeza. ¿Hasta dónde están dispuestos a llegar con tal de no torcer el brazo? Y lo peor, como usted apunta, es el perjuicio que causan a la ciudadanía y a la democracia, el pésimo ejemplo que dan a los votantes y, peor aún, a los jóvenes, que ven que la verdad, la dignidad y el respeto, sólo sirven cuando beneficia a los nuestros y perjudica a los otros. Usted lo cita en el artículo: “Rita Barberá declara que hay que abrir un debate sobre la independencia de la Justicia”. ¿Cómo puede ser que diga eso y no le haya oído decir nunca jamás, en todos los años que llevamos de juicio, nada sobre Fabra, presidente de la Diputación de Castellón, y sus tejemanejes con la justicia?

    Pero esta hipocresía y esta desvergüenza campa a sus anchas por gran parte del espectro ideológico de este nuestro país. Me parece un problema tremendo, y de ilusos sería pensar que esta actitud no va a tener consecuencias. Las tiene, y en todos los ámbitos. Por ejemplo, sé de muchos licenciados en Historia que piensan que la verdad no existe, parece que creen que la historia es una suma de opiniones, y que cada uno tiene su punto de vista, tan válido uno como otro. Tambien pasa en el periodismo. Hoy mismo me que quedado anonadado con una columna que Arcadi Espada publicó ayer en El Mundo. Es ésta:

    http://www.arcadiespada.es/2011/02/15/15-de-febrero-2/

    Léanla despacio, por favor.

    Y ahora lean esta noticia de hoy en El País

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/Arcadi/Espada/lanza/bulo/Cercas

    Creo que lo que denuncia don Justo en su artículo y lo que ha hecho Arcadi Espada forman parte de una misma corriente, aunque podemos discutirlo. Es algo que quizá convendría ir denunciando, pues como les digo, esta forma de pensar, más fácil, demagógica y práctica, se extiende como una mancha de crudo y, como les digo, tiene muchas ramificaciones.

    Me callo aquí. Más tarde seguiré. Sólo añadir que lo de Espada de recuerda ese novela de Dickens, “Tiempos difíciles”, con esa obsesión por los hechos que ya se ha reproducido aquí.

  5. Alejandro Lillo

    Gracias por la mención, señor Serna. Tan sólo he recogido lo que decían los diarios. Si el tema sigue, volveré y añadiré cosas. Ahora mejor me alejo del ordenador. Estas situaciones me calientan. Resultan tremendamente indignantes, zafias y rastreras.

  6. Blogosfera Javier Sahuquillo

    Nota previa, Justo Serna, 2011

    El inspirado texto que abajo reproducimos pertenece a Javier Sahuquillo, que lo escribió durante su última estancia en Italia, verano de 2009. Hace una analogía que hoy nos resulta habitual: compara la política transalpina con la marcha accidentada de nuestras instituciones autonómicas. Es posible que un lector quisquilloso aprecie algún exceso.

    Yo creo, sin embargo, que la guasa está muy justificada: entonces y ahora, en 2011. Sahuquillo es maestro en el sarcasmo y en erudiciones de baja estofa, en saberes ordinarios y en conocimientos vastos: con ellos se ríe de personajes campanudos. Sahuquillo es un hombre de teatro, arte por el que ha sido galardonado; y es un hombre que admira a Enrique Jardiel Poncela, bendita influencia. El resultado, como pueden ver, es el del humorismo absurdo. Es como un tónico de efectos benéficos. Yo me lo administro siempre que puedo.

    ————

    Pueblerinamente nacionales (2009)

    Javier Sahuquillo

    Si tomamos como axioma que una lengua X define a todo pueblo Y que la habla, tendremos que el alemán define a los tudescos…

    Leer más en:

    https://justoserna.wordpress.com/javier-sahuquillo-pueblerinamente-nacionales-2009/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s