“Cuando todavía era niño, una librería era un lugar muy oscuro”

Umberto Eco, que ha faltado hace pocas semanas, decía tener 50.000 libros. Pero aceptaba también que no nos hacía falta atesorar tantos volúmenes para disfrutarlos.

Basta con ir a las librerías –decía–, mirar las cubiertas, comprar algún libro. Aprendemos tanto observándolos, leyendo las solapas y contracubiertas…

“Cuando todavía era niño, una librería era un lugar muy oscuro”, recuerda Eco. “Entraba, un hombre vestido de negro, me preguntaba qué quería. Era tan angustioso que me marchaba enseguida. En cambio, nunca ha habido en la historia de la cultura tantas librerías como las de hoy, bonitas, luminosas”, añade.

Umberto Eco parece describir las que yo frecuento en Valencia, tan radiantes, tan acogedoras. Como tantas y tantas que sí, que nos miman.

Les recomiendo visitarlas y les recomiendo (a ver qué remedio) los últimos libros que he publicado. Los conozco

bastante bien y puedo decirles que los he escrito de mil amores.

Agradezco a los editores, Sílex, Fórcola, Punto de Vista Editores y Huerga & Fierro que hayan confiado en mí. Ahora confío en ustedes. Pásense por Librería Gaia, por Llibreria Ramon Llull, por Shalakabula o por las librerías que sí, que tanto nos miman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s