Opiniones contundentes

gritos.jpg ¿Son los blogs el diario del futuro? Al emplear la palabra diario corremos el riesgo de la anfibología. Podemos interpretarla como un sinónimo de periódico o como equivalente a dietario. Por lo que parece hay muchos bloggers que aspiran a convertirse en fuente de noticias, algo así como reporteros intrépidos, capaces de dar cuenta de aquello que la prensa de papel no suministra por desatención, por rutina o por simple censura. La meta es sugestiva y si efectivamente el periodismo digital o las bitácoras informan de lo que no se atreven o no pueden informar los medios tradicionales, entonces tendrán en el futuro un papel destacado. En países en los que la censura impide la libre difusión del dato, de la noticia, de la revelación, el blog puede transmitir lo que los poderes tapan y ocultan, hecho que a sus responsables les ha podido poner en estado de riesgo. En aquellos otros países en los que la censura no es política, el blogger puede competir con los periodistas en el suministro de la información, siendo, por ejemplo, más audaz que el reportero sometido a los esquemas de su propio medio de comunicación.  

Hay, sin embargo, algo de espejismo en esta pretensión, pues no es exactamente más información lo que hoy necesitamos, al menos en un Occidente saturado, infoxicado, sino criterios de discriminación del dato y de la fuente. Recursos para poder establecer juicios fundados, opiniones firmes y documentadas. Hace unos quince años nos recordaba Umberto Eco que el lector dominical del New York Times tenía ese día mayor cantidad de información en el papel impreso que lo que podía tener un europeo ilustrado del Setecientos a lo largo de toda su vida. Ese exceso y esa abundancia (que ahora se han multiplicado hasta el vértigo) pueden generar material repetido e irrelevante, pero sobre todo pueden provocar todo tipo de patologías, entre ellas la que Richard Saul Wurman llamó Information Axiety. 

Pero volvamos a las bitácoras. ¿Cuáles serían las similitudes y las diferencias que hay entre el diario tradicional y los blogs? En principio, ya lo sabemos, las bitácoras son un medio de expresión del yo y un medio de comunicación verdaderamente interesante: ofrecen la posibilidad de enunciar y de enunciarse, de enjuiciar y de enjuiciarse, así, a bote pronto, al calor de la actualidad, según el instante mismo en que nos ocurren las cosas y en que las observamos. Alguien, un espectador, asiste al escenario contemporáneo desde un observatorio que es íntimo, local y, a la vez, universal, y lejos de reservar para sí lo que ese espectáculo le causa lo escribe al alcance de todos. Se muestra, pone al servicio de sus lectores lo que juzga o cree o sospecha. Los visitantes o usuarios de esos cuadernos de bitácora –ustedes mismos– pueden, a su vez, dejar sus propios comentarios, palabras volanderas que tienen que ver con lo que el responsable del blog ha puesto o con lo que el asunto tratado le provoca.  

La ventaja de este medio es que transmite información, pero también algo de la intimidad intelectual (si se puede decir así), algo de opinión: es siempre un individuo el que se manifiesta y no una empresa de comunicación. Ahora bien, justamente porque son una especie de diarios personales expuestos al público es por lo que el responsable del blog no necesita –ni tiene por qué– acreditar la verdad de lo que escribe o de esas noticias de las que da cuenta, esas informaciones que comenta. Sus visitantes, es decir, comentaristas que opinan sobre las ideas del blogger pueden, además,  expresarse sin identificarse, emboscados tras un nick. ¿Cuál es el resultado? Por un lado, permite que lo que se evalúa por los otros lectores sea la pertinencia o impertinencia de una opinión, la justeza o no de unas ideas, más allá del respeto que merezca un nombre. Al adoptar un alias, las palabras corren anónimamente y eso permite una gran libertad de opinión, exorciza ciertas prevenciones, pero en algunos facilita también la irresponsabilidad o el energumenismo. Es probable que juzgar sin tener que avalar esas palabras con un nombre propio tenga un gran valor para muchos en la medida en que la audacia expresiva o la temeridad verbal sin censura desinhiben. Pero no es menos cierto que las máscaras, las máscaras de que se valen esos internautas llamados Trolls permiten las osadías, el ruido informativo, las calumnias, el chismorreo irresponsable, el cotilleo, el amarillismo. 

Y, así, estos calumniadores, que suelen estar aquejados del malhumor reinante en la prensa española, aumentan la crispación electrónica que ya está en los otros medios y que en Internet alcanza proporciones descomunales. Gente en la Red que parece mostrarse irritadísima insultando a quienes se les oponen por ideas o por inclinación: muestran una especie de desgarro personal, hasta un punto difícil de creer. La gente no puede vivir con ese desabrimiento patológico. Ellos creen manifestar opiniones contundentes, pero lo suyo es la hosquedad y la aspereza de quienes se sienten impostores (y encima lo llevan muy mal). “Pienso como un genio, escribo como un autor distinguido y hablo como un niño”, decía Vladímir Nabokov al principio de Opiniones contundentes, aquel libro en donde reunía algunas de sus entrevistas. Eran las suyas, desde luego,  respuestas terminantes de quien se sabía inteligente y debía soportar con paciencia y entereza la estulticia que le rodeaba. Nabokov fue arrogante, pero su soberbia intelectual no le impidió ejercer el trabajo más modesto: leer, informarse, documentarse, dotarse de noticias suficientes para fundamentar esas opiniones. Si se interrogaran sobre sí mismos, es probable que muchos de nuestros periodistas más amarillos y muchos de nuestros calumniadores electrónicos respondieran de modo semejante a Nabokov. O no, con una pequeña diferencia. Dirían algo así como… pienso como un genio, escribo como un genio y hablo como un genio. Los demás, cuando  escribimos en el blog o cuando publicamos en prensa, intentamos seguir a Nabokov en lo que mejor nos supo enseñar: leer, informarnos, documentarnos, dotarnos de noticias suficientes para fundamentar nuestra opiniones… nada contundentes. 

—————- 

Pueden leer también  “Polución informativa”, artículo de JS en Levante-EMV, 19 de septiembre de 2006

Ilustración: Antón, Carol, Título: “Gritos” (2005). Óleo sobre tela. 

53 comentarios

  1. Tal vez, en parte, el Sr Cazón tiene razón.

    Pero la cuestión es si el se atrevería a decírle eso mismo a esas personas a la cara, sin la protección que presta el anonimato en Internet.

    De ahí que ya no por respeto a todas las personas que p.e. Cazón enumera, sino por respeto a uno mismo, uno no debe decir lo que no diría en público y sin nicks.

    Por que a mí se me ocurren, p.e., comentarios -nada ofensivos- sobre el uso de los epítetos por parte de ciertos asiduos al blog. Uso, curiosamente, casi calcado al que utiliza alguno de nuestros mas conspicuos comentaristas de la derecha radiofónica. Pero debo callármelo. Por que tal vez con esa persona enfrente no me atreviera a decírselo. Tal vez por cobardía, respeto, educación, temor, quien sabe… Pero no estoy nada seguro de que le fuera a espetar esa afirmación.

  2. Yo ´repito, como ya comenté otro día aquí, que al menos en mi caso, no es relevante “emboscarme” tras un nik, opino lo mismo y digo lo mismo con nombre y apellidos, pero quizá no le doy tanta importancia. El uso del nik también es una especie de “juego”, soy yo igualmente pero algo más anónima, aunque lo seguiría siendo, en cierta forma, con esos nombres y apellidos.
    No creo que sea algo tan importante, más bien depende del uso que se le haga, sin más. un saludo, buenos días! café en mano!

  3. El vicepresidente Al Gore, creador estratétigo de la w.w.w. World Wide Web, solía decir que la red era como una gran avenida donde había de todo, desde lugares buenos y caros hasta garitos indecentes o cutres. Quedaba asignado a la libertad individual escoger el cómo transitar por esa calle, dónde entrar, a qué velocidad marchar, con quién encontrarse, detenerse a liar un pitillo, pegar la hebra o tomar una copa… Este es un “sitio”, un lugar, templo o garito, como se quiera, aula o foro, donde se ofrece un producto intelectual elaborado con esfuerzo por una persona que quiere compartir con otros, en un ejercicio de enorme generosidad, las cosas que piensa, le conmueven, le preocupan. Por la calle circulan también todo tipo de personas, gentes a quienes preocupa la cultura, que quieren aprender más y mejor, relacionarse con otros y compartir sus conocimientos, pero también circulan “farruquitos”, que sin carné ni norma alguna, con un desprecio absoluto por la sociedad en que viven, atropella a los ciudadanos indefensos que van y vienen a sus ocios o a sus asuntos. Ya sé que no va a servir de nada decir esto, repetido aquí mismo hasta la saciedad, pues los farrucos a los que llama Serna “Trolls” en uso aceptado en la red y Constantine identifica muy bien con la extrema derecha que se expresa no sólo en determinadas emisoras sino en la mayoría de la prensa digital, les importa una reverenda higa el pensamiento y sus usos, la educación y el pudor mínimo que obliga a no intervenir donde no se es deseado o no se tiene nada que aportar. Creo que el propósito no confesado de los ataques encadenados y planificados que viene sufriendo este blog, es amedrentar y abrumar a Justo Serna y a quienes con él debaten organizadamente, desviar esos debates y hacer huir a los posibles nuevos contertulios. ¿Por qué? Ya lo dijo Millán Astray, a quien tanto admira uno de ellos, que nos propina el himno de la Legión un día sí y otro no, dirigiéndose al rector de Salamanca don Miguel de Unamuno: “Viva la muerte, muera la inteligencia”. No podrán nunca matar la inteligencia, forma parte de la vida humana que ellos, como buenos talibanes, tanto desprecian. Sólo que son demasiado cobardes como para suicidarse por defender sus ideas como hacen los fanáticos militantes islámicos. Es una metáfora, queridos, pero como no la vais a entender la explicaré. Suicidaros para vosotros sería dejar de incordiar por estos pagos, pero es tanta vuestra ansiedad por ensuciar todo que veis tratado con limpieza, que no lo haréis. Da igual, ya os cansaréis; y si no, también da igual. En todo caso, gracias Justo Serna por poner en claro algunas cosas. Ahora, a aguantar la lluvia de improperios.

  4. Si yo digo: “la verdad no existe, porque todo es mentira” estoy afirmando con contundencia mi parecer. Que es sólo eso, mi parecer.
    Los blogs y las bitácoras son una solución para el ciudadano de a pie, si tenemos en cuenta que tenemos pocas opciones de expresar nuestra opinión. No puedo ir al congreso para poner a caldo a un ministro o al mismísimo presidente si sus actuaciones no me parecen apropiadas. (y me gustaría, lo juro).
    La red te permite eso, encontrarte con transeúntes anónimos que piensan como tú o discrepan. Debería servir esto – yo soy muy utópica – para manifestar un reflejo del sentir general y que, de alguna manera, llegara a aquellos que están en disposición de modificar las cosas. Ya digo que soy utópica.
    El exceso de información abruma, todo va deprisa y no nos da tiempo a digerir nada. Hasta tal punto que mucha gente se detiene tan solo en los titulares y de ahí, extrae una opinión. Y eso es malo, los titulares están para confundir, no son un extracto de la noticia. Sirven para vender (opinión contundente)
    No todos compartimos los mismos gustos, afortunadamente. (a mí no me parecía mal el señor del cartel porque se parece al que escogí hace años)
    Sería muy aburrido. Pero, por respeto, porque considero que no poseo la verdad, no puedo expresarme de manera burda y ruda. A mí no me gusta especialmente Umbral, me gusta más De Prada, pero no se me ocurre denostar su obra puesto que sé lo que cuesta escribir un libro, juntar palabras, dotarlas de sentido, publicar. No es lo mismo decir: esto es malo, que decir a mí me parece malo.
    Nos hemos acostumbrado demasiado al vituperio y, como he dicho en ocasiones, eso es fácil. Lo sabemos hacer todos, incluso en varios idiomas, y más si lo hacemos en plan guerrillero: con pasamontañas.
    Esa es la parte que no me gusta de la red.

    ¡hala, queridos que me van echar del trabajo!

  5. ¿Quién es De Prada? Conozco al zapatero italiano del mismo nombre. Una vez me gasté la hijuela en comprarle un bolso y unos zapatos a mi mujer de esa marca supercalifragilística.

  6. Señor Veyrat. Me refería a Juan Manuel de Prada.
    No lo tenía como zapatero italiano, pero nunca se sabe con las aficiones ocultas …

  7. Bueno, es muy apreciado por las damas. A Juan Manuel de Prada no lo he leído. Creo que escribe en ABC, por algunos ecos que me han llegado. A mí me ha pasado como a Josep Pla, que a partir de los cuarenta ya he dejado de leer novelas. Releo de vez en cuando alguna que me causó particular impresión en mis años mozos, como las de Alejo Carpentier y otros, pero por puro gozo musical de su prosodia, su lenguaje. Ya no me interesa demasiado que me cuenten cuentos. Prefiero el ensayo y la poesía. Pero por dios bendito, no me atribuya pasiones ocultas relacionadas con los zapatos, no creo ser un fetichista buñueliano. Por ahora. Aunque nunca se sabe. Gracias, princesa Russafa.

  8. Si, escribe en el ABC y posee muchos registros literarios. A mí me gustó cuando leí Coños. Mire usted por donde. Bien escrita y descrita. El último: el coño de la filipina.
    No tengo los mismos gustos – literariamente hablando – que muchas damas. Yo disfruto mucho con los relatos cortos. Me está entrando mucha querencia hacia la poesía, señal inéquivoca de que ya he pasado de los cuarenta, aunque las novelas me siguen gustando.
    ¡ay! no me refería a usted con el fetichismo de los zapatos, pero …. bueno, mejor los zapatos que los calcetines usados.

    De nada …. un placer.

  9. Tenía razón Al Gore en la metáfora que ha citado Miguel Veyrat: en realidad la red no es más que una avenida muy transitada, con comercios de todo tipo y muchísima gente. De modo que internet no ha inventado nada, pero ha proporcionado un nuevo canal para que todos den salida a sus inquietudes (respetables unas, más criticables otras).
    Tal vez la mayor utilidad de la red sea para esos “farruquitos” de los que habla Veyrat, que así pueden dar salida a sus obsesiones (en ningun otro medio podrían hacerlo) y desahogarse, a modo de válvula de escape para sus patologías mentales. Le aconsejo, señor Veyrat, que interprete de esta forma todos los comentarios insultantes que estos trolls le dirijan a partir de ahora.

  10. Gracias, así lo haré, señor Ventura. Me ha costado un poco, porque siempre pienso lo mejor de cada uno, y si se habrá equivocado o yo lo habré intepretado mal, pero la reiteración patológica, como usted dice, de los mismos mensajes sin sentido que nos han llovido desde que Justo Serva reinauguró el blog tras el verano, me ha convencido de que esxitía propósito malsano en ella.

  11. Estimado señor Serna, gracias su artículo de hoy “Polución informática”.

    Como decía George Orwell :“si la libertad significa algo, es el derecho de decirles a los demás lo que no quieren oír”.

    Se está produciendo un gran salto cualitativo de la libertad de expresión en la historia, tras la palabra escrita, la invención de la imprenta, Internet nos trae la libertad de poder expresarnos abiertamente, ofrecemos en él su pensamiento a los demás. La libertad de expresión es defendida como un medio para la libre difusión de las ideas, plasmarlas al instante en una pantalla de ordenador a través de un foro, un artículo, es sencillamente maravilloso. Todo esto pierde su magia cuando la insensatez de la palabra toma rumbo, conseguir hablar con sentido, conseguir hablar con valor, conseguir expresar las ideas sin imposición, depende de quien se encuentre al otro lado situado. La exteriorización del subconsciente se desliza en toda idea escrita, se haga buen uso de ella o no.

  12. Vengo leyendo los comentarios sobre ataques, trolls, etc que hacen y la verdad, me parece que estan sacando las cosas de quicio.
    Los trolls, como el spam, es algo con lo que se tiene que contar por defecto, sobre todo en un blog de opinión.
    Si, como es el caso, tiene una corte de detractores que utilizan su tiempo libre en emborronar su blog, pues se banean y en paz.
    Yo no lo haría, la verdad, no lo haría porque me parece un verdadero coñazo estar leyendo cada cosa para hacer filtro o elegir, pero si sus escritores voluntarios se sienten molestos o atacados, pues sería lo más conveniente.
    Todas esas historias sobre la libertad de expresión son elucubraciones que no vienen al caso, esto es un domicilio particular, y si el dueño considera que le han manchado la alfombra, lo correcto es que además de eludir la presencia del gorrino, procure limpiar la mancha porque hace feo.
    Lo demás, el dejarse influir por acusaciones de censura etc, es una infantilada, con eso precisamente cuentan para seguir soltando caca.
    Paseo por casas que tienen okupas hasta en la ducha, y siguen tan panchos.
    No deberían dar más alimento a los bichejos, si es que los hay, porque salvo el dios ese, que por la IP es un conocido neura de la red, los demás no son más que adoradores. No hay dependencia más fiel ni más barata que la del que nos odia o nos envidia y se rebota despreciando. Se retroalimenta sólo, y su dependencia crece exponencialmente. Es un chollo.
    En fin, que no veo yo que la cosa sea para darle importancia. La solución, sin rodeos ni barullos, es sencilla. Baneo, o indiferencia.

    M.

  13. Es que todo eran tacazos y bobadas, neuras infantiles, culo, pedo caca pises.
    Los borraron, claro.
    Firmaba como dios, lo cual resultaba hasta poético.

    Ná…la química hecha cisco.

    M.

  14. Por cierto, que en el foraco por el que me desparramo dejó un adorado forero un verso que venía que ni pintado para la boutade del cartel.
    No hay nada nuevo bajo el sol…y menos los perendengues.

    NUDISME I CONSTITUCIÓ

    Un si és per patriotisme

    i horror a la reacció,

    han acordat el nudisme

    per fer la Constitució.

    Les Corts són igual que el cel,

    la intenció és honesta i pura,

    hi ha molta temperatura

    i els diputats van a pèl.

    Entren el ministres nets,

    com nimfes fent saltirons

    i pengen els calçotets

    a l’orella dels lleons.

    Ronca l’avi Sánchez Guerra,

    amb un melic que enamora;

    el senyor Alcalá Zamora

    te un xuclet a l’anca esquerra.

    En veure’l Prieto, que bull

    i que es remena i s’enganxa,

    mirant-se’l de cua d’ull

    li posa el dit a la panxa.

    El president dissimula,

    i mira al doctor Dolcet,

    que té un palpís peludet

    com l’esquena d’una mula.

    Villanueva, amb estupor,

    diu:”Señores, yo me altero!”.

    i es que el diputat Cordero

    li parla d’una menor.

    Lerroux té un galants darreres

    i es sent que comenta algú:

    “Las caderas de Lerrú,

    pues mira que son caderas !”

    El senyor Carner diu: ai!

    perquè un bigoti li pica,

    i el jove Dencàs critica

    l’aixella de l’Aragay.

    Dos capellans del país,

    fills del vot reaccionari,

    s’han reservat el breviari

    per tapar-se el més precís.

    Enmig les mamelles fluixes

    Besteiro va prenent vistes,

    i entre el grup dels socialistes

    proposa un concurs de cuixes.

    Els Xirau Palaus germans,

    són admirats dintre el gremi,

    però guanya el primer premi

    la cuixa d’en Campanals.

    Després s’ensenya el melic;

    hi ha els millors ventres d’Espanya,

    però ultrapassa i els guanya

    el melic de l’ Estelric.

    El senyor Abadal, esquiu

    va fent la Casta Sussana,

    i el senyor Albert de Quintana

    mostra un nu poc esportiu.

    Hi ha certs detallets estranys,

    i Tarradellas fa un xisto,

    i Companys mostra als companys

    les costelles de Sant Cristo.

    De moment hi ha un clam sonor,

    i llur nudisme els reprèn,

    i entren la Victòria Kent

    i la Clara Campoamor.

    I davant les dues fembres,

    ha obert els ulls el mes cego,

    i s’aixequen tots els membres

    i canten “l’Himne de Riego”

    Josep Maria de Sagarra

    21-VII-1931

  15. Señor Veyrat. Gracias por el relato. No se puede dejar sueltos a los rojos que se te mueren en cualquier rincón.
    Me ha gustado mucho. Admiro la concisión, la ironía y el desenfado. Y este relato lo tiene.

    Si algún día publico los míos, le enviaré un ejemplar (en una caja de zapatos).

  16. Hay quien pretende expresar su opinión, decir algo que se aproxime a una verdad con intenciones de ser colectiva, es decir, asimilable, accesible y metabolizada por otras personas; otros alientan el desorden y promueven los insultos con el único propósito de hacer visible un resquicio de su personalidad donde se ocultan sus demonios, sus espantajos más terribles. Tal vez no lo sabe, pero a diario implora por esa atención de la que carece. Si estos personajes, trolls, entran a determinados sitios no es precisamente porque les parezcan insípidos, si no porque hay precioso material para desacreditar, estupendas reflexiones que salpicar de hiel, magníficas ideas para pisotear. Pero esas son solo malas intenciones. Es fama que los diamantes brillan aunque duerman en el más denso y oscuro carbón. Así es que por más que intenten estos “talibanes” (como bien les ha calificado mi estimadísimo Don Miguel Veyrat, no podrán fabricar jamás la bala para matar una idea. Saludos.

  17. Miranda, son unos versos geniales que vienen al pelo
    Espero que los entiendan todos. Si hay que traducir, no tienen más que decirlo.

    Gracias.

  18. Sí, son tan estupendos, que si no llega a ser por la firma hubiese pensado que se trataba de un “Llibret” de falla del año 31. Hubiera sido una gran falla, representar a todos los “miembros” del Parlamento in puribus naturalis, alzados ante el bello desnudo de Clara Campoamor y Victoria Kent. Saludos, Roderick, aproveche que hoy esto está transcurriendo “demasiado” bien. Que dure. Y Gracias, Russafa por el futuro envío de sus cuentos. No le perdonaré que no lo haga, en caja de zapatos o en pliego de cordel. Y si no encuentra editor, dígamelo.

  19. Son muy satíricos y, al principio, cuando he comenzado a leerlos me ha pasado como a usted. He pensado que se trataba de un sainete de Escalante, hasta que leyendo un poco más me he dado cuenta de que Escalante no hubiera escrito con tanta pureza idiomática.
    Gracias por su ofrecimiento. Ya le contaré cómo me va en un aparte porque yo no he venido aquí para hablar de mi libro.

  20. En verdad creo que es un asunto patológico este de los trolls. Tienen todos los elementos de desequilibrio que se me pueden imaginar: anonimato, impunidad, incoherencia, ira, miedo y muchos otros. La mayoría se proyecta como presunto conocedor de algún tema y cuando uno menos lo espera, se lanzan a dentelladas contra su víctima. Histeria, neurosis, psicosis, no sé, tal vez haya una amalgama de motivaciones distorsionadas desde el entorno familiar. Seguro ha sido un hermano desplazado, obligado a proteger al intruso. Sería interesante verlos frente a frente; ni siquiera nos imaginaríamos que es quien tanto empacho causa con sus tonterías.

  21. No lo piense más Roderick. Viva tranquilo y escriba cuanto quiera, piense en los hermosos versos de Quevedo al Conde-Duque de Olivares No he de callar por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo. ¿No ha de haber un espíritu valiente? …

  22. Don Justo defina extrema derecha, es un concepto borroso y confuso -como diría don Gustavo Bueno-. Defina.

  23. Ja, ja, ja, ya están aquí. me extrañaba tanto silencio, niños. Vamos a dedicarles ahora unos versos de Góngora, que parecen pensados para ellos:
    “Guarnición tosca de este escollo duro
    troncos robustos son, a cuya greña
    menos luz debe, menos aire puro
    la caverna profunda, que a la peña;
    caliginoso lecho, el seno obscuro
    ser de la negra noche nos lo enseña
    infame turba de nocturnas aves,
    gimiendo tristes y volando graves.”

  24. Razón tiene usted, Don Miguel. Amenace el vendaval, caiga la tormenta, igual, el mundo es mundo y las necias palabras pasan.

  25. Impropiedad en las palbras de Don Justo:

    …¡Y llamando fascista de un modo totalmente incontrolado! ¡porque esa es una palabra que no tiene sentido dicha así, como insulto! Es decir, como el otro día, cuando el señor Llamazares llamaba nazis a los de ETA… ¡pues no son nazis! ¿Por qué les llaman nazis? «¡Sois fascistas, sois fascistas…!», ¡es que no hay derecho a esta impropiedad en las palabras!

    [Se logra recuperar el silencio: público y mesa piden de forma unánime que Fanjul continué {5}]
    Gustavo Bueno el Heidegger español.

  26. Piqué en La Vanguardia:
    ________________________

    -Una vez descartada la posibilidad de ir a las autonómicas junto a Ciutadans de Catalunya, personajes como Esperanza Aguirre y medios afines al PP han expresado sentirse más cerca de los postulados del partido inspirado por Albert Boadella que de los de Josep Piqué. ¿Cómo argumenta, ante ello, que es mejor votar al PP que a Ciutadans de Catalunya?
    – Ciutadans de Catalunya nació como reacción desde la izquierda a la deriva nacionalista del tripartito y, en especial, de Pasqual Maragall. Todos sus promotores se han desentendido de presentarse a las elecciones y al final el protagonismo es de gente con un discurso muy próximo a la extrema derecha. Se ha desvirtuado un intento, en el que el PP ha hecho muchos esfuerzos, de combatir la hegemonía del pensamiento único del nacionalismo catalán, y ahora es un partido que tiene posiciones de extrema derecha y a la vez intenta mantener cierto pseudoprogresismo, como la defensa de la eutanasia y el aborto. Tengo la sensación de que hoy Ciutadans de Catalunya es un bluf y un conglomerado de oportunistas.

  27. “El mito de la izquierda” por Gustavo Bueno ( filósofo marxista)

    —¿Por qué este libro?

    —El pasado verano en Fuerteventura, en un curso con Felicísimo Valbuena, Julián Santamaría, que fue embajador en Washington, y otros, ofrecí varias conferencias y en una de ellas hablé de Montesquieu. En el curso se analizaban vídeos con los discursos y debates de Kennedy o Nixon, de Felipe y Aznar. Decían que Felipe había triunfado en un debate porque en un momento citó la palabra izquierda con énfasis y se ganó al público. Dije que no discutía eso, pero que me parecía que tal apelación a la izquierda era vacua. Como las de Bobbio o Haro Tecglen. Tengo dos carpetas con recortes de periódico con opiniones semejantes. En un momento llené dos carpetas sólo con recortes de La Nueva España. Muchas versiones de la izquierda no son políticas. Izquierda, dicen, es el temperamento dialogante, pacífico. Quedas asombrado con cosas así. Habría que quitar a Lenin de la izquierda y poner al Papa. O también, izquierda es decir que el «Prestige» tenía que haber sido llevado a puerto y derecha lo contrario. O el plan hidrológico nacional es de derechas mientras que la izquierda es Labordeta porque no quiere ese plan. Y salen los de Valencia a la calle y se complica todo. Partí de todas esas cosas para decidirme a publicar este libro. Hay un debate izquierda-derecha muy fuerte. Los partidos no mantienen esa tensión, pero sí las ideologías.

  28. “El mito de la izquierda” por Gustavo Bueno ( filósofo marxista)

    —¿Cómo dio con un criterio objetivo?

    —Busqué ese criterio para después hacer una taxonomía, una clasificación.

    —¿Qué encontró?

    —La primera distinción importante, que nunca se hace, es la relativa a las ideas de izquierda que tiene la izquierda, por un lado, y a las corrientes de izquierda, por otro. El único criterio que vale aquí es el criterio lógico. El libro de Bobbio me confirmó que mucha gente como él no sabe por dónde va. O los que afirman que la izquierda es la Revolución Francesa y su libertad, igualdad y fraternidad. No saben lo que dicen. En los sesenta, asimismo, el psicologismo hablaba de partidos duros y blandos. Como ahora se habla de la paz. El pueblo bueno y sus deseos de paz se corresponden con la izquierda. Frente a todo eso ofrezco una tipología de carácter lógico, objetiva, ética. Muchos analizan el concepto diciendo que la izquierda es progresista, ¿pero qué quiere decir eso de progreso? El marxismo se veía ya en la etapa final de la humanidad, pero ¿cómo saber que estamos en la etapa final? Quien dice eso queda descalificado, está mucho peor que el Papa. Busqué un criterio objetivo y de pertinencia política.

  29. —¿Cuál?

    —El Estado. En relación al Estado aparecen inmediatamente unas izquierdas definidas y unas indefinidas. Por cierto, que el término definido me lo sugirió Largo Caballero, que dijo en una ocasión: «Señores, hay que definirse.» Me pareció una buena frase. Unas se definen con relación al Estado y las otras no se definen. Las no definidas son de tres tipos: extravagantes, el mejor ejemplo es la Iglesia católica, ya que la Ciudad de Dios está en otro sitio. Tiene implicaciones también en el arte y otros campos. Shostakovich es de izquierdas y Stravinsky, de derechas, según algunos. No tiene sentido. Y en ciencia, la Escuela de Copenhage, de derechas, y Einstein, de izquierdas. Existen también las divagantes, como muchas ONG, que hablan del diálogo, o mismamente Habermas. Y las fundamentalistas, que consideran la izquierda como una concepción del mundo, es el caso de Lukàcs o de Sartre. Cuando abordé hace años la filosofía en Grecia en el libro «La metafísica presocrática» vi que lo que tenían todos aquellos filósofos en común era la geometría. Así que en vez de hablar de razón, porque razón tiene todo el mundo, mejor era hablar de geometría. En esto, lo mismo. La izquierda se la identifica con la razón. Pero ¿qué es la razón? Mucha gente identifica a la razón con la Ilustración francesa.

  30. —Los ilustrados se identificaban con la razón.

    —Voltaire o el propio Kant ven la razón de una forma puramente negativa, ven la razón como aquello que va contra la superstición, contra el clero. La definición que da Kant de la Ilustración le gusta a todo el mundo: es la liberación del hombre, la mayoría de edad de la razón y demás. Pero Hamann arremete contra eso. Afirma que Federico de Prusia le viene a decir a Kant: «Piensa lo que quieras, pero obedece.» Ésa es la supuesta mayoría de edad. Tal es la crítica del romanticismo a Kant. La crítica que también hace Marx. Y qué decir de los festivales que hacía Robespierre en Notre Dame a la diosa Razón, eso no se sostiene. La idea de razón que nos ha llegado es la de los filósofos de la Ilustración. Pero la razón realmente existente en los siglos XVIII y XIX es la de los científicos. Tras diversas discusiones acuñé el término de «holización». Es un programa de reconstrucción de una totalidad corpórea, por ejemplo un organismo. La holización equivale a tratar de entender racionalmente un organismo a través de sus miembros y vísceras y así hasta las células.

    —El Estado, decía.

    —El campo a organizar es el Estado del Antiguo Régimen, dividido anatómicamente, que es como se entendía desde Aristóteles la política. Hacen el mismo análisis de la sociedad que los médicos de un organismo. Y la izquierda consiste en triturar, en holizar, la sociedad civil. La sociedad se reduce a los átomos, a los individuos. Los jacobinos tratan de resolver la sociedad política en los átomos racionales. La palabra individuo viene de indivisible, de átomo. De ahí la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano. Reconstruyen el Antiguo Régimen a partir de individuos holizados. La gran creación de la Revolución Francesa es la idea de nación política, que no tiene nada que ver con la nación étnica, cultural, histórica o biológica. Esa nación política es el equivalente al organismo compuesto de células o a los gases compuestos de moléculas. Supone un Estado previo. No sale de una tribu. Los politólogos ni huelen todo esto. Leen a Maquiavelo, que es de una gran vulgaridad, y sin embargo no saben nada de Critias. Estos átomos racionales son iguales en toda la humanidad. La izquierda jacobina busca racionalizar el Estado desde esos átomos racionales. Pero para hacer la revolución debe defenderse del Imperio español, del prusiano, del inglés. Empieza la guerra y la holización se acaba. Esa izquierda jacobina es Napoleón. Un personaje impresionante. Se dice que es un reaccionario que restauró el altar y el trono. Pero se corona a sí mismo en el altar. Napoleón está en la primera corriente de izquierda que va más allá de Francia. El problema es el francés. Que cada cual hable lo que quiera, se dice al principio, pero cuando empieza la Revolución en serio, el que no hable francés, a la guillotina. La izquierda francesa impuso el francés por decreto. Pero ¿y la holización fuera de Francia? Propusieron un idioma universal.

  31. —En España, tan francesa…

    —La izquierda es la Francesada. Napoleón es el Anticristo. Marx dice: «En Cádiz, ideas sin fuerza, y en las guerrillas, fuerza sin ideas.» Pero no es así. En España hubo una revolución política propia, tomada de los franceses en parte, pero Jovellanos es clave, aunque no se sabe si es ave o pez, cambia poco a poco en sus escritos. Marx dijo que los franceses hicieron su revolución disfrazados de romanos. En España, creo, se hizo disfrazados de Edad Media: citan las Cortes de Palencia o el Fuero Juzgo. Argüelles, a su vez, habla de volver a las tradiciones españolas, donde el rey es sólo el «primus inter pares». En España hubo una revolución prácticamente paralela a la francesa. Pasa la soberanía a la nación: la nación española son los individuos que viven en los dos hemisferios, dice la Constitución. No hay ni rastro de racismo. El liberalismo, idea que nace en España, es, pues, la segunda corriente de izquierdas. Llega hasta Azaña o Lerroux. Es la izquierda que viví de joven: Clarín, Ortega, Unamuno, Pérez de Ayala y Marañón. Los demás eran rojos y malos.

    —¿Y la holización?

    —Termina cuando los átomos racionales son libres para vender su fuerza de trabajo y empieza la explotación, una situación mucho peor que la del Antiguo Régimen. El Estado imposibilita la racionalización y de ahí viene el anarquismo, la izquierda libertaria, con una fuerza terrible. Es la izquierda propiamente dicha: hay que acabar con el Estado.

    —Marx.

    —Con los albaceas de Marx aparece la cuarta generación de la izquierda. El Estado es la única plataforma posible para organizar la sociedad, dicen desde las coordenadas de la socialdemocracia. Pero se inclinan hacia la derecha de forma impresionante, ya que el Estado del bienestar supone el imperialismo, el imperialismo inglés y los otros imperialismos, y estalla la I Guerra Mundial. Quedan fuera de combate el anarquismo y el socialismo, y viene la quinta generación de la izquierda, el comunismo de Lenin, que es continuador, a mi juicio, del bonapartismo. La URSS fracasa, pero ahí está aún la corriente asiática, el comunismo chino. Lo que cuenta es que esas seis grandes corrientes son incompatibles entre sí. Si alguien dice que es de izquierdas debe matiza

  32. —¿Y la izquierda nacional socialista?

    —No cuenta. Tiene un carácter racista, luego no universal. Es un imperialismo depredador, como el inglés. Pensaban en el esclavismo. Lo importante sobre todo, insisto, es que la unión de la izquierda es una idea absurda. En el 34 en Asturias duró unos días. Y la guerra civil la pierden por su desunión precisamente.

    —Izquierda y derecha.

    —El concepto de apropiación supone que un territorio es del que lo ocupe. No hay derecho natural al territorio. No vale invocar al primer ocupante. El derecho de propiedad es positivo, no es un derecho natural. Si eso se aplica a los árabes y al petróleo, es fácil imaginar el resultado. El derecho internacional es en realidad una filfa, una contradicción in terminis, ¿quién lo impone? Además, en la ONU tienen derecho de veto cinco señores. Es el derecho de la fuerza. La derecha tiende a mantener la apropiación. Y la izquierda, a borrarla. Pero no en un solo Estado. La derecha está disuelta en la izquierda. Es la misma izquierda con otro nombre. En EE UU son los republicanos, pero qué más da.

    —¿Y la séptima izquierda y el séptimo sello?

    —Tiene que tener un poder universal. No puede estar localizada en un Estado pequeño. A la escala de Europa, China o EE UU. Las unidades reales de carácter continental son EE UU, China; Europa es sólo un intento, y apunto también a la comunidad hispánica.

  33. No conocía esas declaraciones de Piqué. La verdad es que es contundente y resume muy bien lo que habíamos visto. Gracias por traer aquí la cita, Miranda. Quizá sirva de ilustración a alguno que pedía definiciones hace un rato.

  34. Ummmm…resulta curios que para la izquierda sea Gallardón, un facha pata negra, la derecha buena. Y digo bien, Gallardón, cuando leo a Piqué.

  35. Un estudio presentado durante la conferencia Web Media Global Forum, un encuentro donde se analizó el desarrollo del ‘periodismo ciudadano’ decía: “El blog es la fuente de información menos fiable y la televisión la que produce más confianza.” (La Vanguardia y Agencias, 4 de mayo 2006)

    Sobre la veracidad e impunidad de lo escrito (publicado, porque es público)en los blogs: Antes la veracidad de una noticia se basaba en su capacidad de contrastación con el hecho, con lo que la noticia no podía quedar impune, dada la proximidad del medio que la contaba al hecho. Y, también, por el código social de la veracidad –no de la verdad- que regía, pero ese es otro cantar.

    Ahora, se dice que la veracidad de una noticia depende de su difusión, es directamente proporcional a su eco. La noticia del estudio citado (o el propio estudio) confunde veracidad con fiabilidad. Por eso la televisión es más fiable (mayor audiencia), pero no necesariamente más veraz, que eso es un código ético con base material (el hecho)

    El blog está obligado a ser veraz por estar sometido al control más eficaz de veracidad posible, el del vecino, que es quien certifica su credibilidad o lo expulsa al infierno del descrédito y el anonimato. El blog es la vuelta al periodismo de cercanías, de cercanía a la noticia veraz del hecho. Un periodismo de proximidad también al tiempo, por tener que ser más inmediato: lo dicho en un blog caduca antes.

  36. Gracias Javier.
    Creo que el artículo de Juan Manuel de Prada es certero, un dardo en pleno centro, un dedo en la llaga acusadora. Cierto es que Internet ha dado pie a estas explosiones verbales y escatológicas que no tienen otra intención que crear bulos contra alguien, a quien le hacen la vida imposible.
    Podré compartir, o no, con él algunas opiniones pero eso no quita para que me guste cómo escribe.

  37. Espléndido y sorprendente artículo el de Juan Manuel de Prada. Tal parece que haya asistido a las últimas escenas de las mamarrachadas trollescas de los últimos días en este blog. Incluso por la fecha de su publicación. Gracias, Javier. Pero ya sabe que opino que el saberse objeto de tratamiento periodístico, a pesar de que les pongan como chupa de dómine, en el fondo les halaga y motiva…

  38. Cazón: no ve que aqui no vamos a hablar de su libro.
    “¡Yo estoy aqui para hablar de mi libro, Mercedes, si no hablais de mi libro, pues me voy!”
    Haga como su admrado Umbral, Vayase!

  39. Me ha gustado mucho este artículo. El energumenismo amparado bajo la libertad de expresión no es más que una nueva y sutil forma de manipulación y acoso y derribo, cuyos efectos podrían incluso ser muy perjudiciales para algunas personas (o muy convenientes para los ideólogos o promotores de un blog). En este sentido, me pregunto si existen ya estudios que consideren los patrones de comportamiento, la posibilidad de manipulación de grupos y la provocación de reacciones de los participantes individuales en grupos más o menos compactos de blogueros que se reúnen en determinadas bitácoras. Yo no soy del campo de la psicología o la psiquiatría, pero pienso que aquí hay abundante y fascinante material para investigar. Aunque ahora me resulte carcajeante, debo decir que a mí me costó bastante tiempo -tontita que es una- descubrir la existencia de los trolls o energúmenos en blogs frecuentados por adultos bastante creciditos (simplemente porque a mí no se me habría ocurrido jamás comportarme de este modo, ni siquiera durante mi lejana adolescencia, salvo obligada a ello en legítima defensa). Ahora, con más experiencia bloguera, pienso que quizás es razonable establecer unos mínimos, lo cual no tiene nada que ver con la censura.

  40. 1)Alan Resnais “Providence”, 2)Win Wenders “París Texas”, 3)John Cassavettes “Una mujer bajo la influencia, 4)Werner Herzog “El enigma de Kaspar Hauser”, 5)Robert Bresson “El diablo, probablemente, 6)Ranier Werner Fassbinder, “Un año con trece lunas”, 7)Gus Van Sant “Gerry”, 8)Gaspar Noe “Irreversible”, 9)Lars Von Trier “Los idiotas”, 10)Andrei Tarkovski “Solaris”

    11)Jacques Tatí, “Playtime”, 12)Harmony Korine “Julien Donkey-Boy”, 13)Jonathan Cauouette “Tarnation”, 14)David Lynch “Mulholland Drive”, 15)Tim Burton, “Pesadilla antes de Navidad”, 16)Todd Solondz “Palíndromos”, 17)Michael Haneke “Caché”, 18)John Waters “Serial Mom”, 19)Luís Buñuel “El ángel exterminador”, 20)Mike Leigh “Naked”,

    21)Wes Anderson, “Academia Rushmore”, 22) Aki Käurismaki “Un hombre sin pasado”, 23)Robert Altman “Mc Cabe y Mrs Miller”, 24)Ingmar Bergman “La noche del lobo”, 25)Krzysztof Kieslowski “Azul”,26)Woody Allen “Otra Mujer”, 27)Andy Warhol “Chelsea Girls”, 28)Roman Polanski “Cul-de-sac”, 29)Martin Scorsese “Taxi Driver”, 30)David Cronenberg “Videodrome”

    31)Sergei Parajanov “The colour of Pomegranites, 32)Wong Kar Wai “Ángeles caídos”, 33)Ridley Scott, “Blade Runner, 34)Hermanos Cohen “Fargo”,35) Yasujiro Ozu “Late Spring”, 36)Jean-Luc Godard “Pierrot le Fou”, 37)Stanley Kubrick “La naranja mecánica”, 38)Errol Morris “Fast, Cheap and out of control”, 39)Federico Fellini “Satyricon”, 40)Francis Ford Coppola “Apocalipsis Now”

    41)Michelangelo Antonioni “Blow-Up”, 42)Jean Vigo “Cero en conducta”,43) Bernanrdo Bertolucci “Luna”, 44)Stan Brackhage “Dog Star Man” 45)Jack Smith “Flaming Creatures”, 46)Costa Gavras “Z”, 47)Jacques Rivette “Celine et Julie von en Bateau”, 48)Walt Disney “Pinocho”, 49)Terrence Malick “La delgada línea roja” 50)John Houston “Dublineses”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s