¿Por qué no te callas?

El 9 d’Octubre

A propósito de los himnos

Justo Serna

A propósito de los himnos y los abucheos.

Uno. Por mi carácter y por mi educación detesto el estrépito, la pachanga, las detonaciones festivas y las ofensas de hinchas ya afónicos. Detesto la alegría explosiva y los gritos unánimes y beodos. No me pongo como ejemplo. Llevo mi tara en silencio.

Jamás se me ocurriría pitar la ejecución de un himno legal o abroncar a alguien que tiene derecho a decir, expresar o interpretar. Me duelen los oídos cuando escucho un himno, el que sea, aunque la pieza sea obra de un virtuoso. Yo me callo.
imageDos. Cuando escucho el valenciano, el himno valenciano, me refiero, me entran ganas de llorar. ¿Acaso de emoción? No. Me pregunto para qué. El otro que los nacionalistas proponen como alternativa, La Muixeranga, simplemente no me da ganas: es que me pongo a llorar directamente de lo melancólico que es. Y…

Ver la entrada original 425 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s